Laura Marling – “Semper Femina”

lunes, 17 de abril de 2017 | 1:53 am | No hay comentarios
Laura Marling – “Semper Femina”

Artista:

Laura Marling

Álbum:

Semper Femina

Año:

2017

Sello:

More Alarming Records

El reconocimiento de lo femenino se ha vuelto campo de lucha política en tiempos donde se han hecho evidentes las necesidades de mayor equidad y de erradicar al machismo. He ahí que las figuras femeninas, sean biomujeres o drag queens, adquieren una relevancia trascendente por la mera presencia. En tiempos de pedir cambios, cada lugar se hace territorio factible de ser conquistado, y las trayectorias se hacen cada vez más valiosas.

Por eso, el último disco de Laura Marling no debe ser estrictamente directo en torno a las temáticas políticas que se tocan para ser extremadamente político en sí. “Semper Femina” muestra nueve canciones de excelente producción, y de letras que ilustran simples historias de mujeres. Mujeres enamoradas, mujeres siendo amigas, mujeres en problemas, mujeres iluminadas. Mujeres en un sentido amplio; “siempre mujer”, como dice la traducción literal del título del disco, originalmente en latín, y con un matiz: la frase “Semper Femina” se encuentra en el poema “Eneida” de Virgilio, donde dice “Varium et mutabile semper fémina”, traducido como “vólatil y caprichosa siempre la mujer”. Laura Marling usa personajes veleidosos, volátiles, mutantes, siempre en pos de mostrar la complejidad de lo femenino.

Laura ha dicho varias veces que no siente que le corresponda hablar explícitamente de política, pero quizás sin darse cuenta está haciendo en la práctica una labor importante por partida doble: encarna a distintas mujeres y ella misma, con seis discos editados a los 27 años, encarna una excelencia que redunda en ejemplo para una industria que muchas veces se queda en fórmulas probadas, en vez de cambiar y evolucionar, como hace Marling.

“Semper Femina” es mucho mejor que “Short Movie” (2015) porque no tiene aires de disco de transición, y también arriesga más en los arreglos para las distintas composiciones. Si antes Laura estaba cerca de Bob Dylan o del primer Bon Iver en los recursos folk que utilizaba, ahora toma rutas paralelas dentro de lo orquestal y el jazz, tal como hacen Joanna Newsom o Julia Holter. Para alguien que partió con una guitarra de palo, siendo directa y autosuficiente, este paso es enorme, igual que darse cuenta de que lo que falló con “Short Movie” fue que no logró que la producción reflejara lo que ella necesitaba. Mientras tantos artistas caen en el ego de creerse más grandes que sus errores, Marling llamó a Blake Mills (John Legend, Band Of Horses) para producir este álbum, y la apuesta pagó con texturas exquisitas, con detalles cálidos y un sonido que se compenetra con su voz. El mejor ejemplo de esto es el track que abre el disco, “Soothing”, imposible de ignorar.

Laura vuelve a la frase de Virgilio en “Nouel”, otro de los temas más destacables de “Semper Femina”, donde le canta a una intérprete y dice “Oh Nouel, duele como el infierno cuando le temes tanto a morir. Semper femina, yo también”, para luego tomar por el lado positivo el sentido “volátil y cambiante” que Virgilio veía como problemático para las mujeres. En uno de los mejores discos del año, Laura Marling no sólo entrega un sonido impecable y lleno de matices que remiten a contrabajos, guitarras y cuerdas en su máxima expresión, sino que también nos muestra un abanico de mujeres que se quieren, que se temen, que se admiran y que se apoyan. Para una artista que a veces peca de autoindulgente, “Semper Femina” no sólo es un triunfo propio, sino que para la música en general al dejar en claro la relevancia de lo femenino, esta vez, en los audífonos y parlantes de un mundo que todavía está en la modorra patriarcal.

Por Manuel Toledo-Campos

Enlace corto:

Comentar

Responder