Conéctate a nuestras redes

Discos

Kasabian – 48:13

Publicado

en

Después del arrollador éxito obtenido por Kasabian gracias a su primer álbum homónimo de estudio de 2004, emprendieron hace años un largo camino de definición sonora que se ha desplazado por enrevesados y, en ocasiones, poco claros senderos. Esto último explica que, de ahí en adelante, todo lo que de los ingleses se espera cuando han anunciado la elaboración de un nuevo material de estudio, movilice las expectativas del público hacia el pantanoso terreno de las incertidumbres y las improbabilidades. Sabemos que aquello que caracteriza a Kasabian está a medio camino entre unos pegadizos y rotundos riff de guitarras, acompañados de un colorido juego de sintetizadores, que hace las veces de un rockdeslavado pero profundamente oscuro. Y esa es probablemente la marca registrada de la banda liderada por Sergio Pizzorno.

KASABIAN 01“48:13” se titula el quinto trabajo de la banda, con un disco en el que crea un colorido cuadro musical que suena esencialmente electrónico, a ratos inusualmente experimental y, sin duda, profundamente psicodélico para una banda acostumbrada a ecuaciones sonoras más bien sencillas. El disco transita en sus precisos 48:13 minutos de duración (lo que le otorga su título) entre sonidos eléctricos y bailables, en medio de temáticas que nos hablan de la fragilidad de las relaciones humanas en el mundo contemporáneo en “Bumblebeee” y “Explodes”; la alienación del hombre por los medios de comunicación de masas en la historia de “Stevie”, canción que se inicia con unas cuerdas que rememoran a “Eleanor Rigby” de The Beatles y que lentamente se va inflamando hasta explotar en un coro que nos recuerda que cada día es una nueva batalla; y la condición inhumana de una sociedad sedienta de poder en “Eez-eh”. Es esta una incitante propuesta que se inclina por la exploración, pero que al carecer de austeridad, sufre de delirios de megalomanía sonora en reiterados pasajes. No obstante a ello, Kasabian nos muestra que no tiene problemas en esclarecer e integrar sus influencias en un disco que devela hasta dónde están dispuestos a llegar.

“(Mortis)” es un interludio instrumental de corta duración, que se emparenta y que da paso a una profusamente bailable “Doomsday”, tema definitivo de este álbum. Esta canción, y en cierta medida la que sigue, “Treat”, develan y sintetizan lo que el disco es: una incitante simbiosis entre electrónica, psicodelia y guitarras a máximo volumen a punto de estallar. Trazos de influencias del rock experimental de los sesenta se oyen en “Glass” para rápidamente recuperar el patrón común del disco en torno a los sonidos electrónicos fuertemente cargados a los efectos psicodélicos en “Explodes”.

KASABIAN 02El disco hace una pausa en un brevísimo interludio titulado “(Levitation)”, para reaparecer ahora con guitarras, baterías y distorsionadores en una no poco reconocible “Clouds”. Sin embargo, esta segunda fase del disco poco y nada tiene que ver con lo que escuchamos antes al romper el patrón energizado de la primera parte. Nos desplazamos hacia las influencias hiphoperas de la banda con “Eez-eh”, pasamos luego nuevamente al sonido eléctrico en “Bow”, para desaparecer en una apagada balada que contiene un tenue romance entre una lenta guitarra, una calmada batería y unos esperanzadores coros que despiden al disco con “S.P.S”.

Terminó la incertidumbre. Para bien o para mal, los no pocos 48 minutos y 13 segundos del disco son suficientes para exponer la faceta más electrónica de Kasabian mostrada hasta la fecha. Enmarcados en la estética de un sonido indie fuertemente electrizado, la banda sigue buscando su centro. Es este un disco atendible, sin embargo, está muy lejos de ser imprescindible pensando en trabajos previos de la banda. Pero si algo está claro, es que al menos la identidad de Kasabian no le teme al cambio, ni menos a la aventura.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Porcupine Tree – “CLOSURE / CONTINUATION”

Publicado

en

CLOSURE / CONTINUATION

El hype es indudablemente el mayor enemigo para una banda inactiva por tanto tiempo, pero de manera inteligente este nunca fue el caso para Porcupine Tree, gracias a que Steven Wilson, considerado la figura principal del proyecto, se encargaba de decir en cuanta entrevista que podía que todo había terminado, desechando así las posibilidades de un nuevo larga duración luego de la pausa tras “The Incident” (2009) para enfocarse en su carrera solista. Ahora como trío conformado por Wilson junto al tecladista Richard Barbieri y el baterista Gavin Harrison, la agrupación sorprendió con el anuncio de “CLOSURE / CONTINUATION”, trabajo que, tal como su nombre lo indica, viene a cerrar una etapa de silencio para continuar en lo que deparará el futuro para uno de los nombres mejores evaluados en el resurgir del rock progresivo durante los 90.

Ciertamente, “CLOSURE / CONTINUATION” comenzó a construirse de manera anticipada a su lanzamiento, debido a que las tres canciones encargadas de abrir el álbum fueron parte de los cuatro adelantos que presentó la banda. Es así como el viaje parte con un sonido muy familiar no sólo a lo que se conoce de Porcupine Tree, sino que también a la carrera solista de Wilson, resultando imposible no percibir algunos atisbos de esta en los cortes “Harridan”, “Of The New Day” o “Rats Return”, donde apreciamos la calidad instrumental de los músicos mediante intensas secciones llenas de matices y muy en la línea del rock progresivo, sin dejar de lado esa cálida impronta acústica que Wilson aporta en sus composiciones, así como también los elementos más electrónicos, como ha sido tónica en sus lanzamientos solistas más recientes. Indudablemente, algo para todos los gustos, con letras tomando la premisa de cierre o inicio, y una dualidad que es muy bien tratada, tanto en la forma en que se estructura el disco como en sus composiciones.

Punto aparte para la potencia sonora de “Rats Return” y sus guiños a polémicas figuras históricas, como Gengis Kan y los dictadores Mao Tse Tung, Kim Il-Sung e incluso Augusto Pinochet, ejerciendo una carga aún más fuerte en una canción que de por sí sola ya cuenta con un aura completamente sombría gracias al juego de guitarras. Por otro lado, el relato permite que momentos como “Dignity” o “Herd Culling” puedan ir dosificando perfectamente las capas y constantes giros de ritmos a una manera pausada y sin contratiempos, haciendo que el disco quede muy lejos de la monotonía y, a veces, hastío que generan otras obras del progresivo moderno, donde solamente se enfocan en caricaturizar la variedad de ritmos o demostrar quién puede tocar mejor o más rápido su instrumento. Ciertamente, ese nunca ha sido el caso con Porcupine Tree, y en este disco Wilson demuestra particularmente por qué ha sabido configurar su propia versión del género con un acercamiento más popular.

Hacia el final nos encontramos con “Walk The Plank” para luego transitar a “Chimera’s Wreck”, el impecable cierre de esta obra que, en tan solo siete canciones, logra perfectamente su cometido de funcionar como punto final para la banda, pero, a la vez, como el inicio de una nueva etapa sonora, cualquiera sea el camino que decidan tomar de aquí en adelante. La mencionada “Chimera’s Wreck”, inspirada por el fallecimiento del padre de Wilson, toma elementos de ese período de duelo para reflexionar sobre la mortalidad desde una manera existencial y graficando a través de su composición todas las etapas de este proceso, transformándose indudablemente en la canción con mayor peso en cuanto a matices sonoros. Si bien, la existencia de una edición deluxe aporta tres tracks adicionales (la instrumental “Population Three” junto a “Never Have” y “Love In The Past Tense”), se sienten en naturaleza alejadas del ciclo de continuidad que presenta la obra en sus siete composiciones principales, por lo que en resumidas cuentas quedan como muy buenos bonus en un disco cuya narrativa logra construirse por sí sola con la cantidad de canciones antes mencionadas.

Aunque para muchos se pueda sentir como un disco alejado de ese espíritu de reinvención del rock progresivo que caracterizó a la banda en su primera etapa, “CLOSURE / CONTINUATION” logra lo que muchos álbumes de otras agrupaciones que regresan luego de varios años no pudieron conseguir: cumplir y superar las expectativas musicales y creativas de una banda que no ha hecho más que evolucionar sonoramente gracias a su amplio trabajo en proyectos paralelos. Trabajar en secreto por tantos años indudablemente benefició a Wilson, Barbieri y Harrison, permitiéndoles destilar e ir cocinando poco a poco estas canciones que funcionan a la perfección en distintos niveles. Ya sea como el final de su carrera o como el reinicio de esta, Porcupine Tree ha definido nuevamente los parámetros de su propio juego, con un sonido al que pocos pueden acercarse y un mensaje claro de que menos es más, no siendo necesario que los años de espera se vean reflejados en un montón de tracks forzando un sonido clásico para cumplir con expectativas, sino más bien en un pequeño conjunto de ellos que pueda satisfacer sus necesidades musicales y, a la vez, funcionar narrativamente como una obra.


CLOSURE / CONTINUATIONArtista: Porcupine Tree

Disco: CLOSURE / CONTINUATION

Duración: 48:01

Año: 2022

Sello: Music For Nations


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

CLOSURE / CONTINUATION CLOSURE / CONTINUATION
DiscosHace 5 horas

Porcupine Tree – “CLOSURE / CONTINUATION”

El hype es indudablemente el mayor enemigo para una banda inactiva por tanto tiempo, pero de manera inteligente este nunca...

Skinty Fia Skinty Fia
DiscosHace 6 días

Fontaines D.C. – “Skinty Fia”

Usualmente, cuando se habla de tradición cultural de un país, y en especial cuando se habla de música, se suele...

Dance Fever Dance Fever
DiscosHace 1 semana

Florence + The Machine – “Dance Fever”

“Dance Fever”, el nuevo disco de Florence + The Machine, funciona al menos en dos niveles: por una parte, y...

Immutable Immutable
DiscosHace 2 semanas

Meshuggah – “Immutable”

Seis años pasaron desde “The Violent Sleep Of Reason” (2016) para que Meshuggah volviera a publicar un nuevo disco, y...

WE WE
DiscosHace 2 semanas

Arcade Fire – “WE”

Desde “The Suburbs” (2010), Arcade Fire no había sido capaz de despachar un disco de contenido más personal y emotivo...

Emotional Eternal Emotional Eternal
DiscosHace 3 semanas

Melody’s Echo Chamber – “Emotional Eternal”

La década de existencia que lleva Melody’s Echo Chamber, el proyecto de la cantante y compositora francesa Melody Prochet, ha...

Alpha Games Alpha Games
DiscosHace 3 semanas

Bloc Party – “Alpha Games”

Después seis años de silencio discográfico, luego del tan duramente criticado “Hymns” (2016), Bloc Party vuelve con “Alpha Games”, un...

SHUNKA RYOUGEN SHUNKA RYOUGEN
DiscosHace 4 semanas

Haru Nemuri – “SHUNKA RYOUGEN”

Ya sea en festivales o listados de medios especializados, el nombre de Haru Nemuri ha resonado fuerte desde su irrupción...

A Light For Attracting Attention A Light For Attracting Attention
DiscosHace 4 semanas

The Smile – “A Light For Attracting Attention”

Todas las inquietudes musicales de Thom Yorke y Jonny Greenwood, incentivadas por el cerebro de Nigel Godrich, se vuelven a...

Everything Was Beautiful Everything Was Beautiful
DiscosHace 1 mes

Spiritualized – “Everything Was Beautiful”

Grabado casi en simultáneo con “And Nothing Hurt” (2018), pero trabajado durante toda la pandemia, con Jason Pierce a cargo...

Publicidad
Publicidad

Más vistas