Conéctate a nuestras redes
Firepower Firepower

Discos

Judas Priest – “Firepower”

Publicado

en

Aunque el Parkinson le haya cortado las alas del destino a Glenn Tipton, este no se va sin gritar venganza, ya que “Firepower” es por lejos lo más inspirado que ha entregado Judas Priest desde ese enorme giro de tuerca llamado “Painkiller” (1991). Sobran pergaminos en la historia de los de Birmingham; cambiaron para siempre la cara del metal, dotándolo de una imagen y un sonido característico que ha inspirado a generaciones de músicos durante casi cinco décadas, aspecto que está vivo y latente en estos catorce cortes, y esta experiencia se nota incluso en los guiños a sus propias glorias. Basta con ver la portada que creó el diseñador ítalo-chileno Claudio Bergamin, inspirada en las carátulas clásicas, y logra el cometido. Lo más impresionante es que están conscientes de su legado y, aún así, se dejan seducir por las nuevas sonoridades del medio con resultados óptimos en la mayoría de sus aproximaciones. Dan y reciben a partes iguales.

De hecho, si se tuviera que explicitar un punto débil de la placa, no sería la reinvención que experimentan en algunos cortes como “Lone Wolf”, “Children Of The Sun” y “Spectre”, en los que suenan tan frescos, que no pareciera que estamos hablando de una banda tan longeva, manejando los códigos de la composición del metal al pie de la letra. Y cómo no, si ellos mismos ayudaron a crearlos. Riffs demoledores y con mucho groove, con un trabajo excelente de la dupla que componen el baterista Scott Travis y el bajista Ian Hill, anclas para lograr un sonido muy musculoso, sobre todo en momentos tensos y explosivos como los de “Never The Heroes”.

A Judas Priest le sientan bien estos aires de modernidad, sin embargo, su única debilidad es la falta de dosificación en la cantidad de canciones. No es que haya unas menos interesantes que otras, tampoco hay presencia de relleno, sino que simplemente algunos medios tiempos –como la conmovedora “Guardians” y su secuela “Rising From Ruins”– pueden perderse de vista, como pasa con “Sea Of Red”, hermosa balada que podría haber brillado mucho más en un disco directo. De todas maneras, esto no afecta por ningún momento la calidad sobresaliente del trabajo completo, en el que se nota que la inspiración es el fuego que le da poder a esta máquina.

Todo ese fulgor se puede apreciar en el costado más ligado al hard rock de “No Surrender”, “Flame Tower” e “Evil Never Dies”, esta última con un coro que clama por arrasar los estadios, en los que destaca el trabajo de las guitarras de Richie Faulkner y Glen Tipton, dúo que ya se establece y logra generar una identidad propia. A su vez, los caminos del lado más heavy quedan en territorio de “Necromancer” y “Traitors Gate”, lo que prueba que la banda puede pasearse por toda la historia del género sin problemas. Tanto es así, que la dupleta de “Firepower” y “Lighting Strike” es la evidencia de que la capacidad para impresionar y regalarnos la mejor muestra de todo su poder sigue intacta, con un Halford que se escucha arrollador, tal como en sus buenos tiempos, labor en la que los productores Tom Allon –quién estuvo detrás de las perillas durante el aclamado período 1979-1988– y Andy Sneap –famoso por darle aire fresco a las bandas más reconocidas del circuito como Accept y Saxon– juegan un rol fundamental. Además, este último pasará a integrar las filas de la agrupación tras la salida de Glen.

No hay dudas de que “Firepower” entrará directamente entre lo más destacado de la discografía de Judas Priest, una despedida por todo lo alto para Tipton, quien se va como un gigante con un larga duración aventurero, lleno de buenas melodías y diferentes voces. Con una discografía consistente a su haber –con altos y bajos por supuesto–, los Dioses del metal regresan para hacerle frente a las inclemencias de la vida y seguir poniendo en alto el nombre de la movida combinando ferocidad, técnica y sabiduría, pero también una capacidad enorme para aprender de lo que ellos mismos han creado. A sacar las motos, las chaquetas de cuero y los látigos, el acero británico está de vuelta.


Artista: Judas Priest

Disco: Firepower

Duración: 58:10

Año: 2018

Sello: Epic


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Publicado

en

A Dawn To Fear

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo impredecible está la belleza de la vida. Hay que dejarse sorprender por esta con todo lo que conlleve, tal como este viaje dirigido por Cult Of Luna, una agrupación que no se casa con la accesibilidad dentro de la propuesta en su extenso nuevo episodio, donde sólo las expectativas y comparaciones pueden obstaculizar el verse inmerso en “A Dawn To Fear”.

Encumbrados en lo alto por la valoración de su excelente colaboración con la cantante estadounidense Julie Christmas, llamada “Mariner” (2016), retornan con un sentido registro que abre con “The Silent Man”, canción que posee una abrasiva carga de sludge y se mantiene galopante en su extensión. Nada puede ser asegurado y lo predecible es relegado por las sutiles capas que ejecutan para ensamblar una pieza épica y versátil. Lo grandilocuente de las secciones no opacan la voz de Kristian Karlsson, exaltando su salvaje registro como parte del clima de “Lay Your Head To Rest”, la cual sufre novedosas variaciones sin abandonar su propio sello dentro de la constante sonoridad que sorprende, y puede decantar a las hipnóticas melodías de “Nightwalkers”, una retumbante composición poseedora de bellos matices que juegan con la intensidad a su antojo.

Para redondear sus ideas, el tiempo deja de ser un punto a considerar, ya que para los oriundos de Suecia esto sólo sería una limitación para desplegar su obra. “Lights On The Hill” posee su propio universo dentro del entramado; su extensión se encuentra libre de agobio, donde los valles son cálidos y lo prominente potencia cada pasaje en un cuidado equilibrio que, sin barreras, conecta con la melancólica “We Feel The End”, ejecutada con voces limpias y delicados arreglos, que contienen el desarrollo de este particular y exquisito trabajo, expandiendo aún más la atmósfera mostrada por Cult Of Luna.

La claridad que percibida se relaciona con la ausencia de la posible e inevitable comparativa, en un intento bajo presión por superarse a sí mismos, evitando una competencia que pondría un objetivo que puede nublar la creación de algo fresco dentro de su carrera. La fluidez que envuelve este nuevo larga duración lleva a cada sección a un nivel de independencia de previas entregas y, a su vez, se siente como un todo, cohesionado, complejo, interesante y áspero cuando se requiere.

“The Fall” es la elegida para cerrar una travesía cautivadora, y este plano desborda potencia y urgencia, con quiebres repentinos que sólo son bálsamos para lo atronadora que se torna la canción. Contando con un excelente trabajo en percusión y el bajo de Andreas Johansson, que no se ve oculto por los robustos riffs que progresan a una sutil disonancia que juega con advertir el final, en un álgido espacio donde no dan oportunidad para vaticinar, y tan sólo queda meditar sobre lo atestiguado en la introspectiva muestra a la que en “A Dawn To Fear” hemos sido invitados.


A Dawn To FearArtista: Cult Of Luna

Disco: A Dawn To Fear

Duración: 79:06

Año: 2019

Sello: Metal Blade Records


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

A Dawn To Fear A Dawn To Fear
DiscosHace 6 días

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo...

Memory Memory
DiscosHace 6 días

Vivian Girls – “Memory”

No todos los retornos son buenos y no todas las segundas partes son de lo peor, o al menos así...

Birth Of Violence Birth Of Violence
DiscosHace 6 días

Chelsea Wolfe – “Birth Of Violence”

Diez años cargan con una simbología que acerca más a lo divino que a lo terrenal. No sólo hay un...

Beneath The Eyrie Beneath The Eyrie
DiscosHace 6 días

Pixies – “Beneath The Eyrie”

Luego de dos apuestas mal logradas, Pixies vuelve al estudio y lanza su mejor disco desde su retorno en 2004....

Chastity Belt Chastity Belt
DiscosHace 2 semanas

Chastity Belt – “Chastity Belt”

Saudade es un vocablo portugués cuyo significado se acerca a la definición de melancolía; un estado afectivo estimulado por la...

Shaped By Fire Shaped By Fire
DiscosHace 2 semanas

As I Lay Dying – “Shaped By Fire”

Durante la primera década del siglo XXI, hubo un estallido de agrupaciones que tomaron variaciones más melódicas para combinar el...

Jamie Jamie
DiscosHace 2 semanas

Brittany Howard – “Jaime”

Cuando Brittany Howard anunció su primer proyecto como solista, alejada de sus compañeros de Alabama Shakes, las reacciones de sorpresa...

RainViento RainViento
DiscosHace 2 semanas

Cevladé – “RainViento”

A estas alturas, no debiera ser sorpresivo que Cevladé saque un disco de alta relevancia, calidad y arrojo no sólo...

Free Free
DiscosHace 1 mes

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 1 mes

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas