Conéctate a nuestras redes

Discos

Hoobastank – Fight Or Flight

Publicado

en

Los californianos Hoobastank, compañeros de cuna de bandas como Linkin Park e Incubus, han vuelto con un sexto álbum de estudio. Tres años desde su última producción “For(N)ever” (2009), se presentan con nuevos aires ligados a la comodidad compositiva. Hablan sobre crear para ellos mismos más que verse trabajando para alcanzar mayor popularidad. Algo así como entrar al estudio de grabación y concebir lo que a ellos más les alegre el alma. Así es como apostaron por el productor canadiense Gavin Brown (Metric), quien les aportaría con algo diferente, pero nunca radical. Este nuevo disco está conformado por once temas más un bonus track incluido en la edición para Japón.

Así nos encontramos en el inicio de la reproducción con el primer single, “This Is Gonna Hurt” que, indiferente a la idea que expusieron, suena bastante parecido a lo que en discos anteriores publicaron. Es un tema bien guitarreado y rítmico, pero no sorprendente. Le sigue “You Before Me”, pieza que de a poco nos da una especie de introducción a la técnica que predominará en esta creación. Se desarrolla de forma apacible respecto al contexto de balada típica a la cual ellos están acostumbrados. Algo parecido sucede con “The Fallen” donde lo que posiblemente más destaca es el bajo de Jesse Charland.

Ya con “Can You Save Me?” se hace notar la incorporación de distorsión en la guitarra de Dan Estrin, que le otorga una atmósfera diferente a lo que conocíamos de ellos. Sonidos delicados, pero envolventes convierten este track en algo que nos hace empezar a creer que realmente quisieron plasmar otro sello en su nombre. “No Destination”, primer avance que se pudo descargar gratuitamente antes del lanzamiento, le da una continuidad a la anterior canción sonando casi igual, sólo que aquí la batería a cargo de Chris Hesse, si bien no toma protagonismo, pasa a darle un ritmo más radial. En “Slow Down” nos encontramos con un coro muy pegajoso y aunque repetitivo, bien acabado. Lo demás se ciñe a la estructura de balada que ha primado en lo que va de reproducción.

Interrumpiendo la calma, a la mitad del disco aparece “No Win Situation”, que se convierte en uno de los dos temas más vigorosos de este “Fight Or Flight”. Sonidos tal vez en extremo melosos aparecen con “Sing What You Can’t Say”, balada sin mayores arreglos donde las voz de Doug Robb se convierte en el foco principal. “Magnolia” continúa con la tónica romántica que se ha hecho notar durante todo el disco, junto con “Incomplete”, que exhibe descaradamente algo que suena más a pop que a rock alternativo. Terminando el recorrido aparece “A Thousand Words” –último track oficial-, que va más allá y cruza los límites de lo empalagoso. Quizás no es el mejor final, pero se ve en algo compensado con el bonus track “The Pressure”, que se acerca más al Hoobastank de antaño que cumplía con el no hacernos sentir culpables al escuchar piezas tan dulzonas.

Esta nueva producción posiciona lo que vendría siendo una transición en cuanto a sonido, en las distorsiones y efectos de guitarra. Sin embargo, su música no ha sufrido demasiados cambios desde su álbum homónimo de 2001. Quizás ellos no buscaban una reinvención, pero no logran generar un apetito musical, más bien produce fatiga con tanta balada melosa. Si bien sus sonidos nunca fueron demasiados frenéticos, es muy posible que lo más esperado por quienes les siguen, fueran canciones como el single “This Is Gonna Hurt”, que llega a parecer una oveja negra entre tanto corderito espumoso.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Ignacio Silva

    15-Oct-2012 en 8:48 pm

    El disco anterior era la raja, este me ha costado digerirlo.. Basketball shorts es la raja y es del 98

Responder

Discos

The Killers – “Imploding The Mirage”

Publicado

en

Imploding The Mirage

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a creer; que nos levanten del sillón y nos hagan recordar los buenos momentos. En esa categoría entra el lanzamiento de “Imploding The Mirage”, trabajo que vuelve a poner a The Killers al tope de su capacidad creativa. Un disco lleno de canciones pegajosas y que sigue puliendo la fórmula de la banda de Las Vegas: hacer música para llenar estadios y corazones.

El inicio es inmediatamente una inyección de energía, los sintetizadores se roban la película y la atmósfera de “himno” está por todos lados. “My Own Soul’s Warning” es una canción que no sólo demuestra el camino que optó seguir la banda para este lanzamiento, sino que también muestra que aún tienen mucho por dar, algo que, tras dos discos flojos como “Wonderful Wonderful” (2017) y “Battle Born” (2012), había dejado de ser una obviedad.

Este nuevo acierto discográfico llega en un momento clave de la banda, y es que, además de tener que responder a las expectativas habituales de un lanzamiento, los creadores de “Somebody Told Me” tuvieron que asumir la marcha definitiva de Dave Keuning. Sin el guitarrista, quien comenzó su distanciamiento en 2017 para pasar más tiempo con su familia, Flowers y compañía decidieron arroparse de un plantel de primera para grabar su sexto disco. Comandados por Shawn Everett y Jonathan Rado (Foxygen), la banda sumó a figuras como Weyes Blood, Adam Granduciel y Lindsey Buckingham de Fleetwood Mac. En la colorida “Blowback” aparecen los teclados del líder de The War On Drugs, en “Caution” Buckingham se apodera de las guitarras, y en “Lightning Fields” Brandon Flowers se deja acompañar por la grandiosa Kathryn Dawn Lang. Llevándolo a un terreno deportivo, pareciera que The Killers entendió no podría suplir a Keuning con otro guitarrista, por lo que prefirió cambiar la forma de trabajo. Jugada que, tras escuchar este disco, parece más que acertada.

Otra cosa que asoma al escuchar “Imploding The Mirage” es la ya asentada propuesta de The Killers. La banda, pese a probar cosas distintas de vez en cuando, siempre ha tenido una columna vertebral en sus creaciones. Mientras muchas bandas de los 2000 han probado suerte en otros géneros, los chicos de “Spaceman” han mantenido una postura muy ligada al synth pop y al rock de estadios. Esa capacidad de mezclar los sintetizadores con los himnos de arenas recuerda inmediatamente a ciertas etapas de U2 y al lado más popero de los ya mencionados The War On Drugs. De esa etiqueta nacen canciones como “Fire In Bone”, “Running Towards A Place” y el track homónimo, piezas que muestran el lado más ochentero de Brandon Flowers, Mark Stoermer y Ronnie Vannucci Jr.

En un año de grandes regresos, los oriundos de Nevada firman un disco excepcional, retomando el paso perdido en sus trabajos anteriores, y demostrando también que no es necesario vivir en constante cambio para sacar un buen disco, sino que basta con sonar bien. Ahora sólo habrá que esperar que “Imploding The Mirage” pueda ser escuchando en vivo, donde sus canciones sin duda crecerán aún más, porque si este disco ya suena bien en pandemia, con la banda girando llegará a otro nivel.


Artista: The Killers

Disco: Imploding The Mirage

Duración: 41:59

Año: 2020

Sello: Island Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 21 horas

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 2 días

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 3 días

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 2 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 2 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 2 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 3 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

A Hero’s Death A Hero’s Death
DiscosHace 3 semanas

Fontaines D.C. – “A Hero’s Death”

Para muchas bandas el segundo disco es un gran desafío, ya que en un período de tiempo acotado deben volver...

Microphones In 2020 Microphones In 2020
DiscosHace 3 semanas

The Microphones – “Microphones In 2020”

“Las bandas que se separan y se reúnen por dinero pueden hacer lo que quieran. Pero me pone feliz ser...

Forever Blue Forever Blue
DiscosHace 4 semanas

A.A. Williams – “Forever Blue”

En el arte, el azul es un color asociado a climas fríos, atmósferas intimistas cargadas de nostalgia y tristeza. Es...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: