Conéctate a nuestras redes

Discos

Julian Casablancas + The Voidz – Tyranny

Publicado

en

Para quienes siguieron atentamente la renovación del rock desde 2000 de la mano de The Strokes, agrupación que perfiló, de cierta manera, los límites sonoros y estéticos del género del siglo XXI, debe resultarles extraño y problemático el acto de pensar a Julian Casablancas embarcado en un nuevo, pero no menos arriesgado, proyecto en solitario. El frontman de los aún vigentes neoyorkinos de The Strokes, es acompañado desde finales de 2013 por The Voidz, una banda bastante ajustada a los propósitos exploratorios y experimentales de Casablancas, aunque sin poseer ni la armónica identidad ni el marcado vigor de los primeros. Por otro lado, no deja de ser menos cierto que, ante el evidente declive creativo de The Strokes en “Angles” (2011) y en “Comedown Machine” (2013), sumado al cuestionable primer proyecto en solitario de Julian con “Phrazes For The Young” (2009), este último disco sea recibido en medio de una extraña sensación, definida por la polaridad entre la desconfianza y la expectación.

JULIAN CASABLANCAS + THE VOIDZ 01Con todo, “Tyranny” es un trabajo ambicioso y ecléctico, cargado de sonidos y de influencias múltiples. Desfilan a lo largo del disco, sin demasiada coherencia ni unidad, canciones que nos recuerdan al post-punk ochentero, riffs que bien podrían provenir del mejor hard rock, aceleración en las rítmicas muy próximas a un sonido metal y una actitud de desgano calcada del movimiento punk. Todo ello configura un producto donde las nuevas propuestas abundan, pero la precisión desaparece.

La obertura del disco la realiza “Take Me In Your Army”, una composición oscura y sintética, que arroja sobre un terreno más experimental que concreto, pensando en el pasado musical de Casablancas. Por su parte, “Crunch Punch” es chispeante y pegadiza, de fuerte influencia strokeana, que se encarga de proyectar la fiesta y el caos sonoro que sigue. Así, el desorden y descontrol viene de la mano de “M.utually A.ssured D.estruction”, un tema con guitarras violentas y una batería pesada y profunda, que habla sobre la imposibilidad de un sentimiento de tranquilidad en medio de un mundo caótico y oscuro: “Ahora, los malos sentimientos me invaden como olas”. Un experimento de comienzo a fin se escucha con “Human Sadness”, canción que sobrepasa los 10 minutos y que viene cargada a la música electrónica, donde distintos sonidos, ruidos y guitarras se entremezclan con una desgarrada voz de Casablancas. “Where No Eagles Fly” es una composición marcadamente en la onda del post punk, donde un riff pegadizo se une a un bajo dinámico y a un teclado de fondo.

Con “Father Electicity” regresamos a la experimentación de Casablancas, al encontrarnos con un track cargado a un extraño juego entre beats modernos y ritmos intensos; eso sí, una apuesta no tan lograda como la de “Human Sadness”. Encontramos a “Johan Von Bonx” y a “Bussines Dog”, dos canciones fuertemente emparentadas, que rozan a The Strokes al emular unas guitarras enérgicas pero bien definidas, ello acompañado de un bajo que marca el fondo musical y una batería que se acopla pesada pero sencilla. Ciertamente lo más strokeano del disco. “Dare I Care” desentona en el cierre del disco, aunque no más que “Xerox” y “Nintendo Blood”, dos canciones que, sacadas de la JULIAN CASABLANCAS + THE VOIDZ 02imaginación de Casablancas, vienen cargadas a la percusión, envueltas en un sonido sintético lleno de experimentación. Con ejemplos como estos, uno comprueba por qué los fans ansían con ímpetu la vuelta de Casablancas a la banda que lo vio nacer. El disco lo cierra una melancólica, apagada y tétrica “Off To War…”, una composición que pone fin al amplio abanico sonoro recorrido a lo largo del disco, y que, se quiera o no, dejará pensando en el propio mundo que nos rodea.

Nadie podría poner en duda los pergaminos de Julian Casablancas, por lo demás, el acto de arriesgarse en proyectos nuevos y desplazarse lejos de su zona de confort con The Strokes, es una iniciativa que merece ser reconocida. Con todo, “Tyranny” contiene una paleta sonora diversa, que explora algunos terrenos ya recorridos por Julian y otros que no. Lo cierto es que es una placa que llama la atención por la curiosidad de ver nuevamente a una parte de The Strokes rodando en solitario, más que por la consistencia y solidez del trabajo realizado.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Publicado

en

A Dawn To Fear

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo impredecible está la belleza de la vida. Hay que dejarse sorprender por esta con todo lo que conlleve, tal como este viaje dirigido por Cult Of Luna, una agrupación que no se casa con la accesibilidad dentro de la propuesta en su extenso nuevo episodio, donde sólo las expectativas y comparaciones pueden obstaculizar el verse inmerso en “A Dawn To Fear”.

Encumbrados en lo alto por la valoración de su excelente colaboración con la cantante estadounidense Julie Christmas, llamada “Mariner” (2016), retornan con un sentido registro que abre con “The Silent Man”, canción que posee una abrasiva carga de sludge y se mantiene galopante en su extensión. Nada puede ser asegurado y lo predecible es relegado por las sutiles capas que ejecutan para ensamblar una pieza épica y versátil. Lo grandilocuente de las secciones no opacan la voz de Kristian Karlsson, exaltando su salvaje registro como parte del clima de “Lay Your Head To Rest”, la cual sufre novedosas variaciones sin abandonar su propio sello dentro de la constante sonoridad que sorprende, y puede decantar a las hipnóticas melodías de “Nightwalkers”, una retumbante composición poseedora de bellos matices que juegan con la intensidad a su antojo.

Para redondear sus ideas, el tiempo deja de ser un punto a considerar, ya que para los oriundos de Suecia esto sólo sería una limitación para desplegar su obra. “Lights On The Hill” posee su propio universo dentro del entramado; su extensión se encuentra libre de agobio, donde los valles son cálidos y lo prominente potencia cada pasaje en un cuidado equilibrio que, sin barreras, conecta con la melancólica “We Feel The End”, ejecutada con voces limpias y delicados arreglos, que contienen el desarrollo de este particular y exquisito trabajo, expandiendo aún más la atmósfera mostrada por Cult Of Luna.

La claridad que percibida se relaciona con la ausencia de la posible e inevitable comparativa, en un intento bajo presión por superarse a sí mismos, evitando una competencia que pondría un objetivo que puede nublar la creación de algo fresco dentro de su carrera. La fluidez que envuelve este nuevo larga duración lleva a cada sección a un nivel de independencia de previas entregas y, a su vez, se siente como un todo, cohesionado, complejo, interesante y áspero cuando se requiere.

“The Fall” es la elegida para cerrar una travesía cautivadora, y este plano desborda potencia y urgencia, con quiebres repentinos que sólo son bálsamos para lo atronadora que se torna la canción. Contando con un excelente trabajo en percusión y el bajo de Andreas Johansson, que no se ve oculto por los robustos riffs que progresan a una sutil disonancia que juega con advertir el final, en un álgido espacio donde no dan oportunidad para vaticinar, y tan sólo queda meditar sobre lo atestiguado en la introspectiva muestra a la que en “A Dawn To Fear” hemos sido invitados.


A Dawn To FearArtista: Cult Of Luna

Disco: A Dawn To Fear

Duración: 79:06

Año: 2019

Sello: Metal Blade Records


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

A Dawn To Fear A Dawn To Fear
DiscosHace 4 días

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo...

Memory Memory
DiscosHace 4 días

Vivian Girls – “Memory”

No todos los retornos son buenos y no todas las segundas partes son de lo peor, o al menos así...

Birth Of Violence Birth Of Violence
DiscosHace 4 días

Chelsea Wolfe – “Birth Of Violence”

Diez años cargan con una simbología que acerca más a lo divino que a lo terrenal. No sólo hay un...

Beneath The Eyrie Beneath The Eyrie
DiscosHace 4 días

Pixies – “Beneath The Eyrie”

Luego de dos apuestas mal logradas, Pixies vuelve al estudio y lanza su mejor disco desde su retorno en 2004....

Chastity Belt Chastity Belt
DiscosHace 2 semanas

Chastity Belt – “Chastity Belt”

Saudade es un vocablo portugués cuyo significado se acerca a la definición de melancolía; un estado afectivo estimulado por la...

Shaped By Fire Shaped By Fire
DiscosHace 2 semanas

As I Lay Dying – “Shaped By Fire”

Durante la primera década del siglo XXI, hubo un estallido de agrupaciones que tomaron variaciones más melódicas para combinar el...

Jamie Jamie
DiscosHace 2 semanas

Brittany Howard – “Jaime”

Cuando Brittany Howard anunció su primer proyecto como solista, alejada de sus compañeros de Alabama Shakes, las reacciones de sorpresa...

RainViento RainViento
DiscosHace 2 semanas

Cevladé – “RainViento”

A estas alturas, no debiera ser sorpresivo que Cevladé saque un disco de alta relevancia, calidad y arrojo no sólo...

Free Free
DiscosHace 1 mes

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 1 mes

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas