Conéctate a nuestras redes
Infest The Rats’ Nest Infest The Rats’ Nest

Discos

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Infest The Rats’ Nest”

Publicado

en

King Gizzard & The Lizard Wizard vuelven a experimentar en el estudio, dando con su versión más pesada. En “Infest The Rats’ Nest”, su segundo trabajo del año, los oceánicos lanzan un álbum thrash que permite seguir nutriendo de estilos una discografía que no deja de sorprender a los fanáticos y a la crítica. Lo más sorpresivo del arrollador inicio del disco es lo distinto que suena a su antecesor, el estimulante “Fishing For Fishies” (2019). En tan solo cuatro meses la banda cambió su sonido totalmente, dando un giro a un thrash ochentero, que los hace sonar como Kreator y Slayer, pero con una frescura que da aires de modernidad y psicodelia.

“Planet B” y “Mars For The Rich” comienzan un viaje que relata la destrucción de la Tierra a manos de los humanos, una temática que se proyecta por todo el álbum. La crudeza de los instrumentos se acopla perfecto con las apocalípticas letras de Stu Mackenzie, logrando que una sensación de descontrol se irradie a lo largo del disco. El mensaje de la banda no es muy optimista y ese asqueo se logra ver en temas como “Organ Farmer” y “Superbug”, dupleta que cierra la primera parte del LP, la cual aborda el problema aún desde un ámbito terrícola. Para la segunda mitad del álbum, los australianos se nutren de ciencia ficción y dramatismo para, a través de sus letras, repensar la vida humana desde Venus, al más puro estilo de Ray Bradbury en “Crónicas Marcianas”.

La banda parece no querer quedarse estancada en la comodidad, dando mordiscos a un sinfín de estilos y sonidos al momento de entrar al estudio. En este caso, el metal y el thrash son el motor del trabajo, aunque logran fusionarse muy fácilmente con secciones stoner y heavy, dándole una verdadera impronta al disco, que hace el concepto palpable y sensorial. Este sonido oscuro y pesado toma por sorpresa a los fanáticos que venían de dos discos mucho más livianos y armónicos; “Fishing For Fishies” y “Gumboot Soup” (2017) mostraban a otra banda, una mucho más ligada a la psicodelia y al groove, pero que, aun así, ya había dado pistas de que podían cargar su música a un rock más rápido y fulminante. El primer experimento metal llegó con su aclamado “Murder Of The Universe” (2017), un trabajo conceptual donde los australianos no aflojaron y lograron dar con piezas fundamentales de sus setlist, como “Digital Black” y “The Lord Of Lightning”.

“Infest The Rats’ Nest” logra un resultado más prolífico que el disco lanzado en 2017, dando con un sonido clásico, pero innovador, el cual en canciones como “Venusian 2” y “Self-Immolate” logra sus mejores resultados. Junto con eso, las letras que acompañan el disco deben ser de las mejores que han escrito los de Melbourne, abordando problemas actuales que son acompañados de distorsión y locura.

“Hell” es el final para un viaje tenebroso, que tiene como pilotos a una de las bandas más dinámicas de la última década. Los estilos que nutren sus discos van en constante cambio, permitiéndose tener discos tan distintos como este nuevo registro y “Paper Maché Dream Balloon” (2015). Un grupo que a estas alturas no tiene limitaciones ni miedos al momento de grabar y que ofrece con cada LP un viaje al oyente, un plan aleatoriamente elaborado y lleno de sorpresas.


Artista: King Gizzard & The Lizard Wizard

Disco: Infest The Rats’ Nest

Duración: 34:50

Año: 2019

Sello: Flighless / ATO


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

IDLES – “Ultra Mono”

Publicado

en

Ultra Mono

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer disco del conjunto de Bristol el mensaje es tallado en piedra, pero en el campo del sonido es donde hubo un trabajo brillante, que probablemente pase más desapercibido de lo debido por lo central que resulta la dinámica lírica en “Ultra Mono”.

Tras dos discos de alto impacto, como fueron “Brutalism” (2017) y “Joy As An Act Of Resistance.” (2018), IDLES ganó una notoriedad que les entregó una plataforma para expresar puntos políticos con claridad, en pos de la unidad, contra la masculinidad tóxica, la xenofobia, el machismo y los efectos de un sistema económico que corroe la humanidad, pero eso mismo les puso un blanco en la espalda. Cada paso en falso era usado, especialmente contra el vocalista Joe Talbot. Los cuestionamientos justificaron al final el tono desafiante que tiene “Ultra Mono”.

En este disco las consignas son más desafiantes, sin medias tintas. Aunque las frases son directas, hay reflexión y convicción. Entonces, ¿por qué pareciera que en varias canciones hay respuestas a la medida de las pasiones que genera un troll promedio en Twitter? En “The Lover”, “War” o “Anxiety”, en vez de buscar algo decorado, los conceptos son brutales, sin ambigüedades, para atacar a los haters, a los abusadores o a quienes perpetúan el sistema. En “Ne Touche Pas Moi” (“no me toques” en francés) en vez de reflexionar sobre el abuso, Jehnny Beth y Talbot literalmente gritan “Consent” (“Consentimiento”). Ese afán brutal por sobre el matiz probablemente cristalice la fidelidad de quienes ya adoran a IDLES y le dará más excusas a quienes odian a la banda.

Sin embargo, ese ahínco se olvida de que “Ultra Mono” es un disco sólido y que está basado en los otros pilares que conforman a IDLES. Sí, Talbot es magnético, transparente, sus intentos por generar unidad y buscar justicia son encomiables, pero hay mucho más. Mark Bowen y Lee Kiernan exploran coordinadamente las posibilidades de la guitarra, pero en especial los pedales y los efectos, transformando las seis cuerdas en verdaderos sintetizadores, capaces de generar atmósferas, ánimos y poner otros colores, sin desviar la atención del engranaje preciso y compacto que IDLES por fin logró en el estudio.

En entrevista con HumoNegro, Bowen indicó que “quisimos calmar todo y destilar IDLES a su forma más esencial” quitando ruidos innecesarios. Lo logran, y pareciera que, en la mayoría del álbum, Lee y Mark tocaran al unísono y que lo que cambia son los efectos o matices en las mismas notas, muchas veces con acordes atonales que dan una sensación de extrañeza aún mayor. Adam Devonshire y John Beavis siguen en la senda del ritmo implacable, y esto se nota en canciones como “Mr. Motivator” (con una letra muy blanda para IDLES, pero infecciosa a más no poder), la increíble “Model Village” o la impactante “Reigns”, esta última con un saxo espacial de Colin Webster y un coro que hasta recuerda a Queens Of The Stone Age.

Aunque se diga que IDLES es punk, la actitud puede tirar hacia allá, pero la música del quinteto es bastante más versátil y ecléctica, y se basa en una estructura mental y una fuerza interior más que en un género musical. En un perfil del New York Times, Devonshire dijo que la canción que hizo de IDLES lo que es hoy es “The Rat” de The Walkmen, y quizás ahora por fin lograron replicar esa meta inicial, esa urgencia, esa energía, esa paranoia y también esa capacidad de desenmascarar la falsedad alrededor. IDLES es su propio estado mental, tan así, que pueden llegar y grabar un disco de esta calidad en dos semanas y tomarse cuatro meses de mezcla para preocuparse de cada detalle. Si en “Joy As An Act Of Resistance.” buscaban unidad, en “Ultra Mono” la línea que más se repite es “I am I” (“yo soy yo”), porque el paso siguiente es la autoaceptación, y este es un disco que refleja por completo las facetas de una banda que merece su revolución, su autoestima y la estima de un mundo en aparente ebullición.


Artista: IDLES

Disco: Ultra Mono

Duración: 42:54

Año: 2020

Sello: Partisan


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ultra Mono Ultra Mono
DiscosHace 8 horas

IDLES – “Ultra Mono”

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer...

Down In The Weeds Where The World Once Was Down In The Weeds Where The World Once Was
DiscosHace 3 días

Bright Eyes – “Down In The Weeds, Where The World Once Was”

Tras un receso de nueve años y con una serie de proyectos bajo el brazo, Conor Oberst ha reunido a...

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 4 días

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 5 días

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 6 días

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 3 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 3 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 3 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 3 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

A Hero’s Death A Hero’s Death
DiscosHace 3 semanas

Fontaines D.C. – “A Hero’s Death”

Para muchas bandas el segundo disco es un gran desafío, ya que en un período de tiempo acotado deben volver...

Publicidad
Publicidad

Más vistas