Conéctate a nuestras redes
Norman Fucking Rockwell Norman Fucking Rockwell

Discos

Lana Del Rey – “Norman Fucking Rockwell!”

Publicado

en

En 2011, Lizzy Grant lanzó la canción que la convertiría en la estrella con la que siempre soñó ser. Como Lana Del Rey presentó “Video Games”, un minimalista track acompañado de un visual lleno de imágenes alusivas a la nostalgia del estilo de vida californiano. El sencillo tomó por sorpresa a la audiencia y a críticos por igual, quienes se rindieron ante la misteriosa cantante. Meses después, el escenario se volteó, la autenticidad de su persona fue cuestionada y su música fue reducida a un valor meramente estético. Esto no impidió el éxito de “Born To Die” (2012), asegurándole una fanaticada fiel que se maravillaba con su estrella sacada del pasado. Con cuatro discos bajo el brazo, Lana Del Rey se convirtió en una de las figuras más discutidas de la década, y hoy, con su último trabajo, presenta el material más liberador de una las artistas más singulares e incomprendidas de los últimos años.

El anuncio del quinto álbum de Lana Del Rey, “Norman Fucking Rockwell!”, fue fiel a los ismos que se han generado en torno a su persona. Con un título que sólo podía ser suyo, referenciando al icónico pintor, y con una campaña de lanzamiento que duró meses en concretarse, el álbum parecía llevar toda su esencia, pero desde sus primeros sencillos quedó claro: “Norman Fucking Rockwell!” sería distinto. El primer adelanto, “Mariners Apartment Complex”, es la progresión cinemática de quien se ha ido construyendo a través de su discografía. Dejando de lado los elementos trip hop de su debut y de “Lust For Life” (2017), los elementos oscuros de “Ultraviolence” (2014) o la glamorosa instrumentación de “Honeymoon” (2015), el nuevo sencillo deja de lado la idea de un personaje y la esencia de su persona es más palpable que nunca. “Soy tu hombre”, repite en el coro, entregando la seguridad que tanto buscaba en sus primeros lanzamientos.

Las primeras notas del tema titular nos adelantan la magnificencia a la que aspira. El paso de los violines al piano del productor Jack Antonoff nos ofrece una calma pocas veces percibida en la música de la cantante; donde antes había tristeza e inseguridad, ahora existe confort y serenidad, combinando melódicas vocales y el ingenio de su prosa: “Me cogiste tan bien, que casi dije ‘te amo’”, es quizás la frase más Lana Del Rey alguna vez escrita. Es en el segundo sencillo, “Venice Bitch”, donde se encuentra el despegue del álbum, donde en muchos sentidos tiene todos los elementos tradicionales de una de sus canciones, pero tal canción es algo distinto a cualquier cosa que haya realizado. Con una duración de más de nueve minutos, el sencillo combina distintos elementos del pop psicodélico y del soft rock, con un exquisito solo de guitarra. Los mismos elementos que antes fueron reducidos a estética están presentes, pero esta vez no hay duda: la composición y el contenido son protagonistas.

Los tracks emocionales abundan dentro del disco, pero siempre con un guiño esperanzador. “Fuck It, I Love You”, presenta una de las instrumentaciones más tradicionales de rock dentro del disco, pero con una lírica digna de una balada, con una Lana culpándose a sí misma y viendo una oportunidad en el amor, sonriendo a través de las lágrimas. Por su parte, “Love Song” es una de las odas más románticas en su discografía; muchas veces el retrato de sus relaciones ha sido criticado por la toxicidad retratada en estas, sin embargo, el corte presenta una relación más madura, donde el amor ayuda a ambos a construirse. Algo similar ocurre en “California”, donde Lana Del Rey ofrece la comodidad que antes buscaba con desesperación, ya sea un mensaje para su pareja o para su fanaticada, la calma voz de Grant ofrece un espacio seguro. “Hope Is A Dangerous Thing For A Woman Like Me To Have – But I Have It” presenta una de las composiciones más crudas de su carrera, con la producción más desnuda del disco, aunque termina asegurando esperanza dentro de lo caótico de su universo.

Para alguien que ha basado su carrera en torno a la idealización de la vida estadounidense, la decisión de abandonar aquella bandera parece un acto desafiante. Tras la elección de Donald Trump como presidente, Lana Del Rey abandonó el uso de banderas estadounidenses en sus visuales, su preocupación por el país al que tanto ha retratado comenzó a afectar la forma en que componía. “The Greatest” es uno de los momentos más magnos en su carrera, donde todos los elementos que la caracterizan logran combinar en una perfecta melodía. El sencillo es –como muchos de sus mejores momentos– un himno de una generación que percibe preocupantes cambios a su alrededor; un retrato de lo que significa seguir viviendo ante la adversidad de la vida.

Los tracks vacilan entre las perfectas melodías creadas a través de la complicidad de las guitarras y el piano, guiadas por las vocales más expresivas en la carrera de Lana Del Rey. “Norman Fucking Rockwell!” es un momento definitorio en la carrera de la cantante, no porque sus elementos hayan cambiado radicalmente, sino porque la misma esencia que ha presentado en sus materiales anteriores es ahora más clara que nunca. Aquellos elementos referidos como banales por sus primeros detractores son recuperados con firmeza en algunas de las composiciones más honestas del año, demostrando que Lana Del Rey va más allá de su valor estético, y este álbum la presenta más realizada que nunca, asegurándole un podio dentro de las compositoras más importantes de la década.


Artista: Lana Del Rey

Disco: Norman Fucking Rockwell!

Duración: 67:38

Año: 2019

Sello: Polydor / Interscope


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Black Country, New Road – “For The First Time”

Publicado

en

For The First Time

¿Qué es hablar de creatividad en el rock contemporáneo? Una pregunta siempre presente en un mundo musical que vive en un loop, donde se alternan la ortodoxia y revolución como principios de guía estéticos. Cada cierto tiempo, aparecen álbumes que dan luces de una posible respuesta a dicha interrogante, y es en ese horizonte donde encontramos la propuesta orquestal y poética de Black Country, New Road, banda londinense compuesta por Isaac Wood (voz y guitarra), Tyler Hyde (bajo), Lewis Evans (saxofón), Georgia Ellery (violín), May Kershaw (teclados), Charlie Wayne (batería) y Luke Mark (guitarra). Resulta necesario enlistar y enfatizar en que son un septeto, pues, más que pasar desapercibidos, todos son piezas fundamentales en la construcción del laberinto sonoro que significa su primer larga duración, “For The First Time”.

El camino lo comenzamos a recorrer con “Instrumental”, donde una veloz rítmica de jazz y teclado frenético son la base para una orquesta que aumenta la tensión paulatinamente, hasta chocar de golpe con un brusco silencio, convirtiéndose en una pieza que, desde la apertura del LP, nos permite apreciar la variada influencia de la agrupación. Con “Athens, France” transitamos pasajes más afables, que nos llevan hacia momentos de un rock alternativo con tintes de intensidad noventera, y que son matizados por solemnes momentos orquestales que sirven de telón de fondo para la temerosa pero expresiva voz de Wood.

Un cambio un tanto drástico se experimenta con la caótica “Science Fair”, una turbulenta tormenta de bronces, guitarras estridentes y sintetizadores intimidantes, cuyos sucios quiebres jazz y perturbadoras estructuras sonoras nos regalan una experiencia de corte cinematográfico. Cabe destacar que en la letra se hace una referencia explícita a los emblemáticos Slint, alusión que se palpa vívida como influencia estética en “Sunglasses”. Con su comienzo de atmosférica guitarra fuzz, nos encontramos con una base post rock noventera, caracterizada por su incorporación progresiva de capas sonoras y que, tras una descompensación rítmica, cambia drásticamente a una propuesta más potente.

En el último tercio, inspirada en el trabajo de Arthur Russell, “Track X” retoma transitoriamente la calma perdida. Acá toman mayor protagonismo los tímidos, pero curiosos, arreglos de violín. También podemos apreciar la importancia de la propuesta lírica, que destaca por su capacidad de transmitir emociones como desazón, hastío o frenesí con letras sinceras sobre la cotidianeidad. Así llegamos al cierre de “For The First Time”, donde nos encontramos con la monumental “Opus”, una pieza de rítmica acelerada, con cierto color post punk, pero que se entrecruza con juegos de intensidad y explosiones sónicas, generando una apocalíptica atmósfera orquestal cargada de misterio, derivando en calma después de la tormenta.

Tras el recorrido, nos damos cuenta de que lo realizado por estos siete jóvenes ingleses cobra mérito al darnos atisbos de respuesta a la pregunta planteada líneas atrás. En una época en que se supone que ya todo está hecho, la creatividad de una propuesta musical no necesariamente se basa en la capacidad de inventar algo nuevo, sino que también por la inteligencia de utilizar lo ya disponible para generar algo atractivo. En su honestidad, que no tiene tapujos en confesarnos sus influencias, Black Country, New Road con “For The First Time” nos brinda un constructo sónico poseedor de un espíritu propio y abre un camino que nos permite ver que no todo es monotonía allá afuera.


Artista: Black Country, New Road

Disco: For The First Time

Duración: 40:44

Año: 2021

Sello: Ninja Tune


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

For The First Time For The First Time
DiscosHace 2 días

Black Country, New Road – “For The First Time”

¿Qué es hablar de creatividad en el rock contemporáneo? Una pregunta siempre presente en un mundo musical que vive en...

Ignorance Ignorance
DiscosHace 1 semana

The Weather Station – “Ignorance”

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el...

As The Love Continues As The Love Continues
DiscosHace 1 semana

Mogwai – “As The Love Continues”

“As The Love Continues” llega cuando Mogwai conmemora 25 años de carrera (o desde el lanzamiento de su primer single)...

IMPERIAL IMPERIAL
DiscosHace 3 semanas

Soen – “IMPERIAL”

Dentro de la escena del metal progresivo existen varios actos que han tratado de mantener viva la llama del género,...

Sound Ancestors Sound Ancestors
DiscosHace 3 semanas

Madlib – “Sound Ancestors”

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr....

Medicine At Midnight Medicine At Midnight
DiscosHace 3 semanas

Foo Fighters – “Medicine At Midnight”

Dave Grohl sabe de trucos. Comerciales, por cierto. Todas las movidas orquestadas que ha presentado arriba de los escenarios han...

Drunk Tank Pink Drunk Tank Pink
DiscosHace 3 semanas

Shame – “Drunk Tank Pink”

Adscritos dentro de la eterna obsesión por encontrar el relevo generacional del rock, Shame es una banda que despertó interés...

OK Human OK Human
DiscosHace 3 semanas

Weezer – “OK Human”

De sorpresas, desencanto, odio y, sin duda, grandes momentos. Así ha sido el camino que hemos recorrido con Weezer en...

THE FUTURE BITES THE FUTURE BITES
DiscosHace 3 semanas

Steven Wilson – “THE FUTURE BITES”

Revisar el progreso y su definición a lo largo de la historia entrega caminos con ripios, sangre derramada y paradigmas...

Kvitravn Kvitravn
DiscosHace 4 semanas

Wardruna – “Kvitravn”

De la creciente ola musical basada en los sonidos étnicos y ambientes paganos, Wardruna se posiciona como uno de los...

Publicidad
Publicidad

Más vistas