Conéctate a nuestras redes

Discos

Julian Casablancas + The Voidz – Tyranny

Publicado

en

Para quienes siguieron atentamente la renovación del rock desde 2000 de la mano de The Strokes, agrupación que perfiló, de cierta manera, los límites sonoros y estéticos del género del siglo XXI, debe resultarles extraño y problemático el acto de pensar a Julian Casablancas embarcado en un nuevo, pero no menos arriesgado, proyecto en solitario. El frontman de los aún vigentes neoyorkinos de The Strokes, es acompañado desde finales de 2013 por The Voidz, una banda bastante ajustada a los propósitos exploratorios y experimentales de Casablancas, aunque sin poseer ni la armónica identidad ni el marcado vigor de los primeros. Por otro lado, no deja de ser menos cierto que, ante el evidente declive creativo de The Strokes en “Angles” (2011) y en “Comedown Machine” (2013), sumado al cuestionable primer proyecto en solitario de Julian con “Phrazes For The Young” (2009), este último disco sea recibido en medio de una extraña sensación, definida por la polaridad entre la desconfianza y la expectación.

JULIAN CASABLANCAS + THE VOIDZ 01Con todo, “Tyranny” es un trabajo ambicioso y ecléctico, cargado de sonidos y de influencias múltiples. Desfilan a lo largo del disco, sin demasiada coherencia ni unidad, canciones que nos recuerdan al post-punk ochentero, riffs que bien podrían provenir del mejor hard rock, aceleración en las rítmicas muy próximas a un sonido metal y una actitud de desgano calcada del movimiento punk. Todo ello configura un producto donde las nuevas propuestas abundan, pero la precisión desaparece.

La obertura del disco la realiza “Take Me In Your Army”, una composición oscura y sintética, que arroja sobre un terreno más experimental que concreto, pensando en el pasado musical de Casablancas. Por su parte, “Crunch Punch” es chispeante y pegadiza, de fuerte influencia strokeana, que se encarga de proyectar la fiesta y el caos sonoro que sigue. Así, el desorden y descontrol viene de la mano de “M.utually A.ssured D.estruction”, un tema con guitarras violentas y una batería pesada y profunda, que habla sobre la imposibilidad de un sentimiento de tranquilidad en medio de un mundo caótico y oscuro: “Ahora, los malos sentimientos me invaden como olas”. Un experimento de comienzo a fin se escucha con “Human Sadness”, canción que sobrepasa los 10 minutos y que viene cargada a la música electrónica, donde distintos sonidos, ruidos y guitarras se entremezclan con una desgarrada voz de Casablancas. “Where No Eagles Fly” es una composición marcadamente en la onda del post punk, donde un riff pegadizo se une a un bajo dinámico y a un teclado de fondo.

Con “Father Electicity” regresamos a la experimentación de Casablancas, al encontrarnos con un track cargado a un extraño juego entre beats modernos y ritmos intensos; eso sí, una apuesta no tan lograda como la de “Human Sadness”. Encontramos a “Johan Von Bonx” y a “Bussines Dog”, dos canciones fuertemente emparentadas, que rozan a The Strokes al emular unas guitarras enérgicas pero bien definidas, ello acompañado de un bajo que marca el fondo musical y una batería que se acopla pesada pero sencilla. Ciertamente lo más strokeano del disco. “Dare I Care” desentona en el cierre del disco, aunque no más que “Xerox” y “Nintendo Blood”, dos canciones que, sacadas de la JULIAN CASABLANCAS + THE VOIDZ 02imaginación de Casablancas, vienen cargadas a la percusión, envueltas en un sonido sintético lleno de experimentación. Con ejemplos como estos, uno comprueba por qué los fans ansían con ímpetu la vuelta de Casablancas a la banda que lo vio nacer. El disco lo cierra una melancólica, apagada y tétrica “Off To War…”, una composición que pone fin al amplio abanico sonoro recorrido a lo largo del disco, y que, se quiera o no, dejará pensando en el propio mundo que nos rodea.

Nadie podría poner en duda los pergaminos de Julian Casablancas, por lo demás, el acto de arriesgarse en proyectos nuevos y desplazarse lejos de su zona de confort con The Strokes, es una iniciativa que merece ser reconocida. Con todo, “Tyranny” contiene una paleta sonora diversa, que explora algunos terrenos ya recorridos por Julian y otros que no. Lo cierto es que es una placa que llama la atención por la curiosidad de ver nuevamente a una parte de The Strokes rodando en solitario, más que por la consistencia y solidez del trabajo realizado.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Publicado

en

Hotspot

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a una carrera musical que apostaba por un estilo de pop electrónico sin equivocarse al dar en el blanco con su propuesta, una que hoy vemos probada y consolidada con un nuevo álbum de estudio –el decimocuarto en su lista–, bastante variado e impecablemente producido por Stuart Price, con quien iniciaron esta trilogía en 2013 con “Electric”, para seguir con “Super” (2016) y cerrar el ciclo con el disco que aquí nos convoca.

Si bien, a lo largo de las diez canciones que componen “Hotspot” no encontramos sorpresas de tipo innovador, sí es posible deleitarse con sonidos bien acabados y modernos, corroborando la calidad de un trabajo bien montado que despliega material para todos los gustos, pero sin perder la esencia de aquello que los ha caracterizado y definido desde el principio. El aspecto bailable de la música de Pet Shop Boys se hace presente desde el inicio con “Will-O-The-Wisp”, una canción que agita el corazón con su melodía pegajosa y que trae al presente de forma íntegra la insigne voz de Neil Tennant, sorprendiendo con lo bien cuidado que suena todo. Así, en casi cinco minutos de duración, ya tenemos una introducción encantadora que promete toda una experiencia sónica.

Sin embargo, la continuidad se fracciona momentáneamente con la aparición de la balada “You Are The One”, la que, al finalizar su medianamente desencajada o fantasmagórica aparición, deja ver nuevamente la presencia de esos elementos transversales y característicos de la banda, como la ligereza y elegancia con que complementan las melodías sintéticas, en canciones como “Happy People” o “Dreamland”, esta última con colaboración de Olly Alexnder (Years & Years), lanzada como sencillo en septiembre del año pasado.

El toque melancólico viene dado en tracks como “Hoping For A Miracle” y “Only The Dark”, distinguiéndose esta última por la suavidad de su cadencia y por alcanzar, a ratos, algunos momentos altamente similares a los ritmos de Daft Punk. El único detalle que desconcierta un poco es lo abrupto de su final, porque pareciera ser, además, una canción que podría seguir sonando eternamente. Lo mismo ocurre con “Burning The Heather”, pieza que transmite emociones considerables mediante su letra y sonoridad electrónicamente apesadumbrada.

En tanto, alejándose de aquellos temas que aseguran convertirse en futuros hits, nos encontramos con “Monkey Business” (también lanzado como sencillo, quizás erradamente), una composición que requiere de algunas varias escuchas para lograr ser querida y aceptada, y con “Wedding In Berlin”, que se convierte en un outro sin mucho contenido y bastante repetitivo, aunque, dicho sea de paso, no desentona con aquella simpleza excéntrica tan propia de las producciones del dúo británico.

Si pensamos “Hotspot” en términos de organización, bien podemos distinguir un lado A y un lado B. El primero tiene la energía de la música luminosa y colorida tan distintiva de Pet Shop Boys, y el segundo se hace presente hacia la mitad del camino, cuando nos encontramos con las baladas que agregan una sombra nostálgica a lo anterior, poniendo el foco en un efecto más íntimo y emotivo que, a su vez, también es parte de la tradición del dúo. El resultado es un conjunto de sonidos variados, que, aunque no constituyan una novedad en términos de originalidad, aportan a la vigencia y actualización de un par de músicos que han sorteado al menos tres décadas y un cambio de siglo en un oficio que les ha valido ser considerados, a estas alturas y con toda justificación, como una dupla musical de culto.


HotspotArtista: Pet Shop Boys

Disco: Hotspot

Duración: 42:03

Año: 2020

Sello: x2


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Hotspot Hotspot
DiscosHace 2 días

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 1 semana

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 3 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 3 semanas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Publicidad
Publicidad

Más vistas