Conéctate a nuestras redes
As You Were As You Were

Discos

Liam Gallagher – “As You Were”

Publicado

en

Tras la disolución de Oasis en 2009, los caminos musicales de los hermanos Gallagher se bifurcaron con resultados dispares. Para sorpresa de nadie, Noel logró confirmar su solidez como compositor con discos tremendamente contundentes, que gozaron del beneplácito de buena parte de la crítica y el público, sin embargo, Liam no corrió la misma suerte con su proyecto Beady Eye, cuyo “Different Gears, Still Speading” (2011) fue recibido como una buena sorpresa que el segundo, “BE” (2013), no pudo concretar de buena forma. Por eso, el esperado disco solista del mancuniano acapara tanta atención: ¿es capaz Liam de facturar un buen disco solista sin la potencia creativa de su hermano, y sin Gem Archer y Andy Bell, pilares de Beady Eye?

La verdad es que sí y, claro, no podía fallar con el cuerpo de compositores y productores constituido por Greg Kurstin, Andrew Wyatt y Dan Grech-Marguerat, quienes están detrás de artistas contemporáneos tan importantes como Adele o Lana del Rey, y son coautores de una gran porción de la placa, con Kurstin haciéndose cargo de la mayor parte de los instrumentos, excepto de la batería, lugar que ocupa Don McDougall y Nick Bonnes. Ciertamente, el equipo logra concretar un sonido clásico que, como era de esperarse, fluctúa entre las influencias que siempre fueron parte del ADN del ex Oasis, como T-Rex, The Rolling Stones y, por supuesto, ese hedor a The Beatles que se huele en cada uno de los recovecos del disco. Era totalmente obvio que Liam iba a juntar todas esas referencias y las rearmaría a su manera.

“For What It’s Worth”, “Paper Crown” y “China Town” son definitivamente las mejores baladas que Liam ha cantado en la última década, y demuestran que el tipo tiene una capacidad única para proyectarlas y hacerlas despegar hasta el infinito, siendo quizá “Universal Gleam” la más lánguida, pero con un desarrollo con carácter de himno deudor del Blur de 1998, por más raro que esto parezca. Otras, como “Bold”, “Greedy Soul”, “I Get By” y “I’ve All I Need” –esta última escrita íntegramente por Liam–, suenan efectivas, utilizando perfectamente los recursos y mostrando un sonido actualizado que acentúa el poder de la interpretación, terreno en el que Liam sabe jugar perfectamente.

Por otra parte, el aspecto más bajo recae en las letras, aunque se sepa de antemano que no encontraremos una majestuosidad digna de Dylan en ellas. El menor de los Gallagher insiste en ocupar el viejo recurso de completar ciertas estrofas con nombres de canciones de los Stones, Hendrix o The Beatles: “Gimme Shelter”, “Purple Haze”, “Helter Skelter” o “Tomorrow Never Knows” en canciones como “You Better Run” o “When I’m In Need”, algo que sonaba simpático en los 90, pero que ya es un recurso explotado hasta la saciedad.

“Come Back To Me” es una muestra de puro estilo, saliendo bien al paso y manteniendo una vibra interesante, la que está dentro del espectro más rockero del disco, pero sin lugar a dudas “Wall Of Glass” destella con luz propia con esa introducción de armónica y un batallón de guitarras frenéticas, que tienden a recordar los días de “(What’s The Story) Morning Glory?” (1995), adosadas con coros góspel y la voz de Liam en su punto para sonar casi tan agresivo como lo vemos en los medios, adjudicándose con total seguridad que algún día resonará como una muralla de vidrio, un verdadero golpe en la mesa para todos los que dudaban de su debut solista. Por otro lado, en “As You Were” logra sacudirse la palidez mostrada tanto en la última publicación de Beady Eye, como en los trabajos de Oasis después de su época de gloria. Todo depende si al oyente le gusta la fórmula que bebe constantemente de los años dorados de la música británica, porque, al fin y al cabo, de eso está hecho el menor de los Gallagher, del romanticismo exacerbado por la música de los 60.

Con Noel consolidado en una carrera solista tan convincente y Liam defendiendo de buena manera sus credenciales como un músico que puede desenvolverse ampliamente con un material que se amolda a sus características, vale la pena preguntarse si es necesario que Oasis vuelva para otra cosa que no sea un concierto multitudinario que reparta hits a diestra y siniestra. Por el momento, Liam va por el camino correcto en “As You Were”, pero no debe desviarse como lo hizo con Beady Eye, de lo contrario, va a tener que echar mano a la nostalgia de los días de Oasis y no estamos seguros de que la otra parte de este cuento quiera volver a hacerlo por ahora.


Artista: Liam GallagherAs You Were

Disco: As You Were

Duración: 44:43

Año: 2017

Sello: Warner Bros.


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Black Country, New Road – “For The First Time”

Publicado

en

For The First Time

¿Qué es hablar de creatividad en el rock contemporáneo? Una pregunta siempre presente en un mundo musical que vive en un loop, donde se alternan la ortodoxia y revolución como principios de guía estéticos. Cada cierto tiempo, aparecen álbumes que dan luces de una posible respuesta a dicha interrogante, y es en ese horizonte donde encontramos la propuesta orquestal y poética de Black Country, New Road, banda londinense compuesta por Isaac Wood (voz y guitarra), Tyler Hyde (bajo), Lewis Evans (saxofón), Georgia Ellery (violín), May Kershaw (teclados), Charlie Wayne (batería) y Luke Mark (guitarra). Resulta necesario enlistar y enfatizar en que son un septeto, pues, más que pasar desapercibidos, todos son piezas fundamentales en la construcción del laberinto sonoro que significa su primer larga duración, “For The First Time”.

El camino lo comenzamos a recorrer con “Instrumental”, donde una veloz rítmica de jazz y teclado frenético son la base para una orquesta que aumenta la tensión paulatinamente, hasta chocar de golpe con un brusco silencio, convirtiéndose en una pieza que, desde la apertura del LP, nos permite apreciar la variada influencia de la agrupación. Con “Athens, France” transitamos pasajes más afables, que nos llevan hacia momentos de un rock alternativo con tintes de intensidad noventera, y que son matizados por solemnes momentos orquestales que sirven de telón de fondo para la temerosa pero expresiva voz de Wood.

Un cambio un tanto drástico se experimenta con la caótica “Science Fair”, una turbulenta tormenta de bronces, guitarras estridentes y sintetizadores intimidantes, cuyos sucios quiebres jazz y perturbadoras estructuras sonoras nos regalan una experiencia de corte cinematográfico. Cabe destacar que en la letra se hace una referencia explícita a los emblemáticos Slint, alusión que se palpa vívida como influencia estética en “Sunglasses”. Con su comienzo de atmosférica guitarra fuzz, nos encontramos con una base post rock noventera, caracterizada por su incorporación progresiva de capas sonoras y que, tras una descompensación rítmica, cambia drásticamente a una propuesta más potente.

En el último tercio, inspirada en el trabajo de Arthur Russell, “Track X” retoma transitoriamente la calma perdida. Acá toman mayor protagonismo los tímidos, pero curiosos, arreglos de violín. También podemos apreciar la importancia de la propuesta lírica, que destaca por su capacidad de transmitir emociones como desazón, hastío o frenesí con letras sinceras sobre la cotidianeidad. Así llegamos al cierre de “For The First Time”, donde nos encontramos con la monumental “Opus”, una pieza de rítmica acelerada, con cierto color post punk, pero que se entrecruza con juegos de intensidad y explosiones sónicas, generando una apocalíptica atmósfera orquestal cargada de misterio, derivando en calma después de la tormenta.

Tras el recorrido, nos damos cuenta de que lo realizado por estos siete jóvenes ingleses cobra mérito al darnos atisbos de respuesta a la pregunta planteada líneas atrás. En una época en que se supone que ya todo está hecho, la creatividad de una propuesta musical no necesariamente se basa en la capacidad de inventar algo nuevo, sino que también por la inteligencia de utilizar lo ya disponible para generar algo atractivo. En su honestidad, que no tiene tapujos en confesarnos sus influencias, Black Country, New Road con “For The First Time” nos brinda un constructo sónico poseedor de un espíritu propio y abre un camino que nos permite ver que no todo es monotonía allá afuera.


Artista: Black Country, New Road

Disco: For The First Time

Duración: 40:44

Año: 2021

Sello: Ninja Tune


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

For The First Time For The First Time
DiscosHace 11 mins

Black Country, New Road – “For The First Time”

¿Qué es hablar de creatividad en el rock contemporáneo? Una pregunta siempre presente en un mundo musical que vive en...

Ignorance Ignorance
DiscosHace 1 semana

The Weather Station – “Ignorance”

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el...

As The Love Continues As The Love Continues
DiscosHace 1 semana

Mogwai – “As The Love Continues”

“As The Love Continues” llega cuando Mogwai conmemora 25 años de carrera (o desde el lanzamiento de su primer single)...

IMPERIAL IMPERIAL
DiscosHace 2 semanas

Soen – “IMPERIAL”

Dentro de la escena del metal progresivo existen varios actos que han tratado de mantener viva la llama del género,...

Sound Ancestors Sound Ancestors
DiscosHace 2 semanas

Madlib – “Sound Ancestors”

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr....

Medicine At Midnight Medicine At Midnight
DiscosHace 2 semanas

Foo Fighters – “Medicine At Midnight”

Dave Grohl sabe de trucos. Comerciales, por cierto. Todas las movidas orquestadas que ha presentado arriba de los escenarios han...

Drunk Tank Pink Drunk Tank Pink
DiscosHace 3 semanas

Shame – “Drunk Tank Pink”

Adscritos dentro de la eterna obsesión por encontrar el relevo generacional del rock, Shame es una banda que despertó interés...

OK Human OK Human
DiscosHace 3 semanas

Weezer – “OK Human”

De sorpresas, desencanto, odio y, sin duda, grandes momentos. Así ha sido el camino que hemos recorrido con Weezer en...

THE FUTURE BITES THE FUTURE BITES
DiscosHace 3 semanas

Steven Wilson – “THE FUTURE BITES”

Revisar el progreso y su definición a lo largo de la historia entrega caminos con ripios, sangre derramada y paradigmas...

Kvitravn Kvitravn
DiscosHace 4 semanas

Wardruna – “Kvitravn”

De la creciente ola musical basada en los sonidos étnicos y ambientes paganos, Wardruna se posiciona como uno de los...

Publicidad
Publicidad

Más vistas