Contáctanos

Discos

Mac DeMarco – Salad Days

Publicado

en

Su reciente paso por Chile no nos dejó dudas de que Mac DeMarco atraviesa el mejor momento de su carrera. El jovencito de Montreal que nos sorprendió en 2012 con dos exitosos álbumes de estudio (“Rock And Roll Night Club” y “2”), no detuvo su máquina de irreverencias hasta dar forma a uno de los discos más esperados de este año, “Salad Days”, el que claramente ha sido pensado para satisfacer el oído insaciable de una creciente fanaticada que pedía a gritos una muestra más del talento que el músico ya había desplegado en sus trabajos anteriores. Es decir, DeMarco nos dio lo que queríamos escuchar, lo que si bien en algunos casos puede resultar arriesgado cuando se ha generado tanta expectativa, sí es eficaz y admisible cuando se quiere conservar el estado de efervescencia de un público que ya se ha rendido ante los pies del artista.

MAC DEMARCO 01Es por eso que, en este tercer trabajo, al canadiense le puede estar permitido no tomar demasiados riesgos, lo que queda en evidencia desde el comienzo con el tema que abre y da nombre a la nueva placa, el que nos remite de inmediato a la atmósfera característica de sus discos anteriores y a esa fórmula lo-fi que impecablemente ha sabido explotar. Los agudos riffs de guitarra continúan armoniosamente con “Blue Boy”, sin atreverse todavía a presentarnos nuevos atisbos de experimentación, sin embargo, con “Brother” nos invita a  un primer acercamiento al paisaje ensoñador evocado por la suave melodía que da vida a uno de los temas más exquisitos de su repertorio, sólo comparable a “Dreamin’” o “Boe Zaah”. Aun dándole un final desconcertante y, por tanto, prometedor, el tema parecer ser solamente un aperitivo de lo que DeMarco guarda celosamente para minutos más tarde, dejándonos en suspenso durante los próximos tres temas. “Let Her Go”, “Goodbye Weekend” y “Let My Baby Stay”, se enmarcan dentro de la faceta más melosa del artista, siendo, sobre todo este último tema, una muestra clara de que el talento no se agota ni en las propuestas más transparentes, como queda comprobado en el video grabado para la televisión portuguesa –por Hiro Murai- en donde se ve a un solitario DeMarco guitarreando en los lugares más insólitos de la ciudad de Guimarães.

Ya con la aparición del sonido estruendoso de los sintetizadores en el séptimo tema, descubrimos que se ha acabado la espera. “Pas­sing Out Pie­ces” deja atrás las armonías de carácter íntimo para dar paso a nuevos e invasivos matices que juegan y se retuercen con sonidos vetustos, para manifestar de golpe la conflictiva relación del músico con el éxito: “Seems that every time that I turn, I’m passing out MAC DEMARCO 02pieces of me”. Pero el arte nos ha brindado más de un ejemplo para demostrar lo bien que se llevan la fama y la decadencia, y es eso lo que probablemente más nos atrae de Mac DeMarco, en la medida en que lucha inútilmente por mantenerse al margen de lo célebre mediante la imagen de chiquillo rebelde y provocador, lo que claramente su público agradece, puesto que es justamente en ese espacio de obstinación en donde se produce su evolución musical.

Acabado el trance, volvemos a las melodías más romanticonas con “Treat Her Better”, una balada simple que, del mismo modo que las anteriores, nos remite a la ya clásica “Still Together” de su segundo disco. Pero una vez ambientados, “Chamber Of Reflection” nos devuelve a ese sonido alucinógeno, hipnótico y aletargado que nos transporta a lugares inhóspitos, a islas desiertas habitadas por espejismos. Con este noveno tema, el clímax del disco comienza a decaer paulatinamente hasta terminar con “Go Easy” y “Johnny’s Odyssey”, tracks que a través de un medio tempo consiguen dar un cierre redondo a este álbum que, a pesar de no ser lo suficientemente caprichoso, sí nos da luces de que Mac DeMarco está cocinando algo bueno y que su reciente trabajo puede configurarse como un puente para futuras experimentaciones que no pueden más que llevarlo a un progreso que, en su caso, parece inminente.

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Discos

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

Publicado

en

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto y así esclarecer las ideas para dar el siguiente paso. Bajo ese escenario, Lee Ranaldo optó por alejarse de todo lo que ya había hecho, intentando encontrar un sonido más acústico y dándole un pequeño giro a su proyecto Lee Ranaldo And The Dust. Así fue como el músico lanzó “Acoustic Dust” (2014), donde versionó de un modo más desnudo las canciones de “Last Night On Earth” (2013), único LP de este proyecto. Ese último período supuso un tiempo en España, donde el ex guitarrista de Sonic Youth comenzó a trabajar con el productor Raúl Fernández para trazar las líneas de su siguiente trabajo de estudio, “Electric Trim”, que refleja todo lo aprendido durante este viaje musical.

El sentido introspectivo y personal se siente de inmediato: canciones como “Moroccan Mountains”, “Uncle Skeleton” o “Let’s Start Again” demuestran la melancolía característica en la música del cano guitarrista, quien se apoyó en muchos de sus amigos y colaboradores recurrentes para concebir este trabajo de estudio. Una de esas colaboradoras es la cantante Sharon Van Etten, quien acompaña a Lee en la canción “Last Looks”, con una armonía natural que fluye muy bien, recordando mucho el intercambio que Lou Reed y Nico realizaban en The Velvet Underground. Esto último no es al azar, el propio Ranaldo ha establecido al autor de “Perfect Day” como una de sus inspiraciones más grandes a nivel musical y artístico.

Pese a muchos significados, el título del álbum se puede traducir como “ajuste eléctrico”, algo que refleja muy bien lo que realiza Lee mediante estas composiciones. “Circular (Right As Rain)”, “Electric Trim” y “Purloined” se entreven como un ajuste de la furiosa y estridente composición que el músico deja caer regularmente dentro de sus canciones. Ranaldo siempre fue la parte más “limpia” de Sonic Youth, más melódico y calmo que su compañero Thurston Moore, pero cuando se trataba de meter ruido, lo hacía sin mayores problemas, y lo siguió haciendo también en “Between The Times And The Tides” (2012), el que es, técnicamente, el trabajo que antecede a “Electric Trim” dentro de su carrera solista.

Con un cierre a la altura, “Thrown Over The Wall” se presenta como una canción tranquila y bien estructurada, que va progresando hasta un estado más psicodélico y místico, dando el paso perfecto a la más convencional “New Thing”, donde cada integrante luce perfectamente en lo suyo, con cierto toque de emotividad por su bajo ejecutado por el fallecido Tim Lüntzel, compañero de Ranaldo tanto en The Dust como en su faceta solista. Esta “nueva cosa” puede tener muchos significados, pero lo cierto es que lo referente a internet y los nuevos tiempos en que vivimos es el mensaje principal de una composición que se adorna hermosamente de la voz de Sharon Van Etten, el toque más delicado y dulce dentro de toda esta tempestad tecnológica.

El viaje para auto encontrarse de Ranaldo logra llegar a buen puerto finalmente, ya que se nota claro, seguro y muy conciso en el relato que desarrolla durante el álbum. La madurez musical es evidente y, a pesar de que su trayectoria ya acumula varias décadas, es bueno notar cómo todavía es capaz de hacer fluir su creatividad mediante sus composiciones. Quizás este sea el inicio de un período más melódico y elaborado del músico, dejando un poco atrás el ruido y distorsión de las guitarras afiladas que suele interpretar. No obstante, el resultado es consistente y muy bien estructurado, tanto así, que Ranaldo demostró poder salir de su zona de confort explorando nuevas vías y reglas para entregar su música.

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 11 horas

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 6 días

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

DiscosHace 1 semana

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 2 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 2 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

DiscosHace 3 semanas

Mogwai – “Every Country’s Sun”

Mogwai sin duda alguna es uno de los principales referentes a la hora de hablar de post rock. Aunque en...

Publicidad

Más vistas