Conéctate a nuestras redes
Sound Ancestors Sound Ancestors

Discos

Madlib – “Sound Ancestors”

Publicado

en

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr. (su nombre real) es, por mucho, uno de los músicos más creativos e influyentes del mundo del rap en los últimos 20 años, siempre alejado de las grandilocuencias y extravagancias a las que nos tiene acostumbrados el estilo desde su explosión en los años 90 y concentrado en construir paisajes sonoros como si de artesanía se tratara, por encima del negocio del entretenimiento. Su calidad de multiinstrumentista le ha permitido obrar de MC, productor y curador musical con la libertad que ha querido, colaborando con nombres insignes del estilo. Aunque durante el aciago 2020 no se mantuvo en silencio (inició un proyecto colaborativo con su hermano Michael, célebre en el ámbito del rap, bajo el nombre de The Professionals), comenzó con el pie derecho este 2021 con “Sound Ancestors”.

Para esta entrega se asoció con Four Tet, quien le propuso al californiano la idea de trabajar sobre el amplio inventario de beats, loops e ideas que Madlib le puso sobre la mesa. Y el resultado es fresco y novedoso, incluso para alguien que ha dedicado su vida al archivismo musical y al coleccionismo sonoro como Jackson, manipulando lo que está dentro y fuera de su cabeza como una experiencia única en cada ejecución. De hecho, la portada del álbum muestra una recreación de las placas de Chladni, un experimento físico acústico en el que determinadas vibraciones crean patrones en superficies granuladas, que jamás podrían ser iguales unos con otros.

Así, con “There’s No Time” a manera de preludio ascendente, se da por iniciado un viaje que continúa con “The Call”, un track oscuro, sincopado, y cuyo sample sintético es su armazón y vestidura. Canciones como “Theme De Crabtree” o “Riddim Chant” son el animal espiritual de la sensibilidad musical de Madlib que, aunque breves, son pujantes e intensas. “Road Of The Lonely Ones” tiene una introducción que recuerda a Quasimoto, uno de sus tantos alter egos, donde el característico pitch elevado de la voz hace lo suyo, esta vez con una batería que suena orgánica y muy R&B.

La amistad y colaboración de Hebden con Jackson no es novedad: el primero publicó un álbum de remixes de Madvillain, proyecto que reunió al segundo con MF DOOM en 2004, y el resultado puso los cimientos de lo que hoy es “Sound Ancestors”: dos genios en sus respectivas corrientes, poniendo sus capacidades al servicio del otro a manera de interlocutores completamente válidos. De todos modos, el guiño a los jóvenes próceres del hip hop instrumental que han partido muy pronto habita este álbum, quizás no como se hubiera esperado, dada la incomprensible y reciente partida de Daniel Dumbile, pero sí en “Two For 2 – For Dilla”, en directa alusión a J Dilla. Algo que ha sido patente durante toda la carrera de Jackson es la manipulación de samples. En esta ocasión, y quizá despreocupado de la producción y masterización, dio rienda suelta a la imaginación y conectó de forma alquimista varias capas de sonido. Pese a ello, el álbum es denso, pero no abrumador.

“Loose Goose” y “Dirtknock” (en esta última sirviéndose de forma astuta de trozos de bajo y voz de los efímeros pero seminales Young Marble Giants) reposan sobre una batería cuidadosamente posicionada para darle variedad al álbum, especialmente del lado de la música negra, fuente inagotable de inspiración para Madlib. “Hopprock” es quizás el track en el que más se siente la mano de Four Tet, con ambientes étnicos y ambientales, y una guitarra con un gancho melódico envidiable. Por su lado, la canción que le da el nombre al álbum es un desvarío entre percusiones tribales, al igual que “Duumbiyay” y jams entrecortados de jazz. Por otro lado, “One For Quartabê / Right Now” es la quintaesencia del manejo sublime de samples intrincadamente recortados, como un collage urgente esperando por ser desarmado en el oído de quién lo escucha. Dando otro salto al costado y adelante, por ejemplo, está “Latino Negro” con una inusitada guitarra española y una suerte de cajón peruano/flamenco.

Es difícil llegar a la conclusión de si “Sound Ancestors” es su mejor trabajo hasta la fecha, aunque méritos le sobran considerando que, de una u otra forma, este es el debut oficial de Madlib sin otros pseudónimos de por medio ni colaboraciones, remezclas o ediciones de catálogo, acreditado enteramente como tal, aunque exista Four Tet en esta fórmula. Su historia como multiinstrumentista se ha ido fusionando con su capacidad innegable de producción y manipulación de samples de tal forma, que al final (de nuevo usando la jerga futbolística) “todo es cancha” y nadie puede representar ese concepto en el hip hop mejor que él. Por lo mismo, no queda más que rendirse al que aspira a ser uno de los mejores álbumes del estilo en el año.


Artista: Madlib

Disco: Sound Ancestors

Duración: 41:14

Año: 2021

Sello: Madlib Invazion


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

The Mars Volta – “The Mars Volta”

Publicado

en

The Mars Volta

Difícilmente exista banda que lo haya inventado o interpretado todo, pero es complejo poder renovarse cuando prácticamente se ha abarcado todo lo permitido dentro de las posibilidades. Ese dilema es algo que, tarde o temprano, termina aquejando a las mentes maestras del progresivo, y si Steven Wilson ha sido capaz de cambiar su orientación sonora en su material solista al diferenciarse de Porcupine Tree, Omar Rodríguez-López y Cedric Bixler-Zavala han hecho lo mismo para no mancillar la etiqueta de rock progresivo de The Mars Volta al adentrarse en otros sonidos con proyectos como At The Dive-In, De Facto, Antemasque, Kimono Kult, Bosnian Rainbows y un sinfín de agrupaciones. Ahora, ambos músicos deciden renovar el sonido de un nombre tan querido como este, al romper cualquier parámetro preestablecido de su fórmula y hacer algo que se diferencie considerablemente de lo ofrecido hasta ahora.

Unos cuantos adelantos bastaron para alegrar a los fans respecto al regreso de The Mars Volta, pero no así para generar muchas expectativas ante su eventual nuevo disco de estudio. La última placa del conjunto hace ya una década, “Noctourniquet”, cumplió correctamente con los estándares esperables para un disco de la dupla Rodríguez-López y Bixler-Zavala, pero se alejó de ser una de las obras más recordadas de un proyecto cuyo catálogo ha entregado joyas sonoras y creativas. Incluso en un terreno tan extenso como el progresivo, la banda ya había abarcado bastante entre las múltiples opciones posibles, por lo que este regreso discográfico da en el clavo al adentrarse en algo que, hasta ahora, no habían explorado del todo: su propia versión del pop, como asegura la banda a la hora de etiquetar las radiales y estructuralmente accesibles melodías que ofrece este trabajo homónimo.

Es curioso que, siendo su séptimo álbum, recién sea el primero titulado sencillamente con el nombre de la agrupación, pero esa decisión se justifica al desentramar lo que refleja el disco, exponiendo un ejercicio de cómo The Mars Volta es una entidad que deconstruye, analiza y reestructura los cánones de diferentes géneros para ofrecer una versión de ellos con un giro de tuerca propio, ya sea en la intensa “Graveyard Love” o las reminiscencias latinas que ofrecen tracks como “Blacklight Shine” o “Que Dios Te Maldiga Mi Corazón”, cantada en español e inglés con una sutileza propia de la voz de Cedric, capaz de invocar una fuerza interpretativa que deambula entre distintos conceptos y metáforas, muchas veces de una explicación más compleja que la necesaria, como todo brillante trabajo abstracto. Aunque las letras sean mucho menos crípticas que de costumbre, el misterio de las oraciones recitadas casi como mantras repercute perfectamente en la impecable sección instrumental del disco.

De igual forma, esa propia versión del pop que menciona el dúo es algo que no termina de cuajar en algo derechamente mainstream, y esto se debe principalmente a la influencia de artistas como David Bowie o Peter Gabriel que han citado para este trabajo, centrándose en la capacidad que ambos tienen de crear un área gris en donde se mantengan en una posición al filo de la orientación más popular, pero con los elementos viejos de su etapa progresiva siempre ahí. “Shore Story” es, por ejemplo, una composición que perfectamente puede sonar en una radioemisora junto a artistas de música más alternativa, como Beach House, The xx o el icónico proyecto Bosnian Rainbows del propio Omar, mientras que “Cerulea” podría ser el track de descanso dentro de toda la intensidad contenida en un álbum de At The Drive-In. Y si bien no es una inspiración directa, el rock alternativo moderno se puede escuchar en canciones como “Flash Burns From Flashbacks” o “No Case Gain”, donde la elegancia de The Mars Volta evita que caigan en cualquier tipo de cliché o parodia. Finalmente, ejemplos como “Palm Full Of Crux”, “Equus 3” o el cierre con “Collapsible Shoulders” y “The Requisition”, evidencian algo concreto: la banda es capaz de refrescarse sin tomar prestado de manera excesiva.

Como todo buen disco de progresivo, la séptima placa de The Mars Volta es un trabajo de cocción lenta y una digestión incluso más pausada, debido a que los más reacios a salirse de la fórmula de guitarras, batería y cambios de ritmo a toda velocidad les costará enganchar con un trabajo que no transita entre la calma y la tempestad, sino que entre la intensidad y la elegancia de la interpretación, dando como resultado un sonido más aterrizado y robusto, sin exponer muchas fracturas en el camino. La fuerza creativa del dúo está más desatada que nunca y, aunque esos elementos comunes que se encuentran en todos sus proyectos siguen inevitablemente ahí, sí se desmarca por una serie de factores como un disco de The Mars Volta, donde la mejor forma en que la banda comprueba su identidad es en demostrar su inigualable manera de interpretar.


The Mars VoltaArtista: The Mars Volta

Disco: The Mars Volta

Duración: 44:45

Año: 2022

Sello: Clouds Hill


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

The Mars Volta The Mars Volta
DiscosHace 5 días

The Mars Volta – “The Mars Volta”

Difícilmente exista banda que lo haya inventado o interpretado todo, pero es complejo poder renovarse cuando prácticamente se ha abarcado...

Will Of The People Will Of The People
DiscosHace 3 semanas

Muse – “Will Of The People”

Muse es una banda extrema, y no por el acercamiento caótico y áspero a la música que suele englobar este...

You Belong There You Belong There
DiscosHace 3 semanas

Daniel Rossen – “You Belong There”

Las separaciones o entradas en híato de las bandas son un momento incómodo para todos los involucrados, partiendo por los...

The Alchemist’s Euphoria The Alchemist’s Euphoria
DiscosHace 4 semanas

Kasabian – “The Alchemist’s Euphoria”

Kasabian vuelve después de cinco años con su séptimo álbum, y luego de que durante 2020 su ex frontman, Tom...

Baby Baby
DiscosHace 1 mes

Petrol Girls – “Baby”

Política, contingencia y un discurso absolutamente incendiario. Tres aspectos que nos permiten trazar el terreno artístico en el que se...

Sometimes Forever Sometimes Forever
DiscosHace 1 mes

Soccer Mommy – “Sometimes, Forever”

Soccer Mommy trae a la mesa el sonido de los 90 con una mirada joven y actual, mezclando a su...

Radiate Like This Radiate Like This
DiscosHace 1 mes

Warpaint – “Radiate Like This”

Seis años pasaron desde que Warpaint presentara su disco “Heads Up” (2016) y, a pesar de que todas sus integrantes...

Life Is Yours Life Is Yours
DiscosHace 1 mes

Foals – “Life Is Yours”

Partieron siendo cinco y ahora quedan tres; después de que en el documental “Rip Up The Road” (2019) pudimos ver...

Entering Heaven Alive Entering Heaven Alive
DiscosHace 2 meses

Jack White – “Entering Heaven Alive”

Como si el estreno de “Fear Of The Dawn” no fuera suficiente, Jack White hizo lo impensable al publicar dos...

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 2 meses

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas