Conéctate a nuestras redes
Gargoyle Gargoyle

Discos

Mark Lanegan Band – “Gargoyle”

Publicado

en

Son relativamente pocos los artistas que, a pesar de haber participado activamente en diversos proyectos musicales o bandas, han logrado sortear exitosamente esa permanente propensión a partir de cero infatigablemente. Dentro de ese marco habría que situar norteamericano Mark Lanegan, quien hace más de tres décadas se mueve y deambula por el mundo musical en busca de aires frescos y nuevas aventuras constantemente. Líder indiscutido del agresivo sonido alcanzado por Screaming Trees, pasajero fugaz de Queens Of The Stone Age, artífice de los éxitos de Mad Season y mentor del inacabado proyecto titulado The Gutter Twins, Mark Lanegan es un artista inquieto y escurridizo en su esencia más íntima. Como solista o como parte de conjuntos musicales, el oriundo de Washington ha explorado un abanico realmente extraordinario de estilos y sonidos, transformándose en un artista experimentado en la composición, ejecución y producción musical.

Con esa gran mochila llena de experiencias, Mark reaparece después de tres años de silencio con su nueva placa titulada “Gargoyle”, un álbum inquietante por su desesperanzada atmósfera sonora, aunque envuelta en una electrificación descollante. En él colaboran viejas amistades de Lanegan como el líder de Queens Of The Stone Age, Josh Homme y el carismático vocalista de The Afghan Whigs, Greg Dulli. En tan sólo 10 canciones, “Gargoyle” es un disco que insinúa retazos de elegancia y sensualidad, sin descuidar el descontrol y la energía. El álbum se inaugura con una oscura y melódica canción, “Death’s Head Tattoo”, la que posee una lírica llena de mensajes subliminales en medio de una atmósfera sonora tétrica, muy próxima al post-punk de los ya lejanos ochenta.

“Nocturne”, el primer single del álbum, conecta directamente con un sonido industrial embellecido por una voz que retumba desde un lugar lejano y oscuro. Son claras las reminiscencias de la influencia de un ya difunto Leonard Cohen en las composiciones de Lanegan, y esta no es la excepción. “Blue Blue Sea” es una oda que abre paciente y calma, con los sintetizadores muy bien plantados, adornando y llenando el espacio sonoro de una canción adecuadamente entonada por la rasposa voz de Mark. Con “Beehive” vemos desfilar la amplia experiencia de la banda al desarrollar una canción con un coro pegadizo y preciso, en el que es sin lugar a dudas uno de los mejores momentos de la placa. Una autobiográfica composición se abre en las medianías del proyecto para resaltar una impecable ejecución instrumental, generando una canción melódica, aunque profundamente melancólica en su lírica.

Ciertamente, “Emperor” resuena estridente y apropiadamente calibrada en la instrumentación, con guitarras que se deslizan potentes y una batería poco potente, pero ajustada a una canción que se asemeja a esos himnos que todos querrían corear en un estadio repleto. “Goodbye To Beauty” abre lenta y apaciguada, donde unos finos y delicados acordes acogen un mensaje nítido interpretado por un emocionado Lanegan. “Drunk On Destruction” es una composición triste y melancólica, sin embargo, la instrumentación y el imperceptible crescendo sonoro transporta hacia las postrimerías y las últimas glorias de los años noventa. “First Day Of Winter” resuena como un espacio de despedida; tranquilizadora melodía construida a partir de una batería acompasada y poco destructiva, un coro salvífico y una guitarra que adorna la voz de Lanegan de comienzo a fin. Con el epílogo que “Old Swan” nos proporciona, oímos una canción animada, correctamente instrumentada y una voz que realza todo el conjunto compositivo. Para cerrar la placa, después de haber transitado una variedad inmensa de texturas sonoras, esta canción proyecta la esencia del trabajo del norteamericano.

Incontables son los éxitos y los fracasos que Lanegan ha tenido en sus más de tres décadas como artista consagrado a la música. Incontables son también los proyectos en los que el norteamericano ha intentado plasmar sus referencias y orientaciones musicales. Escuchar a Mark Lanegan es transitar por distintos momentos de la historia del rock, sin embargo, su esencia es tan inclasificable que es más favorable dejarse llevar antes que detenerse o negarse a sus trabajos. “Gargoyle” representa uno de esos proyectos muy bien logrados, que de seguro dará que hablar por mucho tiempo más y que, con el paso de los años, seguramente se solidificará con el grato apelativo de clásico de la música.


GargoyleArtista: Mark Lanegan

Disco: Gargoyle

Duración: 41:11

Año: 2017

Sello: Heavenly Recordings


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Black Country, New Road – “For The First Time”

Publicado

en

For The First Time

¿Qué es hablar de creatividad en el rock contemporáneo? Una pregunta siempre presente en un mundo musical que vive en un loop, donde se alternan la ortodoxia y revolución como principios de guía estéticos. Cada cierto tiempo, aparecen álbumes que dan luces de una posible respuesta a dicha interrogante, y es en ese horizonte donde encontramos la propuesta orquestal y poética de Black Country, New Road, banda londinense compuesta por Isaac Wood (voz y guitarra), Tyler Hyde (bajo), Lewis Evans (saxofón), Georgia Ellery (violín), May Kershaw (teclados), Charlie Wayne (batería) y Luke Mark (guitarra). Resulta necesario enlistar y enfatizar en que son un septeto, pues, más que pasar desapercibidos, todos son piezas fundamentales en la construcción del laberinto sonoro que significa su primer larga duración, “For The First Time”.

El camino lo comenzamos a recorrer con “Instrumental”, donde una veloz rítmica de jazz y teclado frenético son la base para una orquesta que aumenta la tensión paulatinamente, hasta chocar de golpe con un brusco silencio, convirtiéndose en una pieza que, desde la apertura del LP, nos permite apreciar la variada influencia de la agrupación. Con “Athens, France” transitamos pasajes más afables, que nos llevan hacia momentos de un rock alternativo con tintes de intensidad noventera, y que son matizados por solemnes momentos orquestales que sirven de telón de fondo para la temerosa pero expresiva voz de Wood.

Un cambio un tanto drástico se experimenta con la caótica “Science Fair”, una turbulenta tormenta de bronces, guitarras estridentes y sintetizadores intimidantes, cuyos sucios quiebres jazz y perturbadoras estructuras sonoras nos regalan una experiencia de corte cinematográfico. Cabe destacar que en la letra se hace una referencia explícita a los emblemáticos Slint, alusión que se palpa vívida como influencia estética en “Sunglasses”. Con su comienzo de atmosférica guitarra fuzz, nos encontramos con una base post rock noventera, caracterizada por su incorporación progresiva de capas sonoras y que, tras una descompensación rítmica, cambia drásticamente a una propuesta más potente.

En el último tercio, inspirada en el trabajo de Arthur Russell, “Track X” retoma transitoriamente la calma perdida. Acá toman mayor protagonismo los tímidos, pero curiosos, arreglos de violín. También podemos apreciar la importancia de la propuesta lírica, que destaca por su capacidad de transmitir emociones como desazón, hastío o frenesí con letras sinceras sobre la cotidianeidad. Así llegamos al cierre de “For The First Time”, donde nos encontramos con la monumental “Opus”, una pieza de rítmica acelerada, con cierto color post punk, pero que se entrecruza con juegos de intensidad y explosiones sónicas, generando una apocalíptica atmósfera orquestal cargada de misterio, derivando en calma después de la tormenta.

Tras el recorrido, nos damos cuenta de que lo realizado por estos siete jóvenes ingleses cobra mérito al darnos atisbos de respuesta a la pregunta planteada líneas atrás. En una época en que se supone que ya todo está hecho, la creatividad de una propuesta musical no necesariamente se basa en la capacidad de inventar algo nuevo, sino que también por la inteligencia de utilizar lo ya disponible para generar algo atractivo. En su honestidad, que no tiene tapujos en confesarnos sus influencias, Black Country, New Road con “For The First Time” nos brinda un constructo sónico poseedor de un espíritu propio y abre un camino que nos permite ver que no todo es monotonía allá afuera.


Artista: Black Country, New Road

Disco: For The First Time

Duración: 40:44

Año: 2021

Sello: Ninja Tune


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

For The First Time For The First Time
DiscosHace 1 día

Black Country, New Road – “For The First Time”

¿Qué es hablar de creatividad en el rock contemporáneo? Una pregunta siempre presente en un mundo musical que vive en...

Ignorance Ignorance
DiscosHace 1 semana

The Weather Station – “Ignorance”

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el...

As The Love Continues As The Love Continues
DiscosHace 1 semana

Mogwai – “As The Love Continues”

“As The Love Continues” llega cuando Mogwai conmemora 25 años de carrera (o desde el lanzamiento de su primer single)...

IMPERIAL IMPERIAL
DiscosHace 2 semanas

Soen – “IMPERIAL”

Dentro de la escena del metal progresivo existen varios actos que han tratado de mantener viva la llama del género,...

Sound Ancestors Sound Ancestors
DiscosHace 2 semanas

Madlib – “Sound Ancestors”

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr....

Medicine At Midnight Medicine At Midnight
DiscosHace 2 semanas

Foo Fighters – “Medicine At Midnight”

Dave Grohl sabe de trucos. Comerciales, por cierto. Todas las movidas orquestadas que ha presentado arriba de los escenarios han...

Drunk Tank Pink Drunk Tank Pink
DiscosHace 3 semanas

Shame – “Drunk Tank Pink”

Adscritos dentro de la eterna obsesión por encontrar el relevo generacional del rock, Shame es una banda que despertó interés...

OK Human OK Human
DiscosHace 3 semanas

Weezer – “OK Human”

De sorpresas, desencanto, odio y, sin duda, grandes momentos. Así ha sido el camino que hemos recorrido con Weezer en...

THE FUTURE BITES THE FUTURE BITES
DiscosHace 3 semanas

Steven Wilson – “THE FUTURE BITES”

Revisar el progreso y su definición a lo largo de la historia entrega caminos con ripios, sangre derramada y paradigmas...

Kvitravn Kvitravn
DiscosHace 4 semanas

Wardruna – “Kvitravn”

De la creciente ola musical basada en los sonidos étnicos y ambientes paganos, Wardruna se posiciona como uno de los...

Publicidad
Publicidad

Más vistas