Conéctate a nuestras redes
As You Were As You Were

Discos

Liam Gallagher – “As You Were”

Publicado

en

Tras la disolución de Oasis en 2009, los caminos musicales de los hermanos Gallagher se bifurcaron con resultados dispares. Para sorpresa de nadie, Noel logró confirmar su solidez como compositor con discos tremendamente contundentes, que gozaron del beneplácito de buena parte de la crítica y el público, sin embargo, Liam no corrió la misma suerte con su proyecto Beady Eye, cuyo “Different Gears, Still Speading” (2011) fue recibido como una buena sorpresa que el segundo, “BE” (2013), no pudo concretar de buena forma. Por eso, el esperado disco solista del mancuniano acapara tanta atención: ¿es capaz Liam de facturar un buen disco solista sin la potencia creativa de su hermano, y sin Gem Archer y Andy Bell, pilares de Beady Eye?

La verdad es que sí y, claro, no podía fallar con el cuerpo de compositores y productores constituido por Greg Kurstin, Andrew Wyatt y Dan Grech-Marguerat, quienes están detrás de artistas contemporáneos tan importantes como Adele o Lana del Rey, y son coautores de una gran porción de la placa, con Kurstin haciéndose cargo de la mayor parte de los instrumentos, excepto de la batería, lugar que ocupa Don McDougall y Nick Bonnes. Ciertamente, el equipo logra concretar un sonido clásico que, como era de esperarse, fluctúa entre las influencias que siempre fueron parte del ADN del ex Oasis, como T-Rex, The Rolling Stones y, por supuesto, ese hedor a The Beatles que se huele en cada uno de los recovecos del disco. Era totalmente obvio que Liam iba a juntar todas esas referencias y las rearmaría a su manera.

“For What It’s Worth”, “Paper Crown” y “China Town” son definitivamente las mejores baladas que Liam ha cantado en la última década, y demuestran que el tipo tiene una capacidad única para proyectarlas y hacerlas despegar hasta el infinito, siendo quizá “Universal Gleam” la más lánguida, pero con un desarrollo con carácter de himno deudor del Blur de 1998, por más raro que esto parezca. Otras, como “Bold”, “Greedy Soul”, “I Get By” y “I’ve All I Need” –esta última escrita íntegramente por Liam–, suenan efectivas, utilizando perfectamente los recursos y mostrando un sonido actualizado que acentúa el poder de la interpretación, terreno en el que Liam sabe jugar perfectamente.

Por otra parte, el aspecto más bajo recae en las letras, aunque se sepa de antemano que no encontraremos una majestuosidad digna de Dylan en ellas. El menor de los Gallagher insiste en ocupar el viejo recurso de completar ciertas estrofas con nombres de canciones de los Stones, Hendrix o The Beatles: “Gimme Shelter”, “Purple Haze”, “Helter Skelter” o “Tomorrow Never Knows” en canciones como “You Better Run” o “When I’m In Need”, algo que sonaba simpático en los 90, pero que ya es un recurso explotado hasta la saciedad.

“Come Back To Me” es una muestra de puro estilo, saliendo bien al paso y manteniendo una vibra interesante, la que está dentro del espectro más rockero del disco, pero sin lugar a dudas “Wall Of Glass” destella con luz propia con esa introducción de armónica y un batallón de guitarras frenéticas, que tienden a recordar los días de “(What’s The Story) Morning Glory?” (1995), adosadas con coros góspel y la voz de Liam en su punto para sonar casi tan agresivo como lo vemos en los medios, adjudicándose con total seguridad que algún día resonará como una muralla de vidrio, un verdadero golpe en la mesa para todos los que dudaban de su debut solista. Por otro lado, en “As You Were” logra sacudirse la palidez mostrada tanto en la última publicación de Beady Eye, como en los trabajos de Oasis después de su época de gloria. Todo depende si al oyente le gusta la fórmula que bebe constantemente de los años dorados de la música británica, porque, al fin y al cabo, de eso está hecho el menor de los Gallagher, del romanticismo exacerbado por la música de los 60.

Con Noel consolidado en una carrera solista tan convincente y Liam defendiendo de buena manera sus credenciales como un músico que puede desenvolverse ampliamente con un material que se amolda a sus características, vale la pena preguntarse si es necesario que Oasis vuelva para otra cosa que no sea un concierto multitudinario que reparta hits a diestra y siniestra. Por el momento, Liam va por el camino correcto en “As You Were”, pero no debe desviarse como lo hizo con Beady Eye, de lo contrario, va a tener que echar mano a la nostalgia de los días de Oasis y no estamos seguros de que la otra parte de este cuento quiera volver a hacerlo por ahora.


Artista: Liam GallagherAs You Were

Disco: As You Were

Duración: 44:43

Año: 2017

Sello: Warner Bros.


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Khruangbin – “Mordechai”

Publicado

en

Mordechai

En un presente tan automatizado como el actual, Khruangbin ha logrado con éxito captar la atención de la audiencia con la creación de atmósferas. El trío originario de Texas, conocido por su mezcla de sonidos y su negación a encasillarse en un solo género, ha cultivado un seguimiento de culto, que les ha permitido llevar una exitosa gira a múltiples países, tan diversos como la paleta que presentan. “Mordechai”, su tercer disco y primero en dos años, se estrena en un mundo distinto al que recorrieron con sus primeros trabajos, pero el viaje presente permite por un instante recorrer el globo.

Durante la década pasada, el trabajo de Khruangbin se destacó por lo atrapante de su sonido instrumental, pero en “Mordechai” un nuevo elemento sale a juego. Las voces presentes por primera vez de Laura Lee, Mark Speer y Donald “DJ” Johnson, convierten a este en su material más directo. “First Class”, la carta de inicio del proyecto, suena como un resultado directo de su reciente trabajo con Leon Bridges, “Texas Sun” (2020), un corte retro con elementos del funk, soul y jazz, que se beneficia con la inclusión de sus voces. Temáticamente, es una mirada hacia el inicio, un viaje en “primera clase” a su natal Houston. “One To Remember” es otro ejemplo del legado atmosférico de sus inicios, donde la desvanecida voz acompaña a las cuerdas y percusión en un expansivo tema alucinógeno.

Si bien, el trío ha sido tajante en no querer encasillarse en géneros, no significa que no aludan a estos. “Time (You and I)” es un corte de disco setentero, donde el bajo de Lee cobra protagonismo junto a la percusión de DJ Johnson. A diferencia de la apertura, no sólo se aluden los vocales, sino que están presentes durante todo el tema, cantando en distintos idiomas para enfatizar en su exploración de sonidos del mundo. “Pelota” presenta claras influencias latinas, con elementos de la rumba, flamenco, compás haitiano y música tejana, además de ser cantada exclusivamente en español, en uno de los momentos más dinámicos y dignos de repetir. “So We Won’t Forget” es otro de los destacados del disco, aludiendo al groove ya presentado en “Time”, pero con más cercanía al pop; un himno veraniego que sería perfecto en un año normal. Estos cortes permiten agradecer el salto hacia los vocales, pues, mientras más presenten estén y menos se desvanezcan, mejores son los resultados.

La música del grupo se ha basado en evocar los distintos sonidos del mundo y sus atmósferas, pero acá existe una clara mirada hacia las raíces, a su génesis como músicos y a su ciudad natal, experiencias propias presentes en los instrumentales. “First Class” ya anunciaba un viaje relajado y libre de preocupaciones a Houston, homenaje que queda claro en “Connaissais De Face”, que evoca las memorias del pub que vio nacer al trío. Un tributo a una camarera que trabajaba en el pub y que recientemente falleció, sin enfocarse en su cercanía a los miembros, sino que su significancia para sus inicios. “Father Bird, Mother Bird”, el único track instumental presente, deja las puertas abiertas al sonido con el que comenzaron. Dedicada a una familia de aves que anidaron en la granja donde grabaron, es la manifestación del entorno de creación, el sentarse a explorar el mundo y maravillarse con la simplicidad. Mismo sentimiento se explora en “Dearest Alfred”, un inmersivo corte que mezcla las voces de Laura y Mark, quienes añoran un mundo sin la inmersión de la tecnología en las vidas, inspirándose en las cartas de sus abuelos gemelos Alfred y Earnest: “Tu carta es el mejor regalo”.

En muchas maneras “Mordechai” parece hecho para viajar por el mundo, para recorrer aquellas imágenes que el trío evoca en su paleta sonora, actividad imposible en un presente como el actual. Sin embargo, Khruangbin también ofrece otro tipo de viaje, uno hacia las memorias y la simplicidad del día a día. Inspirado por un amigo que impulsó a Laura a saltar desde una cascada, el disco mismo realiza un ejercicio necesario luego de dos álbumes inmersivos, vocales que le añaden humanidad al trabajo instrumental que venían presentando, sin perder la calidad atmosférica que los destaca, en un experimento que deja expectante ante su siguiente paso.


Artista: Khruangbin

Disco: Mordechai

Duración: 43:53

Año: 2020

Sello: Dead Oceans / Night Time Stories


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Mordechai Mordechai
DiscosHace 10 horas

Khruangbin – “Mordechai”

En un presente tan automatizado como el actual, Khruangbin ha logrado con éxito captar la atención de la audiencia con...

Hum Hum
DiscosHace 3 días

Alain Johannes – “Hum”

La carrera de Alain Johannes habla por sí sola. Como “hombre en las sombras” ha sido el responsable de un...

Savage Peace Savage Peace
DiscosHace 7 días

Partisan – “Savage Peace”

Actualmente, una frase como “paz salvaje” resulta tan paradójica como acertada. La brusquedad de los cambios en los ritmos de...

Women In Music Pt. III Women In Music Pt. III
DiscosHace 1 semana

HAIM – “Women In Music Pt. III”

Desde el lanzamiento de “Summer Girl” el año pasado, era claro que el tercer álbum de HAIM, “Women In Music...

Hell Will Come For Us All Hell Will Come For Us All
DiscosHace 1 semana

Aversions Crown – “Hell Will Come For Us All”

Australia no sólo es el país originario de bandas importantes de rock como AC/DC, y otras que nacieron durante la...

Amends Amends
DiscosHace 2 semanas

Grey Daze – “Amends”

Para quienes crecieron con los himnos de Linkin Park sonando fuerte en la radio y en la televisión, la muerte...

Consummation Consummation
DiscosHace 2 semanas

Katie Von Schleicher – “Consummation”

Las limitaciones jamás han sido un impedimento para Katie Von Schleicher, por el contrario, se convirtieron en su sello. Para...

Lamb Of God Lamb Of God
DiscosHace 2 semanas

Lamb Of God – “Lamb Of God”

Con un poco más de dos décadas de historia, incluyendo sus inicios bajo el nombre Burn The Priest, la carrera...

Punisher Punisher
DiscosHace 3 semanas

Phoebe Bridgers – “Punisher”

En tiempos de pandemia se idealiza la experiencia de la música en vivo, y se extraña, por supuesto, como la...

Años En Infierno Años En Infierno
DiscosHace 3 semanas

Xibalba – “Años En Infierno”

La identidad, como concepto, es un conjunto de características que hacen que algo o alguien se pueda diferenciar con el...

Publicidad
Publicidad

Más vistas