Conéctate a nuestras redes
Resistance Is Futile Resistance Is Futile

Discos

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

Publicado

en

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan o alejan de sus discos más representativos de la década de los 90. Si giran hacia la delicadeza melodiosa, y por momentos orquestal, de “Everything Must Go” (1996) creado después de la desaparición de Richey Edwards, o a las composiciones más directas de “Generation Terrorists” (1992) con el guitarrista aún en sus filas. La verdad es que el presente de los galeses en “Resistance Is Futile” bebe de ambas fuentes, y ese equilibrio configura un viaje fascinante por una nueva entrega con aires que tienen que ver más con el rejuvenecimiento de la banda que con su retiro, en tiempos en que la solidez discursiva se ve enfrentada al desconcierto generalizado hacia las ideologías. Tarea difícil para un grupo que siempre tiene algo que decir sobre su entorno político y social.

Acostumbrados a las letras de gran bagaje intelectual, el bajista Nicky Wire traspasa las historias de grandes personajes como “Vivian”, inspirada en la niñera Vivian Maier, fotógrafa aficionada que dejó alrededor de 150 mil postales de Chicago y Nueva York descubiertas sólo tras su muerte; “In Eternity”, homenaje a Bowie que sónicamente descansa en el camino que el duque blanco trazó en “Station To Station” (1976) y “Low” (1977); “Dylan & Caitlin”, cantada a dúo con la talentosa The Anchoress, quien aporta la perspectiva femenina para hablar sobre la tormentosa relación del poeta Dylan Thomas y su esposa Caitlin MacNamara; e “International Blue”, colorida aproximación a su catálogo más clásico y guitarrero, con un gancho eufórico que honra la memoria de Yves Klein, artista francés representante del movimiento neodadísta. La energía melancólica de “Liverpool Revisited” rememora a los 96 hinchas del Liverpool que murieron aplastados contra una de las vallas del estadio, en lo que se conoce como la Tragedia de Hillsborough, hecho ocurrido en 1989 y que los Manics retratan en un track lleno de esperanza que invita a seguir luchando para buscar respuestas.

Precisamente, la idea del malestar social presente en nuestros días se refleja en “People Give In”, cuyo riff luminoso y reconciliador –que parece haber salido de una caja musical– explota en la interpretación grandilocuente de James Dean Bradfield, adornada por una impecable sección de cuerdas, presentes también en el bello medio tiempo de “Distant Colours”, formulada a partir del panorama de confusión política que se vive actualmente en el mundo con una enternecedora sensibilidad pop, estilo que también se adueña de “Hold Me Like A Heaven”, rebosante de una vitalidad que la hace sentir muy actual. Como complemento de su lado melódico, lo más rockero de la placa se palpa en “Broken Algorithms”, con una excelente introducción de la batería de Sean Moore, que marca el paso para que irrumpa el simple pero efectivo riff de Bradfield, y “Sequels Of Forgotten Wars”, que trae a la mesa un sonido muy confrontacional para escupir una crítica ácida sobre la histeria digital.

La vibra de “A Song For The Sadness” –también de aproximación muy frontal– contrasta con la languidez de “The Left Behind”, encargada de cerrar el disco con un oscuro manto de melancolía que fluye en una exquisita progresión de acordes liderada por el piano, una prueba irrefutable de que la banda sabe que puede confiar en las medallas ganadas y aun así volver a sus raíces para facturar un disco orgánico, directo e interesante, tomando la guitarra como punto de partida, tal y como lo fue en sus primeros días, pero agregando los elementos que han ido descubriendo en el trayecto recorrido.

Tras un silencio discográfico de cuatro años, en el que se dedicaron a las giras de conmemoración de “The Holy Bible” (1994), “Everything Must Go” y el lanzamiento de “Futurology” (2014), “Resistance Is Futile” encuentra a Manic Street Preachers en un punto en que sus dos almas conviven de buena manera a diez años desde que la justicia británica cambiara el estado legal de Richey Edwards de “persona desaparecida” a “presuntamente fallecida”. La banda no escapa de su pasado y afronta bien el futuro, porque sabe que resistirse a él sería atentar contra un diseño que construyeron para toda una vida. Quién iba a pensar que la agrupación que alguna vez declaró que iban a desaparecer en el cénit de su estrellato tras lanzar un solo disco y llenar el Wembley tres veces seguidas iba a estar aquí tras veinte años de carrera y trece discos, negándose a saltar desde el puente de la nostalgia para no caer en la intrascendencia.


Artista: Manic Street Preachers

Disco: Resistance Is Futile

Duración: 46:18

Año: 2018

Sello: Columbia


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

Publicado

en

Doolittle

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de sus trabajos por parte de la crítica especializada, nunca gozaron de un éxito a nivel masivo como sí lo estaban viviendo otras bandas de la época. El período de fines de los ochenta y principios de los noventa significó un auge en torno a la música alternativa, donde los sonidos rabiosos y desenfrenados estaban ganando terreno por sobre el heavy metal y el rock ochentero de Poison, Mötley Crüe o Bon Jovi. Bandas como Nirvana, Sonic Youth o The Smashing Pumpkins representaban esta camada de jóvenes que sólo deseaban expresar todo mediante la música, dejando atrás la premisa del éxito comercial, primando la calidad por sobre la exposición mediática.

Bajo ese alero, Pixies ya llevaba un tiempo sonando en el circuito independiente gracias al EP “Come On Pilgrim” (1987) y su posterior álbum debut “Surfer Rosa” (1988), trabajos que posicionaron su nombre como una banda de futuro prometedor. Fue así como, llegando a 1989 y con la presión por parte de Elektra, su nueva casa discográfica, de lanzar un sucesor de su anterior placa, Black Francis y compañía trabajaron en los demos de un disco que rescataría elementos de la música mainstream para adaptarlos al inclasificable espectro sonoro del cuarteto. “Doolittle” (1989) significó un paso agigantado para la banda, quienes de pronto se oyeron sonando en las radios, siendo citados por sus colegas e, inclusive, pasando a la posteridad en cuanta lista de lo más destacado del año.

Sin duda, Black Francis siempre se mostró como el principal artífice de Pixies, trabajando en letras, música, y hasta en el aspecto gráfico de cada trabajo del grupo, por lo que un ritmo tan autosuficiente como este generó roces casi por inercia con Gil Norton, productor del disco, que intentó a como dé lugar forzar a Francis para realizar canciones más largas, agregar estrofas, solos, incluso extender ciertos parajes, lo que por supuesto no cayó muy bien en el robusto intérprete.

El propio frontman aseguró en entrevistas que el productor estaba intentando hacerlos sonar de manera comercial, contrario a la visión que ellos mismos tenían de las cosas, por lo que, pese a unas accidentadas sesiones de grabación, el disco finalmente vería la luz, resultando un consenso de la visión de Francis y los consejos no tan bien recibidos de Norton.

Se podría considerar a “Doolittle” como el despegue absoluto en los continuos cambios de ritmo, que serían el sello habitual de Pixies, demostrándose en canciones como “Debaser” o “Crackity Jones”, impregnadas del dinamismo propio de David Lovering, el baterista y arma secreta de la banda, quien también incursiona en la voz con “La La Love You”, otro de los cortes más recordados del LP. Aunque el sonido crudo y agresivo del cuarteto fue uno de los factores que los hizo reconocidos, el lado melódico también ha aportado canciones que en la actualidad son verdaderos clásicos, pasando desde “Here Comes Your Man”, “Monkey Gone To Heaven” o la simple pero poderosa “Tame”, construida sobre la base de una sucesión de acordes cuya intensidad va atrapando al auditor a medida que avanza hasta su desenlace.

Si juntamos y analizamos todos los factores que hicieron de Pixies una banda tan importante en la fugaz primera etapa de su carrera, probablemente comprendamos por qué las rencillas entre su líder y la bajista Kim Deal hayan terminado por desarmar a la banda, incluso cuando todavía tenían actividades por cumplir. Y es que, básicamente, Pixies se trata de eso, sobre cómo cuatro naturalezas muy diferentes chocan para formar una obra única y con una estructura que recoge lo mejor de todos lados.

Deal aporta la actitud, Lovering la elegancia, mientras que la meticulosidad de Francis se conjuga con el siempre sereno Joey Santiago, alguien que aportó la seriedad y profesionalismo suficientes para que este barco saliera a flote. De ahí en adelante, todo se puso un poco más turbulento, los egos no resistieron una convivencia armónica y la belleza propia de este caótico surrealismo generado por Pixies comenzaría a apagarse poco a poco. Para hablar de eso, es necesario ahondar en los trabajos posteriores del cuarteto y el contexto en el que se vieron envueltos durante su gestación, pero ese será tema para una próxima ocasión.


Artista: PixiesDoolittle

Disco: Doolittle

Duración: 38:38

Año: 1989

Sello: 4AD / Elektra


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Doolittle Doolittle
DiscosHace 1 día

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 3 días

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 1 semana

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 2 semanas

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 3 semanas

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 1 mes

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 4 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 11 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 11 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 11 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

Publicidad
Publicidad

Más vistas