Conéctate a nuestras redes
American Dream American Dream

Discos

LCD Soundsystem – “American Dream”

Publicado

en

Es casi una obviedad decirlo, pero la música, cuan amplia es, ha generado infinidad de cruces y mezclas de estilos, y una de ellas es el dance punk. Surgido (o catalogado caprichosamente) en los setenta con nombres como The Pop Group o Gang Of Four, tuvo su revival en los 2000, particularmente en Nueva York, teniendo como punta de lanza a LCD Soundsystem. Tres discos le bastaron a los dirigidos por James Murphy para colocarse en lo alto de las listas antes de disolverse, no sin antes dar un apoteósico concierto de despedida. Hace dos años, Murphy deslizó la idea de una reunión y este año fueron más allá en su ímpetu, y grabaron su cuarto álbum de estudio luego de siete años: “American Dream”.

El regreso de la banda no estuvo exento de opiniones encontradas, unas celebrando y otras declamando que el quiebre y show de despedida fueron una estrategia meramente comercial, pero si los conjuntos van a volver después de toda esta turbulencia de la forma que LCD Soundsystem lo hizo, tal vez vale la pena. “Oh Baby” abre los fuegos con una mezcla entre la supuesta rendición a “Dream Baby Dream”, de los también neoyorkinos Suicide, y una réplica a la estructura musical de “Dance Yrself Clean”, que también sirve como apertura para “This Is Happening” (2010), in crescendo mediante. “Other Voices” le cede el mando al bajo, creando una melodía y una cadencia entre sucia en su ejecución y perfecta en su resultado, predecible en base a lo que conocemos de la banda, pero efectiva en el mismo ítem.

Uno de los aspectos que más llaman la atención, es el giro a lo crudo y hasta tribal de algunas canciones, como “I Used To” o “How Do You Sleep?”, influenciado por el post punk que muchas veces ha inundado el catálogo de la banda, como aquel cover de “No Love Lost” de Joy Division. Donde sí se siente la rudeza del nuevo sonido es en “Emotional Haircut”, un trallazo de post punk mezclado con industrial marcial a lo Death In June, condimentado por coros pop, por lo que la fórmula se mantiene. “Change Yr Mind” es un flashback a prácticamente toda la discografía de LCD Soundsystem, donde se mezclan las guitarras, los sintetizadores y las baterías, muchas veces interpretadas en vivo y otras veces programadas, pero siempre potentes. “Tonite” tiene potencial para ser single; nuevamente un regreso a sus raíces, pero esta vez desde la vereda más synthpop, con una línea de bajo sintético envidiable y un pulso que cabe y requiere ser reproducido indefectiblemente en cualquier pista de baile.

Si hay algo que está presente en todos los discos de LCD Soundsystem es el mencionado in crescendo, esa capacidad de crear tensión y apilar capas de sonido hasta lanzar una potencia que deriva en muchos resultados posibles, desde el indie rock, el punk y la música de baile. “Call The Police” es un ejemplo de lo primero: una pulsión de bajo que, si bien no resalta, dirige la canción, la encauza y la entrega a un final de distorsión. El track que le da el nombre al álbum propone un descanso en materia de beats por minuto, una suerte de vals aderezado por sintetizadores modulares y texturas etéreas.

El colofón de este álbum corre por cuenta de “Black Screen”, un ladrillo de doce minutos que transita con total tranquilidad entre el krautrock, el synthpop y el ambient; una canción sorpresivamente sombría en su música y en sus letras, melancólicas por sobre todo, quizás porque el disco entero tiene referencias a artistas como David Bowie (con quien colaboró en la percusión de dos canciones en su último disco, “Blackstar”, y quién le deslizó la idea de reunir a LCD Soundsystem), Alan Vega de Suicide o Lou Reed en el aspecto más abrasivo, todos ellos fallecidos hace poco. “American Dream” provoca sentimientos encontrados: no es su mejor disco, es distinto, es sombrío, denso si se quiere, pero muestra a un James Murphy abierto a explorar nuevos horizontes, siempre desde la perspectiva musical que puso a LCD Soundsystem en la élite de la música alternativa.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Sum 41 – “Order In Decline”

Publicado

en

Order In Decline

En tres años y dos discos, Sum 41 demostró que las segundas oportunidades pueden hacer una gran diferencia. Fue en mayo de 2014 que Deryck Whibley, fundador, vocalista y compositor principal de la banda, era sorpresivamente internado de urgencia debido a una severa falla renal y hepática provocada por su desmedido consumo de alcohol. Para ese entonces, Sum 41 no atravesaba su mejor momento. Sin firmar un álbum realmente destacable desde “Chuck” (2004), la banda parecía destinada a ser uno más de los innumerables grupos de skate punk condenados a la intrascendencia. Sin embargo, algo cambió a partir del año 2014. Con temas como “There Will Be Blood” y “Fake My Own Death”, “13 Voices” (2016) se encargó de abrir una senda de búsqueda sonora que en “Order In Decline” termina apropiándose de la identidad del conjunto, marcando un antes y después en la bitácora del quinteto.

Sin duda, el mayor cambio de “Order In Decline” tiene que ver con lo musical. Sin tratarse necesariamente de un giro cien por ciento estilístico (“The People Vs…” es prueba definitiva de que el punk rock sigue ahí), lo cierto es que la banda ha comenzado a experimentar con las esquinas más pesadas de su oferta sonora, dejándolas fluir sin contemplaciones. Así, actualmente el conjunto se da maña para sorprendernos con cortes de abierto aire metalcore, como “Eat You Alive” o “Out For Blood” (destacadísimas por el fenomenal trabajo en la guitarra de Dave Baksh y la aplastante performance de Frank Zummo en la batería) y también jugar a alternar tiempos e intensidades, como lo hace “A Death In The Family”, uno de los mejores tracks del álbum, destacado no sólo por el excelente nivel del que hace gala cada uno de los músicos, sino que también por la sentida y contundente interpretación vocal de Deryck Whibley.

Sin embargo, no todo lo interesante del larga duración pasa por agregar peso a la apuesta, prueba de ello es “The New Sensation”, quizás la canción más desafiante del disco. Antémica por naturaleza, se trata de una curiosa combinación de algo así como el Muse de “The Resistance” (2009) con el “Sing The Sorrow” (2003) de AFI, interpretado por Sum 41. Sin importar lo extraño que pueda sonar, lo cierto es que el corte funciona y además suena creíble. ¿Por qué? Básicamente porque en este álbum hay espacio para este tipo de apuestas, y ese es justamente uno de los triunfos de “Order In Decline”. La placa además alterna velocidades, agregando dos baladas, “Never There” y “Catching Fires”. La primera de ellas, abiertamente confesional, cumple su objetivo sin ser descollante, sin embargo, es justo la encargada de cerrar el álbum la que queda en deuda, principalmente por su abuso del cliché sonoro y de producción.

En términos líricos, el disco también tiene una identidad bastante definida, principalmente alternando momentos que reflejan disconformidad y decepción con la forma en que funcionan las cosas hoy en día –“Out For Blood”, “The New Sensation” y “Heads Will Roll” son ejemplos de esto– con otros de abierta crítica política. En esta última vereda destaca “45 (A Matter Of Time)” con la banda declarando su total desprecio por Trump (el presidente número 45 de Estados Unidos), al punto que ni siquiera merecería ser nombrado, reduciendo su identidad tan sólo a un número que más temprano que tarde no será más que un mal recuerdo, y “The People Vs…” también dirigido a Trump en una línea que apunta a lo perjudicial de su figura en frases como “Reconozco a una persona mala con sólo ver su cara / y ahora sufrimos como raza humana”.

Sorpresivamente, con tan sólo diez canciones, Sum 41 acaba de firmar el que probablemente es el disco más interesante de su catálogo. No sólo se trata de que en este álbum la banda haya decidido agregar nuevos colores a su paleta sonora, sino que además tiene que ver con que lo hicieron de forma efectiva y contundente, anotándose un trabajo que, más allá de preferencias personales, es inevitablemente una escucha compacta y entretenida, con cada uno de los integrantes haciendo gala de un excelente nivel interpretativo, fluyendo perfecto a lo largo de sus 36 minutos y cerrando en el momento justo, evitando caer en el autoplagio.

Tuvieron que pasar casi seis álbumes de estudio y una muy mala experiencia de vida para que Whibley y compañía decidieran tomar el riesgo de salir de su zona de confort, y con “Order In Decline” el quinteto canadiense abre una puerta que hasta acá parecía cerrada para ellos. Por el momento, no queda más que sacarse el sombrero y esperar con ansias lo que tengan que decir de aquí al futuro.


Artista: Sum 41

Disco: Order In Decline

Duración: 36:00

Año: 2019

Sello: Hopeless Records


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Order In Decline Order In Decline
DiscosHace 5 horas

Sum 41 – “Order In Decline”

En tres años y dos discos, Sum 41 demostró que las segundas oportunidades pueden hacer una gran diferencia. Fue en...

Terraformer Terraformer
DiscosHace 6 días

Thank You Scientist – “Terraformer”

Thank You Scientist es de aquellas propuestas que, desde la primera escucha, resultan un descubrimiento fresco y satisfactorio; un proyecto...

Bon Iver Bon Iver
DiscosHace 7 días

Bon Iver – “i,i”

La música que Justin Vernon ha creado como Bon Iver siempre ha sido asociada a las estaciones del año, desde...

First Taste First Taste
DiscosHace 1 semana

Ty Segall – “First Taste”

Ty Segall es sin lugar a duda una de las mentes más inquietas de esta década. Comenzando el segundo semestre...

CALIGULA CALIGULA
DiscosHace 2 semanas

Lingua Ignota – “CALIGULA”

No es fácil confrontar una obra cuando esta contiene un carácter tan personal y exigente, lo que compromete aún más...

Blood Year Blood Year
DiscosHace 2 semanas

Russian Circles – “Blood Year”

Pioneros de un post rock grave y con esencia metal, herederos de las más oscuras influencias del sludge, e inclasificables...

Fear Inoculum Fear Inoculum
DiscosHace 2 semanas

Tool – “Fear Inoculum”

Hasta hace unas semanas, la idea de escuchar material nuevo de Tool parecía totalmente inviable; algo más cercano al rumor...

Fever Dream Fever Dream
DiscosHace 3 semanas

Of Monsters And Men – “Fever Dream”

Una de las historias de éxito más curiosa de la década es la de Of Monsters And Men. Si bien,...

Guy Walks Into A Bar Guy Walks Into A Bar
DiscosHace 3 semanas

Mini Mansions – “Guy Walks Into A Bar…”

Mini Mansions, la banda formada por Michael Shuman, bajista de Queens Of The Stone Age, Zach Dawes, bajista de The...

Alien Alien
DiscosHace 3 semanas

Northlane – “Alien”

Northlane es una agrupación que se abrió paso inicialmente por un camino influenciado por el metalcore, y decidieron llevar esto...

Publicidad
Publicidad

Más vistas