Conéctate a nuestras redes
The Hunting Party The Hunting Party

Discos

Linkin Park – “The Hunting Party”

Publicado

en

Una etapa confusa, pero colmada de una confortante pretensión es lo que podría definir la actual transición que está experimentando Linkin Park. “Minutes To Midnight” (2007) cumplió con el representativo rol de mutación que, de algún modo, terminaría por forjar una pseudo identidad que, sin perjuicio, además de modificar los elementos a la hora de la producción, los ha dirigido a través de una senda plagada de obstáculos que principalmente se puede identificar por la dispar recepción de aquel público que los conoció en el pleno auge del nü metal. “The Hunting Party” configura una ejecución retrospectiva, y es que pretende, de una forma relativamente sutil, retomar los sonidos más tradicionales del rock, sin rehuir de las articulaciones sonoras más electrónicas –y siempre melódicas- que han sido costumbre en sus más recientes registros.

LINKIN PARK 01Quizás, uno de los factores más esenciales y concretamente sustanciales presentes en este disco, es la exclusión respecto a la colaboración de productores, siendo este sexto trabajo íntegramente producido por sus integrantes Mike Shinoda y Brad Delson. No caer en la ingenua predisposición de encontrarse frente a un disco que podría ser el sucesor de “Meteora” (2003), parece ser la premisa más apropiada para digerir sanamente este “The Hunting Party”. Con un robótico y distorsionado alarido de Chester Bennington, “Keys To The Kingdom” se encarga de dar inicio a esta nueva placa, seguida por “All For Nothing”, donde el característico rapeo de Shinoda protagoniza uno de los puntos más atractivos de este álbum, incorporando además la participación del frontman de Helmet, Page Hamilton. Continuando, nos encontramos con un nuevo feat, esta vez a cargo de Rakim (Eric B. & Rakim), en “Guilty All The Same”, primer sencillo liberado, y que logra mezclar exitosamente la articulación melódica de Linkin Park con la actitud dispuesta por el MC invitado.

A modo de puente emerge “The Summoning”, donde no hay mezclas identificables, sino más bien interferencias y perturbaciones. Siguiente a esto, “War” muestra a través de la ira en las percusiones de Rob Bourdon y una minuciosa serie rítmica complementada por las cuerdas de Brad Delson, una composición que podría compararse con los sonidos más reconocibles de Bad Religion. Con “Wastelands” y “Until It’s Gone” persiste dignamente la fórmula adoptada que, recordemos, en teoría consiste en eliminar en cierta medida la necesidad de conceptualizar los sonidos, de despojarse –aunque a largo plazo- de las etiquetas que los resume como una agrupación que forzó su estilo, consciente o no, para intentar convertirse en un grupo de rock experimental, moderno y hasta vanguardista.

Con la participación de Daron Malakian (System Of A Down) en “Rebellion” –segundo single promocional de este registro-, emerge una de las pistas más enérgicas y poderosas de esta producción. Y es que la colaboración del guitarrista logra plasmar eficazmente lo que se espera de un feat, que en términos generales se traduce en la mixtura óptima entre los dos elementos. “Mark The Graves” basa su estructura en la hasta ahora exitosa pauta que propone implementar más cuerdas que beats, y arreglos electrónicos. Con “Drawbar” emerge la colaboración de Tom Morello (Rage LINKIN PARK 02Against The Machine), con una pista que funciona a modo de interludio, y en donde fundamentalmente se percibe una suave guitarra que sigue el paso de un apacible piano. Llegando al final de esta placa, “Final Masquerade” apuesta por una pacífica y pegajosa melodía que decanta en “A Line In The Sand”, la que básicamente tiene un coro articulado con acordes muy similares a un par de canciones previas de este disco, pero que destaca por un protagónico solo de Brad Delson.

Si bien, “The Hunting Party” logra superar con éxito las limitantes que se podrían haber asentado desde las últimas tres placas anteriores, mantiene una sutil escasez creativa, que se refleja en las pocas variaciones que existen entre track y track. Estamos ante un disco muy innovador respecto a la receta compositiva previa, y cumple con lo que se hubiese esperado de una evolución regular. No es lo peor ni mejor que ha salido de las mentes de estos norteamericanos, pero sí marca un hito que, desde ahora, para muchos hará retornar las expectativas respecto a sus futuros lanzamientos.


The Hunting PartyArtista: Linkin Park

Disco: The Hunting Party

Duración: 45:12

Año: 2014

Sello: Warner Bros. / Machine Shop


Publicidad
3 Comentarios

3 Comments

  1. Cristian Pasillas. (@Phirotz)

    01-Sep-2014 en 9:34 pm

    es un buen disco pero no supieron aprovechar el aire heavy que tiene sobre todo con la eleccion de los singles y la difusion de los mismos

  2. . (@fabiolaa_sc)

    01-Sep-2014 en 11:20 pm

    Tiene razón Cristian Pasillas, yo soy fan de Linkin Park y encuentro que este disco tiene muy buenas canciones (Rebellion mi favorita) pero creo que la banda cometió un error a liberar casi todo el track list antes de estrenar el álbum, en vez de ir lanzando los sencillos espaciadamente para promocionarlo.
    Es cierto que hay unas canciones que repiten la formula y esos interludios que, debo decirlo, nunca me han gustado, creo que solo Session del Meteora me gustó y era un track completo. En fin sigo esperando que regresen a Chile y debo decir que me ha gustado harto el setlist que han hecho en sus conciertos últimamente, si pueden vean el del RAR 2014, una mezcla de lo mejor de ahora y lo pasado.

  3. linkinmierda

    07-Sep-2014 en 2:20 pm

    como el pico el disco

Responder

Discos

The Fall Of Troy – “Mukiltearth”

Publicado

en

Mukiltearth

En la música, literalmente todo puede ser una influencia, ya sea para el concepto de un álbum o para una renovación en la dirección del sonido a materializar. Dentro de la evolución, el pasado también puede aportar algo en pos del aprendizaje y, en una especie de tributo a sus raíces, The Fall Of Troy, banda insigne en el desarrollo del math rock y el post hardcore desde inicios de la década anterior, lanza “Mukiltearth”, su sexto material larga duración, donde el espíritu de lo que dio forma inicialmente a la agrupación se encuentra presente en toda su extensión.

Un año antes del debut homónimo del trío de Mukilteo, “The Fall Of Troy” (2003), el proyecto liderado por el guitarrista fundador y vocalista Thomas Erak, The Thirty Years’ War, lanzaba “Martyrs Among The Casualties”, su único y último EP. Este trabajo funcionó como los cimientos del sonido de The Fall Of Troy y muchas otras bandas que se influenciaron por la mezcla de la catarsis del screamo y los arreglos orientados al jazz del math rock, y en “Mukiltearth” no sólo el nombre de la ciudad de origen de la banda se ve destacado como base de nacimiento del grupo, sino también que seis canciones del listado son regrabaciones de este EP de antaño.

Es así como esta colección de canciones tiene una evidente vibra de los años previos a The Fall Of Troy, con matices reconocibles dentro de las variantes ejecutadas por bandas como Dance Gavin Dance o Chiodos, y más de la oleada que explotó el post hardcore con quiebres más técnicos en su mezcla. Considerando el tiempo y la actual alineación conformada por Erak, el bajista y también vocalista Tim Ward, junto al baterista Andrew Forsman, las voces definitivamente se alejan de las versiones más viscerales de canciones como “A Tribute To Orville Wilcox” y “Chain Wallet, Nike Shoes”, y aún más evidente en una versión un tanto más accesible de “The Tears Of Green-Eyed Angels”, que sin la incendiaria interpretación original queda en un despliegue vertiginoso, y certero, por lo demás.

“Mirrors Are More Fun Than Television” cambia la tendencia al mostrar mucho más ímpetu en su ejecución, y aún con la bajada de intensidad hacia la mitad del track la emotividad concentrada resulta explosiva, al darse el quiebre después de un armado por capas en su rítmica. Para finalizar la revitalización del homenaje a sus raíces, The Fall Of Troy se mantiene firme durante “The Day The Strength Of Men Failed” y “Knife Fight At The Mormon Church”. Con notorios cambios en la claridad del sonido, la conducción de estos cortes desborda nostalgia y son excelentes ejemplos de patrones polirrítmicos en la batería y ejecución frenética en las cuerdas, propias del screamo de finales de la década del noventa.

Sin entregas originales desde “OK” (2016), “Counting Sheep” inicia el recorrido de la actualidad compositiva de The Fall Of Troy. Una inclemente carta que destaca de manera saludable la pericia de la agrupación, que también alterna –como parte de un sello indudable– vertiginosas estructuras y salvajes gritos, con gancheros versos junto a voces limpias, que ven en “Round House” un espacio ideal para brillar.

Cerrar “Mukiltearth” con la movida declaración llamada “We Are The Future” es muy acertada, tomando en cuenta que The Fall Of Troy es una banda influyente, pese al prolongado tiempo desde su anterior álbum. Habiendo tenido un tiempo en pausa a final de 2010, la identidad de la agrupación de Mukilteo se ha mantenido coherente durante su discografía. The Fall Of Troy concibe su último trabajo de estudio como un ejercicio de revisión a sus raíces, lamentablemente sin concretar algo más novedoso, pero dentro de los sonidos que dan la bienvenida a la experimentación y a desafiar límites. En el futuro todo puede suceder.


Artista: The Fall Of Troy

Disco: Mukiltearth

Duración: 39:22

Año: 2020

Sello: Independiente


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Mukiltearth Mukiltearth
DiscosHace 16 horas

The Fall Of Troy – “Mukiltearth”

En la música, literalmente todo puede ser una influencia, ya sea para el concepto de un álbum o para una...

Ohms Ohms
DiscosHace 4 días

Deftones – “Ohms”

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado...

Ultra Mono Ultra Mono
DiscosHace 5 días

IDLES – “Ultra Mono”

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer...

Down In The Weeds Where The World Once Was Down In The Weeds Where The World Once Was
DiscosHace 1 semana

Bright Eyes – “Down In The Weeds, Where The World Once Was”

Tras un receso de nueve años y con una serie de proyectos bajo el brazo, Conor Oberst ha reunido a...

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 1 semana

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 1 semana

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 1 semana

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 3 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 3 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 3 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: