Conéctate a nuestras redes
Boarding House Reach Boarding House Reach

Discos

Jack White – “Boarding House Reach”

Publicado

en

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a todos expectantes luego del tibio recibimiento que obtuvo “Lazaretto” (2014). Ahora, apoyándose con un reforzamiento en su equipo de colaboradores en el estudio, White quiso traer a la vida un montón de ideas que tenía en su mente, interpretándolas de manera cruda y primitiva, sin mayores arreglos de por medio, Las expectativas eran altas para lo que el mismo White denominó como su “álbum más extraño a la fecha”, lo que se cumple absolutamente luego de conocer el resultado final de “Boarding House Reach”, un trabajo donde el oriundo de Detroit pasea al oyente por diferentes estilos musicales, sin motivo o razón aparente, generando contradicciones entre una canción y otra, y haciendo de la experiencia algo desconcertante pero atractivo, yéndose literalmente al extremo en ambos calificativos.

Y es que Jack White pareciera tener muchas ideas, aunque sin saber cómo ordenarlas, lo que nos da como resultado un álbum lleno de momentos, pero carente de relato, que es lo que finalmente debe primar en un disco de estudio. Entre toda la amalgama de sonidos presentes a lo largo del LP existe de todo, desde momentos de asombrosa genialidad como “Connected By Love” o “Why Walk A Dog?”, tracks que por momentos parecieran ser el salto a la “madurez” musical de White, con el teclado ganando una agradable prominencia, así como también las furiosas guitarras de antaño con “Over And Over And Over”, que, pese a su gran aire a Rage Against The Machine, deja en evidencia de inmediato su característico sonido de la época con The White Stripes (la canción, de hecho, fue una colaboración descartada con Jay Z).

Al lado contrario, tenemos composiciones incomprensibles como “Hypermisophoniac”, “Ice Station Zebra” o “Get In The Mind Shaft”, cargadas de muchos elementos digitales para un hombre que se destaca por ser análogo, lo que no permite que el relato cuaje de una vez por todas. En cuanto al pequeño giro en su sonido, además del destacado papel que cumple el teclado, también se vuelve muy atractiva la incorporación de congas en canciones como “Corporation” y “Respect Commander”, a cargo del percusionista Bobby Allende, famoso por trabajar con artistas como Julio Iglesias, Marc Anthony o David Byrne, dándole un toque muy en la onda de Carlos Santana, algo muy interesante para un guitarrista de la talla de White.

A fin de cuentas, estamos frente a una cápsula del tiempo que busca encerrar muchos de los estilos musicales de la era moderna, por lo que no debería resultar extraño que estos se mezclen, armen, desarmen y transiten libremente dentro de un disco que se siente como una vieja rockola en la que alguien, con muchas monedas, oprimió un montón de botones al azar sin verificar si las canciones que serían tocadas tenían algo en común. Constantemente se dice que existen muchos Jack White, algo a lo que el músico ha hecho alusión en varias ocasiones, con “Blunderbuss” (2012) representando el lado más nostálgico y “Lazaretto” abordando el interior de la mente de White. “Boarding House Reach”, en cambio, debe ser como una conversación común y corriente con el músico, donde se inicia a raíz de un tema, avanza por otro, regresa al tópico del principio, y termina en un asunto completamente diferente a lo que era originalmente, lo que no es tan malo, dependiendo el punto de vista.

Muchos detractores señalan constantemente que Jack White es mal considerado como el inventor del blues, pero esa descripción sólo se valida en el discurso de los fanáticos más entusiastas, ya que, muy por el contrario, los verdaderos méritos musicales del guitarrista difieren bastante de ser el inventor de algo, sino más bien de ser el encargado de volver a condimentar un estilo que se creía muerto, dándole una nueva vida dentro de la contemporaneidad. En momentos en que (como muchos otros) el rock se creía muerto, White le dio una nueva vida llenándolo de energía, desestructurando a los géneros más clásicos en cada uno de sus trabajos. Es por eso que este álbum se siente tan fuera de lugar, resultando como una buena idea en el papel, pero una pésima ejecución en la acción. No diremos que “Boarding House Reach” contiene malas canciones, debido a que posee unos momentos de lucidez verdaderamente impecables, pero si nos avocamos al conjunto de composiciones como un todo, el disco deja mucho que desear, no encontrando jamás el hilo conductor a través de los triviales asuntos que relata. A final de cuentas, Jack White no inventó el blues, pero sí le devolvió la relevancia, tampoco hay que permitir que un traspié como este quite todo el mérito que el músico se ha ganado durante dos décadas de carrera.


Artista: Jack White

Disco: Boarding House Reach

Duración: 44:07

Año: 2018

Sello: Third Man / Columbia / XL


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Godspeed You! Black Emperor – “G_d’s Pee AT STATE’S END!”

Publicado

en

G_d’s Pee AT STATE’S END

Durante 2019, previo a que el mundo entrara en su letargo y una pandemia no fuese más que un argumento cinematográfico, en YouTube circulaban versiones en vivo de “Glacier” y “Cliff”, dos temas hasta entonces inéditos en la discografía de una de las bandas más influyentes en la escena mundial del post-rock, Godspeed You! Black Emperor. Tras meses de convulsión planetaria, dicha música logra ver la luz como parte de “G_d´s Pee AT STATE’S END!”, el séptimo larga duración del colectivo, quienes a través de este nuevo trabajo declaman un manifiesto político y sonoro vanguardista, el cual han presentado como una especie de soundtrack del fin de los tiempos.

Al igual que toda la obra de los formados en Montreal, se recomienda escuchar “G_d’s Pee AT STATE’S END!” en su totalidad como un continuo y no segmentadamente en singles o movimientos, como ha sido distribuido en algunas plataformas de streaming. En dicho sentido, este nuevo trabajo marca cierta distancia con su predecesor, “Luciferian Towers” (2017), el álbum que probablemente mayor énfasis puso en la división de sus tracks. En su lugar, el nuevo trabajo de los canadienses quebequeses pone fuerte énfasis en la composición de épicos temas de largo aliento, como la pieza inaugural “A Military Alphabet (Five Eyes All Blind) (4521.0kHz 6730.0kHz 4109.09kHz) / Job’s Lament / First Of The Last Glaciers / Where We Break How We Shine (ROCKETS FOR MARY)”.

El cierre del anterior tema, que yuxtapone sonidos de una pradera mientras a lo lejos retumban bombardeos, es seguido por “Fire At Static Valley” y su creciente atmósfera fúnebre. Esta transición nos presenta una alegoría a la paradoja en la que vivimos contemporáneamente: mientras experimentamos una sensación de quietud y desaceleración del mundo, lo cierto es que la presencia de la muerte nos asecha con una fuerza inusitada.

Adentrándonos en la segunda mitad de “G_d´s Pee AT STATE’S END!”, la atmosfera paulatinamente comienza a cambiar a lo largo de los 20 minutos de “GOVERNMENT CAME” (9980.0kHz 3617.1kHz 4521.0 kHz) / Cliffs Gaze / cliffs’ gaze at empty waters’ rise / ASHES TO SEA Or NEARER TO THEE”, cuyos elementos melódicos esbozan cierta similitud a lo realizado en “Asunder, Sweet And Other Distress” (2015). Acá las texturas nos sitúan en un paisaje mucho más benévolo, como si ahora intentasen transmitir la sensación de que, tras todo el caos vivenciado (en el lado A del LP y en la vida real), asomase la esperanza de un mejor mundo que se levanta de las cenizas. Tras esa aparente promesa de cambio, nos encontramos en el cierre con “OUR SIDE HAS TO WIN (For D.H.)”, un sentido homenaje a quienes nos dejaron, dedicado con especial afecto a Dirk Hugsam, amigo de la familia Constellation Records.

Con “G_d´s Pee AT STATE’S END!”, Godspeed You! Black Emperor ratifica ser una de las bandas fundamentales del post-rock. Su capacidad de reinventarse bajo patrones conocidos, sin lucir monótonos en un género donde es fácil parecerlo, es admirable. Y si aun así fuese, la potencia con la que transforman el ruido en potentes y expresivas melodías sin recurrir a la palabra explicita, es también clave en mantener su propuesta con vigencia. Es en esa lógica que se sitúan como banda cuya obra artística trae consigo debates políticos, estéticos y teóricos, como toda aquella que ha de considerarse vanguardista y, como tal, toma postura frente a los conmocionados tiempos que vivimos. La sentencia es clara: “Estos son tiempos de muerte y nuestro lado tiene que ganar”. Así, unidos bajo esa consigna, esperamos por el final para volver a comenzar.


Artista: Godspeed You! Black Emperor

Disco: G_d’s Pee AT STATE’S END!

Duración: 52:38

Año: 2021

Sello: Constellation


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

G_d’s Pee AT STATE’S END G_d’s Pee AT STATE’S END
DiscosHace 5 horas

Godspeed You! Black Emperor – “G_d’s Pee AT STATE’S END!”

Durante 2019, previo a que el mundo entrara en su letargo y una pandemia no fuese más que un argumento...

Fortitude Fortitude
DiscosHace 1 semana

Gojira – “Fortitude”

Si hay algo que caracteriza a Gojira, es su preocupación por transmitir un mensaje tan potente como su música. Desde...

Itaca Itaca
DiscosHace 2 semanas

Txakur – “Itaca”

Como su carta de presentación, Txakur apareció en 2018 con “La Era De La Información”, un EP donde dibujó paisajes...

ULTRAPOP ULTRAPOP
DiscosHace 2 semanas

The Armed – “ULTRAPOP”

El adjetivo que mejor podría aplicársele a The Armed es “impenetrable”, y aún así puede ser motivo de discusión porque,...

The Battle At Garden’s Gate The Battle At Garden’s Gate
DiscosHace 3 semanas

Greta Van Fleet – “The Battle At Garden’s Gate”

Todo lo que rodeó la elaboración, grabación y lanzamiento del segundo disco de Greta Van Fleet, es digno de atesorarse...

Sweep It Into Space Sweep It Into Space
DiscosHace 3 semanas

Dinosaur Jr. – “Sweep It Into Space”

Con más de 30 años de trayectoria y una disfuncional, tensionada e intermitente relación creativa, Dinosaur Jr. ha tomado la...

Dream Weapon Dream Weapon
DiscosHace 1 mes

Genghis Tron – “Dream Weapon”

Pasar de un sonido arrollador e irrefrenable hacia una propuesta etérea y mucho más sobria, es un movimiento que causa...

Is 4 Lovers Is 4 Lovers
DiscosHace 1 mes

Death From Above 1979 – “Is 4 Lovers”

Conceptualmente hablando, ir a contrapelo de la estructura guitarra-bajo-batería en el rock es audaz por lo bajo, porque los resultados...

Tonic Immobility Tonic Immobility
DiscosHace 1 mes

Tomahawk – “Tonic Immobility”

Ocho años tuvieron que pasar para que Mike Patton, Duane Denison, John Stanier y Trevor Dunn volvieran a estar juntos...

Chemtrails Over The Country Club Chemtrails Over The Country Club
DiscosHace 2 meses

Lana Del Rey – “Chemtrails Over The Country Club”

Para ser una artista con un sonido tan distintivo, Lana Del Rey es uno de los nombres más impredecibles de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas