Conéctate a nuestras redes
A Bath Full Of Ecstasy A Bath Full Of Ecstasy

Discos

Hot Chip – “A Bath Full Of Ecstasy”

Publicado

en

Los cuatro años desde el último lanzamiento de Hot Chip no significaron una pausa para la banda. Desde “Why Make Sense?” (2015), las figuras del synthpop se aventuraron a diversos proyectos. El vocalista principal, Alexis Taylor, lanzó dos discos como solista, mientras que el compositor Joe Goddard estrenó en 2017 su segunda placa, “Electric Lines”. Ambos exploraron además la escena más pop, componiendo para Katy Perry en su álbum “Witness” (2017). Estos proyectos funcionaron como composiciones preliminares de “A Bath Full Of Ecstasy”, el séptimo álbum de una de las bandas más icónicas de electrónica de su generación, ofreciendo coloridos cortes para la pista cuando más se necesitan.

Hot Chip se ha caracterizado en la escena dance por sus pulidas producciones y poder combinar himnos bailables con composiciones introspectivas, que los diferencian de sus contemporáneos, y su más reciente material no es la excepción. En un contexto musical más politizado, Hot Chip entrega nueve cortes para bailar y cuestionar un mundo de negatividad. El track inicial, “Melody Of Love”, segundo sencillo del álbum, es una bailable pista mid-tempo que rescata los sintetizadores y melodías ochenteras que caracterizan al grupo. Como en un viaje intergaláctico, Alexis Taylor utiliza su voz para transportarnos en una melancólica y atrapante pieza. La canción carga con la temática del álbum: positividad en tiempos difíciles.

Canciones como “Spell” o “Echo” se originaron como composiciones para Katy Perry, las que fueron luego reinterpretadas para encajar con la esencia de la banda. La primera es el mayor ejemplo de la influencia setentera de agrupaciones como Kraftwerk o Talking Heads en la música de Hot Chip, combinando composiciones tradicionales de teclados y sintetizadores con sonidos electrónicos experimentales y distorsiones en las voces y en la instrumentación, resultando en una de las piezas más cautivadoras del disco.“Echo” es quizás el corte más tradicional, tanto en su instrumentación con en su lírica, alejándose de la experimentación electrónica y con una mayor cercanía al dance pop.

“Bath Full Of Ecstasy” y “Positive” funcionan como el corazón del álbum, donde el primero es una oda al romance y por primera vez las cuerdas toman mayor protagonismo en la instrumentación, pero tiene su fuerte en la producción vocal, experimentando con las melodías de Taylor y asegurándose de no quedarse en el pasado. Por su parte, “Positive” retoma los elementos más electrónicos del dance, combinando sintetizadores, percusiones electrónicas y ediciones de voz, mezclando las melodías de Taylor, Goddard y la voz de acompañamiento de Prudence Taylor. Líricamente, es el tema más político del álbum, pero sin una crítica directa a los problemas que ocurren, sino que haciendo un llamado a su audiencia a buscar el optimismo dentro de ellos; mantenerse en la pista de baile, pero lejos del escapismo.

“Hungry Child” irrumpe justo a la mitad del álbum, con Goddard tomando el protagonismo en la canción más distintiva del material. Lejos de ser una representación ideal del resto del disco, es una pista house que se aleja de las composiciones nostálgicas ochenteras, y su instrumentación la posiciona como el himno bailable del séptimo esfuerzo de Hot Chip. En contraste, “Why Does My Mind” y “Clear Blue Skies” son los momentos más introspectivos del disco, representando los momentos existenciales de la pista de baile, con Taylor expresando las complejidades de su mente y ofreciendo momentos más contemplativos. A pesar de esta constante dicotomía, “A Bath Full Of Ecstasy” nunca pierde el enfoque musical, manteniéndose dance en su núcleo. “No God” es la encargada de cerrar el disco, con una balanceada interpretación entre los acercamientos más tradicionales al pop y experimentación en sus instrumentales. En el cierre, Taylor abandona la fe en lo divino, pero no pierde las esperanzas, sino que es la euforia por el amor lo que establece como lo más importante.

Para Hot Chip, la música electrónica y dance son herramientas radicales en un mundo oscuro; lejos de ofrecer pistas bailables como mera distracción, sus letras le recuerdan a la audiencia el mirar más allá de sí misma. La ejecución instrumental que se desplaza entre el synthpop y los esfuerzos más experimentales, además de composiciones tradicionales, posicionan a “A Bath Full Of Ecstasy” como uno de los discos electrónicos más importantes del año y de su carrera, donde mantenerse bailando es más importante que nunca.


Artista: Hot Chip

Disco: A Bath Full Of Ecstasy

Duración: 47:35

Año: 2019

Sello: Domino


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Publicado

en

A Dawn To Fear

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo impredecible está la belleza de la vida. Hay que dejarse sorprender por esta con todo lo que conlleve, tal como este viaje dirigido por Cult Of Luna, una agrupación que no se casa con la accesibilidad dentro de la propuesta en su extenso nuevo episodio, donde sólo las expectativas y comparaciones pueden obstaculizar el verse inmerso en “A Dawn To Fear”.

Encumbrados en lo alto por la valoración de su excelente colaboración con la cantante estadounidense Julie Christmas, llamada “Mariner” (2016), retornan con un sentido registro que abre con “The Silent Man”, canción que posee una abrasiva carga de sludge y se mantiene galopante en su extensión. Nada puede ser asegurado y lo predecible es relegado por las sutiles capas que ejecutan para ensamblar una pieza épica y versátil. Lo grandilocuente de las secciones no opacan la voz de Kristian Karlsson, exaltando su salvaje registro como parte del clima de “Lay Your Head To Rest”, la cual sufre novedosas variaciones sin abandonar su propio sello dentro de la constante sonoridad que sorprende, y puede decantar a las hipnóticas melodías de “Nightwalkers”, una retumbante composición poseedora de bellos matices que juegan con la intensidad a su antojo.

Para redondear sus ideas, el tiempo deja de ser un punto a considerar, ya que para los oriundos de Suecia esto sólo sería una limitación para desplegar su obra. “Lights On The Hill” posee su propio universo dentro del entramado; su extensión se encuentra libre de agobio, donde los valles son cálidos y lo prominente potencia cada pasaje en un cuidado equilibrio que, sin barreras, conecta con la melancólica “We Feel The End”, ejecutada con voces limpias y delicados arreglos, que contienen el desarrollo de este particular y exquisito trabajo, expandiendo aún más la atmósfera mostrada por Cult Of Luna.

La claridad que percibida se relaciona con la ausencia de la posible e inevitable comparativa, en un intento bajo presión por superarse a sí mismos, evitando una competencia que pondría un objetivo que puede nublar la creación de algo fresco dentro de su carrera. La fluidez que envuelve este nuevo larga duración lleva a cada sección a un nivel de independencia de previas entregas y, a su vez, se siente como un todo, cohesionado, complejo, interesante y áspero cuando se requiere.

“The Fall” es la elegida para cerrar una travesía cautivadora, y este plano desborda potencia y urgencia, con quiebres repentinos que sólo son bálsamos para lo atronadora que se torna la canción. Contando con un excelente trabajo en percusión y el bajo de Andreas Johansson, que no se ve oculto por los robustos riffs que progresan a una sutil disonancia que juega con advertir el final, en un álgido espacio donde no dan oportunidad para vaticinar, y tan sólo queda meditar sobre lo atestiguado en la introspectiva muestra a la que en “A Dawn To Fear” hemos sido invitados.


A Dawn To FearArtista: Cult Of Luna

Disco: A Dawn To Fear

Duración: 79:06

Año: 2019

Sello: Metal Blade Records


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

A Dawn To Fear A Dawn To Fear
DiscosHace 2 días

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo...

Memory Memory
DiscosHace 2 días

Vivian Girls – “Memory”

No todos los retornos son buenos y no todas las segundas partes son de lo peor, o al menos así...

Birth Of Violence Birth Of Violence
DiscosHace 2 días

Chelsea Wolfe – “Birth Of Violence”

Diez años cargan con una simbología que acerca más a lo divino que a lo terrenal. No sólo hay un...

Beneath The Eyrie Beneath The Eyrie
DiscosHace 2 días

Pixies – “Beneath The Eyrie”

Luego de dos apuestas mal logradas, Pixies vuelve al estudio y lanza su mejor disco desde su retorno en 2004....

Chastity Belt Chastity Belt
DiscosHace 1 semana

Chastity Belt – “Chastity Belt”

Saudade es un vocablo portugués cuyo significado se acerca a la definición de melancolía; un estado afectivo estimulado por la...

Shaped By Fire Shaped By Fire
DiscosHace 1 semana

As I Lay Dying – “Shaped By Fire”

Durante la primera década del siglo XXI, hubo un estallido de agrupaciones que tomaron variaciones más melódicas para combinar el...

Jamie Jamie
DiscosHace 1 semana

Brittany Howard – “Jaime”

Cuando Brittany Howard anunció su primer proyecto como solista, alejada de sus compañeros de Alabama Shakes, las reacciones de sorpresa...

RainViento RainViento
DiscosHace 1 semana

Cevladé – “RainViento”

A estas alturas, no debiera ser sorpresivo que Cevladé saque un disco de alta relevancia, calidad y arrojo no sólo...

Free Free
DiscosHace 4 semanas

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 4 semanas

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas