Conéctate a nuestras redes
Omnium Gatherum Omnium Gatherum

Discos

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Omnium Gatherum”

Publicado

en

El 17 de abril de 2020, Bob Dylan lanzaba “I Contain Multitudes”, el segundo sencillo de lo que sería “Rough And Rowdy Ways”. En esta canción, Dylan desarrolla un sentido monólogo donde intenta explicar que, más allá de las etiquetas que han intentado colgarle en el pasado, lo suyo es finalmente ser un artista de muchas facetas, un ente complejo, plagado de sensibilidades que, al final de día, son difíciles de poner en una caja. En una historia increíblemente más contemporánea, pero en cierto modo respirando la misma esencia durante los doce últimos años, el sexteto australiano King Gizzard & The Lizard Wizard ha decidido hacer de esta suerte de conflicto de identidad lo más característico de su naturaleza, desafiándonos una y otra vez a sumergirnos en universos sonoros que, por momentos, lo único que parecen tener en común es el grupo de músicos que hace la entrega. Fieles a dicha dinámica, hoy se aventuran a coronar el viaje con “Omnium Gatherum”, su primer disco doble y nada menos que el número veinte de su catálogo.

Una de las cosas ineludibles de esta entrega, y probablemente lo que hace de ella un capítulo particularmente especial en la discografía del conjunto, tiene que ver con que, a diferencia de los discos anteriores donde la banda se había dedicado a explorar un estilo musical muy bien definido a lo largo de cada placa (psicodelia, música microtonal, thrash metal), lo que hace el conjunto acá es lanzarse con todo a explotar la mayor cantidad de estilos posibles, algunos ya ensayados en el pasado y algunos nuevos, en una suerte de Grandes Éxitos de lo que pueden hacer, pero con canciones que hasta acá no habían visto la luz. De hecho, el nombre del álbum, “Omnium Gatherum”, no es más que una frase en latín que significa algo así como “colección miscelánea de cosas”, y lo cierto es que basta una escucha del álbum para darse cuenta de que el nombre le hace absoluta justicia a lo que pasa por nuestros oídos.

Como buena celebración a lo que hace la banda y a la oportunidad de volverse a encontrar en un estudio, el disco no puede partir de mejor manera que como lo hace con “The Dripping Tap”, uno de esos cortes que se pueden catalogar de gigantes sin miedo a exagerar. Dieciocho minutos de jam psicodélico a la “Nonagon Infinity” (2016), con breves intermedios de neo soul que sólo suman a la experiencia. Toda una odisea de desenfreno guitarrero, solos al por mayor, tres líneas vocales, armónica, piano e incluso palmas le dan vida a este catártico viaje de corte medioambientalista que, a pesar de ocupar toda la cara A del larga duración, en la práctica se hace breve por lo innegablemente entretenido que es de escuchar. Salir del hechizo de “Dripping Tap” no es cosa fácil, sin embargo, “Magenta Mountain” se cuelga de las hipnóticas claves sonoras que la banda jugó a interpretar en “Butterfly 3000” (2021) para lograr con éxito dicho objetivo. Y luego, como quien avisa que esta vez la cosa va de cambiar de estilos de un track al siguiente, “Kepler-22b” se desmarca de la anterior en ánimo soul jazz.

Con el “concepto” (o la ausencia de él) ya definido, lo siguiente es continuar sumando colores a la paleta sonora del disco, y bien sabemos que en esas lides los australianos no tienen nada de tímidos. Así es como se van sumando al recorrido momentos de hipnótico krautrock, como lo de “Evilest Man” –que inevitablemente rememora con fuerza lo que hizo Kraftwerk con “Autobahn” hace ya casi 50 años–, pasajes de maravilloso espíritu funk como en “Persistence”, e incluso cortes de ánimo thrash/sludge metal como en “Gaia” o “Predator X”, que claramente vienen a resucitar lo que ya habíamos escuchado con la banda en “Infest The Rats’ Nest” (2019). Sin embargo, y sin ninguna duda, la gran sorpresa de este disco viene de la mano de “Sadie Sorceress” y “The Grim Reaper”, donde el conjunto echa mano a otra de sus musas y se aventura con éxito en dos cortes de ánimo rap, que de alguna manera terminan funcionando perfecto, en una prueba más de que la banda definitivamente no conoce de límites.

Muchísimo hay para decir de “Omnium Gatherum” (y de los muchos estilos que aborda), sin embargo, una de las cosas que uno puede concluir de esta aventura es que, más allá de opiniones personales, lo que propone la banda –sea perfecto o no– siempre se alza como un ejercicio musicalmente interesante. Habrá quienes digan que los australianos finalmente se quedaron sin ideas y se vieron forzados a resucitar cortes desechados de otras entregas, mientras que otros interpretarán estas dieciséis canciones como la prueba definitiva de que la banda ha alcanzado el nivel y estatus en la escena, donde ya ni siquiera necesita seguir sus propias reglas y pueden aventurarse a lo que sea. En esa línea, este álbum perfectamente se puede entender como una suerte de cierre de ciclo, donde King Gizzard & The Lizard Wizard corona el viaje tributándose a sí misma. De la misma forma que lo hizo Dylan hace muchísimos años, de aquí en más lo que sigue para el conjunto es dar vida a su propio alfabeto. Por fortuna, si hay algo que sabemos de la banda a esta altura es que, con o sin éxito, el viaje va a ser entretenido.


Omnium GatherumArtista: King Gizzard & The Lizard Wizard

Disco: Omnium Gatherum

Duración: 80:11

Año: 2022

Sello: KGLW


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Publicado

en

C’MON YOU KNOW

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de Liam Gallagher sin contar con el talento compositor de su hermano, quedó en el pasado. Después de dos sólidos álbumes, Liam vuelve con “C’MON YOU KNOW”, un tercer larga duración más maduro y genuino, con una apuesta por sonidos nuevos y una producción de calidad, demostrando su evolución sin transar una esencia que vive en la influencia de The Beatles, con las guitarras como protagonistas en canciones melódicas con letras optimistas.

Si bien, la producción de sus tres álbumes se ha mantenido con varios nombres constantes, esta vez el encargado es Andrew Wyatt, quien toma mayor protagonismo, y se nota. Wyatt ha trabajado con artistas como Lady Gaga y Bruno Mars, entre otros, la mayoría principalmente de la escena pop, por ende, no es casualidad que en este álbum el rock se sienta con mayor ritmo, como es el caso de “Better Days”, una canción llena de energía y coescrita por la cantante sueca Tove Lo, mostrando arreglos experimentales que hacen recordar lo mejor de Primal Scream y que se mantiene dinámica con la intensidad de la batería. Una fórmula que se repite en “Don’t Go Halfway”, “World’s In Need”, “I’m Free” y “It Was Not Meant To Be”, esta última mayormente influenciada por The Beatles.

“More Power” abre el álbum como una intro que va in crescendo hasta alcanzar progresivamente un cúmulo de sonidos que sintetizan el estilo de Liam, que, al igual que “C’mon You Know”, son las canciones más influenciadas por el estilo de Oasis, con esa batería constante acompañada del órgano similar a “Mucky Fingers” del álbum “Don’t Believe The Truth” (2005), pero con otro tempo. En “Everything’s Electric”, primer adelanto del álbum, nos encontramos con el track más peculiar, en una colaboración con Dave Grohl que derrocha rock y donde Liam alcanza nuevas notas, demostrando que su voz sigue siendo versátil, y con un coro que mantiene la tensión hasta un riff donde se luce la guitarra. Otra canción con actitud es “Diamond In The Dark”, que suena muy al Arctic Monkeys de la era “AM” (2013), con guitarras distorsionadas y una batería potente.

Por su parte, “Moscow Rules”, una colaboración con Ezra Koenig de Vampire Weekend, es una canción que podría pasar desapercibida por ser más lenta y menos rockera, pero es más instrumental que el resto del disco, contando con varios detalles sonoros que la hacen más compleja y atractiva. Y para terminar las baladas del álbum, “Too Good For Giving Up” y “Oh Sweet Children” destacan por su letra, con un mensaje inspirador al estilo “Stop Crying Your Heart Out” de Oasis, cargada de esa seguridad que Liam Gallagher transmite con su actitud tanto arriba como abajo del escenario.

Las polémicas por esa actitud rebelde que colmaba portadas de diarios quedaron atrás, hoy Liam Gallagher sigue dando que hablar, pero por tocar en Knebworth, trollear a su hermano Noel en redes sociales y seguir siendo rey en su tierra debutando en el N°1 de las listas. Una leyenda viviente, el rockstar original que sobrevivió a la era digital sin abandonar su esencia que se mantiene viva a través del éxito sostenido, siendo “C’MON YOU KNOW” la prueba de ese éxito. Cualquier duda sobre el potencial de Liam Gallagher como artista queda disipada, y este álbum lo consolida como uno con sonido propio, que se adaptó para trascender a través de la música.


C’MON YOU KNOWArtista: Liam Gallagher

Disco: C’MON YOU KNOW

Duración: 45:13

Año: 2022

Sello: Warner Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 10 horas

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Harry’s House Harry’s House
DiscosHace 6 días

Harry Styles – “Harry’s House”

Harry Styles trae su tercer disco solista con “Harry’s House”, presentando, a diferencia de sus trabajos anteriores, un tránsito por...

PHALARIS PHALARIS
DiscosHace 1 semana

Dir En Grey – “PHALARIS”

Desde que Dir En Grey cambió completamente su orientación sonora en “UROBOROS” (2008), la banda japonesa ha ido entregando una...

Super Champon Super Champon
DiscosHace 2 semanas

Otoboke Beaver – “Super Champon”

Sólo han pasado tres años desde que Otoboke Beaver remeció terrenos musicales con “Itekoma Hits” (2019), una suerte de carta...

Growing Up Growing Up
DiscosHace 2 semanas

The Linda Lindas – “Growing Up”

El conjunto estadounidense The Linda Lindas se convirtió en fenómeno viral en 2021 gracias a una presentación en vivo de...

The Loser The Loser
DiscosHace 3 semanas

Gospel – “The Loser”

Existe una infinidad de bandas y artistas que, publicando un solo trabajo –o incluso ninguno–, se disuelven y pasan al...

Hellfire Hellfire
DiscosHace 3 semanas

black midi – “Hellfire”

No había presión, no había urgencia, sólo había buenos comentarios de black midi con su tremendo debut “Schlagenheim” (2019) y...

Big Time Big Time
DiscosHace 4 semanas

Angel Olsen – “Big Time”

Proponerse crear a partir de la crisis y los tiempos tumultuosos es una práctica riesgosa porque, si no llega a...

Omnium Gatherum Omnium Gatherum
DiscosHace 4 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Omnium Gatherum”

El 17 de abril de 2020, Bob Dylan lanzaba “I Contain Multitudes”, el segundo sencillo de lo que sería “Rough...

Cruel Country Cruel Country
DiscosHace 1 mes

Wilco – “Cruel Country”

Roberto Bolaño decía que la patria podían ser sus hijos, sus libros, e incluso simplemente se podía no tener patria...

Publicidad
Publicidad

Más vistas