Conéctate a nuestras redes

Discos

Jake Bugg – “On My One”

Publicado

en

Ya han pasado cuatro años desde que todo el mundo puso sus ojos sobre Jake Bugg. Luego de entregar un notable disco homónimo en 2012, el joven muchacho proveniente de Nottingham se aventuró en el rock más eléctrico para su sucesor, el igualmente aclamado “Shangri La” (2013). Dicho esto, estaba claro que la expectación sería aún mayor para su siguiente paso discográfico, el álbum “On My One”, donde el músico explora un poco más a fondo estilos ligados al r&b, integrando tintes de hip hop en la percusión, algo que se adelantaba desde que Bugg dio los primeros indicios del disco, pero que en su producto final no terminó siendo un cambio tan drástico como muchos temían.

jake-bugg-01Es así como nos encontramos con un Bugg mucho más oscuro y melancólico que en sus trabajos anteriores, abriendo con “On My One”, una lúgubre y desnuda composición donde habla de su soledad y la carga que le ha supuesto el éxito tan repentino de su carrera, abordando la vida en gira, sus encuentros con extraños, entre otros “gajes del oficio” que afrontó desde muy joven. “Gimme The Love” da la verdadera partida al álbum, con un ritmo que recopila características de muchas influencias de Bugg durante su carrera, integrando una guitarra de corte funk, así como un ritmo sonoro que recuerda mucho a “Shangri La”, anterior placa del músico. Pese a que todos le auguraban un cambio de dirección sonora, el inglés supo mantenerse fiel a su sello y a sus raíces, logrando un sonido mucho más maduro, tal como evidencia “Love, Hope And Misery”, con un blues que recuerda al sonido de The Black Keys, y un Bugg melancólico e inspirado, con las mismas ganas de su primer LP. Ese country que escuchábamos en canciones como “Trouble Town” se vuelve a hacer presente en “Put Out The Fire”, con ese bajo juguetón que transporta instantáneamente al desierto norteamericano.

Las influencias provenientes del hip hop son colocadas por primera vez en un álbum de Bugg, ya que “Never Wanna Dance” se desarrolla sobre un beat muy apegado a dicho género, mientras que “Bitter Salt” entrega tintes bailables, similares al ritmo de la música disco, sorprendiendo la versatilidad que el álbum logra en este punto. Y si de rimas se trata, “Ain’t No Rhyme” logra lo impensado: Jake Bugg rapeando, poniendo en evidencia una vez más sus influencias, sin miedo a la experimentación, ya que para algunos oídos esta sucesión de estilos podría sonar bastante fuera de lugar.

jake-bugg-02La madurez se expresa en cada canción, y “Livin’ Up Country” hace gala de aquello, sonando más completa y sólida que otras composiciones de carácter similar que posee el músico. La guitarra acústica hace un perfecto acompañamiento de los coros, y la guitarra slide le da ese toque sureño tan norteamericano que se impregna en la pulcritud inglesa que posee Jake y sus músicos a la hora de tocar. La balada “All That” entrega el Jake más introspectivo y profundo, precediendo a “Hold On You”, que le pone un cierre algo suave al disco, pero engloba perfectamente el concepto de blues que Bugg pretende imponer en su sonido, con solos adornando los tres minutos que dura la canción.

Pese a las críticas que este álbum haya recibido por su poca novedad, lo cierto es que el hecho de que Jake Bugg se mantuviera dentro de su línea musical y compositiva le permitió lograr una obra redonda, alejada de las presiones y fatalismos que existen en la actualidad. Bugg tiene apenas 22 años, por lo que no es justo crucificarlo. Es admirable el trabajo que ha podido realizar durante una carrera tan corta, instalándolo en una comparación casi instantánea con otros próceres de antaño. Muchos decían que estábamos ante el nuevo Bob Dylan, lo cierto es que estamos frente al primer Jake Bugg.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Deftones – “Ohms”

Publicado

en

Ohms

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado nü metal, que vio nacer y morir a variados proyectos, quedó atrás y es nada más que un rótulo para una banda que rápidamente expandió sus horizontes. Así ha sido el recorrido de Deftones que, con nueve discos, se sacudió del estereotipo para desembocar en álbumes como “Ohms”.

Y es que su último trabajo va más allá de lo etéreo y las atmósferas. O, al menos, desde otra perspectiva. Pese a ser una banda que transita por intensas sensaciones, nunca había estado tan clara la línea entre aquellos elementos. Gracias al reencuentro con Terry Date, un viejo conocido en la producción (“Adrenaline”, “Around The Fur”, “White Pony”, “Deftones”), la banda plantea un interesante equilibrio: los arreglos conviven –y se escuchan– sin quitarse protagonismo. No sobran, no son caprichosos, no son antojadizos.

“Genesis” y “Ceremony” representan un poco aquella relación. La primera, como single, elevó las expectativas y cumplió. Por su parte, el segundo track, mucho más melódico y limpio, permite apreciar mejor los matices que estarán presentes a lo largo del álbum. Es difícil exigirles siempre un poco más a bandas como Deftones, ya que a estas alturas el conjunto no necesita demostrar más que calidad; su sonido se encuentra tan arraigado, que toda sorpresa es un detalle más de una meticulosa producción.

Resulta curioso que aquellos detalles esta vez no quedaron a cargo de las cuerdas y un par de efectos, sino que pasaron a ser administrados con mayor protagonismo por Frank Delgado en los sintetizadores y máquinas. Así, todo dialoga orgánicamente a la par de un inspirado Stephen Carpenter, que se atreve a jugar con los compases, como en “Urantia”, y se desata con estridencia en los ensordecedores pasajes de “Error” y la bella “Pompeji”, quizá la canción más completa del disco. Toda esa potencia y densidad puede responder a muchas variantes y posibilidades. ¿Cómo hacer contrapeso y acompañar a Carpenter? ¿Es más que una decisión estética que en cada disco sume más cuerdas a la guitarra principal?

La seguridad que entrega Sergio Vega en el bajo ha sido un aporte de frescura y actitud, como queda demostrado en “Radiant City”. Si bien, su participación en la banda ya cumple cuatro álbumes, hoy más que nunca se trata de su disco, y “Ohms” debería ser revisado bajo su prisma. Su presencia es aglutinante, está sumamente marcada y funciona en complicidad. Según entrevistas, Vega aportó activamente en la composición y con los riffs más potentes, asumiendo ese rol de compañía y contraparte. Su estilo no pasa inadvertido y ha potenciado varias virtudes del grupo. Por un lado, las guitarras más graves de Carpenter y, por otro, las baterías de un Cunningham menos atrevido, pero manteniéndose igual de intenso.

Con “Ohms”, más allá del cliché que puede significar volver a los orígenes, Deftones ha sabido administrar un concepto más que robusto, que no descansa tan sólo en un desfile de distorsiones para riffs profundos y veloces. Su complejidad radica en las posibilidades que exploran con el pasar del tiempo, dotando a sus canciones de una sensibilidad e intimidad que dialoga con una experiencia oscura y agresiva.


Artista: Deftones

Disco: Ohms

Duración: 46:17

Año: 2020

Sello: Reprise


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ohms Ohms
DiscosHace 2 días

Deftones – “Ohms”

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado...

Ultra Mono Ultra Mono
DiscosHace 2 días

IDLES – “Ultra Mono”

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer...

Down In The Weeds Where The World Once Was Down In The Weeds Where The World Once Was
DiscosHace 5 días

Bright Eyes – “Down In The Weeds, Where The World Once Was”

Tras un receso de nueve años y con una serie de proyectos bajo el brazo, Conor Oberst ha reunido a...

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 6 días

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 1 semana

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 1 semana

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 3 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 3 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 3 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 4 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

Publicidad
Publicidad

Más vistas