Conéctate a nuestras redes

Discos

Jimmy Eat World – Damage

Publicado

en

Un sonido más maduro y una vuelta a sus orígenes es lo que promete Jimmy Eat World con “Damage”, su octavo álbum de estudio y sucesor de “Invented” (2010). Un disco que fue grabado en Los Angeles, en el estudio casero del destacado músico chileno Alain Johannes, quien ha colaborado con artistas de la talla de Queens Of The Stone Age, Chris Cornell, Mark Lanegan, entre muchos otros, y que también se hizo cargo de la producción de la placa, mientras que la mezcla de los diez cortes que estructuran este nuevo material fue responsabilidad del reconocido ingeniero James Brown. Los oriundos de Arizona rompieron su vínculo con Interscope Records durante 2012 y ahora se unieron a RCA Records para la edición y distribución de este álbum.

JIMMY EAT WORLD 01Una sólida ejecución de cuerdas marca el comienzo de una dinámica “Appreciation”, que da paso a la consistente secuencia de batería de Zach Lind y toda la energía que inyecta la voz de Jim Adkins, apoyado de buena manera por Tom Linton en el estribillo. Las revoluciones bajan un par niveles con la melodía a medio tiempo de “Damage”, que ofrece una percusión con muchas más variantes que su predecesora y con el bajo de Rick Burch sonando preciso en un segundo plano. “Lean” transita sobre un terreno un tanto ambiguo, con una propuesta poco definida y donde sólo destaca su base rítmica fundamentada en las guitarras de Linton y Adkins. El ambiente se llena del sonido acústico de “Book Of Love”, presentando una hermosa pieza llena de optimismo y vitalidad, con una velocidad controlada y esas justas pinceladas de sensibilidad, tan propias del estilo emo. El cierre de la primera mitad del álbum llega de la mano de su primer sencillo, “I Will Steal You Back”, tema que no esconde su matiz pop punk, con una melodía que crece en intensidad, fusionando secuencias de cuerdas potentes y decididas, con pasajes levemente más sosegados.

Toda la melancolía y sentimiento de la bella “Please Say No” se apodera del disco, con la guitarra acústica conviviendo en perfecta armonía con la definida voz de Jim Adkins, estructurando en conjunto, líneas rebosantes de nostalgia y sensibilidad. La intensidad se incrementa con la melodía de “How’d You Have Me”, en donde la batería de Lind suena potente y decidida, complementándose de buena manera con las sólidas secuencias de la guitarra de Linton, que golpea como ráfagas de energía. “No, Never” vuelve a cambiar el ritmo, bajando las revoluciones y dándole mayor protagonismo al sonido del bajo de Burch, que si bien aporta con nuevas texturas, no termina por configurar una apuesta del todo arriesgada. La hermosa y pausada ejecución de “Byebyelove” catapulta la experiencia a otro JIMMY EAT WORLD 02plano, con guitarras y batería sonando en su justo volumen y velocidad, para plasmar una pieza llena de carácter, dolor y profundidad. El último track de la placa es “You Were Good”, que en su primera parte tiene como protagonista excluyente el sonido acústico de la guitarra, para posteriormente compartir créditos con la áspera y característica voz de Jim Adkins, teniendo como principal virtud su capacidad para transmitir una amplia gama de emociones, con una cantidad limitada de elementos.

“Damage” es un álbum que transcurre de manera simple y fluida, haciendo que los diez cortes que lo componen sean fácilmente digeribles. Sin lugar a dudas los mejores dividendos los obtienen las canciones con matices más nostálgicos y sensibles, como “Book Of Love”, “Please Say No” o la misma “You Were Good”, quedando una deuda pendiente con las texturas más cercanas al punk y al rock alternativo, que sólo quedan en evidencia en el single “I Will Steal You Back” y el tema “How’d You Have Me”. Hay que destacar el atrevimiento de los nativos de Arizona, que optaron por una propuesta concisa, precisa y eficiente, sin caer en la tentación de echar mano a canciones fácilmente descartables para hacer más robusta una placa que, con lo que tiene, le basta y le sobra para encumbrarse como uno de los buenos elementos dentro de la discografía de Jimmy Eat World.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Bob Dylan – “Rough And Rowdy Ways”

Publicado

en

Rough And Rowdy Ways

Es la voz cansada y áspera que abre “I Contain Multitudes” un chispazo del largo aliento que hay tomar para abordar el trigésimo noveno, y primer álbum original desde 2012, de Bob Dylan. De emociones vacilantes, los múltiples narradores de “Rough And Rowdy Ways” transitan entre un extraño optimismo hasta una mirada contemplativa de la muerte, de figura tan oscura como curiosa.

Moviéndose entre sonidos, la novedad no asoma con “False Prophet”, un agresivo blues que ya suena clásico en el autor, quien a ratos toma un poco de jazz, añade steel guitars y da vida a “My Own Version Of You”, que sí destaca por su macabro relato. Plagado de referencias, el narrador se pasea por el cementerio recolectando diferentes partes humanas. De todo ello bebe este álbum para trazar un camino que se moverá fácilmente entre temas con el denominador común de la ya recurrente muerte.

A propósito de la partida de una de sus máximas influencias, Little Richard, en una reciente entrevista Dylan señalaba que el gospel era la música de las buenas noticias, sin embargo, hoy en día no hay ni una sola. Si existiera la melancolía después de más de medio siglo de carrera y esa banda sonora estuviera a cargo de alguien, ¿sería “Rough And Rowdy Ways” la respuesta? Y es que, pese a renunciar hace años a su histórica figura de portavoz, Bob sí es capaz de proyectar una mirada absolutamente influyente, descansando en pequeños guiños históricos y autobiográficos bajo una mirada reflexiva y serena. Si hasta toma la armónica en “Goodbye Jimmy Reed” para rendir tributo a otro de sus referentes del blues y dar un paseo lleno de anhelos hasta la balada “Mother Of Muses”.

Desde cierto punto a la fecha, Dylan se refugia en clave crooner para dar vida a canciones como “I’ve Made Up My Mind To Give Myself To You” hasta la oscura “Black Rider”, de sobrios y lentos arreglos. La ejecución toma tiempo para revelar minuciosamente cada aspecto del álbum, lo que podría dejar fuera el factor sorpresa, pese a que no haya nada que demostrar. Una lista de colaboradores incluyó, entre otros, el nombre de Fiona Apple al piano en el último track, y también en voces. Pese a que aún no se determina para qué canción Apple prestó su voz, la sobria “Key West (Philosopher Pirate)” se funde entre arreglos de acordeón y coros que bien podrían pertenecer a la neoyorquina.

Hacia el final, “Rough And Rowdy Days” es un álbum de reposado y lento avance; un trago espeso de nueve canciones que superan desde los 4 a los 9 minutos hasta la maciza “Murder Most Foul” –una serie de anotaciones en torno al asesinato de John F. Kennedy–, que roza los 17 minutos recitados. Es en su extensión una pieza que por sí sola refleja el estado actual de un todo como una pintura, según sus propias palabras. Resulta que, más allá de lo suntuoso e imperturbable que pueda parecer, sin laureles ni introducciones, lo que queda de este álbum es su atemporal revisión reflexiva de cómo mirar el pasado y el propio presente. Un recordatorio de una mente vivaz en completa conexión con su historia y rol.


Artista: Bob Dylan

Disco: Rough And Rowdy Ways

Duración: 70:33

Año: 2020

Sello: Columbia


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Rough And Rowdy Ways Rough And Rowdy Ways
DiscosHace 17 horas

Bob Dylan – “Rough And Rowdy Ways”

Es la voz cansada y áspera que abre “I Contain Multitudes” un chispazo del largo aliento que hay tomar para...

The Ghost Inside The Ghost Inside
DiscosHace 6 días

The Ghost Inside – “The Ghost Inside”

Uno de los aspectos fundamentales de la vida es su fragilidad, el nulo poder que tenemos para impedir que un...

To Love Is To Live To Love Is To Live
DiscosHace 6 días

Jehnny Beth – “To Love Is To Live”

Cuando David Bowie murió, su legado fue ampliamente discutido y considerado, en especial desde la coincidencia de “Blackstar” (2016) y...

Splinters From An Ever-Changing Face Splinters From An Ever-Changing Face
DiscosHace 1 semana

END – “Splinters From An Ever-Changing Face”

El término “supergrupo” suele aplicarse a un nuevo proyecto conformado por miembros de otras bandas activas, o que cesaron su...

The Prettiest Curse The Prettiest Curse
DiscosHace 2 semanas

Hinds – “The Prettiest Curse”

Llevar las influencias musicales en la manga puede resultar en molestas comparaciones. En el caso de Hinds, la sombra de...

Shadow Of Life Shadow Of Life
DiscosHace 2 semanas

Umbra Vitae – “Shadow Of Life”

La vida es un camino de luces y sombras, donde aquellos pasajes más lúgubres suelen verse desde una óptica negativa...

Muzz Muzz
DiscosHace 2 semanas

Muzz – “Muzz”

Proyecto paralelo y superbanda fueron las credenciales para mostrar al mundo a Muzz. El trío liderado por Paul Banks, y...

Stare Into Death And Be Still Stare Into Death And Be Still
DiscosHace 3 semanas

Ulcerate – “Stare Into Death And Be Still”

Desde su concepción, el death metal como subgénero ha sido llevado a experimentación, con muchas agrupaciones que han acoplado este...

Italian Ice Italian Ice
DiscosHace 3 semanas

Nicole Atkins – “Italian Ice”

Los efectos del Covid-19 en la industria musical se han presentado en múltiples formas: cancelaciones de festivales, conciertos o álbumes...

RTJ4 RTJ4
DiscosHace 3 semanas

Run The Jewels – “RTJ4”

Cuando Killer Mike habla de un hombre negro que está siendo asfixiado en “walking in the snow”, no se sabe...

Publicidad
Publicidad

Más vistas