Conéctate a nuestras redes

Discos

Katatonia – “The Fall Of Hearts”

Publicado

en

Lo primero que resulta necesario destacar sobre “The Fall Of Hearts”, más reciente larga duración de Katatonia, tiene que ver con el enfoque con que se enfrenta el oyente a estos 67 minutos de música híbrida y su respectiva reacción, siendo irrelevante si se es un seguidor acérrimo y ortodoxo fiel al material que los suecos editaron a comienzos de la década de los 90 o si, por el contrario, se es alguien que en algún momento de su vida simplemente se encontró con estas composiciones provenientes de la mente de sus miembros principales, Jonas Renkse y Anders Nyström, porque este, el décimo registro de su carrera, es una muestra de lucidez y coherencia musical, donde la esencia de los últimos tiempos está intacta y, por consiguiente, justifica el sonido que posee el álbum, que a todas luces fue ejecutado con las ideas claras, con precisión y  utilizando la serenidad y sabiduría que ha adquirido Katatonia en sus veinticinco años de existencia.

KATATONIA 01La transición hacia la forma en que se materializa la inspiración de los suecos por estos días resulta coherente y era algo que hace rato se asomaba en el horizonte. Prueba de ello es “Takeover”, una obertura que con los primeros acordes genera un aura hipnótica, avanzando a paso lento y seduciendo para revelar el lado más amable que Katatonia haya mostrado alguna vez, para luego desenvolverse en una pieza progresiva que, si bien siempre ostenta su perfil más armónico, aún tiene elementos del metal que los puso en el mapa y que forma parte de ellos, de una u otra manera. “Serein” tiene ese sabor que dejaron aquellos días de lluvia y desolación que se plasmaron en “Last Fair Deal Gone Down” (2001) o “Tonight’s Decision” (1999), época en la que, al igual que ahora, hubo arreglos que se inspiran en artistas de otras aristas como The Cure u otros exponentes de características semejantes. El primer corte promocional es la siguiente, “Old Heart Falls”, y retoma en gran medida la vibra de lo que hicieron en ocasiones previas, como en “Night Is The New Day” (2009) y “The Great Cold Distance” (2006), donde los apoyos electrónicos oscilan al lado de una base rítmica progresiva, que a su vez se mueve entre el rock y el metal, fusión que hoy se ha convertido en el sello del grupo.

Hasta este punto, es probable que la experiencia de escuchar “The Fall Of Hearts” sea un trance en el que la música, de una u otra forma, toque más de alguna fibra y sea capaz de conmover y empatizar con los sentimientos y los demonios de la audiencia. Con esto en mente, tal vez el grupo puso de forma deliberada la siguiente pieza, “Decima”, concebida en su totalidad con los actuales aires que han refrescado la propuesta de la banda en estos últimos diez años, y que fácilmente podría ser la cúspide de todas las canciones que han compuesto bajo ese halo de asfixia y tribulación, para el deleite de los apesadumbrados, aunque al final de este opus existe otra composición a la que es factible atribuirle ese título. “Sanction” es uno de los pocos lugares donde aún quedan restos de metal, pero más importante es que la forma en que se despliega desde su sección media hacia el futuro es la recompensa a una espera extendida por cuatro años y las expectativas que esto generó, siendo la mejor respuesta a la interrogante que suponía una nueva entrega de Katatonia: una línea vocal memorable, más el resto de los instrumentos enfocados en la creación de una canción con tintes épicos.

KATATONIA 02Justo en el centro del camino está “Residual” y “Serac”, exponentes superlativos del sonido y la evolución que ha experimentado la agrupación, donde hoy cuentan con espacio suficiente para incluir componentes densos y pesados. Sin embargo, lo que predomina hoy en la música de los suecos es el sentido de la armonía y la conexión que existe entre eso y las emociones propias del instante en que se encuentran los creadores de la obra en sus respectivas vidas. “Last Song Before The Fade” es la reivindicación del estilo que practicaron durante los comienzos de siglo y sus respectivos discos, pero con el buen gusto y la sofisticación que han plasmado de manera excepcional en la configuración del espectro sonoro actual. El mismo sendero es recorrido por “Shifts”, aunque más calma y triste, se deshace como humo en el aire y pareciera sobrevivir –al menos en espíritu– en algunos pasajes de la siguiente, “The Night Subscriber”, que más adelante tiene zonas que rememoran las mejores sensaciones que dejaron los antes mencionados “The Great Cold Distance” o “Night Is The New Day”, donde del metal y el resto de innumerables elementos de toda índole dieron forma a la versión más aclamada hasta ese entonces de Katatonia. El bloque de clausura en “The Fall Of Hearts” es el más sólido y estremecedor de toda la discografía de los europeos: por un lado, “Pale Flag” es capaz de quitar el aliento y sumergir al oyente en aguas turbias, ennegrecidas por las aflicciones y el sabor amargo de las desgracias, y por otro lado, “Passer” es un manifiesto de esperanza que surge justo al final de esta travesía, en la que la música de Katatonia despierta los demonios internos y expone el lado más íntimo de una fusión de rock y metal, cuya sangre es diferente a la del resto de sus contemporáneos. La participación de Renkse en este tema, más sus letras y su vocalización, son probablemente la culminación de su proceso creativo personal que se vio interrumpido cuando sufrió lesiones en su voz, amenazando con apartarlo de su arte, la que hoy ve cómo el sacrificio y la tenacidad propiciaron que estemos frente a un cantante que es capaz de conjugar sus emociones, y las de sus compañeros, en un lenguaje que juega con las melodías y que transmite con precisión la intención de sus palabras.

Un poco más de una hora toma procesar por completo “The Fall Of Hearts”, que, tras ser escuchado en incontables ocasiones por este redactor, permite ser catalogado como el trabajo más maduro y trascendente en la historia de Katatonia. El material está por sobre cualquier etiqueta y resulta inclasificable, porque limitarlo a alguna corriente sería un acto mezquino y obtuso; muy por el contrario, es una obra destinada a maravillar a audiencias diversas porque es tan variada como coherente, demostrando que la música extrema y sus alrededores son un nicho donde la vanguardia y la innovación tienen un suelo fértil para crecer.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Gojira – “Fortitude”

Publicado

en

Fortitude

Si hay algo que caracteriza a Gojira, es su preocupación por transmitir un mensaje tan potente como su música. Desde sus jóvenes inicios en 2001 con “Terra Incognita”, los franceses han trabajado en torno a tópicos como el extractivismo, la depredación humana o el peligro medioambiental inminente. Un discurso que, a diferencia de los diversos elementos sonoros que han quitado o agregado durante su carrera discográfica, parece inamovible. Así lo demuestra “Fortitude”, un trabajo que se enmarca en una época de crisis, donde encontrar un punto de equilibrio con el planeta toma un carácter urgente.

Partiendo por la carátula, que ilustra un guerrero amazónico portando una vistosa armadura, el concepto del séptimo disco de Gojira es claro, posicionando a los pueblos ancestrales como los principales y más importantes protectores de lo natural. Canciones como “The Chant”, inspirada en la resistencia tibetana a la ocupación china, o “Amazonia”, en denuncia de la alarmante deforestación de la selva, sostienen estos cuestionamientos, que se han hecho constantes y cada vez más sólidos con el paso del tiempo, colaborando recientemente con la organización Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) como una forma de pasar de la palabra a la acción.

Junto con el enfoque activista de sus líricas, los franceses desarrollan otras reflexiones, como la perspectiva de la muerte como un proceso más de la vida, el ocaso de la humanidad, la desobediencia civil o el encuentro con experiencias que conllevan a nuevos propósitos personales. En relación a este último planteamiento, hay otro elemento que se hace evidente en este séptimo trabajo. Hace ya algunos años que la técnica vocal de Joe Duplantier ha mutado de un acérrimo tono death metal hacia un registro abierto a más posibilidades. Un aspecto que, irónicamente, le ha costado varios cuestionamientos por parte de sus fanáticos, y que acá continúa evolucionando de forma paulatina al trabajo con voces limpias. Lejos de se ser una debilidad, más bien es el signo de una banda que apunta a componer canciones adaptables a presentaciones con amplias convocatorias.

En términos musicales, “Fortitude” ofrece un panorama variado y menos orientado a un sonido extremo permanente. Una decisión que, al igual que la evolución del vocalista, puede provocar opiniones divididas, pero que en ningún caso resta de matices sonoros al presente de la banda. Desde aquellos momentos donde se aprecian sus guiños característicos, en canciones como “Sphinx”, “Grind”, “Another World” o “Born For One Thing”, hasta pasajes que apelan tanto a los brasileños de Sepultura (“Amazonia”) como también a melodías étnicas, como el caso de “Hold On” o “Fortitude”. El resultado completo da cuenta de un álbum que explora a través de intensidades y mantiene la apuesta de definir un sello que sigue sumando elementos.

“Fortitude” manifiesta el ímpetu de Gojira por mantenerse firme en la senda de una evolución constante y que los distinga dentro del panorama extremo, pero que también vaya separando etapas en comparación con sus trabajos anteriores. Atípicos como suelen ser, este disco conserva la convicción que, para una banda de metal, sonar más fuerte no es el único camino por el cual avanzar, sin miedo a sonar diferentes y, más importante aún, sin miedo a tratar los temas que realmente les preocupan.


Artista: Gojira

Disco: Fortitude

Duración: 51:58

Año: 2021

Sello: Roadrunner


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Fortitude Fortitude
DiscosHace 5 días

Gojira – “Fortitude”

Si hay algo que caracteriza a Gojira, es su preocupación por transmitir un mensaje tan potente como su música. Desde...

Itaca Itaca
DiscosHace 2 semanas

Txakur – “Itaca”

Como su carta de presentación, Txakur apareció en 2018 con “La Era De La Información”, un EP donde dibujó paisajes...

ULTRAPOP ULTRAPOP
DiscosHace 2 semanas

The Armed – “ULTRAPOP”

El adjetivo que mejor podría aplicársele a The Armed es “impenetrable”, y aún así puede ser motivo de discusión porque,...

The Battle At Garden’s Gate The Battle At Garden’s Gate
DiscosHace 3 semanas

Greta Van Fleet – “The Battle At Garden’s Gate”

Todo lo que rodeó la elaboración, grabación y lanzamiento del segundo disco de Greta Van Fleet, es digno de atesorarse...

Sweep It Into Space Sweep It Into Space
DiscosHace 3 semanas

Dinosaur Jr. – “Sweep It Into Space”

Con más de 30 años de trayectoria y una disfuncional, tensionada e intermitente relación creativa, Dinosaur Jr. ha tomado la...

Dream Weapon Dream Weapon
DiscosHace 4 semanas

Genghis Tron – “Dream Weapon”

Pasar de un sonido arrollador e irrefrenable hacia una propuesta etérea y mucho más sobria, es un movimiento que causa...

Is 4 Lovers Is 4 Lovers
DiscosHace 4 semanas

Death From Above 1979 – “Is 4 Lovers”

Conceptualmente hablando, ir a contrapelo de la estructura guitarra-bajo-batería en el rock es audaz por lo bajo, porque los resultados...

Tonic Immobility Tonic Immobility
DiscosHace 1 mes

Tomahawk – “Tonic Immobility”

Ocho años tuvieron que pasar para que Mike Patton, Duane Denison, John Stanier y Trevor Dunn volvieran a estar juntos...

Chemtrails Over The Country Club Chemtrails Over The Country Club
DiscosHace 2 meses

Lana Del Rey – “Chemtrails Over The Country Club”

Para ser una artista con un sonido tan distintivo, Lana Del Rey es uno de los nombres más impredecibles de...

When You See Yourself When You See Yourself
DiscosHace 2 meses

Kings Of Leon – “When You See Yourself”

Explorando un nuevo y contemporáneo formato, y luego de cinco años desde su último larga duración, Kings Of Leon lanza...

Publicidad
Publicidad

Más vistas