Conéctate a nuestras redes
Heaven Upside Down Heaven Upside Down

Discos

Marilyn Manson – “Heaven Upside Down”

Publicado

en

Mucha tinta ha corrido acerca de Marilyn Manson, un artista que se desdobla en términos tanto mediáticos como artísticos de la persona Brian Warner. Por esto, hay que decir que la carrera del artista se ha vuelto indisociable del personaje musical tal vez más polémico de la década de los 90. Marilyn Manson carga con la cruz de haber sido una figura mediática, ideológica quizás, y este peso se experimenta cuando se percibe que la atención por el personaje no va necesariamente asociada a la de su producción musical. Las polémicas por su reciente accidente en un escenario durante el mes de septiembre y su discusión con Justin Bieber, resultan en muchos casos anécdotas que contribuyen a la cobertura del personaje, pero no se condicen con la atención mediática en su música, que en varias dimensiones no logra generar el impacto de hace ya varios años.

El disco “Heaven Upside Down” es un intento por volver al sonido que lo hizo famoso hace dos décadas. Se escuchan ecos al tratamiento sonoro que tienen álbumes como el imponente “Antichrist Superstar” (1996) y el magno “Mechanical Animals” (1998), y una muestra de ello es la canción que abre el disco, “Revelation #12”, donde es difícil confundir la potencia que imprime el artista en esta canción. El sonido es intenso; Manson grita hasta el desgarro en el single “WE KNOW WHERE YOU FUCKING LIVE”, anunciando la distopía política del panóptico estadounidense. El sonido es conocido, la temática es más bien un canon, la energía del álbum es desbordante. Los arreglos están bien posicionados, porque la producción de rock industrial del artista está hecha con la rigurosidad comercial con la que se elabora el pop de masas. Manson, reconozcámoslo, es una estrella de pop y conoce bien las fórmulas, que no son muy distintas a lo que ya escuchamos en “The Pale Emperor” (2015).

Es curioso que, en su intento por retornar a sus raíces más metal, probablemente se sienta mucho más la originalidad de Manson en sus canciones pop, como en el single “KILL4ME”, un corte bailable, incluso un hit radial, donde el reverendo se deja impregnar de influencias del electro-pop avant garde, sin embargo, esta sólo se experimenta tímidamente, como una anécdota a lo largo del disco. En canciones bien pensadas, como “Saturnalia” y la homónima “Heaven Upside Down”, se mantiene en sintonía con aspectos clásicos de su carrera, ya desarrollados en el disco “Holy Wood (In The Shadow Of The Valley Of Death)” (2000). Es efervescente y cumple con lo que se puede esperar del músico, pero, aun teniendo en cuenta eso, no logra aportar fórmulas novedosas.

En términos de producción, el disco es certero. Incluso los ruidos, la estática, la distorsión y la tensión a los intervalos entre canciones están bien pensadas, sin embargo, hay algo que no termina de cerrar, tal vez sea algo más profundo. En esta época, canciones como “SAY10” ya no son tan impresionantes como lo debieron ser durante los 90. “You say ‘GOD’ and I say ‘SAY10’ (Satán)” se escucha casi cariñoso si se mira en retrospectiva la fama que otorgó al satanismo contemporáneo laveyano, porque parece que las iglesias monoteístas ya no necesitan de Manson para exhalar el último aliento que les va quedando.

Estamos en un mundo raro, un mundo en el que el reverendo Marilyn Manson ya no suena aterrador, ya no llena de inquietud el mensaje que intenta entregar, tanto estética como musicalmente. “Heaven Upside Down” no es ni remotamente un mal disco, y siendo justos críticamente, hay que reconocer que tiene momentos excelentes, pero tal vez su principal problema es que podría haber sido un disco emblema durante los 90 y 2000. El artista sigue recurriendo a locaciones comunes: su lucha contra la religión, a la distopía política y a las fórmulas que lo hicieron famoso. Uno de sus mayores defectos ha sido no reinventarse, incluso si eso es a costa de la carrera que ha construido a lo largo de todo este tiempo. Si bien, el rostro del Marilyn Manson que aparece en la portada es el de la persona Brian Warner, el Brian Warner auténtico parece que es indisociable del personaje mediático Marilyn Manson que no logra cautivar, ni en términos musicales ni en términos estéticos, como hace 20 años.


Artista: Marilyn MansonHeaven Upside Down

Disco: Heaven Upside Down

Duración: 47:29

Año: 2017

Sello: Loma Vista / Caroline


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Bob Dylan – “Rough And Rowdy Ways”

Publicado

en

Rough And Rowdy Ways

Es la voz cansada y áspera que abre “I Contain Multitudes” un chispazo del largo aliento que hay tomar para abordar el trigésimo noveno, y primer álbum original desde 2012, de Bob Dylan. De emociones vacilantes, los múltiples narradores de “Rough And Rowdy Ways” transitan entre un extraño optimismo hasta una mirada contemplativa de la muerte, de figura tan oscura como curiosa.

Moviéndose entre sonidos, la novedad no asoma con “False Prophet”, un agresivo blues que ya suena clásico en el autor, quien a ratos toma un poco de jazz, añade steel guitars y da vida a “My Own Version Of You”, que sí destaca por su macabro relato. Plagado de referencias, el narrador se pasea por el cementerio recolectando diferentes partes humanas. De todo ello bebe este álbum para trazar un camino que se moverá fácilmente entre temas con el denominador común de la ya recurrente muerte.

A propósito de la partida de una de sus máximas influencias, Little Richard, en una reciente entrevista Dylan señalaba que el gospel era la música de las buenas noticias, sin embargo, hoy en día no hay ni una sola. Si existiera la melancolía después de más de medio siglo de carrera y esa banda sonora estuviera a cargo de alguien, ¿sería “Rough And Rowdy Ways” la respuesta? Y es que, pese a renunciar hace años a su histórica figura de portavoz, Bob sí es capaz de proyectar una mirada absolutamente influyente, descansando en pequeños guiños históricos y autobiográficos bajo una mirada reflexiva y serena. Si hasta toma la armónica en “Goodbye Jimmy Reed” para rendir tributo a otro de sus referentes del blues y dar un paseo lleno de anhelos hasta la balada “Mother Of Muses”.

Desde cierto punto a la fecha, Dylan se refugia en clave crooner para dar vida a canciones como “I’ve Made Up My Mind To Give Myself To You” hasta la oscura “Black Rider”, de sobrios y lentos arreglos. La ejecución toma tiempo para revelar minuciosamente cada aspecto del álbum, lo que podría dejar fuera el factor sorpresa, pese a que no haya nada que demostrar. Una lista de colaboradores incluyó, entre otros, el nombre de Fiona Apple al piano en el último track, y también en voces. Pese a que aún no se determina para qué canción Apple prestó su voz, la sobria “Key West (Philosopher Pirate)” se funde entre arreglos de acordeón y coros que bien podrían pertenecer a la neoyorquina.

Hacia el final, “Rough And Rowdy Days” es un álbum de reposado y lento avance; un trago espeso de nueve canciones que superan desde los 4 a los 9 minutos hasta la maciza “Murder Most Foul” –una serie de anotaciones en torno al asesinato de John F. Kennedy–, que roza los 17 minutos recitados. Es en su extensión una pieza que por sí sola refleja el estado actual de un todo como una pintura, según sus propias palabras. Resulta que, más allá de lo suntuoso e imperturbable que pueda parecer, sin laureles ni introducciones, lo que queda de este álbum es su atemporal revisión reflexiva de cómo mirar el pasado y el propio presente. Un recordatorio de una mente vivaz en completa conexión con su historia y rol.


Artista: Bob Dylan

Disco: Rough And Rowdy Ways

Duración: 70:33

Año: 2020

Sello: Columbia


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Rough And Rowdy Ways Rough And Rowdy Ways
DiscosHace 6 horas

Bob Dylan – “Rough And Rowdy Ways”

Es la voz cansada y áspera que abre “I Contain Multitudes” un chispazo del largo aliento que hay tomar para...

The Ghost Inside The Ghost Inside
DiscosHace 5 días

The Ghost Inside – “The Ghost Inside”

Uno de los aspectos fundamentales de la vida es su fragilidad, el nulo poder que tenemos para impedir que un...

To Love Is To Live To Love Is To Live
DiscosHace 6 días

Jehnny Beth – “To Love Is To Live”

Cuando David Bowie murió, su legado fue ampliamente discutido y considerado, en especial desde la coincidencia de “Blackstar” (2016) y...

Splinters From An Ever-Changing Face Splinters From An Ever-Changing Face
DiscosHace 7 días

END – “Splinters From An Ever-Changing Face”

El término “supergrupo” suele aplicarse a un nuevo proyecto conformado por miembros de otras bandas activas, o que cesaron su...

The Prettiest Curse The Prettiest Curse
DiscosHace 2 semanas

Hinds – “The Prettiest Curse”

Llevar las influencias musicales en la manga puede resultar en molestas comparaciones. En el caso de Hinds, la sombra de...

Shadow Of Life Shadow Of Life
DiscosHace 2 semanas

Umbra Vitae – “Shadow Of Life”

La vida es un camino de luces y sombras, donde aquellos pasajes más lúgubres suelen verse desde una óptica negativa...

Muzz Muzz
DiscosHace 2 semanas

Muzz – “Muzz”

Proyecto paralelo y superbanda fueron las credenciales para mostrar al mundo a Muzz. El trío liderado por Paul Banks, y...

Stare Into Death And Be Still Stare Into Death And Be Still
DiscosHace 3 semanas

Ulcerate – “Stare Into Death And Be Still”

Desde su concepción, el death metal como subgénero ha sido llevado a experimentación, con muchas agrupaciones que han acoplado este...

Italian Ice Italian Ice
DiscosHace 3 semanas

Nicole Atkins – “Italian Ice”

Los efectos del Covid-19 en la industria musical se han presentado en múltiples formas: cancelaciones de festivales, conciertos o álbumes...

RTJ4 RTJ4
DiscosHace 3 semanas

Run The Jewels – “RTJ4”

Cuando Killer Mike habla de un hombre negro que está siendo asfixiado en “walking in the snow”, no se sabe...

Publicidad
Publicidad

Más vistas