Conéctate a nuestras redes

Discos

Julian Casablancas + The Voidz – Tyranny

Publicado

en

Para quienes siguieron atentamente la renovación del rock desde 2000 de la mano de The Strokes, agrupación que perfiló, de cierta manera, los límites sonoros y estéticos del género del siglo XXI, debe resultarles extraño y problemático el acto de pensar a Julian Casablancas embarcado en un nuevo, pero no menos arriesgado, proyecto en solitario. El frontman de los aún vigentes neoyorkinos de The Strokes, es acompañado desde finales de 2013 por The Voidz, una banda bastante ajustada a los propósitos exploratorios y experimentales de Casablancas, aunque sin poseer ni la armónica identidad ni el marcado vigor de los primeros. Por otro lado, no deja de ser menos cierto que, ante el evidente declive creativo de The Strokes en “Angles” (2011) y en “Comedown Machine” (2013), sumado al cuestionable primer proyecto en solitario de Julian con “Phrazes For The Young” (2009), este último disco sea recibido en medio de una extraña sensación, definida por la polaridad entre la desconfianza y la expectación.

JULIAN CASABLANCAS + THE VOIDZ 01Con todo, “Tyranny” es un trabajo ambicioso y ecléctico, cargado de sonidos y de influencias múltiples. Desfilan a lo largo del disco, sin demasiada coherencia ni unidad, canciones que nos recuerdan al post-punk ochentero, riffs que bien podrían provenir del mejor hard rock, aceleración en las rítmicas muy próximas a un sonido metal y una actitud de desgano calcada del movimiento punk. Todo ello configura un producto donde las nuevas propuestas abundan, pero la precisión desaparece.

La obertura del disco la realiza “Take Me In Your Army”, una composición oscura y sintética, que arroja sobre un terreno más experimental que concreto, pensando en el pasado musical de Casablancas. Por su parte, “Crunch Punch” es chispeante y pegadiza, de fuerte influencia strokeana, que se encarga de proyectar la fiesta y el caos sonoro que sigue. Así, el desorden y descontrol viene de la mano de “M.utually A.ssured D.estruction”, un tema con guitarras violentas y una batería pesada y profunda, que habla sobre la imposibilidad de un sentimiento de tranquilidad en medio de un mundo caótico y oscuro: “Ahora, los malos sentimientos me invaden como olas”. Un experimento de comienzo a fin se escucha con “Human Sadness”, canción que sobrepasa los 10 minutos y que viene cargada a la música electrónica, donde distintos sonidos, ruidos y guitarras se entremezclan con una desgarrada voz de Casablancas. “Where No Eagles Fly” es una composición marcadamente en la onda del post punk, donde un riff pegadizo se une a un bajo dinámico y a un teclado de fondo.

Con “Father Electicity” regresamos a la experimentación de Casablancas, al encontrarnos con un track cargado a un extraño juego entre beats modernos y ritmos intensos; eso sí, una apuesta no tan lograda como la de “Human Sadness”. Encontramos a “Johan Von Bonx” y a “Bussines Dog”, dos canciones fuertemente emparentadas, que rozan a The Strokes al emular unas guitarras enérgicas pero bien definidas, ello acompañado de un bajo que marca el fondo musical y una batería que se acopla pesada pero sencilla. Ciertamente lo más strokeano del disco. “Dare I Care” desentona en el cierre del disco, aunque no más que “Xerox” y “Nintendo Blood”, dos canciones que, sacadas de la JULIAN CASABLANCAS + THE VOIDZ 02imaginación de Casablancas, vienen cargadas a la percusión, envueltas en un sonido sintético lleno de experimentación. Con ejemplos como estos, uno comprueba por qué los fans ansían con ímpetu la vuelta de Casablancas a la banda que lo vio nacer. El disco lo cierra una melancólica, apagada y tétrica “Off To War…”, una composición que pone fin al amplio abanico sonoro recorrido a lo largo del disco, y que, se quiera o no, dejará pensando en el propio mundo que nos rodea.

Nadie podría poner en duda los pergaminos de Julian Casablancas, por lo demás, el acto de arriesgarse en proyectos nuevos y desplazarse lejos de su zona de confort con The Strokes, es una iniciativa que merece ser reconocida. Con todo, “Tyranny” contiene una paleta sonora diversa, que explora algunos terrenos ya recorridos por Julian y otros que no. Lo cierto es que es una placa que llama la atención por la curiosidad de ver nuevamente a una parte de The Strokes rodando en solitario, más que por la consistencia y solidez del trabajo realizado.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Deftones – “Ohms”

Publicado

en

Ohms

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado nü metal, que vio nacer y morir a variados proyectos, quedó atrás y es nada más que un rótulo para una banda que rápidamente expandió sus horizontes. Así ha sido el recorrido de Deftones que, con nueve discos, se sacudió del estereotipo para desembocar en álbumes como “Ohms”.

Y es que su último trabajo va más allá de lo etéreo y las atmósferas. O, al menos, desde otra perspectiva. Pese a ser una banda que transita por intensas sensaciones, nunca había estado tan clara la línea entre aquellos elementos. Gracias al reencuentro con Terry Date, un viejo conocido en la producción (“Adrenaline”, “Around The Fur”, “White Pony”, “Deftones”), la banda plantea un interesante equilibrio: los arreglos conviven –y se escuchan– sin quitarse protagonismo. No sobran, no son caprichosos, no son antojadizos.

“Genesis” y “Ceremony” representan un poco aquella relación. La primera, como single, elevó las expectativas y cumplió. Por su parte, el segundo track, mucho más melódico y limpio, permite apreciar mejor los matices que estarán presentes a lo largo del álbum. Es difícil exigirles siempre un poco más a bandas como Deftones, ya que a estas alturas el conjunto no necesita demostrar más que calidad; su sonido se encuentra tan arraigado, que toda sorpresa es un detalle más de una meticulosa producción.

Resulta curioso que aquellos detalles esta vez no quedaron a cargo de las cuerdas y un par de efectos, sino que pasaron a ser administrados con mayor protagonismo por Frank Delgado en los sintetizadores y máquinas. Así, todo dialoga orgánicamente a la par de un inspirado Stephen Carpenter, que se atreve a jugar con los compases, como en “Urantia”, y se desata con estridencia en los ensordecedores pasajes de “Error” y la bella “Pompeji”, quizá la canción más completa del disco. Toda esa potencia y densidad puede responder a muchas variantes y posibilidades. ¿Cómo hacer contrapeso y acompañar a Carpenter? ¿Es más que una decisión estética que en cada disco sume más cuerdas a la guitarra principal?

La seguridad que entrega Sergio Vega en el bajo ha sido un aporte de frescura y actitud, como queda demostrado en “Radiant City”. Si bien, su participación en la banda ya cumple cuatro álbumes, hoy más que nunca se trata de su disco, y “Ohms” debería ser revisado bajo su prisma. Su presencia es aglutinante, está sumamente marcada y funciona en complicidad. Según entrevistas, Vega aportó activamente en la composición y con los riffs más potentes, asumiendo ese rol de compañía y contraparte. Su estilo no pasa inadvertido y ha potenciado varias virtudes del grupo. Por un lado, las guitarras más graves de Carpenter y, por otro, las baterías de un Cunningham menos atrevido, pero manteniéndose igual de intenso.

Con “Ohms”, más allá del cliché que puede significar volver a los orígenes, Deftones ha sabido administrar un concepto más que robusto, que no descansa tan sólo en un desfile de distorsiones para riffs profundos y veloces. Su complejidad radica en las posibilidades que exploran con el pasar del tiempo, dotando a sus canciones de una sensibilidad e intimidad que dialoga con una experiencia oscura y agresiva.


Artista: Deftones

Disco: Ohms

Duración: 46:17

Año: 2020

Sello: Reprise


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ohms Ohms
DiscosHace 1 día

Deftones – “Ohms”

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado...

Ultra Mono Ultra Mono
DiscosHace 2 días

IDLES – “Ultra Mono”

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer...

Down In The Weeds Where The World Once Was Down In The Weeds Where The World Once Was
DiscosHace 5 días

Bright Eyes – “Down In The Weeds, Where The World Once Was”

Tras un receso de nueve años y con una serie de proyectos bajo el brazo, Conor Oberst ha reunido a...

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 6 días

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 7 días

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 1 semana

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 3 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 3 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 3 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 4 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

Publicidad
Publicidad

Más vistas