Conéctate a nuestras redes

Discos

Mark Lanegan – Imitations

Publicado

en

Desde “Scraps At Midnight” (1998), “Field Songs” (2001) y “Bubblegum” (2004), se ha identificado en la música de Mark Lanegan incuestionables influencias en el folk y el blues americano. A ello se suma una conmovedora murria lírica y la conciencia que ha tomado de su excepcional voz. Aún campaneando entre la distorsión y la acústica, le han llovido las comparaciones con Tom Waits, Neil Young, Nick Cave, Lou Reed y Johnny Cash. Tras esos tres álbumes, vino un sinnúmero de colaboraciones que puso una extensa pausa en su discografía. Volvió con el cuestionado “Blues Funeral” (2012), en el que incorporó la electrónica y nos dejó con incertidumbre para lo que vendría. Pues bien, ha llegado “Imitations” (2013) y, nuevamente, nos ha sorprendido: covers, maravillosos covers. En él, si bien “imita” a algunos músicos contemporáneos, la esencia está en las versiones a solistas clásicos que durante su niñez acostumbraba escuchar en los discos de sus padres, mientras ellos jugaban a las cartas con sus amigos.

MARK LANEGAN 02El álbum abre con la serena “Flatlands” de Chelsea Wolf, lanzada este mismo año y en la que homologa su versión original a través del arpegio análogo constante. Le siguen la balada country “She’s Gone” de Vern Gosdin y la desgarradora “Deepest Shade” de The Twilight Singers, un molde perfecto para entronizar la voz de Lanegan y embellecerla con piano y violines. Seguido, un bloque de elocuente inspiración jazzística parte con dos canciones popularizadas por el clan Sinatra. Primero es “You Only Live Once” de Nancy Sinatra, de cuerdas acústicas y con una melodía vocal in crescendo; y luego “Pretty Colors,” de Frank, que habla sobre el despecho de un amor no correspondido. En ella el timbre del ex Screaming Trees se asemeja sorprendentemente al de “La Voz”, ornamentada con suaves rasgueos reverberantes, cepillos en la percusión y pausas donde el vibráfono encabeza la instrumentación. A ellas les sucede “Brompton Oratory” de Nick Cave, en la que la base original hecha con teclado esta vez es ejecutada con trompetas y efectos de guitarra; las baquetas nuevamente son reemplazadas por cepillos. Sin duda un acierto, convirtiendo un tema cogitabundo y constante, en una balada inspiradora y llena de capas.

Tres veces interpreta Lanegan al baladista ganador de dieciocho discos de oro, Andy Williams, uno de los más escuchados en casa durante su infancia. Primero es la escrita por Neil Sedaka, “Solitaire”, sobre un hombre que con indiferencia quedó abandonado por su amada. En ella, la batería y el slide guitar de la versión de 1973 son sustituidos por un pandero que marca los tiempos, y violines con aún mayor protagonismo. Nuevamente el trabajo vocal es emocionante. Las dos restantes son “Lonely Street”, sin mayores innovaciones, y “Autumn Leaves”, uno de los puntos más altos de “Imitations”, donde el ingreso de la percusión y la intensificación de todos los bloques sonoros la ensalzan hacia una suspensión cautivante.

MARK LANEGAN 01El álbum lo completan “Mack The Kinife” de Bobby Darin, un brioso éxito del jazz de fines de los cincuenta escrito por Kurt Will, ahora adaptada en una sencilla y enternecedora melodía acústica; la mejor del disco “I’m Not The Loving Kind” de John Cale, sobre un tipo consiente del inmerecido amor que desea de regreso junto a su mujer, donde Lanegan mantiene su escritura musical hecha para el gran “Slow Dazzle” (1975) y mayor provecho saca de su voz gracias a las cadencias y matices que la sustentan; y “Elégue Funèbre” de Gerard Manset, compuesta en los setenta y en la que tanto el idioma francés como los efectos de cuerda son conservados.

Mark Lanegan es hombre de rock, de punk, de un blues rudo, pero también es hombre oscuro, melancólico y emotivo. A través de las canciones escogidas para este álbum lo externaliza con autenticidad y pureza, sin dar motivos para impugnar este nuevo giro en su trayectoria. “Imitations” es como compartir y leer en voz alta una carta de amor guardada desde la infancia. Sólo queda dar las gracias por tan noble apertura, apagar la luz y escuchar.

Publicidad
7 Comentarios

7 Comments

  1. kt

    12-Sep-2013 en 2:49 pm

    podrían
    poner un link dnd bajarlo, o estoy pidiendo mucho??

    • el Álvaro (@grunsho)

      12-Sep-2013 en 5:32 pm

      Si no lo vas a comprar, al menos date la paja de buscarlo pirateao en google, poh barsa.

    • G1

      12-Sep-2013 en 7:48 pm

      Hay que ser muy careraja no más

  2. Andrea Rivera Rodríguez

    12-Sep-2013 en 11:13 pm

    Me encanta Lanegan, todas sus facetas..
    Creo que escucharé este disco todo el mes [:
    Ojalá vuelva a Chile..

  3. Mausoler

    13-Sep-2013 en 3:25 am

    Faltó indicar en el review que ya había sacado un disco de covers llamado I’ll take care of you, y que su anterior disco no es el Blues Funeral, sino el Black Pudding también editado este año.
    Lo que he escuchado de Imitations está maravilloso.
    Saludos

    • Claudio Tapia

      13-Sep-2013 en 11:44 am

      “Black Pudding” es una colaboración con Duke Garwood, no es de su carrera solista.

      • mauricio soler lópez

        10-Oct-2013 en 1:05 pm

        Es un disco con Garwood, canta en casi todas las canciones, por ende cae dentro de su discografía.
        SAludos

Responder

Discos

Ulthar – “Providence”

Publicado

en

Providence

Algo muy valioso dentro de la música extrema es la diversificación del sonido y su amplitud de opciones, exigiendo a los artistas a pulir sus habilidades para no limitarse a crear una mera entrega de blast beats, riff filosos y guturales por doquier, sin sustancia alguna. Mezclar dos de los subgéneros más extremos dentro del metal no es tarea sencilla, debido a su complejidad en ejecución y el manejo de características particulares que posee cada uno. Los músicos que integran la banda Ulthar tienen una vasta experiencia en sonidos extremos, y después del monstruoso “Cosmovore” (2018), el trío de California libera “Providence”, larga duración que los lleva a otro nivel de bestialidad.

Canalizar la atención a los detalles de “Providence” es una prueba. Desde el arranque, “Churn” es puro salvajismo heredado del death metal de antaño, y por más primitivo que resulte, la claridad de la instrumentación es abrumadora. Las variaciones que ejecuta Justin Ennis en la batería son un asalto sonoro sin misericordia para el breve inicio, que conduce a la intrigante atmósfera del siguiente track. Guitarras acústicas empiezan a armar la turbulencia de “Undying Spear”, con una esencia indudable del black metal más tradicional, el que Ulthar aborda con destreza. En lugar de mostrarse sólo como una banda de un género con ciertos arreglos de otra variante, la escucha de “Providence” va mutando con naturalidad entre la oscuridad y densidad, sobrecogedoras en toda su extensión.

El apartado vocal es compartido entre el bajista Steve Peacock y el guitarrista Shelby Lermo, este último también detrás de samplers que son inquietantes al adentrarse en “Through Downward Dynasties” y “Cudgel”, canciones vertiginosas con una muralla vocal portentosa. Aspereza, desesperación y viscerales guturales, engrandecen la estructura más técnica de estos tracks, que no escatiman en brutalidad. Bajando un poco la intensidad, “Furnace Hibernation” es una cruda progresión donde Ennis castiga a la batería con una arrolladora interpretación, dando espacios a disonantes acordes y un trémolo espeluznante.

Al revisar los créditos de Ulthar, se puede dilucidar que el sonido extremo concebido dentro del underground es lo que nutre a la banda. Esta propuesta, inspirada estéticamente en Howard Phillips Lovecraft, consigue en “Humanoid Knot” un notable cierre, alejándose totalmente de lo ceremonioso y optando por una canción sin riendas, sin reglas y con lacerantes quiebres en las cuerdas de Lermo. La voracidad vocal del último tramo es inclemente, al igual que la rítmica que no cesa su hosquedad.

Para superarse a sí mismos, limitarse a crear un trabajo mucho más pesado que el anterior podía ser una alternativa, pero Ulthar no sólo consigue esto. “Providence” desborda calidad y ferocidad, pero, sobre todo, irrumpe con alguna suposición sonora asociada a géneros musicales más letales. Con su nuevo opus, Ulthar desencadena una experiencia extrema garantizada, pero a medida que cada track llega, será difícil vaticinar el impacto de la embestida.


Artista: Ulthar

Disco: Providence

Duración: 36:33

Año: 2020

Sello: 20 Buck Spin


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Providence Providence
DiscosHace 3 horas

Ulthar – “Providence”

Algo muy valioso dentro de la música extrema es la diversificación del sonido y su amplitud de opciones, exigiendo a...

Mordechai Mordechai
DiscosHace 1 día

Khruangbin – “Mordechai”

En un presente tan automatizado como el actual, Khruangbin ha logrado con éxito captar la atención de la audiencia con...

Hum Hum
DiscosHace 4 días

Alain Johannes – “Hum”

La carrera de Alain Johannes habla por sí sola. Como “hombre en las sombras” ha sido el responsable de un...

Savage Peace Savage Peace
DiscosHace 1 semana

Partisan – “Savage Peace”

Actualmente, una frase como “paz salvaje” resulta tan paradójica como acertada. La brusquedad de los cambios en los ritmos de...

Women In Music Pt. III Women In Music Pt. III
DiscosHace 1 semana

HAIM – “Women In Music Pt. III”

Desde el lanzamiento de “Summer Girl” el año pasado, era claro que el tercer álbum de HAIM, “Women In Music...

Hell Will Come For Us All Hell Will Come For Us All
DiscosHace 1 semana

Aversions Crown – “Hell Will Come For Us All”

Australia no sólo es el país originario de bandas importantes de rock como AC/DC, y otras que nacieron durante la...

Amends Amends
DiscosHace 2 semanas

Grey Daze – “Amends”

Para quienes crecieron con los himnos de Linkin Park sonando fuerte en la radio y en la televisión, la muerte...

Consummation Consummation
DiscosHace 2 semanas

Katie Von Schleicher – “Consummation”

Las limitaciones jamás han sido un impedimento para Katie Von Schleicher, por el contrario, se convirtieron en su sello. Para...

Lamb Of God Lamb Of God
DiscosHace 2 semanas

Lamb Of God – “Lamb Of God”

Con un poco más de dos décadas de historia, incluyendo sus inicios bajo el nombre Burn The Priest, la carrera...

Punisher Punisher
DiscosHace 3 semanas

Phoebe Bridgers – “Punisher”

En tiempos de pandemia se idealiza la experiencia de la música en vivo, y se extraña, por supuesto, como la...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: