Conéctate a nuestras redes
Sound Ancestors Sound Ancestors

Discos

Madlib – “Sound Ancestors”

Publicado

en

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr. (su nombre real) es, por mucho, uno de los músicos más creativos e influyentes del mundo del rap en los últimos 20 años, siempre alejado de las grandilocuencias y extravagancias a las que nos tiene acostumbrados el estilo desde su explosión en los años 90 y concentrado en construir paisajes sonoros como si de artesanía se tratara, por encima del negocio del entretenimiento. Su calidad de multiinstrumentista le ha permitido obrar de MC, productor y curador musical con la libertad que ha querido, colaborando con nombres insignes del estilo. Aunque durante el aciago 2020 no se mantuvo en silencio (inició un proyecto colaborativo con su hermano Michael, célebre en el ámbito del rap, bajo el nombre de The Professionals), comenzó con el pie derecho este 2021 con “Sound Ancestors”.

Para esta entrega se asoció con Four Tet, quien le propuso al californiano la idea de trabajar sobre el amplio inventario de beats, loops e ideas que Madlib le puso sobre la mesa. Y el resultado es fresco y novedoso, incluso para alguien que ha dedicado su vida al archivismo musical y al coleccionismo sonoro como Jackson, manipulando lo que está dentro y fuera de su cabeza como una experiencia única en cada ejecución. De hecho, la portada del álbum muestra una recreación de las placas de Chladni, un experimento físico acústico en el que determinadas vibraciones crean patrones en superficies granuladas, que jamás podrían ser iguales unos con otros.

Así, con “There’s No Time” a manera de preludio ascendente, se da por iniciado un viaje que continúa con “The Call”, un track oscuro, sincopado, y cuyo sample sintético es su armazón y vestidura. Canciones como “Theme De Crabtree” o “Riddim Chant” son el animal espiritual de la sensibilidad musical de Madlib que, aunque breves, son pujantes e intensas. “Road Of The Lonely Ones” tiene una introducción que recuerda a Quasimoto, uno de sus tantos alter egos, donde el característico pitch elevado de la voz hace lo suyo, esta vez con una batería que suena orgánica y muy R&B.

La amistad y colaboración de Hebden con Jackson no es novedad: el primero publicó un álbum de remixes de Madvillain, proyecto que reunió al segundo con MF DOOM en 2004, y el resultado puso los cimientos de lo que hoy es “Sound Ancestors”: dos genios en sus respectivas corrientes, poniendo sus capacidades al servicio del otro a manera de interlocutores completamente válidos. De todos modos, el guiño a los jóvenes próceres del hip hop instrumental que han partido muy pronto habita este álbum, quizás no como se hubiera esperado, dada la incomprensible y reciente partida de Daniel Dumbile, pero sí en “Two For 2 – For Dilla”, en directa alusión a J Dilla. Algo que ha sido patente durante toda la carrera de Jackson es la manipulación de samples. En esta ocasión, y quizá despreocupado de la producción y masterización, dio rienda suelta a la imaginación y conectó de forma alquimista varias capas de sonido. Pese a ello, el álbum es denso, pero no abrumador.

“Loose Goose” y “Dirtknock” (en esta última sirviéndose de forma astuta de trozos de bajo y voz de los efímeros pero seminales Young Marble Giants) reposan sobre una batería cuidadosamente posicionada para darle variedad al álbum, especialmente del lado de la música negra, fuente inagotable de inspiración para Madlib. “Hopprock” es quizás el track en el que más se siente la mano de Four Tet, con ambientes étnicos y ambientales, y una guitarra con un gancho melódico envidiable. Por su lado, la canción que le da el nombre al álbum es un desvarío entre percusiones tribales, al igual que “Duumbiyay” y jams entrecortados de jazz. Por otro lado, “One For Quartabê / Right Now” es la quintaesencia del manejo sublime de samples intrincadamente recortados, como un collage urgente esperando por ser desarmado en el oído de quién lo escucha. Dando otro salto al costado y adelante, por ejemplo, está “Latino Negro” con una inusitada guitarra española y una suerte de cajón peruano/flamenco.

Es difícil llegar a la conclusión de si “Sound Ancestors” es su mejor trabajo hasta la fecha, aunque méritos le sobran considerando que, de una u otra forma, este es el debut oficial de Madlib sin otros pseudónimos de por medio ni colaboraciones, remezclas o ediciones de catálogo, acreditado enteramente como tal, aunque exista Four Tet en esta fórmula. Su historia como multiinstrumentista se ha ido fusionando con su capacidad innegable de producción y manipulación de samples de tal forma, que al final (de nuevo usando la jerga futbolística) “todo es cancha” y nadie puede representar ese concepto en el hip hop mejor que él. Por lo mismo, no queda más que rendirse al que aspira a ser uno de los mejores álbumes del estilo en el año.


Artista: Madlib

Disco: Sound Ancestors

Duración: 41:14

Año: 2021

Sello: Madlib Invazion


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Julien Baker – “Little Oblivions”

Publicado

en

Little Oblivions

No pasa ni un minuto del inicio de “Little Oblivions” para que quede claro que este será un viaje distinto al resto de su discografía. Y es que en tan solo los primeros segundos de “Hardline” –la puerta de entrada al tercer LP de Julien Baker– se revela que esta placa expandirá sus horizontes musicales y entregará una nueva versión de lo que interpreta por intimidad. Acompañada por primera vez de una banda completa, la música de esta pieza llena los espacios que antes se encontraban vacíos y en donde abundaba la intimidad. Sin embargo, gracias a la dirección de su voz y sus reveladoras letras, Baker jamás pierde la capacidad de entregar un espacio seguro para derramar sentimientos. “Ya puedo ver hacía dónde va esto, pero no puedo encontrar el freno”, revela la cantante antes de que las guitarras exploten en un enorme momento catártico. En donde antes su música era una constante inhalación, en este tema inicial Baker finalmente exhala y deja ir lo que lleva adentro.

El caso de “Hardline” se puede aplicar también para las siguientes canciones de “Little Oblivions”, donde la música es una representación auditiva de la avalancha de sus sentimientos. Y es que, con 25 años, Baker finalmente parece estar lista para expresar los traumas sufridos y los que anticipa a futuro, retratando una adolescencia complicada bajo estigmas homofóbicos y misóginos. Sin duda, las melodías tienen ese tono nostálgico que es tan popular dentro de su generación. Un aire del indie pop de finales de los 90 puede notarse en las guitarras de “Heatwave”, y similar idea se expresa en la pieza lista para la radio (pero quizás demasiado buena para sonar en ella), “Faith Healer”, cuya melodía captura el sentimiento del paso de los años.

Apuntar a los sonidos de su adolescencia no es algo solo estético: en la canción se detalla la adicción a las drogas, algo que enfrentó durante esos años y que se hace difícil olvidar. “Te creeré si me haces sentir algo”, canta Baker aferrándose a cualquier oportunidad de no recaer, sin buscar simpatía, sino que expresando una difícil realidad. Y es que, por triunfantes que puedan sonar las recién llegadas guitarras eléctricas y la percusión, los temas son oscuros y difíciles de digerir. En “Relative Fiction” insiste que “no necesito una salvadora, necesito que me lleves a casa”, revelando partes que intenta ocultar, mientras que en la casi acústica “Crying Wolf” se contradice y busca ayuda.

El estilo confesionario de “Little Oblivions” podría poner incómodo a un oyente casual, donde las canciones revelan a una adulta leyendo su diario de vida, sin embargo, su casi palpable trauma hace posible poder empatizar con la historia, y no sólo gracias a su letra, sino que el liderazgo de sus melodías embellece lo que de otra forma podría tornarse demasiado oscuro para deleitarse. Incluso dejando fuera las letras, el álbum presenta quizás sus melodías más fáciles de disfrutar. “Ringside” es una triunfante pieza de rock por donde se mire, donde su voz podría conquistar cualquier década, quedando claro que la artista está en una posición alta en la ola de compositoras del indie rock. Pese a ser una de las canciones más atípicas, “Song in E” es de los momentos claves del último acto: melodía simple y directa, donde su voz es la verdadera protagonista, siendo la narradora quien hiere y pide a gritos ser castigada por sus actos, pero la amabilidad de su contraparte la inquieta, presentándole algo que desconoce.

Sería sencillo clasificar a “Little Oblivions” sólo como un álbum depresivo –al menos eso haría creer la negativa última pieza, “Ziptie”, que cuestiona si es que Dios se arrepiente de todo–, sin embargo, sería reducir la franqueza con la que Julien Baker enfrenta problemas que hasta ahora sólo había sugerido. Este nuevo álbum la encuentra más vulnerable que nunca y, a la vez, parada firme sobre sus pies; con fuertes melodías y una banda que le permite enfatizar con fuerza sus intenciones, pero con vulnerables momentos que no se pierden. Ante la sensación de que falta una continuación, donde la protagonista no puede quedar en este punto, “Little Oblivions” es una reconfortante señal de que Baker va en el camino correcto.


Artista: Julien Baker

Disco: Little Oblivions

Duración: 42:39

Año: 2021

Sello: Matador


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E69

Facebook

Discos

Little Oblivions Little Oblivions
DiscosHace 10 horas

Julien Baker – “Little Oblivions”

No pasa ni un minuto del inicio de “Little Oblivions” para que quede claro que este será un viaje distinto...

For Those That Wish To Exist For Those That Wish To Exist
DiscosHace 1 día

Architects – “For Those That Wish To Exist”

“Tengo mucho que perder, pero no te mentiré”, es el inicio de la estrofa final del noveno disco de Architects,...

FLOWERS for VASES / descansos FLOWERS for VASES / descansos
DiscosHace 6 días

Hayley Williams – “FLOWERS for VASES / descansos”

Todos guardamos o conservamos cosas que nos recuerdan a alguna situación o período particular de nuestras vidas. Puede ser algo...

For The First Time For The First Time
DiscosHace 1 semana

Black Country, New Road – “For The First Time”

¿Qué es hablar de creatividad en el rock contemporáneo? Una pregunta siempre presente en un mundo musical que vive en...

Ignorance Ignorance
DiscosHace 2 semanas

The Weather Station – “Ignorance”

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el...

As The Love Continues As The Love Continues
DiscosHace 2 semanas

Mogwai – “As The Love Continues”

“As The Love Continues” llega cuando Mogwai conmemora 25 años de carrera (o desde el lanzamiento de su primer single)...

IMPERIAL IMPERIAL
DiscosHace 3 semanas

Soen – “IMPERIAL”

Dentro de la escena del metal progresivo existen varios actos que han tratado de mantener viva la llama del género,...

Sound Ancestors Sound Ancestors
DiscosHace 3 semanas

Madlib – “Sound Ancestors”

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr....

Medicine At Midnight Medicine At Midnight
DiscosHace 3 semanas

Foo Fighters – “Medicine At Midnight”

Dave Grohl sabe de trucos. Comerciales, por cierto. Todas las movidas orquestadas que ha presentado arriba de los escenarios han...

Drunk Tank Pink Drunk Tank Pink
DiscosHace 4 semanas

Shame – “Drunk Tank Pink”

Adscritos dentro de la eterna obsesión por encontrar el relevo generacional del rock, Shame es una banda que despertó interés...

Publicidad
Publicidad

Más vistas