Conéctate a nuestras redes

Discos

Incubus – “8”

Publicado

en

Una de las escenas musicales más complejas, efervescentes y variadas de los años 90 se desarrolló en el corazón de California. Bares de dudosa reputación, calles invadidas de asiduos consumidores de sonidos de diversa índole, managers ansiosos de cazar incipientes talentos juveniles y una diversificada industria de la publicidad, se mezclaron y complementaron para dar vida a un momento histórico único e irrepetible. En parte, esa imagen sólo se proyecta en la mente y en las reminiscencias de un pasado evocador, no obstante, si algo ha logrado permanecer traspasando las inclemencias temporales, eso es Incubus. Forjadores de un sonido característico, pero también atravesando peliagudos momentos como agrupación, la banda ha sabido manejar correctamente las ansias personales y las expectativas de un público fiel, dando como resultado un adecuado manejo de los objetivos propios y de las esperanzas ajenas.

La sencilla y minimalista portada contrasta grandemente con el contenido y producto final del disco, en el sentido que se escucha una producción alta en densidades sonoras y agresivo en la ejecución instrumental. El poco creativo título de la placa refiere al número de producciones de estudio que ha elaborado Incubus, sin embargo, no debemos dejarnos engañar ni llevar únicamente por lo visual. En su concepción nos encontraremos con 11 composiciones diferentes entre sí, pero atravesadas por la inconfundible voz de Brandon Boyd y producido por el reconocido Dave Sardy y en algunas canciones intervenido por Skrillex. Un mensaje claro se oye de entrada en una correcta “No Fun”, track pesado y duro, donde la inmensa presencia de los cortes de guitarra de Mike Einziger dan la bienvenido al disco. Con gran impronta aparece también “Nimble Bastard”, que, dicho sea de paso, fue el primer single del disco, lanzado el 16 de febrero y generando gran expectación en el fiel público de la banda. Canción poderosa y apabullante en su conjunto, detenta el lugar de devolver a Incubus a las glorias de su discografía.

“State Of Art” es exploración de comienzo a fin con reminiscencia a un pop-rock característico de los noventa, adornada por el gran esfuerzo lírico y vocal de Boyd. Aparece en el horizonte una animosa y satírica canción titulada “Glitterbomb”, que nos proporciona un pincelazo de los buenos momentos de “If Not Now, When? (2011). Escuchamos en ella un crescendo sonoro que entremezcla experiencia, astucia y exploración. Con “Undefeated” y “Loneliest” se pone freno señalando una pausa en medio del agitado camino que propone Incubus en el disco. Ambas composiciones pareciesen ser dos tomas distintas del mismo corte, pues son invariablemente sensibles en su lírica y ralentizadas en su sonido. Ciertamente, los californianos pensaban en aquellas tardes cercanas a la costa donde se espera el atardecer.

“Familiar Faces” es evidentemente un trabajo autobiográfico de la banda, la que invita a pensar en ese cambio vital e inevitable que significa crecer y transitar hacia otras formas de vida. Es una canción animosa pero sensible, donde se oyen pequeñas incrustaciones de las sugerencias de Skrillex. Un virtuoso solo de batería nos regala José Pasillas, acompañado de un rockeado deslizamiento de guitarra y bajo para conformar una canción oscura y misteriosa titulada “Love In A Time Of Surveillance”. Es este evidentemente el momento en que no se para de mover la cabeza en respuesta a una de las joyas de “8” y quizás ansiando poder encontrarla en alguna presentación en vivo de Incubus; cinco minutos donde destella la vitalidad, la energía y experiencia. “Make No Sound In The Digital Forest” es una composición instrumental encargada de cerrar y de despedir los sueños forjados por el disco, con la mano de Skrillex que se vuelve a sentir en un delirante y psicodélico final. Al terminar el camino hallamos a “Throw Out The Map” para devolver a la vida con una canción agresiva, gritada desde las entrañas de Boyd y excelentemente ejecutada.

Por qué no declararlo y corroborarlo: el disco “8” de Incubus demolió y superó las altas expectativas situadas en torno a este trabajo que llevó dos años completar. El amplísimo abanico de texturas sonoras que la banda inyectó nos hace pensar en uno de los mejores álbumes de la discografía de los californianos. Para sostener algo así hay que mirar con respeto viejas glorias como “Morning View” (2001) y “If Not Now, When?” (2011), sin embargo, hay que jugársela por sentenciar también que el disco no sólo está bien ejecutado y calibrado, sino que devolverá a la banda, sin lugar a dudas, al sitial de una selecta y ecléctica agrupación capaz de crear nuevos espacios para los sonidos. A fin de cuentas, de eso se trata la música.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

James Dean Bradfield – “EVEN IN EXILE”

Publicado

en

EVEN IN EXILE

A veces pareciera que la figura de Víctor Jara irrumpe mucho más potentemente en el extranjero que en nuestro país, esto porque, si bien es considerado un ícono de nuestra historia musical y cultural, el inmenso legado que dejó como activista trascendió las barreras incluso del idioma. Bajo este contexto, no resultaría tan extraño que un artista como James Dean Bradfield, acostumbrado a un rock de guitarras más convencionales en Manic Street Preachers, decidiera concentrarse en la vida y obra del hombre de “Manifiesto” para entregar “EVEN IN EXILE”, un trabajo que, mediante 11 composiciones, aborda diferentes episodios de Jara y su inmenso legado.

En poco más de 48 minutos, el artista entrega una colección de canciones recopilando distintos pasajes de la vida de Jara, mostrando su inmensa capacidad como compositor con diversos elementos sacados del pop, el rock progresivo, e incluso la música latinoamericana, descifrando diversos mensajes en una clave fresca y bastante radial para tratarse de un álbum conceptual. Dicho eso, basta sólo el inicio con “RECUERDA” para ir comprendiendo las diversas postales de la historia chilena que Bradfield entrega desde el arranque, con “THE BOY FROM THE PLANTATION”, el single principal del LP, introduciéndonos al viaje que nos contará la historia de Víctor Lidio Jara Martínez.

Todos los elementos sonoros que James incorporó en el desarrollo de “EVEN IN EXILE” se funden en una obra que permite analizar una mirada externa de una figura tan importante como la de Víctor Jara, todo esto gracias a las sublimes palabras del poeta galés Patrick Jones, quien es el encargado de cada uno de los poemas musicalizados en este trabajo. Desde ahí radica cómo un disco en homenaje a la figura de Jara puede transformarse a la vez en un detallado ejercicio de su música y legado, sobre todo abordando la importancia que tuvieron en la vida del intérprete personas como su madre Amanda Martínez, su esposa Joan Jara o la influencia de Violeta Parra, todas ellas encontrando su momento en el disco para abordar dichos lazos, como en “UNDER THE MIMOSA TREE”, “FROM THE HANDS OF VIOLETA” o “WITHOUT KNOWING THE END (JOAN’S SONG)”, completamente dedicada a la viuda de Víctor.

Por supuesto que otros hitos del período más complejo de nuestro país también se hacen presente en varios tracks, desde la desolación de “THERE’LL COME A WAR” o la profunda inmersión en el relato que logra “SEEKING THE ROOM WITH THE THREE WINDOWS”. Asimismo, “LA PARTIDA”, una canción donde lo primero que uno podría identificar es la vibra del italiano Alessandro Alessandroni, se centra en las viudas de los Detenidos Desaparecidos y su incansable búsqueda por el desierto de Atacama, fundiendo la historia hacia “THE LAST SONG”, en la que, mediante una indudable sensación de derrota, Bradfield narra una prosa que bien representa los últimos días de Jara, así como los del presidente Salvador Allende.

Las canciones de Jara seguirán sonando siempre, incluso para las nuevas y futuras generaciones, pero nunca es tarde para reflexionar en el sentido de cómo su obra ha sido tan relevante incluso, en lugares tan lejanos como Europa. “No hay ningún cantante de protesta como él”, ha dicho Bradfield en reiteradas ocasiones, y evidentemente tanto él como Patrick Jones lo comprendieron muy bien, abriendo así una puerta a que el legado de Víctor llegue a influenciar aún más gracias a este documento de historia viva, de palabras que cobran una fuerza por sobre el recuerdo de un artista excepcional, donde de alguna u otra forma su influencia se sentirá en cada cantar que vaya desde el corazón. “Ahí donde llega todo, y donde todo comienza. Canto que ha sido valiente, siempre será canción nueva”.


Artista: James Dean Bradfield

Disco: EVEN IN EXILE

Duración: 48:20

Año: 2020

Sello: MontyRay


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

EVEN IN EXILE EVEN IN EXILE
DiscosHace 1 mes

James Dean Bradfield – “EVEN IN EXILE”

A veces pareciera que la figura de Víctor Jara irrumpe mucho más potentemente en el extranjero que en nuestro país,...

POWER UP POWER UP
DiscosHace 1 mes

AC/DC – “POWER UP”

El 19 de febrero de 1980 falleció Bon Scott, segundo vocalista de la banda de hard rock AC/DC. En la...

CYR CYR
DiscosHace 1 mes

The Smashing Pumpkins – “CYR”

Retomando un formato doble, que no le veíamos desde el reconocido “Mellon Collie And The Infinite Sadness” (1995), The Smashing...

Letter To You Letter To You
DiscosHace 2 meses

Bruce Springsteen – “Letter To You”

A través de su carrera, Bruce Springsteen ha musicalizado la juventud de múltiples generaciones. Los clásicos solos de saxo, su...

Canciones Para El Siglo XXI Canciones Para El Siglo XXI
DiscosHace 2 meses

Poder Fantasma – “Canciones Para El Siglo XXI”

Tierra fértil para el pop ha sido nuestro país. Con una rica tradición y un variado catálogo a punta de...

Atlas Vending Atlas Vending
DiscosHace 2 meses

METZ – “Atlas Vending”

Luego de haber publicado el compilatorio “Automat” en 2019, el trío canadiense METZ tenía a todos muy atentos por un...

Endless Twilight Of Codependent Love Endless Twilight Of Codependent Love
DiscosHace 2 meses

Sólstafir – “Endless Twilight Of Codependent Love”

Últimamente, la casa discográfica francesa Season Of Mist ha estado pendiente de lo que ocurre en Islandia en términos musicales....

Post Human: Survival Horror Post Human: Survival Horror
DiscosHace 2 meses

Bring Me The Horizon – “Post Human: Survival Horror”

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha sido uno de los sucesos que más ha afectado al ambiente artístico. Lo...

Song Machine, Season One: Strange Timez Song Machine, Season One: Strange Timez
DiscosHace 2 meses

Gorillaz – “Song Machine, Season One: Strange Timez”

Lo de Gorillaz siempre ha tenido que ver con dar vida a un espacio donde las cosas pueden ser llevadas...

Vökudraumsins Fangi Vökudraumsins Fangi
DiscosHace 2 meses

Auðn – “Vökudraumsins Fangi”

Islandia es tierra mágica en cuanto a creación artística. Con una población que bordea los 400 mil habitantes y paisajes...

Publicidad
Publicidad

Más vistas