Conéctate a nuestras redes

Discos

Jimmy Eat World – Damage

Publicado

en

Un sonido más maduro y una vuelta a sus orígenes es lo que promete Jimmy Eat World con “Damage”, su octavo álbum de estudio y sucesor de “Invented” (2010). Un disco que fue grabado en Los Angeles, en el estudio casero del destacado músico chileno Alain Johannes, quien ha colaborado con artistas de la talla de Queens Of The Stone Age, Chris Cornell, Mark Lanegan, entre muchos otros, y que también se hizo cargo de la producción de la placa, mientras que la mezcla de los diez cortes que estructuran este nuevo material fue responsabilidad del reconocido ingeniero James Brown. Los oriundos de Arizona rompieron su vínculo con Interscope Records durante 2012 y ahora se unieron a RCA Records para la edición y distribución de este álbum.

JIMMY EAT WORLD 01Una sólida ejecución de cuerdas marca el comienzo de una dinámica “Appreciation”, que da paso a la consistente secuencia de batería de Zach Lind y toda la energía que inyecta la voz de Jim Adkins, apoyado de buena manera por Tom Linton en el estribillo. Las revoluciones bajan un par niveles con la melodía a medio tiempo de “Damage”, que ofrece una percusión con muchas más variantes que su predecesora y con el bajo de Rick Burch sonando preciso en un segundo plano. “Lean” transita sobre un terreno un tanto ambiguo, con una propuesta poco definida y donde sólo destaca su base rítmica fundamentada en las guitarras de Linton y Adkins. El ambiente se llena del sonido acústico de “Book Of Love”, presentando una hermosa pieza llena de optimismo y vitalidad, con una velocidad controlada y esas justas pinceladas de sensibilidad, tan propias del estilo emo. El cierre de la primera mitad del álbum llega de la mano de su primer sencillo, “I Will Steal You Back”, tema que no esconde su matiz pop punk, con una melodía que crece en intensidad, fusionando secuencias de cuerdas potentes y decididas, con pasajes levemente más sosegados.

Toda la melancolía y sentimiento de la bella “Please Say No” se apodera del disco, con la guitarra acústica conviviendo en perfecta armonía con la definida voz de Jim Adkins, estructurando en conjunto, líneas rebosantes de nostalgia y sensibilidad. La intensidad se incrementa con la melodía de “How’d You Have Me”, en donde la batería de Lind suena potente y decidida, complementándose de buena manera con las sólidas secuencias de la guitarra de Linton, que golpea como ráfagas de energía. “No, Never” vuelve a cambiar el ritmo, bajando las revoluciones y dándole mayor protagonismo al sonido del bajo de Burch, que si bien aporta con nuevas texturas, no termina por configurar una apuesta del todo arriesgada. La hermosa y pausada ejecución de “Byebyelove” catapulta la experiencia a otro JIMMY EAT WORLD 02plano, con guitarras y batería sonando en su justo volumen y velocidad, para plasmar una pieza llena de carácter, dolor y profundidad. El último track de la placa es “You Were Good”, que en su primera parte tiene como protagonista excluyente el sonido acústico de la guitarra, para posteriormente compartir créditos con la áspera y característica voz de Jim Adkins, teniendo como principal virtud su capacidad para transmitir una amplia gama de emociones, con una cantidad limitada de elementos.

“Damage” es un álbum que transcurre de manera simple y fluida, haciendo que los diez cortes que lo componen sean fácilmente digeribles. Sin lugar a dudas los mejores dividendos los obtienen las canciones con matices más nostálgicos y sensibles, como “Book Of Love”, “Please Say No” o la misma “You Were Good”, quedando una deuda pendiente con las texturas más cercanas al punk y al rock alternativo, que sólo quedan en evidencia en el single “I Will Steal You Back” y el tema “How’d You Have Me”. Hay que destacar el atrevimiento de los nativos de Arizona, que optaron por una propuesta concisa, precisa y eficiente, sin caer en la tentación de echar mano a canciones fácilmente descartables para hacer más robusta una placa que, con lo que tiene, le basta y le sobra para encumbrarse como uno de los buenos elementos dentro de la discografía de Jimmy Eat World.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Preoccupations – “New Material”

Publicado

en

New Material

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations. Más aun pensando que hasta hace un par de años su nombre era Viet Cong, el cual decidieron cambiar a causa de las controversias políticas que les generaba. Pero, más allá de mutaciones taxonómicas, este cuarteto canadiense es uno de los nombres a destacar dentro de la camada de bandas que le dan un nuevo revival al post-punk. Liderados por Matt Flegel en voz y bajo, el nuevo álbum “New Material” –valga la redundancia– propone un sonido predominantemente electrónico, con leves matices de música industrial, además de ritmos deprimentemente pegajosos.

Al comenzar a reproducir este disco es fácil recordar a New Order, y prueba de ello es el tema inaugural, “Espionage”, el que, pese a poseer una leve cuota de agresividad, esta no es suficiente para impedir el desarrollo de una atmósfera bailable. A continuación, “Decompose” es un tema donde la consigna “menos es más” es puesta en juego magistralmente. El sombrío pero enérgico “Disarray”, dueño de un onírico coro, nos recuerda con nostalgia los cabellos escarmenados del new wave y el punk gótico ochentero –mismos peinados que no pocos prefieren olvidar–. Por su parte, “Manipulation” logra cautivarnos con una elegante superposición de capas sonoras; aquí, el trabajo de Daniel Christiansen en guitarra y Scott Munro en sintetizadores genera densas atmósferas, convirtiéndolo en uno de los tracks a tener en cuenta dentro del disco.

Abriendo el lado B, “Antidote” se presenta como el punto alto de “New Material”. Su estética más industrial y la inclusión de elementos cercanos a la psicodelia la transforman en la canción que más se aproxima a lo realizado en “Preoccupations” (2016). “Solace”, volviendo a rendir tributo al movimiento post-punk de principio de los 80, nos presenta ese característico balance entre tristeza y alegría arraigado a este género. Más lúgubre que sus antecesoras, “Doubt” hace predominar las reverberaciones al compás del beat de Mike Wallace, que, aunque pueda resultar monótono, calza a la perfección con lo realizado por el resto de los músicos. En el cierre, “Compliance” retoma la sonoridad ruidosa y experimental, lo que puede llevar a los seguidores más antiguos de la banda a sentirse reconfortados, aunque el hecho de que sea sólo un instrumental deja con un gusto un tanto amargo.

En esta nueva entrega, los canadienses dan un vuelco hacia una propuesta más sobria, mostrando un distanciamiento no menor del sonido vanguardista característico de sus anteriores trabajos. Probablemente, este cambio se debe a una intención de llevar la propuesta hacia un público nuevo; a posicionarse sólidamente más allá del circuito indie dentro del que ya se han consolidado. Bajo esa lógica, tiene sentido el viraje hacia un sonido más radial en desmedro de lo presentado en las dos producciones antecesoras.

En tal sentido, podemos catalogar a “New Material” como un álbum transicional difícil de procesar inmediatamente, como todo lo que adquiere dicho calificativo y, por lo mismo, no debe preocupar la especie de inseguridad que genera escucharlo. En el futuro se podrá evaluar el rol que cumple en la evolución discográfica de la banda; incluso podríamos referirnos a él como un disco de culto. Lo que es ahora, Preoccupations cumple y, más importante aún, genera expectativas para lo que vendrá de aquí en adelante.


Artista: Preoccupations

Disco: New Material

Duración: 36:07

Año: 2018

Sello: Jagjaguwar


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

New Material New Material
DiscosHace 6 días

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 4 semanas

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 1 mes

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Time Will Die And Love Will Bury It Time Will Die And Love Will Bury It
DiscosHace 2 meses

Rolo Tomassi – “Time Will Die And Love Will Bury It”

Pensar en la música inglesa, o británica en general, para muchos puede estar relacionado con un sencillo pero sofisticado sentido...

Choosing Mental Illness As A Virtue Choosing Mental Illness As A Virtue
DiscosHace 2 meses

Philip H. Anselmo & The Illegals – “Choosing Mental Illness As A Virtue”

Conocemos bien a Phil Anselmo. El personaje se desenvuelve de manera segura para provocar con la ferocidad de una pantera...

Publicidad
Publicidad

Más vistas