Conéctate a nuestras redes
No Home Record No Home Record

Discos

Kim Gordon – “No Home Record”

Publicado

en

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental que la realizada por la estadounidense en Sonic Youth, y eso no es poco. Con influencias en la electrónica, el noise e incluso el trip-hop, “No Home Record” es un verdadero rompecabezas sonoro, que vuelve a poner en el radar a una artista que no tiene miedos al momento de entrar al estudio. Gordon es pura experimentación, arte y contracultura.

Con “Sketch Artist” comenzamos a entender la búsqueda musical de este nuevo trabajo: una pieza acida, que juega con beats y sintetizadores, abriendo un disco que incomoda, pero absorbe, sacando a relucir el concepto de artista por sobre el de rockera. Aunque este último no queda en el olvido, ya que en el álbum hay canciones como “Air BnB”, que tiene todo para haber sido fácilmente parte de la época “Goo” (1990) de Sonic Youth. Uno de los eventos más trascendentales para entender este trabajo es el retorno de Kim a Los Ángeles; su nueva vida en California caló hondo al momento de componer y escribir, dándole una paleta de colores muy distinta a la que tenía en la gran manzana. En “Paprika Pony” mezcla beats de hip-hop mientras explora su identidad y lo femenino, siempre bajo un punto de vista crítico.

“Murdered Out”, cuarta canción de la placa, fue lanzada en 2016, por lo que sorprende que forme parte del disco tres años después de su publicación, aunque el estilo y la impronta obligan a que esté en el registro, dándonos a una Kim que canta sobre contracultura, automóviles y carreteras, todo mientras es acompañada en la batería por Stella Mozgawa de Warpaint. La segunda parte del LP hace de este viaje uno mucho más críptico e indescifrable. Prácticamente sin seguir ninguna regla, la ex bajista de Sonic Youth (transformada en guitarrista para este álbum) da con un lado B experimental que comienza con “Don’t Play It”, para luego pasar a “Cookie Butter”, la canción más hipnótica del disco. En ella la artista florece en su totalidad, dando con seis minutos de psicodelia y distorsión que acompañan un monólogo crudo y personal. Es Gordon sin miedos ni limites, permitiéndose ser más libre que nunca, sin tener que encasillar u obligarse a sonar de una forma, cosas que, según sus propias palabras, sí tuvo que hacer con Sonic Youth.

Con “Hungry Baby” volvemos al noise y al rock más estructurado, aunque con secciones de improvisación y distorsión promovidas principalmente por las guitarras de Kim. “Earthquake” sirve como un bálsamo entre tanta crudeza y política, así la neoyorquina deja de lado los fundamentos del disco para sumergirse en una pieza oscilante y sombría, pero que en sus letras derrocha puro amor y ternura. El final del disco llega con “Get Yr Life Back”, una oda al fin del capitalismo y lo oscuro del sistema en el que vivimos, mostrándola asertiva y lúcida. A fin de cuentas, la mayor parte del trabajo habla sobre eso, transformándolo en un álbum de época, dando con situaciones y temáticas que muestran el inconformismo de una parte de la población que ya comienza a sentirse asqueada de tanto consumismo y “progreso”.

“No Home Record” termina siendo un disco extremadamente personal, mostrando a una Kim Gordon sin ningún filtro. Es ella en todas sus facetas, siendo artista, activista, rockera y mamá. Una primera publicación solista que cumple con las expectativas y que la desliga de todo lo anteriormente mostrado, permitiéndole nuevamente renovarse sin caer en la nostalgia o en la falta de creatividad.


No Home RecordArtista: Kim Gordon

Disco: No Home Record

Duración: 39:20

Año: 2019

Sello: Matador Records


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Algiers – “There Is No Year”

Publicado

en

There Is No Year

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su segundo larga duración, “The Underside Of Power”, cuyo mensaje visceral y contestatario tuvo una relativa buena recepción. Caracterizados por su singular capacidad de mezclar el góspel con géneros más modernos, este año regresan con un trabajo menos ruidoso que sus antecesores, distanciándose levemente del sonido noise punk de sus inicios para estrechar lazos con sonoridades más íntimas, como el post-punk y el dark wave.

El álbum comienza con la canción que le da nombre, “There Is No Year”, y ya desde aquel punto la banda nos muestra la apuesta por explorar nuevas sonoridades que dialoguen más de cerca con el mainstream. Como si fuera la misma canción, una transición minimalista da paso a “Dispossession”, un tema que vuelve con fuerza a las raíces góspel. El cambio más drástico con trabajos anteriores se hace más notorio con “Hour Of The Furnaces”, transportándonos hacia pasajes mucho más oscuros, dando paso uno de los cortes más asfixiantes y conmovedores de esta larga duración, “Losing Is Ours”, y quebrando ese ambiente bruscamente con “Unoccupied”, uno de los pocos tracks de ritmo enérgico del larga duración.

Posteriormente se encuentra “Chaka”, dónde se hace notar con fuerza la influencia dark wave antes mencionada. Este es uno de los momentos más interesantes del álbum, convirtiéndose en una veta que debería seguir siendo explotada por los de Atlanta. Como acto seguido, “Wait For The Sound” y “Repeating Night” mantienen una sonoridad sutilmente tenebrosa, la que, gracias a las pinceladas de sonido industrial, nos recuerdan al “Black Celebration” de Depeche Mode del año 1986. Ambos temas, pese a ser auditivamente más digeribles, resaltan el interesante trabajo de producción hecho por Randall Dunn, nombre vinculado al drone y post-metal.

Llegando al cierre, rodeados por un aura cuasi vampírico, “We Can’t Be Found” mantiene un tira y afloja entre pasajes lúgubres y celestiales, mientras que “Nothing Bloomed” nos hace sentir toda su intensidad, conduciéndonos a un falso gran finale, pues luego de esto, algunas ediciones cuentan con el bonus track “Void”, un single noise punk que revive el sonido de los primeros años de la banda y que ya había sido publicado anteriormente para Adult Swim como material promocional.

A diferencia de los dos álbumes anteriores de esta agrupación, “There Is No Year” es un trabajo que muestra una fachada más personalista, mayormente destacando el talento de su vocalista Franklin James Fisher. Esto conlleva una disminución o, mejor dicho, una mutación del protagonismo del resto de los miembros y sus capacidades interpretativas (al menos en el estudio), lo cual se hace notorio en una banda que desde sus inicios concibió una propuesta musical vanguardista. Son esos los costos que muchas veces deben pagar quienes aspiran a consolidar un sonido más radial, y en el caso de Algiers es un sacrificio que, si bien es evidente, no perturba la esencia ruidosa, política y, sobre todo, exploratoria, manteniéndonos en la búsqueda por agregar nuevas texturas a su poco convencional apuesta sónica.


Artista: Algiers

Disco: There Is No Year

Duración: 37:05

Año: 2020

Sello: Matador


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 1 día

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 2 meses

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 2 meses

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 2 meses

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Publicidad
Publicidad

Más vistas