Conéctate a nuestras redes
Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread

Discos

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

Publicado

en

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de la música, sobre todo frente a lo considerado convencional o controversial. Este último punto es llevado al extremo por Ingested, una banda de Reino Unido formada en 2006 y autores de “Surpassing The Boundaries Of Human Suffering” (2009), uno de los discos más violentos que existen en contenido lírico y musical. Desde aquel primer larga duración la carrera de esta agrupación ha sufrido cambios, que sólo han significado mejoras en la calidad de sonido y letras con otras motivaciones, siendo “Where Only Gods May Tread” donde la agresividad toma otros enfoques, pero reforzando sin titubeos lo destructivo de su propuesta.

Los autoproclamados “reyes del slam” (en referencia al slamming brutal death metal, el núcleo sonoro de donde el actual cuarteto toma fuertes influencias) hacen de “Where Only Gods May Tread” un inclemente ejemplo de cómo sonar impecable, ejecutando estructuras vertiginosas con densos quiebres en honor al seudónimo que llevan con orgullo. Cual locomotora, “Follow The Deceiver”, “No Half Measures” e “Impending Dominance” estampan de inmediato el sello que los de Manchester forjan desde “The Architect Of Extinction” (2015). Algunos arreglos melódicos sirven para alternar con los bestiales breakdowns, que tienen al baterista Lyn Jeffs como columna vertebral de lo masivo que suena cada azote a los platillos y un doble pedal realmente abrumador, soportando el salvaje ataque de cuerdas de Sam Yates y Sean Hynes.

Históricamente, la formación actual sigue contando con miembros originales desde el primer trabajo de Ingested, y uno de sus puntos más fuertes es definitivamente la voz de Jason Evans. El monstruoso registro del frontman ha tomado distancia de los inicios de su banda, perfeccionando una técnica de gutural bestial, que alterna con gritos más agudos. Estos se complementan eficazmente con la participación de Vincent Bennett de The Acacia Strain en “The Burden Of Our Failures”, y toma un rumbo mucho más confrontacional en la desquiciada “Dead Seraphic Forms”, un track donde se continúan explotando los leves matices de groove que conciben desde el anterior “The Level Above Human” (2018), el cual representó un importante momento de variación en el sonido de Ingested.

En progresión con lo anterior, Kirk Windstein, miembro fundador de la banda Crowbar, tiene una participación en las voces durante la solemne “Another Breath”, una revisión de lo neurótico de la existencia y el descontento constante del ego, en una estructura más pausada, que muestra sorpresivamente otra cara de Ingested. Y en una táctica de inversión de intensidad, la marea cambia debido a la irrupción de Matt Honeycutt de Kublai Khan, quién añade sus influencias arraigadas al metalcore más letal en “Black Pill”, orientando así el tramo final del álbum, que se ve coronado en “Leap Of The Faithless”, una atemorizante declaración del poderío que Ingested impone con una aniquilación sonora, no exenta de epicidad, por más machacante que resulte la ejecución.

Llamarse a sí mismos “reyes del slam” puede ser un movimiento presuntuoso, más aun considerando la amplia variedad de bandas que desarrollan su sonido dentro del brutal death metal. Para Ingested, ese seudónimo es su bandera de lucha y, disco a disco, siguen demostrando el dominio de las técnicas idóneas para llevar ese sonido extremo a nuevos niveles, sin temor a experimentar, con una brutalidad y pericia ejemplares para crear discos como “Where Only Gods May Tread”. Una entrega que no les hará ganar el cielo, pero que los alza como referentes de ferocidad.


Artista: Ingested

Disco: Where Only Gods May Tread

Duración: 49:22

Año: 2020

Sello: Unique Leader Records


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Gaerea – “Limbo”

Publicado

en

Limbo

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias musicales y estéticas de bandas como Venom, Celtic Frost y Mercyful Fate, un colectivo de bandas de Noruega impulsó al extremo a uno de los subgéneros más controversiales dentro del metal. Provocadores y selectivos, establecieron las raíces de lo que conocemos como black metal tradicional, y continuando con una de sus características fundamentales, lo desafiante de este sonido también sirvió para que el enfoque pagano, mitológico y musicalmente minimalista, evolucionara a través de agrupaciones que vieron en su oscuridad nuevas formas de expresión.

Desde Portugal, cinco individuos encarnan las tinieblas en el anonimato absoluto, haciendo que Gaerea sea un ente materializado sólo por sus obras. “Limbo” es el segundo larga duración oficial de esta agrupación, un trabajo que durante sus seis canciones expande la frialdad con matices ambientales, que remueven fibras emocionales por su desgarradora propuesta. La estridente obertura de “To Ain” se ve interrumpida con una crudeza majestuosa. La potencia rítmica de Gaerea despeja todo atisbo de pasividad hasta el aterrizaje a mitad del track, en un delicado pasaje con un cuidado armado en su trabajo de cuerdas, muy apegado al post rock, siendo un respiro previo al remate del tramo final.

Una vorágine conduce a un potente clímax, navegando entre lo solemne y disonante, para arremeter de inmediato con “Null”, la apabullante muestra de la dimensión más feroz del misterioso quinteto. El brillante despliegue de percusión, que va más allá de lo brutal, aplica leves variaciones que brindan los espacios necesarios para que los componentes más emotivos brillen por su descarnada entrega, lo que desemboca en la devastadora “Glare”, donde un filoso riff con sentido de urgencia se ve inmerso en una sofocante atmósfera, conjugando elementos del shoegaze y que son bien asimilados dentro de la desesperación que envuelve toda la canción.

En equilibrio, la mitad de “Limbo” va mostrando más aristas del sonido de Gaerea. En crescendo, “Conspiranoia” se va desenvolviendo en lo intrigante. Cada elemento va añadiendo algo exquisito al armado del explosivo ataque de cuerdas, que tiene a lo inquietante y a lo bestial de la voz durante el introspectivo viaje a través de la mente del intérprete y sus demonios como combustible sonoro.

Preparándonos para un final inminente, “Urge” es un letal homenaje a los precursores del black metal. Siendo el corte más breve del opus, Gaerea no se guarda nada e invoca absoluta destrucción, dando lugar –aún en contrariedad con los pioneros del sonido de origen– a un bajo muy presente, junto a tenebrosos acordes que van dando forma a “Mare”, el extenso cierre del larga duración: una muralla sonora que no escatima en potencia, llevado a un disonante intervalo que cautiva por la solemnidad en su punto más alto, el cual se disuelve en un gélido valle.

En el pasado, lo que hacía a una banda “verdadera” dentro del hermético circuito del black metal radicaba en privarse de una producción de calidad y en la claridad del sonido mostrado, y así impactar con una visceral muestra. Es en este último punto donde Gaerea se alza como un conjunto que hace de la catarsis un componente indispensable para librarse de un esquema que bebe del pasado, y con “Limbo”, en su agonía y frenesí, los portugueses consiguen crear una extrema muestra emotiva, que brilla en la vasta oscuridad.


Artista: Gaerea

Disco: Limbo

Duración: 51:47

Año: 2020

Sello: Season Of Mist


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Limbo Limbo
DiscosHace 2 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 2 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 2 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 2 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

A Hero’s Death A Hero’s Death
DiscosHace 2 semanas

Fontaines D.C. – “A Hero’s Death”

Para muchas bandas el segundo disco es un gran desafío, ya que en un período de tiempo acotado deben volver...

Microphones In 2020 Microphones In 2020
DiscosHace 3 semanas

The Microphones – “Microphones In 2020”

“Las bandas que se separan y se reúnen por dinero pueden hacer lo que quieran. Pero me pone feliz ser...

Forever Blue Forever Blue
DiscosHace 3 semanas

A.A. Williams – “Forever Blue”

En el arte, el azul es un color asociado a climas fríos, atmósferas intimistas cargadas de nostalgia y tristeza. Es...

Thalassic Thalassic
DiscosHace 4 semanas

Ensiferum – “Thalassic”

Dentro de las historias que aparecen en la mitología griega, existe una que hace referencia a Talasa, la diosa primordial...

Certified Heavy Kats Certified Heavy Kats
DiscosHace 4 semanas

!!! – “Certified Heavy Kats”

Primero que todo, son necesarias dos aclaraciones: primero, que no es posible hablar del dance punk sin incluir a los...

Slow Decay Slow Decay
DiscosHace 4 semanas

The Acacia Strain – “Slow Decay”

En nuestros tiempos de inmediatez, captar la atención del oyente durante los años requiere de algún valor agregado, independiente de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas