Conéctate a nuestras redes

Discos

Killswitch Engage – “Incarnate”

Publicado

en

El mundo del metalcore se enfrenta a muchos prejuicios a la hora de calificarlo como un estilo trascendente. Quizás algunos pueden ser más justificados y ciertos que otros, pero es indiscutible que son muy pocas las voces las que lo definen como un género que alberga a grandes baluartes. ¿Será la época en la que nació, o que el rock ha ido envejeciendo rápidamente? ¿Será el conservadurismo integrista del público metalero? Lo concreto es que es discutible si estas bandas se escucharán en treinta años más como hoy se escucha a Black Sabbath, Venom o Slayer, por nombrar a algunas.

KILLSWITCH ENGAGE 02A pesar de lo anterior, es menester hacer justicia en algo. A juicio de este redactor, el año 2011 se produjo el hito más importante de este especie: Adam Dutkiewicz y Jesse Leach (ambos hoy en Killswitch Engage) dieron vida a Times Of Grace, y editaron “The Hymn Of A Broken Man”, un LP que demostró que el metalcore es capaz de producir verdaderas obras artísticas, que traspasan los cánones del tiempo y se instalan en el acervo colectivo del rock, aún cuando los custodios de la “pureza” del metal digan lo contrario. “The Hymn Of A Broken Man” es descollante en todos los sentidos; por su emotividad, su crudeza y sus ambientes musicales logrados gracias al desplante y la conexión cuasi espiritual de sus miembros. Por eso, para la gran mayoría, “Disarm The Descent” (2013), el álbum que marcó la vuelta de Leach a las voces en Killswitch Engage, fue un trabajo correcto, pero cuya su austeridad con la creatividad no satisfizo las expectativas que generó Times Of Grace dos años antes.

En el disco que convoca este texto, “Incarnate”, las perspectivas señaladas en lo precedente se integran casi en su totalidad, puesto que, sin temor a equívocos, en el plano musical es el mejor trabajo de Killswitch Engage en años, superando a su predecesor, pues retoma la senda dejada por Times Of Grace hace un lustro. En específico, el presente disco viene en pagar la deuda que tenía el quinteto de Massachusetts en lo que dice relación con recrear algo que es vital en la música: la conexión con el oyente. En tal orden, y en términos generales, el álbum es tributo de las bondades de Times Of Grace, destacándose una vez más a Leach y Dutkiewicz como el corazón que bombea el líquido vital en la banda. “It Falls On Me”, para ejemplificar, es un corte que perfectamente pudo ser incluido en “The Hymn Of A Broken Man”, ya que sus texturas ambientales, las guitarras y voces limpias se conjugan con tal naturalidad, que demuestra una sinergia compositiva de esencia innovadora inclusiva de quién escucha. Eso, en estos tiempos, se aplaude. En menor medida, pero de igual sublimidad, se encuentran temas como “Strengh Of The Mind” o “Just Let Go”.

KILLSWITCH ENGAGE 01Pero, además, la banda tomó riesgos: “Cut Me Loose” (lanzada con anterioridad al álbum) dio pábulo para especulaciones en torno a cómo venía la mano en “Incarnate”, dejando un manto de dudas sobre si el metalcore más tradicional sería dejado de lado por una apuesta más tranquila. Y es que este track, acumulando con sinceridad trazos de Alice In Chains, resultó ser una apuesta ganadora totalmente, marcando un hito dentro de los casi 44 minutos que dura el opus. Otras coplas más agresivas pero que toman similar veta en sus coros –dicho sea de paso, todos excelsos en calidad– son “Hate By Design”, “We Carry On”, “Embrace The Journey… Uprising” y “Until The Day”. Reconociendo que lo siguiente puede caer dentro de la crítica negativa insignificante, la producción no contribuye  a esta etapa más madura de Killswitch Engage. En cortes como “Alone I Stand”, “Reignite” o “Loyalty” faltó crudeza en las perillas, lo cual hubiese concedido un perfecto acople entre la gutural performance de Leach, el freno de las cuerdas y la batería machacante de Justin Foley. Pero en esto la banda no pierde, sino que simplemente dejó de ganar.

En suma, estamos ante un muy buen disco, que reúne en su seno la madurez compositiva de sus integrantes, pero complaciendo sus mejores cualidades, que alcanzaron una órbita superlativa en Times Of Grace. Es cierto, “Incarnate” no respira aquellos aires, pero sí asienta algo que es muy importante: el metalcore, por más manoseado que esté, es un estilo al cual todavía le queda fulgor significativo que pueda instalar a alguna de sus bandas dentro de los imprescindibles de los millennials. Y, en dicha carrera, Killswitch Engage está corriendo con ventaja.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Bob Dylan – “Rough And Rowdy Ways”

Publicado

en

Rough And Rowdy Ways

Es la voz cansada y áspera que abre “I Contain Multitudes” un chispazo del largo aliento que hay tomar para abordar el trigésimo noveno, y primer álbum original desde 2012, de Bob Dylan. De emociones vacilantes, los múltiples narradores de “Rough And Rowdy Ways” transitan entre un extraño optimismo hasta una mirada contemplativa de la muerte, de figura tan oscura como curiosa.

Moviéndose entre sonidos, la novedad no asoma con “False Prophet”, un agresivo blues que ya suena clásico en el autor, quien a ratos toma un poco de jazz, añade steel guitars y da vida a “My Own Version Of You”, que sí destaca por su macabro relato. Plagado de referencias, el narrador se pasea por el cementerio recolectando diferentes partes humanas. De todo ello bebe este álbum para trazar un camino que se moverá fácilmente entre temas con el denominador común de la ya recurrente muerte.

A propósito de la partida de una de sus máximas influencias, Little Richard, en una reciente entrevista Dylan señalaba que el gospel era la música de las buenas noticias, sin embargo, hoy en día no hay ni una sola. Si existiera la melancolía después de más de medio siglo de carrera y esa banda sonora estuviera a cargo de alguien, ¿sería “Rough And Rowdy Ways” la respuesta? Y es que, pese a renunciar hace años a su histórica figura de portavoz, Bob sí es capaz de proyectar una mirada absolutamente influyente, descansando en pequeños guiños históricos y autobiográficos bajo una mirada reflexiva y serena. Si hasta toma la armónica en “Goodbye Jimmy Reed” para rendir tributo a otro de sus referentes del blues y dar un paseo lleno de anhelos hasta la balada “Mother Of Muses”.

Desde cierto punto a la fecha, Dylan se refugia en clave crooner para dar vida a canciones como “I’ve Made Up My Mind To Give Myself To You” hasta la oscura “Black Rider”, de sobrios y lentos arreglos. La ejecución toma tiempo para revelar minuciosamente cada aspecto del álbum, lo que podría dejar fuera el factor sorpresa, pese a que no haya nada que demostrar. Una lista de colaboradores incluyó, entre otros, el nombre de Fiona Apple al piano en el último track, y también en voces. Pese a que aún no se determina para qué canción Apple prestó su voz, la sobria “Key West (Philosopher Pirate)” se funde entre arreglos de acordeón y coros que bien podrían pertenecer a la neoyorquina.

Hacia el final, “Rough And Rowdy Days” es un álbum de reposado y lento avance; un trago espeso de nueve canciones que superan desde los 4 a los 9 minutos hasta la maciza “Murder Most Foul” –una serie de anotaciones en torno al asesinato de John F. Kennedy–, que roza los 17 minutos recitados. Es en su extensión una pieza que por sí sola refleja el estado actual de un todo como una pintura, según sus propias palabras. Resulta que, más allá de lo suntuoso e imperturbable que pueda parecer, sin laureles ni introducciones, lo que queda de este álbum es su atemporal revisión reflexiva de cómo mirar el pasado y el propio presente. Un recordatorio de una mente vivaz en completa conexión con su historia y rol.


Artista: Bob Dylan

Disco: Rough And Rowdy Ways

Duración: 70:33

Año: 2020

Sello: Columbia


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Rough And Rowdy Ways Rough And Rowdy Ways
DiscosHace 18 horas

Bob Dylan – “Rough And Rowdy Ways”

Es la voz cansada y áspera que abre “I Contain Multitudes” un chispazo del largo aliento que hay tomar para...

The Ghost Inside The Ghost Inside
DiscosHace 6 días

The Ghost Inside – “The Ghost Inside”

Uno de los aspectos fundamentales de la vida es su fragilidad, el nulo poder que tenemos para impedir que un...

To Love Is To Live To Love Is To Live
DiscosHace 6 días

Jehnny Beth – “To Love Is To Live”

Cuando David Bowie murió, su legado fue ampliamente discutido y considerado, en especial desde la coincidencia de “Blackstar” (2016) y...

Splinters From An Ever-Changing Face Splinters From An Ever-Changing Face
DiscosHace 1 semana

END – “Splinters From An Ever-Changing Face”

El término “supergrupo” suele aplicarse a un nuevo proyecto conformado por miembros de otras bandas activas, o que cesaron su...

The Prettiest Curse The Prettiest Curse
DiscosHace 2 semanas

Hinds – “The Prettiest Curse”

Llevar las influencias musicales en la manga puede resultar en molestas comparaciones. En el caso de Hinds, la sombra de...

Shadow Of Life Shadow Of Life
DiscosHace 2 semanas

Umbra Vitae – “Shadow Of Life”

La vida es un camino de luces y sombras, donde aquellos pasajes más lúgubres suelen verse desde una óptica negativa...

Muzz Muzz
DiscosHace 2 semanas

Muzz – “Muzz”

Proyecto paralelo y superbanda fueron las credenciales para mostrar al mundo a Muzz. El trío liderado por Paul Banks, y...

Stare Into Death And Be Still Stare Into Death And Be Still
DiscosHace 3 semanas

Ulcerate – “Stare Into Death And Be Still”

Desde su concepción, el death metal como subgénero ha sido llevado a experimentación, con muchas agrupaciones que han acoplado este...

Italian Ice Italian Ice
DiscosHace 3 semanas

Nicole Atkins – “Italian Ice”

Los efectos del Covid-19 en la industria musical se han presentado en múltiples formas: cancelaciones de festivales, conciertos o álbumes...

RTJ4 RTJ4
DiscosHace 3 semanas

Run The Jewels – “RTJ4”

Cuando Killer Mike habla de un hombre negro que está siendo asfixiado en “walking in the snow”, no se sabe...

Publicidad
Publicidad

Más vistas