Conéctate a nuestras redes
CRAWLER CRAWLER

Discos

IDLES – “CRAWLER”

Publicado

en

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo más calculado que de costumbre, la banda introducía su nueva etapa sonora, una que llegó tan solo un año después de “Ultra Mono” (2020), el disco que demostró cómo podían sacar provecho a una fórmula ya utilizada en sus primeros discos. “CRAWLER” llega con el correspondiente peso tras transformarse en una banda que, con pandemia y todo, terminó siendo una de las atracciones más importantes para el rock moderno, alejándose de cánones existentes y concentrados solamente en sincerar su manifiesto a través de la música. Por ello no resulta extraño que, en vez de saltar concretamente a la explotación de esa fórmula, el quinteto de Bristol decide comenzar una senda de experimentación con el álbum más de nicho que han creado en su corta carrera.

Cada momento de “CRAWLER” se sitúa en un constante estado de anticipación, de alerta, de una necesidad de estar pendiente de cada movimiento del entorno, y eso es algo que la banda sabe cómo construir desde el momento que suena “MTT 420 RR”, canción que, más allá de su ubicación como el track inicial, sirve para anticipar la manera más densa y punzante que dispuso IDLES para esta obra. De todos modos, esa decisiva mirada de la banda sobre su obra igualmente muestra elementos clásicos de su sonido, como lo es la acelerada marcha de “The Wheel” o la estructura más convencional de una canción como “When The Lights Come On”, un track muy en la senda del post punk más pausado, pero igual de intenso.

Y es aquí donde surge el dilema de cómo clasificar a una banda que ha sido catalogada de diversos estilos, desde punk hasta el rock más tradicional, sin embargo, es notorio que el conjunto de Bristol busca destruir esa especie de caricatura generada por la opinión pública sobre su sonido y sus canciones. El resultado es el trabajo más honesto de su discografía, donde reclinan del inminente salto al mainstream que significaba “Ultra Mono” para mantenerse fiel a sus convicciones y presentar canciones que guardan una complejidad más profunda que lo superficial que podrían sonar. Así es como llegamos a un ejemplo como “Car Crash”, posiblemente donde más se nota la mano del productor Kenny Beats, con Joe Talbot narrando de una manera enojada, desesperada y, sobre todo, con una rima al borde del hip hop, todo eso sin dejar de ser IDLES, lo que transforma a uno de los singles más cuestionados de la banda en uno de los puntos altos del disco.

Indudablemente, esa dualidad entre el IDLES de festival y el de clubes es algo que vuelve a aparecer con frecuencia en el álbum, con momentos más coreables como “The New Sensation”, “Stockholm Syndrome” o la profunda “The Beachland Ballroom”, versus momentos de rabia total con “Crawl!” o “Meds”, donde más logramos definir al quinteto como uno de post punk, pero no de ese que solamente emula lo creado en épocas de gloria del género, sino que uno en donde le entregan su propio sello moderno. Es así como también la banda puede darse el lujo de entregar una canción como “Progress” y hacerle una transición hacia “Wizz”, uno de los tracks más extraños del álbum, con una esencia que –intencionada o no– hace imposible no recordar a Napalm Death por su estructura breve, concisa y casi sin sentido. Posiblemente esa vara tan alta haga que “King Snake” no resalte tanto en su posición, aunque “The End” logre salvar un poco el momentum para cerrar el disco de una manera concisa: “A pesar de todo, la vida es hermosa”, es el mantra optimista y furioso de IDLES en todo su esplendor.

En líneas generales, posiblemente la única merma que tiene este disco es la disposición de sus canciones, algo que no permite comprender la totalidad del relato. De todas formas, las intenciones suenan fuerte y claro, por lo que no es excluyente de análisis la aparente despreocupación al momento de darle orden, donde, a diferencia de otros discos de la banda movidos por un concepto en particular (mayormente no sonoro), “CRAWLER” termina cobrando fuerza como una excelente colección de canciones más que como un disco con un relato correlativo. Cada LP tiene un lugar en particular para la discografía de un artista y, en este caso en especial, se trata de la primera experimentación propiamente artística para una banda que ya no necesita demostrar nada para comprobar su relevancia. La conclusión general de este trabajo es lo que significa para el conjunto que, con cuatro discos bajo el brazo, ya dejó de ser la nueva sensación del momento porque ahora ellos son el momento.


CRAWLERArtista: IDLES

Disco: CRAWLER

Duración: 46:27

Año: 2021

Sello: Partisan


Discos

OFF! – “Free LSD”

Publicado

en

Free LSD

Luego de ocho años de pausa discográfica, OFF! vuelve a las pistas con un álbum que, de primera impresión, traza diferencias notorias con su concepto clásico, impulsado anteriormente por un sonido rudimentario y directo. Lo que parecía ser un camino irrestricto, ahora se cruza con relatos lisérgicos, contactos alienígenas y teorías conspirativas. Adoptando matices “espaciales”, la banda replantea aquel revival a la génesis del hardcore punk, marcando su disco más experimental hasta la fecha.

El tercer trabajo de los californianos se posiciona en un escenario distópico, donde la frontera entre realidad y ficción es difusa. A pesar de que la agresividad en su interpretación se mantiene, el punk purista de OFF! se mezcla con elementos nuevos y, acoplándose a un sonido más pesado, también se da espacio para influencias como el noise o el jazz. En esta fórmula híbrida, la fuerza en el concepto es lo que brinda cohesión a la obra. “Free LSD” se plantea desde un presente en crisis, donde el contacto con seres extraplanetarios es inminente, tal como refleja el trabajo gráfico de Raymond Pettibon, quien ha acompañado a Keith Morris desde sus juveniles años con Black Flag.

En términos técnicos, se trata de un álbum muy bien estructurado. La fluidez en las transiciones y la congruencia en el contenido lírico generan la percepción de una gran composición unitaria de 38 minutos, la cual viaja por un rumbo vertiginoso de intensidades. En este mismo sentido, “Free LSD” se compone de cuatro partes. Utilizando una distribución que recuerda al debut “First Four EPs” (2010), cada sección de cuatro canciones finaliza con un interludio (“F”, “L”, “S” y “D”), donde luce la colaboración de Jon Wahl en el saxofón y la virtuosidad de Justin Brown, el nuevo baterista de la banda. Junto a los arreglos de sintetizadores y ruidos de interferencia, estos cuatro instrumentales logran su propósito y ahondan en la inmersión a los planteamientos dibujados por el disco.

Desde el campo de las guitarras, este trabajo también ofrece nuevas perspectivas. Sin soltar la crudeza propia de los inicios del hardcore, Dimitri Coats añade una técnica donde prima la disonancia, la velocidad y los cambios continuos. Por otro lado, el rol vocal es la arista que otorga mayor sustancia al álbum. Con 67 años, Keith Morris se mantiene fiero y enérgico, asumiendo la posición de un punk curtido, escéptico y fatalista, quien augura los últimos años de la raza humana. “War Above Los Angeles”, “Worst Is Yet To Come”, o la que da el nombre al disco, son algunas canciones donde la confluencia de los elementos construye de manera concreta aquel imaginario caótico y apocalíptico.

En proyectos artísticos, la innovación suele ofrecer oportunidades interesantes, y en esta ocasión, el paso hacia nuevas propuestas es una decisión inesperada y exitosa en sus pretensiones. Con “Free LSD”, OFF! logra superar una de sus principales debilidades, añadiendo códigos propios a una sonoridad con características casi exactas a las de Black Flag durante sus primeros años. Frente a un presente crítico e impredecible, hacer música desde una óptica punk sideral, donde se une la distopía capitalista con la invasión extraterrestre, parece ser una idea muy oportuna.


Free LSDArtista: OFF!

Disco: Free LSD

Duración: 38:13

Año: 2022

Sello: Fat Possum Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Free LSD Free LSD
DiscosHace 4 días

OFF! – “Free LSD”

Luego de ocho años de pausa discográfica, OFF! vuelve a las pistas con un álbum que, de primera impresión, traza...

Ritmos En Cruz Ritmos En Cruz
DiscosHace 5 días

La Ciencia Simple – “Ritmos En Cruz”

Desde “Hacia El Mar” (2014), La Ciencia Simple ha propuesto una reconfiguración de su sonido, pasando por el post rock...

Cool It Down Cool It Down
DiscosHace 2 semanas

Yeah Yeah Yeahs – “Cool It Down”

A casi 20 años de la explosión del post-punk, o garage revival (que cada uno le ponga la etiqueta que...

II II
DiscosHace 2 semanas

Dead Cross – “II”

Con tantos proyectos que posee Mike Patton, no es difícil perder la pista de cada cosa que hace el frontman...

The Car The Car
DiscosHace 3 semanas

Arctic Monkeys – “The Car”

El lanzamiento de su séptimo disco no era un paso más en la carrera de Arctic Monkeys. Tras un “Tranquility...

The End So Far The End So Far
DiscosHace 3 semanas

Slipknot – “The End, So Far”

Fuerte y claro fue el mensaje que Slipknot entregó con “We Are Not Your Kind” (2019), una obra que vio...

As The Moon Rests As The Moon Rests
DiscosHace 4 semanas

A.A. Williams – “As The Moon Rests”

Bastó solo el lanzamiento de “Forever Blue” (2020) para que la música de A.A. Williams comenzara a ser destacada por...

Luz Figura y Sombra Luz Figura y Sombra
DiscosHace 4 semanas

Cómo Asesinar A Felipes – “Luz, Figura y Sombra”

Cómo Asesinar A Felipes nos tiene mal acostumbrados a sembrar expectativas en la espera de cada uno de sus lanzamientos,...

Aethiopes Aethiopes
DiscosHace 1 mes

Billy Woods – “Aethiopes”

En “La Odisea” de Homero, África subsahariana era llamada Aethiopia, hoy conocida como Etiopía; mientras que Aethiope se transformó en...

God's Country God's Country
DiscosHace 1 mes

Chat Pile – “God’s Country”

El ejercicio de escuchar música en formato álbum es una experiencia que se puede abordar de muchas maneras. Ya sea...

Publicidad
Publicidad

Más vistas