Conéctate a nuestras redes

Discos

Manic Street Preachers – Rewind The Film

Publicado

en

Desde su debut a principios de los noventa, Manic Street Preachers desarrolló un sincero repertorio inspirado en la clase trabajadora británica, influenciado en el punk y el metal de la época. La autenticidad de esta tendencia confrontacional fue cuestionada por la prensa, pero de inmediato reprochada por el presuntamente fallecido letrista Richey James Edwards (1995), con el mítico manuscrito con navaja que hizo en su brazo en medio de una entrevista: “4 Real”. En las siguientes décadas fueron matizando hacia el rock alternativo y el pop, y aunque algunos motivos compositivos se enmarcaron en la desaparición de Edwards o pasajes biográficos de artistas y literatos que admiraban, la voluntad lírica inspirada en los conflictos sociales permaneció.

En “Rewind The Film” parecen haber compuesto desde el desenlace de esta larguísima disputa músico-política. El disco es triste y cautivante. Reposados en el folk, el aire de las trompetas y las cuerdas análogas, los galeses depositan sus últimas consignas en el amor, el origen y la trascendencia. “This Sullen Welsh Heart” es el prólogo, un exordio comienzo en arpegio que, con la colaboración de Lucy Rose, dramatiza entre la rendición y la esperanza: “ya no puedo luchar en esta guerra (…) puedes seguir luchando, cuando estás solo”, similar argumento del single “Show Me The Wonder”, que pide una última persuasión tras la pérdida de credibilidad en el entorno. De clásica estructura, jubilosos vientos la moldan de manera radiante y animosa.

MANIC STREET PREACHERS 01“Rewind The Film”, en el podio del larga duración, alude al deseo del pasado y la resignación del futuro. Graves y melosas, las estrofas son entonadas por el ex Pulp, Richard Hawley, para luego ascender con un espléndido punteo acústico mecido con violines y el ingreso del frontman, James Dean Bradfield, para clamar y defender la opción de abandonar una contienda, de esconderse en la vejez tras un vivir corajudo. “Builder Of Routines” retorna al folk para confirmar el postulado (“cansado de ser real”) y sugerir que integrarse al sistema es una solución para sentirse seguro, siempre cuando se esté dispuesto a ser crucificado y no sangrar, una rutina eterna y doliente. En la voz de Cate Le Bon, la serena “4 Lonely Roads” invita a mantener la cabeza en alto y unirse con dignidad y confianza en medio del “infierno más oscuro”, mientras que la poco ambiciosa “(I Miss The) Tokyo Skyline” es lo más alejado del patrón sonoro de la placa, junto con la instrumental y sugestiva “Manorbier”.

Otra merecedora de ser coronada es la balada “Anthem For A Lost Cause”, grabada para conseguir lágrimas con una interpretación en vivo. Perpetuando acústicos y trompetas, relata la potestad de las composiciones musicales para sacudir corazones y mentes, transformándose a sí misma como un tema inmortal: “toma, es tuyo, un himno para una causa perdida”. De acordes redundantes, “As Holy As The Soil (That Buries Your Skin)” anhela de vuelta el amor de pareja que comparte paradigmas de vida, tal como el que Lennon y Ono exteriorizaron en favor de reformas sociales.  Curiosamente, el George Harrison de “Isn’t It A Pity” parece sonar a continuación en “3 Ways To See Despair”, con punteos armónicos y melodías en ascenso, mientras Bradfield exhala “estoy tan agotado como John Lennon cantó, transmitiendo cansancio como nadie más puede hacerlo”.

MANIC STREET PREACHERS 02“Running Out Of Fantasy” es voz, guitarra y piano, mutando de dulce a amargo en sincronía con el texto: “soy viejo (…) me estoy quedando sin imaginación (…) no sé si reír o llorar”. Recurriendo a los ornamentos digitales y con enérgica revelación, la concluyente “30-Year War” salvaguarda y describe con melancolía los sufridos años que inspiraron la música del grupo, disparando contra bancos y medios de comunicación, y memorando la tragedia de Hillsborough (1989) en la que 96 personas fallecieron aplastadas durante un partido de fútbol entre Liverpool y Nottingham Forest, o la sangrienta Batalla de Orgreave (1986) provocada tras la orden que Margaret Thatcher dio a la policía de enfrentarse por la fuerza contra huelguistas mineros británicos.

“Rewind The Film” es una antología vivencial que espera empatía y respuesta. Debe ser concebida como el desenlace –no sabemos aún si es el fin- de más de dos décadas de cuanta impotencia y tortura anímica han contenido al convertir las parcialidades y los conflictos en un puñado de canciones. Hacerlo durante años, y además sufrir la desaparición de un integrante, es duro. En múltiples injusticias se ha adentrado la banda, y no esforzarse en corresponder la obra no merece ser una más. La vejez no puede terminar en solitario, más aún si se espera el fin desde la resignación. El álbum es vejez y una última conversación que espera ser concretada.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Bruce Springsteen – “Letter To You”

Publicado

en

Letter To You

A través de su carrera, Bruce Springsteen ha musicalizado la juventud de múltiples generaciones. Los clásicos solos de saxo, su guitarra emblema de la americana y su expresiva voz han sido las imágenes de décadas idealizadas, sin embargo, con 71 años, su voz narra otro tipo de historias. En “Letter To You”, El Jefe realiza un nuevo viaje al pasado, pero esta vez para enfrentar aquellos fantasmas que le recuerdan su propia mortalidad. “One Minute You’re Here” es quizás la canción menos Springsteen para abrir un disco. No existe una enorme banda de acompañamiento que da paso a un instrumental ídem, capaz de llenar los más grandes estadios, sino que esta carta de entrada es sutil, delicada y madura. Quien ha animado a generaciones por décadas, finalmente reconoce su soledad; una leyenda que ha visto a sus pares caer uno a uno y que se sienta junto a su guitarra acústica en lo que parece un desértico confesionario: “Pensé que sabía quién era y qué hacía, pero estaba equivocado”, reconoce con valentía a su edad.

Sin embargo, la pieza anterior parece ser transicional, ya que “Letter To You” recibe con los brazos abiertos a The E Street Band, con quien no grababa desde 2014. Tras la vulnerable confesión, su legendaria banda de apoyo viene a darle un nuevo aire de energía a Springsteen en el verdadero inicio del disco. Casi como si intentara replicar cada elemento asociado a su figura, el músico mezcla aquellos sonidos tan propios de su persona. Las guitarras suenan fuertes y vigorosas, su voz ha cambiado con los años, pero sigue siendo la fuerza motivadora de la melodía, y su principal objetivo es demostrar la enorme conexión aun presente en esta banda: luego de años sin grabar juntos, el disco se completó en tan solo cinco días y, como amigos de toda la vida, el tiempo no ha hecho más que fortalecer su conexión. En 2020, esta es la forma en la que una banda de rock se luce ante las nuevas generaciones, siendo capaz de crear una crónica generacional en cosa de días.

“Burnin Train” es particularmente potente, un apasionado tema que bien pudo ser parte del Springsteen setentero y, en un álbum que cuestiona su mortalidad, cortes como estos dejan clara su vitalidad. Un par de estas canciones fueron escritas durante los 70, cuando el músico estaba en el peak de su representación de juventud, como “Janey Needs A Shooter”, escrita en 1972, que ahora toma un nuevo significado. Su atracción y pasión ya no viene de su vigorosidad, sino que de todo lo aprendido y vivido, de la madurez alcanzada. En canciones como “If I Was The Priest” y “Song For Orphans” es palpable su escritura juvenil, pero su voz logra dotar estas historias de nuevas experiencias. En la primera, luego de una vida alejado de la religión, el músico se reconcilia con su propia forma de ver la fe, algo que ha ido necesitando con el paso de los años.

“Last Man Standing” y “Ghosts” son las dos canciones que envuelven la nostalgia de “Letter To You”, escritas tras la muerte de George Theiss, último miembro sobreviviente de su primera banda, cargan con el peso emocional de la placa, con el músico enfrentando directamente a estos fantasmas, donde la culpa del tiempo perdido viene a pasarle la cuenta. Ahora, debe quedarse con la carga de ser el único en llevar estas memorias: “Soy el último hombre en pie, se recuerda con imágenes que nadie más puede compartir, pero, en vez de sucumbirse en tristeza, se asegura de transportar estos recuerdos y hacerlos perdurar. “Estoy vivo y estoy aquí por mi cuenta, estoy vivo y estoy regresando a casa”, canta con vigor en “Ghosts”, con un coro que le asegura la compañía de miles de seguidores. Un sonido tan clásico como el de su guitarra no debería sonar así de moderno, pero una vez más logra representar a su generación.

El corte final, “I’ll See You In My Dreams”, cierra el disco en un lugar similar a la tranquila apertura, sin embargo, ya no se siente la soledad. “Te veré en mis sueños, volveremos a vivir y reír”, relata esperanzado. “La muerte no es el final” es la lección aprendida y su guitarra está lejos de ser colgada. Ahora, su música no carga solo sus memorias, sino que todas las de los amigos caídos. “Letter To You” está lejos de innovar en el género, pero un músico como Springsteen tiene poco que probarle a nadie. Tras tantas pérdidas, la música conocida es el amigo que le queda, y la conexión que tiene con sus cuerdas son su verdadero legado.


Artista: Bruce Springsteen

Disco: Letter To You

Duración: 58:17

Año: 2020

Sello: Columbia


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Letter To You Letter To You
DiscosHace 1 día

Bruce Springsteen – “Letter To You”

A través de su carrera, Bruce Springsteen ha musicalizado la juventud de múltiples generaciones. Los clásicos solos de saxo, su...

Canciones Para El Siglo XXI Canciones Para El Siglo XXI
DiscosHace 3 días

Poder Fantasma – “Canciones Para El Siglo XXI”

Tierra fértil para el pop ha sido nuestro país. Con una rica tradición y un variado catálogo a punta de...

Atlas Vending Atlas Vending
DiscosHace 4 días

METZ – “Atlas Vending”

Luego de haber publicado el compilatorio “Automat” en 2019, el trío canadiense METZ tenía a todos muy atentos por un...

Endless Twilight Of Codependent Love Endless Twilight Of Codependent Love
DiscosHace 1 semana

Sólstafir – “Endless Twilight Of Codependent Love”

Últimamente, la casa discográfica francesa Season Of Mist ha estado pendiente de lo que ocurre en Islandia en términos musicales....

Post Human: Survival Horror Post Human: Survival Horror
DiscosHace 1 semana

Bring Me The Horizon – “Post Human: Survival Horror”

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha sido uno de los sucesos que más ha afectado al ambiente artístico. Lo...

Song Machine, Season One: Strange Timez Song Machine, Season One: Strange Timez
DiscosHace 1 semana

Gorillaz – “Song Machine, Season One: Strange Timez”

Lo de Gorillaz siempre ha tenido que ver con dar vida a un espacio donde las cosas pueden ser llevadas...

Vökudraumsins Fangi Vökudraumsins Fangi
DiscosHace 2 semanas

Auðn – “Vökudraumsins Fangi”

Islandia es tierra mágica en cuanto a creación artística. Con una población que bordea los 400 mil habitantes y paisajes...

Lament Lament
DiscosHace 2 semanas

Touché Amoré – “Lament”

Después de su emocionalmente devastador cuarto larga duración, “Stage Four” (2016), Touché Amoré vuelve a remover fibras profundas con “Lament”,...

MMXX MMXX
DiscosHace 2 semanas

Cómo Asesinar A Felipes – “MMXX”

A estas alturas, es un hecho que Cómo Asesinar A Felipes va más allá de la idea tradicional de banda....

Fake It Flowers Fake It Flowers
DiscosHace 3 semanas

Beabadoobee –”Fake It Flowers”

Cada vez es más aparente el estado cíclico de la música. Las generaciones nuevas ven como novedoso cosas que las...

Publicidad
Publicidad

Más vistas