Conéctate a nuestras redes

Discos

Manic Street Preachers – Rewind The Film

Publicado

en

Desde su debut a principios de los noventa, Manic Street Preachers desarrolló un sincero repertorio inspirado en la clase trabajadora británica, influenciado en el punk y el metal de la época. La autenticidad de esta tendencia confrontacional fue cuestionada por la prensa, pero de inmediato reprochada por el presuntamente fallecido letrista Richey James Edwards (1995), con el mítico manuscrito con navaja que hizo en su brazo en medio de una entrevista: “4 Real”. En las siguientes décadas fueron matizando hacia el rock alternativo y el pop, y aunque algunos motivos compositivos se enmarcaron en la desaparición de Edwards o pasajes biográficos de artistas y literatos que admiraban, la voluntad lírica inspirada en los conflictos sociales permaneció.

En “Rewind The Film” parecen haber compuesto desde el desenlace de esta larguísima disputa músico-política. El disco es triste y cautivante. Reposados en el folk, el aire de las trompetas y las cuerdas análogas, los galeses depositan sus últimas consignas en el amor, el origen y la trascendencia. “This Sullen Welsh Heart” es el prólogo, un exordio comienzo en arpegio que, con la colaboración de Lucy Rose, dramatiza entre la rendición y la esperanza: “ya no puedo luchar en esta guerra (…) puedes seguir luchando, cuando estás solo”, similar argumento del single “Show Me The Wonder”, que pide una última persuasión tras la pérdida de credibilidad en el entorno. De clásica estructura, jubilosos vientos la moldan de manera radiante y animosa.

MANIC STREET PREACHERS 01“Rewind The Film”, en el podio del larga duración, alude al deseo del pasado y la resignación del futuro. Graves y melosas, las estrofas son entonadas por el ex Pulp, Richard Hawley, para luego ascender con un espléndido punteo acústico mecido con violines y el ingreso del frontman, James Dean Bradfield, para clamar y defender la opción de abandonar una contienda, de esconderse en la vejez tras un vivir corajudo. “Builder Of Routines” retorna al folk para confirmar el postulado (“cansado de ser real”) y sugerir que integrarse al sistema es una solución para sentirse seguro, siempre cuando se esté dispuesto a ser crucificado y no sangrar, una rutina eterna y doliente. En la voz de Cate Le Bon, la serena “4 Lonely Roads” invita a mantener la cabeza en alto y unirse con dignidad y confianza en medio del “infierno más oscuro”, mientras que la poco ambiciosa “(I Miss The) Tokyo Skyline” es lo más alejado del patrón sonoro de la placa, junto con la instrumental y sugestiva “Manorbier”.

Otra merecedora de ser coronada es la balada “Anthem For A Lost Cause”, grabada para conseguir lágrimas con una interpretación en vivo. Perpetuando acústicos y trompetas, relata la potestad de las composiciones musicales para sacudir corazones y mentes, transformándose a sí misma como un tema inmortal: “toma, es tuyo, un himno para una causa perdida”. De acordes redundantes, “As Holy As The Soil (That Buries Your Skin)” anhela de vuelta el amor de pareja que comparte paradigmas de vida, tal como el que Lennon y Ono exteriorizaron en favor de reformas sociales.  Curiosamente, el George Harrison de “Isn’t It A Pity” parece sonar a continuación en “3 Ways To See Despair”, con punteos armónicos y melodías en ascenso, mientras Bradfield exhala “estoy tan agotado como John Lennon cantó, transmitiendo cansancio como nadie más puede hacerlo”.

MANIC STREET PREACHERS 02“Running Out Of Fantasy” es voz, guitarra y piano, mutando de dulce a amargo en sincronía con el texto: “soy viejo (…) me estoy quedando sin imaginación (…) no sé si reír o llorar”. Recurriendo a los ornamentos digitales y con enérgica revelación, la concluyente “30-Year War” salvaguarda y describe con melancolía los sufridos años que inspiraron la música del grupo, disparando contra bancos y medios de comunicación, y memorando la tragedia de Hillsborough (1989) en la que 96 personas fallecieron aplastadas durante un partido de fútbol entre Liverpool y Nottingham Forest, o la sangrienta Batalla de Orgreave (1986) provocada tras la orden que Margaret Thatcher dio a la policía de enfrentarse por la fuerza contra huelguistas mineros británicos.

“Rewind The Film” es una antología vivencial que espera empatía y respuesta. Debe ser concebida como el desenlace –no sabemos aún si es el fin- de más de dos décadas de cuanta impotencia y tortura anímica han contenido al convertir las parcialidades y los conflictos en un puñado de canciones. Hacerlo durante años, y además sufrir la desaparición de un integrante, es duro. En múltiples injusticias se ha adentrado la banda, y no esforzarse en corresponder la obra no merece ser una más. La vejez no puede terminar en solitario, más aún si se espera el fin desde la resignación. El álbum es vejez y una última conversación que espera ser concretada.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

The Weather Station – “Ignorance”

Publicado

en

Ignorance

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el radar hasta ahora. Y es que, a pesar de una carrera de más de 10 años, “Ignorance” promete ser la placa que la finalmente logre posicionarla como una de las figuras esenciales de la nueva ola del art pop. Anteriormente, el proyecto de Tamara Lindeman se centraba en darle espacio a las letras más que a la melodía y su voz, debido a que su pluma ha sido el gran punto fuerte a lo largo de su discografía. Sin embargo, en “Ignorance” una banda completa la ayuda a llegar a nuevos niveles para crear las perfectas atmósferas.

Desde las dramáticas cuerdas de “Robber”, el tema de entrada, se puede ver la influencia del resurgimiento pop baroco en su nueva placa. Pero sus composiciones hacen que este dramatismo no sea sólo algo estético, sino que parte de todo un relato que es posible de imaginar gracias a sus letras. “Nunca creíste en el ladrón, creíste que un ladrón debía odiarte para robarte, pero el ladrón no te odia”. Lindeman hace una clara alusión al imaginario capitalista, pero utilizando los elementos del género para una narración gótica. Poderosos violines, sintetizadores, percusión y hasta cuerdas eléctricas son algunos de los elementos que se introducen con esta nueva banda. Sin embargo, la artista jamás pierde su calma ni se deja remecer por la potencia del instrumental. Esta es la perfecta representación de la temática principal del disco, un testigo impotente ante las catástrofes que percibe del mundo.

En “Atlantic”, la poderosa melodía representa el peso de la crisis climática ante manos que no mucho pueden hacer. Su voz se muestra resignada, pero la ansiedad está presente en la rítmica percusión. Además, los detalles de flautas a lo largo del tema le agregan un sentido de aventura ante la calamidad, en una mirada fantasiosa del temor al fin del mundo. Si bien, su voz podría parecer monótona frente a temas tan preocupantes, logra precisamente retratar un cansancio generacional. Y es que, de muchas maneras, “Ignorance” es un álbum de desamor frente al mismo planeta en el que se vive, donde se lucha para encontrar razones por la que seguir amándolo. Así, el disco batalla entre oscuros momentos, aunque con pequeños destellos de luz. Tal como en “Loss”, donde se lamenta la pérdida, pero también se reconoce la necesidad de enfrentarla, en una de las melodías más brillantes de la placa.

En temas como “Parking Lot” se aprecian aquellos momentos que alejan de la negativa mirada humana: “Vi a un pájaro volando y aterrizando en el tejado. Después regresó al cielo, desapareciendo de la vista”. La simpleza de estos momentos la distrae por un segundo de su negatividad en una de las melodías más dulces, donde su búsqueda por momentos de paz se representa entre el juego de cuerdas y batería. La balada a piano “Trust” representa la perspectiva de Lindeman como cantautora; una clara habilidad de crear atmósferas íntimas y atrapantes, pero que también logra transportar con el dramatismo de sus melodías. Asimismo, refleja sus cuestionamientos ante lo volátil de la sociedad y su predisposición al caos. Poco a poco, la melodía se va construyendo con más y más capas detalladas que se presentan mientras relata su historia. El corte final, “Subdivisions”, es quizás una de sus composiciones más clásicas, donde la melodía sería difícil de ser despreciada. De esta forma, su mensaje puede llegar masivamente sin perder su identidad como relatora. Sin despedidas sutiles cierra el disco en un punto alto, en una canción que no hace más que crecer y crecer, con uno de los coros más impecables de toda la placa.

Sería sencillo descartar “Ignorance” como un disco negativo del presente del mundo, sin embargo, el trabajo de The Weather Station está lejos de ser sólo una crítica fría. Existe una clara sensibilidad y un sentido de búsqueda que no deja de avanzar, y cada composición amenaza con volverse estacionaria, pero la adición de su banda la lleva a nuevos lugares de aventura que antes no había logrado alcanzar. Si bien, observa al mundo, jamás lo hace desde un punto estacionario. Tamara Lindeman continúa emprendiendo el viaje para poder entender más sobre el entorno que le deprime, pero que también le emociona.


Artista: The Weather Station

Disco: Ignorance

Duración: 40:42

Año: 2021

Sello: Fat Possum


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ignorance Ignorance
DiscosHace 4 días

The Weather Station – “Ignorance”

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el...

As The Love Continues As The Love Continues
DiscosHace 4 días

Mogwai – “As The Love Continues”

“As The Love Continues” llega cuando Mogwai conmemora 25 años de carrera (o desde el lanzamiento de su primer single)...

IMPERIAL IMPERIAL
DiscosHace 2 semanas

Soen – “IMPERIAL”

Dentro de la escena del metal progresivo existen varios actos que han tratado de mantener viva la llama del género,...

Sound Ancestors Sound Ancestors
DiscosHace 2 semanas

Madlib – “Sound Ancestors”

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr....

Medicine At Midnight Medicine At Midnight
DiscosHace 2 semanas

Foo Fighters – “Medicine At Midnight”

Dave Grohl sabe de trucos. Comerciales, por cierto. Todas las movidas orquestadas que ha presentado arriba de los escenarios han...

Drunk Tank Pink Drunk Tank Pink
DiscosHace 3 semanas

Shame – “Drunk Tank Pink”

Adscritos dentro de la eterna obsesión por encontrar el relevo generacional del rock, Shame es una banda que despertó interés...

OK Human OK Human
DiscosHace 3 semanas

Weezer – “OK Human”

De sorpresas, desencanto, odio y, sin duda, grandes momentos. Así ha sido el camino que hemos recorrido con Weezer en...

THE FUTURE BITES THE FUTURE BITES
DiscosHace 3 semanas

Steven Wilson – “THE FUTURE BITES”

Revisar el progreso y su definición a lo largo de la historia entrega caminos con ripios, sangre derramada y paradigmas...

Kvitravn Kvitravn
DiscosHace 3 semanas

Wardruna – “Kvitravn”

De la creciente ola musical basada en los sonidos étnicos y ambientes paganos, Wardruna se posiciona como uno de los...

Bob's Son Bob's Son
DiscosHace 3 semanas

R.A.P. Ferreira – “Bob’s Son: R.A.P. Ferreira In The Garden Level Cafe Of The Scallops Hotel”

Cuando Rory Allen Phillip Ferreira abandonó Milo, su antiguo nombre artístico, para adoptar la identidad de R.A.P. Ferreira, también coincidió...

Publicidad
Publicidad

Más vistas