Conéctate a nuestras redes

Discos

Mac DeMarco – Another One

Publicado

en

Al pensar en Mac DeMarco, de seguro que lo primero que se viene a la mente es el sonido tan característico de su Fender Mustang, esa que le ha valido un sello propio en la gran mayoría de sus composiciones y que sigue sonando sin parecer repetitiva ni agotadora. Luego de las buenas críticas cosechadas con “Salad Days” (2014), DeMarco se aventuró con un “mini-LP” titulado “Another One”, en el que, mediante ocho tracks y poco más de 20 minutos de duración, entrega una visión de la vida y los distintos estados del amor. Sólo dos semanas y media le bastaron al oriundo de Canadá para componer y grabar este trabajo, desarrollado principalmente durante los intermedios de su última gira mundial en 2014.

MAC DEMARCO 01La estructura de este trabajo es breve pero efectiva, con la canción “The Way You’d Love Her” entregando los primeros indicios del sonido predominante durante todo el álbum, una guitarra fresca, con tintes de country y algo de blue grass, mezclado con rasgueos propios del new wave y notas que permiten una recepción casi inmediata del disco. Por muy extraña que parezca la mezcla, es algo totalmente común en DeMarco, ya que ha sabido valerse de una versatilidad en cuanto a estilos, que le permite adaptar todo dentro de un concepto propio. “Another One”, aparte de darle el nombre al disco, incorpora el teclado en un plano más calmado y armónico, mientras que “No Other Heart” da la sensación de estar escuchando una tercera parte del track inicial. Aunque todas las pistas comparten una similitud en su sonido, las primeras tres son especialmente complementarias, tanto en su letra como en su estructura.

Con “Just To Put Me Down” queda la sensación de estar de regreso en “Salad Days” (2014), con las guitarras y teclado que se encargan de entregar una versión más ligera de aquel álbum. A pesar de su pulcritud, el disco puede caer un poco en la monotonía, cosa que por suerte no pasa en “A Heart Like Hers”, la canción con mayor duración de todo el LP, registrando 4:02. Aquí es donde Mac DeMarco entrega una letra sobre la desilusión amorosa, aconsejando a alguien de “no creer de nuevo en un corazón como el de ella”. El ritmo se muestra más animado en “I’ve Been Waiting For Her”, la guitarra suena más acelerada que en el resto del álbum y el sonido mantiene la misma línea que siguió durante las pistas que le preceden. DeMarco canta del amor, en todos sus estados, de todas maneras posibles, dando paso a “Without Me”, donde el teclado vuelve a hacerse presente como el principal MAC DEMARCO 02adorno para ir cerrando un trabajo que, si bien puede ser considerado un poco plano, su duración lo hace agradable y de fácil escucha.

El cierre definitivo llega con “My House By The Water”, track instrumental donde se oye el sonido del mar, acompañado de las notas de un teclado que relaja y sella la experiencia entregada por el álbum, para rematar con el siguiente mensaje: “6802 Bayfield Ave, Arverne, New York. Stop on by, I’ll make you a cup of coffee. See you later”. Si, Mac DeMarco invita a sus fans a visitarlo en su casa y beber un poco de café, por muy extraño que parezca, el músico quiere saber en primera persona qué opinan sus seguidores acerca de este trabajo.

Muchos describen a DeMarco como un tipo excéntrico, pero muy lejos de esto, queda claro que ha sabido hacerse un espacio dentro del panorama musical, con shows altamente enérgicos y canciones con una calidad  innegable. Estos factores lograron posicionarlo como uno de los estandartes del indie rock en la actualidad, y si bien puede que “Another One” no sea su mejor trabajo a la fecha, por lo menos deja la sensación de querer más y recibir lo que el músico tenga preparado para el futuro, donde su adorada Fender Mustang seguirá entregando el mismo mensaje que ha dado durante los últimos años.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Converge & Chelsea Wolfe – “Bloodmoon: I”

Publicado

en

Bloodmoon: I

Hay veces en que las colaboraciones no terminan de cuajar, y otras en que suena a algo completamente diferente a lo que se podría esperar. También existen casos en que el trabajo final representa un exacto ensamble de elementos entre los involucrados, situación más que aplicable al intenso “Bloodmoon: I”, el debut del proyecto informalmente del mismo nombre, en donde tenemos a dos pesos pesados de la oscuridad: Converge y Chelsea Wolfe. Abordar este trabajo era cosa sencilla con sus antecedentes, ya que la banda se acompañó de la artista en 2016 para una presentación en el festival Roadburn, donde reinterpretaron su catálogo con el componente delicado y, a la vez, poderoso que entrega Wolfe. Al reinterpretar esas composiciones era seguro que algo más saldría, y desde 2019 se comenzó a gestar definitivamente esta colaboración que no escatima recursos en ningún segundo de su oscuro, asfixiante y demandante recorrido.

Desde el primer track, “Blood Moon”, podemos ver como la dinámica entre el frontman Jacob Bannon y Wolfe son el condimento principal de un disco que refleja muy bien la incorporación de los distintos involucrados en su desarrollo. Sumado a la agrupación y la cantante, también participan otros nombres, como Stephen Brodsky de Cave In y Ben Chisolm, quien colabora frecuentemente con la responsable de “Hiss Spun” (2017) en sus proyectos, los que aportan cada uno una visión diferente a la panorámica general que supone el LP.

Por parte de la agrupación, Bannon no sólo desarrolla muy bien la interpretación dramática que se requiere, sino que logra compaginarse con el guitarrista Kurt Ballou en la esencia lúgubre y densa que recorre un disco que, con un relato consistente, se sostiene en cuatro pilares fundamentales para su desarrollo. Esto, porque al mencionado track que inicia el álbum se suman otras canciones como “Viscera Of Man”, “Lord Of Liars” o “Crimson Stone”, cada una funcionando como un pilar que sostiene la obra como tal, concentrando a la misma vez todos los elementos que desfilan de manera esporádica entre cada corte. Independiente de la dualidad entre voces masculina y femenina que se da en la dinámica del disco, el componente que une todos los aportes es la intensidad propia de un disco de Converge, lo que desaparece en contadas ocasiones para dejar al misticismo de Wolfe como protagonista absoluto del relato.

En ese sentido, “Bloodmoon: I” refleja una fórmula que deja entrever que lo mejor está por venir; indudablemente la numeración en el título intuye que podría haber más en el horizonte, y la confianza que logran entre todos para desarrollar el LP es francamente mágica. Un disco de escucha lenta, con mucha atención, y que probablemente tomará más de un intento para cautivar a los más esquivos, tal como suele pasar con prácticamente todas las obras de los involucrados. Eso sí, las crudas emociones reflejadas en sus once composiciones demuestran la honesta intención de texturizar, rearticular y darle forma a un rock gótico que fusiona elementos del doom, folk, hardcore e incluso punk, dando como resultado un sonido sustancioso, con cuerpo y un carácter que va en directa relación con el trabajo lírico.

Puede que “Bloodmoon: I” sea el trabajo más liviano de Converge, pero indudablemente es el más consistente en cuanto a estructura y exploración de sonidos, mostrándonos otra faceta de una banda que ha sabido reinventarse para transitar por distintos géneros en sus años de carrera. Un disco así habría sido imposible sin el aporte fundamental de Chelsea Wolfe, ya que es gracias a su interpretación que se llega a esos paisajes cinemáticos y de tintes apocalípticos, los que finalmente son el perfume esencial de esta obra que, más allá de ser una colaboración sin norte seguro, logra desarrollarse de una manera íntegra y respetuosa como un trabajo colaborativo bajo una idea común, mirada desde diferentes puntos de vista.


Bloodmoon: IArtista: Converge & Chelsea Wolfe

Disco: Bloodmoon: I

Duración: 58:44

Año: 2021

Sello: Epitaph / Deathwish


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Bloodmoon: I Bloodmoon: I
DiscosHace 1 mes

Converge & Chelsea Wolfe – “Bloodmoon: I”

Hay veces en que las colaboraciones no terminan de cuajar, y otras en que suena a algo completamente diferente a...

Things Take Time, Take Time Things Take Time, Take Time
DiscosHace 1 mes

Courtney Barnett – “Things Take Time, Take Time”

Cuando Courtney Barnett irrumpió y su nombre ganó un espacio privilegiado en la exitosa y explosiva escena australiana, una de...

An Evening With Silk Sonic An Evening With Silk Sonic
DiscosHace 2 meses

Silk Sonic – “An Evening With Silk Sonic”

Los talentosos Anderson .Paak y Bruno Mars dejaron sensaciones más que positivas cuando dieron a conocer “Leave The Door Open”,...

The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows
DiscosHace 2 meses

Damon Albarn – “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows”

Inagotable y cada vez más camaleónico. Algo tiene el imaginario que está construyendo Damon Albarn que, con cada día que...

Comfort To Me Comfort To Me
DiscosHace 2 meses

Amyl And The Sniffers – “Comfort To Me”

Una de las piedras angulares del punk, como filosofía, consiste en abrazar las imperfecciones, reconocerse como seres desprolijos y enaltecer...

CRAWLER CRAWLER
DiscosHace 2 meses

IDLES – “CRAWLER”

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo...

Sympathy For Life Sympathy For Life
DiscosHace 2 meses

Parquet Courts – “Sympathy For Life”

El indie rock de Parquet Courts es bastante sui generis dentro de los márgenes difusos que la crítica le ha...

Engine Of Hell Engine Of Hell
DiscosHace 2 meses

Emma Ruth Rundle – “Engine Of Hell”

Mientras Emma Ruth Rundle se dedicaba a preparar lo que sería su quinto disco, la pandemia y las cuarentenas golpearon...

Valentine Valentine
DiscosHace 2 meses

Snail Mail – “Valentine”

En situaciones de crisis, es complicado alinear las emociones con lo que se piensa o analiza, pero ese acontecer no...

Twin Plagues Twin Plagues
DiscosHace 2 meses

Wednesday – “Twin Plagues”

La actitud con la que Karly Hartzman trata la guitarra en los primeros minutos de “Twin Plagues”, canción que abre...

Publicidad
Publicidad

Más vistas