Conéctate a nuestras redes

Discos

Incubus – “8”

Publicado

en

Una de las escenas musicales más complejas, efervescentes y variadas de los años 90 se desarrolló en el corazón de California. Bares de dudosa reputación, calles invadidas de asiduos consumidores de sonidos de diversa índole, managers ansiosos de cazar incipientes talentos juveniles y una diversificada industria de la publicidad, se mezclaron y complementaron para dar vida a un momento histórico único e irrepetible. En parte, esa imagen sólo se proyecta en la mente y en las reminiscencias de un pasado evocador, no obstante, si algo ha logrado permanecer traspasando las inclemencias temporales, eso es Incubus. Forjadores de un sonido característico, pero también atravesando peliagudos momentos como agrupación, la banda ha sabido manejar correctamente las ansias personales y las expectativas de un público fiel, dando como resultado un adecuado manejo de los objetivos propios y de las esperanzas ajenas.

La sencilla y minimalista portada contrasta grandemente con el contenido y producto final del disco, en el sentido que se escucha una producción alta en densidades sonoras y agresivo en la ejecución instrumental. El poco creativo título de la placa refiere al número de producciones de estudio que ha elaborado Incubus, sin embargo, no debemos dejarnos engañar ni llevar únicamente por lo visual. En su concepción nos encontraremos con 11 composiciones diferentes entre sí, pero atravesadas por la inconfundible voz de Brandon Boyd y producido por el reconocido Dave Sardy y en algunas canciones intervenido por Skrillex. Un mensaje claro se oye de entrada en una correcta “No Fun”, track pesado y duro, donde la inmensa presencia de los cortes de guitarra de Mike Einziger dan la bienvenido al disco. Con gran impronta aparece también “Nimble Bastard”, que, dicho sea de paso, fue el primer single del disco, lanzado el 16 de febrero y generando gran expectación en el fiel público de la banda. Canción poderosa y apabullante en su conjunto, detenta el lugar de devolver a Incubus a las glorias de su discografía.

“State Of Art” es exploración de comienzo a fin con reminiscencia a un pop-rock característico de los noventa, adornada por el gran esfuerzo lírico y vocal de Boyd. Aparece en el horizonte una animosa y satírica canción titulada “Glitterbomb”, que nos proporciona un pincelazo de los buenos momentos de “If Not Now, When? (2011). Escuchamos en ella un crescendo sonoro que entremezcla experiencia, astucia y exploración. Con “Undefeated” y “Loneliest” se pone freno señalando una pausa en medio del agitado camino que propone Incubus en el disco. Ambas composiciones pareciesen ser dos tomas distintas del mismo corte, pues son invariablemente sensibles en su lírica y ralentizadas en su sonido. Ciertamente, los californianos pensaban en aquellas tardes cercanas a la costa donde se espera el atardecer.

“Familiar Faces” es evidentemente un trabajo autobiográfico de la banda, la que invita a pensar en ese cambio vital e inevitable que significa crecer y transitar hacia otras formas de vida. Es una canción animosa pero sensible, donde se oyen pequeñas incrustaciones de las sugerencias de Skrillex. Un virtuoso solo de batería nos regala José Pasillas, acompañado de un rockeado deslizamiento de guitarra y bajo para conformar una canción oscura y misteriosa titulada “Love In A Time Of Surveillance”. Es este evidentemente el momento en que no se para de mover la cabeza en respuesta a una de las joyas de “8” y quizás ansiando poder encontrarla en alguna presentación en vivo de Incubus; cinco minutos donde destella la vitalidad, la energía y experiencia. “Make No Sound In The Digital Forest” es una composición instrumental encargada de cerrar y de despedir los sueños forjados por el disco, con la mano de Skrillex que se vuelve a sentir en un delirante y psicodélico final. Al terminar el camino hallamos a “Throw Out The Map” para devolver a la vida con una canción agresiva, gritada desde las entrañas de Boyd y excelentemente ejecutada.

Por qué no declararlo y corroborarlo: el disco “8” de Incubus demolió y superó las altas expectativas situadas en torno a este trabajo que llevó dos años completar. El amplísimo abanico de texturas sonoras que la banda inyectó nos hace pensar en uno de los mejores álbumes de la discografía de los californianos. Para sostener algo así hay que mirar con respeto viejas glorias como “Morning View” (2001) y “If Not Now, When?” (2011), sin embargo, hay que jugársela por sentenciar también que el disco no sólo está bien ejecutado y calibrado, sino que devolverá a la banda, sin lugar a dudas, al sitial de una selecta y ecléctica agrupación capaz de crear nuevos espacios para los sonidos. A fin de cuentas, de eso se trata la música.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Car Seat Headrest – “Making A Door Less Open”

Publicado

en

Making A Door Less Open

En lo que ya es una década de carrera, Car Seat Headrest ha evolucionado de demos desprolijos creados en el auto de Will Toledo, a convertirse en uno de los proyectos emblemas de la escena indie contemporánea. En su cuarto álbum bajo el sello Matador, “Making A Door Less Open”, la banda mira hacia el futuro, enfocándose en un nuevo sonido que incomodará a más de un fanático. Han pasado dos años desde el último lanzamiento de Toledo y compañía, una reedición de “Twin Fantasy” (2018), y un adelanto de lo que se vendría: dejar atrás los elementos lo-fi para ofrecer un rock característico de una banda consagrada.

“Weighlifters”, introduce los nuevos sonidos que formarán parte del disco, pero sin dejar atrás la intimidad. Una bien pensada apertura que conecta los sonidos conocidos con la experimentación se encarga de dividir el protagonismo, permitiendo que las guitarras de Ethan Ives y la percusión de Andrew Katz tengan su momento para brillar. Temáticamente, es una introspectiva mirada al paso del tiempo y sus efectos en la formación del individuo. Múltiples sencillos se lanzaron para apaciguar la espera del disco, siendo “Can’t Cool Me Down” la encargada de dar la primera impresión, un corte indie pop que detalla la batalla con la ansiedad. Con una relajada percusión, el clásico tono de Toledo logra brillar y expresar los sentimientos de angustia, a los que se suma una gama de sintetizadores que crean una lustrosa instrumentación.

Sencillos como “Martin” y “There Must Be More Than Blood” son algunos de los puntos más altos del disco. En el primero, los elementos electrónicos presentes en “Making A Door Less Open” se relajan y dan espacio a uno de los momentos más dulces, donde las melodías van avanzando junto a la voz de Toledo, en una exitosa mixtura de la intimidad característica y los sonidos electrónicos. El segundo es un clásico de la banda, el tema más largo del LP y que no presenta sutilezas en su intento de contrastar los sonidos, pero que les permite brillar por separado con un loop electrónico que acompaña toda la canción, aunque sin opacar las cuerdas ni la percusión.

No todos los cortes logran una combinación libre de fallas. “Hollywood” es ambas partes, crítica y superficial, motivada por el disgusto cliché hacia la industria del entretenimiento; un ida y vuelta entre Toledo y Katz con una disonante interpretación vocal ante un instrumental con menos potencia que sus voces. “Deadlines (Hostile)” y “Deadlines (Thoughtful)” presentan distintas versiones del original vinilo, la primera una versión más pulida en su mezcla, pero alejada de los sintetizadores, mientras que la segunda golpea con elementos electrónicos y dance de frente, siendo una fuerte discrepancia del track anterior, incluyendo un drop que la acerca al EDM.

Sin embargo, quien haya escuchado detenidamente la carrera de Toledo verá este cambio como una evolución orgánica. Para este disco, el cantante se presenta bajo una nueva persona, Trait, en referencia a su proyecto “1 Trait Danger”. Este disco es fruto de la colaboración con Katz, y el punto de vista del baterista se hace escuchar con más fuerza. Y es que Toledo se ha llevado la atención de amplia manera, por lo que Trait funciona para alejar los focos de su persona, no obstante, arriesga ver su punto de vista desplazado. A diferencia de los proyectos que le cobraron su aclamación, el disco no posee un concepto narrativo que lo guíe, aunque los temas conviven en una narración sonora que apunta hacia el futuro de la banda. Pese a los tropiezos, la autenticidad no se ha perdido. “What’s With You Lately?” es una pequeña pieza a cargo de Ives, el único momento acústico del disco, funcionando como un descanso de la electrónica y dando paso a “Life Worth Missing”, otra mixtura exitosa de los elementos característicos del proyecto, con sintetizadores que le agregan espacialidad a la melodía y potencian el trabajo del resto de la banda.

Es difícil predecir el siguiente sonido de Car Seat Headrest, sobre todo cuando la intención de “Making A Door Less Open” pareciera buscar el siguiente paso. Es claro que sus ideas los han convertido en un sonido fundamental de la escena actual y su autenticidad esta lejos de desaparecer, pero la búsqueda por no quedarse atrapados en su propia nostalgia se hace presente. Lo cierto es que, independiente de los altos y bajos, sus miembros parecen estar divirtiéndose más que nunca con esta exploración.


Artista: Car Seat Headrest

Disco: Making A Door Less Open

Duración: 47:28

Año: 2020

Sello: Matador


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Making A Door Less Open Making A Door Less Open
DiscosHace 3 días

Car Seat Headrest – “Making A Door Less Open”

En lo que ya es una década de carrera, Car Seat Headrest ha evolucionado de demos desprolijos creados en el...

I Am Not A Dog On A Chain I Am Not A Dog On A Chain
DiscosHace 4 días

Morrissey – “I Am Not A Dog On A Chain”

¿Es posible pasar por alto las divagaciones y controvertidas declaraciones y actitudes de Morrissey? Durante el últipo tiempo, algunos dichos...

Verminous Verminous
DiscosHace 5 días

The Black Dahlia Murder – “Verminous”

Cambiando la tendencia de lanzar un nuevo álbum cada dos años, The Black Dahlia Murder libera “Verminous”, su noveno material...

Mestarin Kynsi Mestarin Kynsi
DiscosHace 1 semana

Oranssi Pazuzu – “Mestarin Kynsi”

Tal como asegura la banda, Oranssi Pazuzu es un proyecto donde la reinvención es un principio intransable. Convencidos por la...

Trust Fall (Side B) Trust Fall (Side B)
DiscosHace 1 semana

Incubus – “Trust Fall (Side B)”

En tiempos convulsionados y previos a un inimaginable aislamiento mundial al que nos veríamos inducidos, a fines de 2019 Incubus...

Titans Of Creation Titans Of Creation
DiscosHace 2 semanas

Testament – “Titans Of Creation”

Por regla general, las bandas son reconocidas por sus primeros trabajos. El factor sorpresa, la novedad y la furia en...

HUMAN. :||: NATURE. HUMAN. :||: NATURE.
DiscosHace 2 semanas

Nightwish – “HUMAN. :||: NATURE.”

Desde los albores de las primeras civilizaciones, cuando los hombres comenzaron a registrar objetos y acciones a partir de símbolos...

Earth Earth
DiscosHace 3 semanas

EOB – “Earth”

Bajo perfil, escudero de Radiohead y uno de sus pilares creativos, Ed O’Brien asoma con su esperado lanzamiento en solitario...

Guardians Guardians
DiscosHace 3 semanas

August Burns Red – “Guardians”

La consistencia en una banda se relaciona con la habilidad para desarrollar una identidad que evite que cada trabajo discográfico...

Sawayama Sawayama
DiscosHace 3 semanas

Rina Sawayama – “SAWAYAMA”

En un viaje al pasado y con miras hacia el futuro, “SAWAYAMA”, el esperado LP debut de Rina Sawayama, es...

Publicidad
Publicidad

Más vistas