Conéctate a nuestras redes

Discos

Iced Earth – “Incorruptible”

Publicado

en

En el mundo de la música, decir que una fórmula funciona no es un pleonasmo. Existen numerosas bandas que se aferran a una determinada forma de composición y sus esfuerzos no alcanzan para estructurar su identidad. Es cosa de abrir una lista de metal recomendada por Spotify y encontrar bandas con dos o tres álbumes a cuestas, todos los cuales son tremendamente triviales. Por eso es digno de celebrar a bandas como Iced Earth, que, si bien en algún punto han carecido de cierto coraje para tomar riesgos, de todas maneras han construido un camino firme, consolidando un sonido relativamente único, pasando la inexorable prueba del tiempo.

En tal orden, “Incorruptible”, su último disco, es la continuación de la senda trazada en sus anteriores trabajos, siendo una buena dosis de heavy metal norteamericano moderno. Al escucharlo, de ninguna forma el oyente se encontrará con una experimentación o con algo novedoso (para bien o para mal) del estilo con el que Jon Schaeffer ha prolongado casi tres décadas de carrera. En tal sentido, este último álbum de Iced Earth se puede caracterizar como un trabajo intrínseco de la historia de la banda, pero que ha corregido muchos –no todos– de los detalles criticados años atrás en su extenso catálogo. Sin ir más lejos, y como consideración general, se entrevé que la simpleza de los riffs filosos vuelve a ser protagonista en casi todas las canciones, dejando de lado composiciones más intrincadas presentes en su anterior trabajo (“Plagues Of Babylon”, 2014) o aquellos guiños evidentes a Iron Maiden que rozaban la copia. Estos aspectos, si bien no se han difuminado del todo, no alcanzan a opacar el excelente talante del disco, fundado en la fuerza de las seis cuerdas rítmicas de su líder.

A lo largo de los casi 54 minutos, Iced Earth realiza un recorrido por cada uno de los recursos compositivos que ha demostrado en su trayectoria, pasando por las canciones más duras, como “Great Heathen Army” o “Seven Headed Whore” –esta última con mucho de Slayer–, los giros épicos de “Black Flag”, “Brothers” o “The Veil”, o la balada altisonante estilo “Watching Over You” del ya clásico “Something Wicked This Way Comes” (1998), ahora remozada y hasta revivida en algunos parajes en “Raven Wing”. Esta diferencia de estilos interna entrega versatilidad al escuchar el disco en su totalidad, pero su vínculo con algún otro tema del inventario de los floridanos es fácilmente identificable por quien se encuentra familiarizado con el mismo.

Ahora bien, las fallas presentes en sus anteriores trabajos se encuentran bien mitigadas, en parte por una producción no tan ambiciosa. Las orquestaciones grandilocuentes que buscaban epopeya forzada, si bien es cierto que eran incipiente en sus trabajos previos, han sido reemplazadas por arreglos escuetos y precisos, que no ensombrecen el estilo directo de los norteamericanos (salvo en “Seven Headed Whore”, en donde se arreglan los agudos de una forma grotesca). Un ejemplo de aquello es la verticalidad y simpleza del mejor tema del opus, “Defiance”, una demostración brutal de metal, pero con un coro emotivo en donde se delinea de buena forma la voz de Stu Block sin sobrecargarla. A su vez, en la instrumental “Ghost Dance (Awaken The Ancestors)” la tenue entrada desoladora genera la atmósfera precisa para que Brent Smedley despliegue un arsenal interesante e innovador de golpes para dar paso al juego de guitarras clásicas de heavy metal, lo cual resulta en un ejercicio interesante.

Como se desprende de lo señalado, no existen puntos bajos en este trabajo de Iced Earth, por lo que sus fans más acérrimos podrán degustar nuevamente de la fórmula pesada sin mayores estridencias ni sobresaltos. Es necesario recalcar que este disco no posee grandes ambiciones en un plano más global, sino que, al parecer, Schaffer y compañía parecen decididos a consolidar su trabajo de nicho, siendo honestos con ellos mismos y con sus fans hasta el final, bajo la consigna “¿porque cambiar si no está mal?”. Y, ciertamente, está bueno.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

The Killers – “Imploding The Mirage”

Publicado

en

Imploding The Mirage

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a creer; que nos levanten del sillón y nos hagan recordar los buenos momentos. En esa categoría entra el lanzamiento de “Imploding The Mirage”, trabajo que vuelve a poner a The Killers al tope de su capacidad creativa. Un disco lleno de canciones pegajosas y que sigue puliendo la fórmula de la banda de Las Vegas: hacer música para llenar estadios y corazones.

El inicio es inmediatamente una inyección de energía, los sintetizadores se roban la película y la atmósfera de “himno” está por todos lados. “My Own Soul’s Warning” es una canción que no sólo demuestra el camino que optó seguir la banda para este lanzamiento, sino que también muestra que aún tienen mucho por dar, algo que, tras dos discos flojos como “Wonderful Wonderful” (2017) y “Battle Born” (2012), había dejado de ser una obviedad.

Este nuevo acierto discográfico llega en un momento clave de la banda, y es que, además de tener que responder a las expectativas habituales de un lanzamiento, los creadores de “Somebody Told Me” tuvieron que asumir la marcha definitiva de Dave Keuning. Sin el guitarrista, quien comenzó su distanciamiento en 2017 para pasar más tiempo con su familia, Flowers y compañía decidieron arroparse de un plantel de primera para grabar su sexto disco. Comandados por Shawn Everett y Jonathan Rado (Foxygen), la banda sumó a figuras como Weyes Blood, Adam Granduciel y Lindsey Buckingham de Fleetwood Mac. En la colorida “Blowback” aparecen los teclados del líder de The War On Drugs, en “Caution” Buckingham se apodera de las guitarras, y en “Lightning Fields” Brandon Flowers se deja acompañar por la grandiosa Kathryn Dawn Lang. Llevándolo a un terreno deportivo, pareciera que The Killers entendió no podría suplir a Keuning con otro guitarrista, por lo que prefirió cambiar la forma de trabajo. Jugada que, tras escuchar este disco, parece más que acertada.

Otra cosa que asoma al escuchar “Imploding The Mirage” es la ya asentada propuesta de The Killers. La banda, pese a probar cosas distintas de vez en cuando, siempre ha tenido una columna vertebral en sus creaciones. Mientras muchas bandas de los 2000 han probado suerte en otros géneros, los chicos de “Spaceman” han mantenido una postura muy ligada al synth pop y al rock de estadios. Esa capacidad de mezclar los sintetizadores con los himnos de arenas recuerda inmediatamente a ciertas etapas de U2 y al lado más popero de los ya mencionados The War On Drugs. De esa etiqueta nacen canciones como “Fire In Bone”, “Running Towards A Place” y el track homónimo, piezas que muestran el lado más ochentero de Brandon Flowers, Mark Stoermer y Ronnie Vannucci Jr.

En un año de grandes regresos, los oriundos de Nevada firman un disco excepcional, retomando el paso perdido en sus trabajos anteriores, y demostrando también que no es necesario vivir en constante cambio para sacar un buen disco, sino que basta con sonar bien. Ahora sólo habrá que esperar que “Imploding The Mirage” pueda ser escuchando en vivo, donde sus canciones sin duda crecerán aún más, porque si este disco ya suena bien en pandemia, con la banda girando llegará a otro nivel.


Artista: The Killers

Disco: Imploding The Mirage

Duración: 41:59

Año: 2020

Sello: Island Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 11 horas

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 2 días

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 2 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 2 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 2 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 3 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

A Hero’s Death A Hero’s Death
DiscosHace 3 semanas

Fontaines D.C. – “A Hero’s Death”

Para muchas bandas el segundo disco es un gran desafío, ya que en un período de tiempo acotado deben volver...

Microphones In 2020 Microphones In 2020
DiscosHace 3 semanas

The Microphones – “Microphones In 2020”

“Las bandas que se separan y se reúnen por dinero pueden hacer lo que quieran. Pero me pone feliz ser...

Forever Blue Forever Blue
DiscosHace 4 semanas

A.A. Williams – “Forever Blue”

En el arte, el azul es un color asociado a climas fríos, atmósferas intimistas cargadas de nostalgia y tristeza. Es...

Publicidad
Publicidad

Más vistas