Conéctate a nuestras redes
Petals For Armor Petals For Armor

Discos

Hayley Williams – “Petals For Armor”

Publicado

en

¿Qué puede salir de una mente agobiada? La pregunta es sencilla si solamente se mira desde una vereda superficial y no pensando en el fondo del asunto, pero lo cierto es que muchos podrán coincidir en que cualquier pensamiento proveniente de ella no será de los más positivos. Bajo esa premisa recae todo el peso narrativo y estructural de “Petals For Armor”, el esperado debut como solista de Hayley Williams, quien, luego de varios años al frente de Paramore, toma la decisión de aventurarse por cuenta propia, entregando uno de los discos más personales, intensos y hermosos del año. Cualquiera que afirme que el pop es vacío, no puede estar más equivocado, y si se necesitan despejar dudas, este disco durante 55 minutos y fracción aclara cualquier interrogante sobre eso, logrando un relato separado sutilmente en tres etapas diferentes, donde podemos conocer un lado completamente diferente de la artista.

Influencias hay muchas, y ellas son reflejo de una vida completa consumiendo y admirando a diversos referentes musicales. Desde las comparaciones obvias a Radiohead o la carrera solista de Thom Yorke en tracks como “Simmer” y “Leave It Alone”, hasta un pop más contemporáneo presente en verdaderos puntos altos del disco, como “Cinnamon” y “Creepin’”. Lo realizado por Williams se centra básicamente en cómo dejar llevar las ideas nacidas desde un profundo deseo interno de florecer, y soltar toda la carga correspondiente a un proceso tan duro y complejo como la depresión. Más allá de quedarse en un solo sentimiento a lo largo del álbum, Hayley va pasando por distintos estados de ánimo, algo propio de la cotidianeidad de convivir con una enfermedad así, logrando una construcción metafórica del proceso sanatorio por el cual pasó hasta lograr tener su armadura frente a los peligros del mundo, casi como entrando en un dialogo con su ser interior en el que todos nosotros somos espectadores.

Y es que desde los conceptos más introspectivos pasamos a verdaderos himnos de superación, como “Dead Horse”, que, pese a lo compleja y a ratos dura de su letra, muestra un sentimiento de querer escapar y soltar todos los pensamientos que, por mucho que la atormentaran, finalmente son los que la llevaron a realizar “Petals For Armor”. Quizás la canción más Paramore en un disco que no tiene nada de su banda es “Over Yet”, donde mayormente predominan las estructuras características del trío, pero en un formato mucho más DIY, algo que se siente en todo el disco con las estructuras melódicas que emplea, donde el uso de sintetizadores, baterías programadas y uno que otro efecto de loops le da una característica mucho más personal, entendiendo que se trate de un disco solista. A pesar de haber un trabajo colectivo –establecido con algunos de sus colaboradores más cercanos–, el álbum no pierde la calidez e intimidad de un trabajo absolutamente personal, tanto en su concepto como en la narrativa que plantea.

Probablemente, la mejor forma de que exista un análisis tan exhaustivo de esta obra tiene mucho que ver con el hecho de que se hayan publicado tantos adelantos en la previa, conociéndose dos tercios del disco previo a su lanzamiento y, aunque se podría coincidir en que la tercera parte es un poco más débil que sus antecesoras, finalmente el disco sabe cómo utilizar a su propio beneficio canciones como “Roses/Lotus/Violet/Iris”, donde Williams se acompaña de Phoebe Bridgers, Lucy Dacus y Julien Baker, más conocidas como Boygenius, u otros momentos más dedicados al baile, como “Pure Love” o “Sugar On The Rim”, probablemente el MVP de todas las composiciones presentes en “Petals For Armor”, con beats que muestran la versión compositiva más jugada y madura de Hayley mediante arreglos futuristas y una estructura que aleja cualquier idea preconcebida de una artista conocida principalmente por el quisquillosamente llamado pop punk. Y si de revertir expectativas se trata, el final con “Watch Me While I Bloom” y “Crystal Clear” muestran de que la artista está lista para una nueva etapa, completando así el proceso de florecer que se desarrolla en su primera obra solista.

Desde algo tan horrible como la depresión, Hayley Williams consigue transformar en arte todos los malos pensamientos de un período tan oscuro y pesimista como ese. “La mejor forma de protegerme a mí misma es siendo vulnerable”, declara al explicar el título del álbum, y vaya que se comprende bien esta idea cuando todas las piezas encajan en un rompecabezas donde quedan expuestos las virtudes, defectos, temores y esperanzas de una manera delicada y con un carácter muy potente en términos líricos y musicales.

Cada una de las canciones adquieren la fuerza y belleza de un pétalo que protege y define la personalidad de quien poco a poco se ha convertido en el icono de toda una generación, y en donde sin duda recién comienza un viaje para reforzar su legado más allá de cabellos coloridos y canciones con tinte adolescente. Con “Petals For Armor” nace una nueva Hayley Williams, abrazando y evaluando todas las experiencias de su vida para plasmarlas en canciones, y permitiendo que esos malos momentos perduren para siempre en una nueva forma, quizás aún frágil, pero con mucho más temple.


Artista: Hayley Williams

Disco: Petals For Armor

Duración: 55:45

Año: 2020

Sello: Atlantic


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Bob Dylan – “Rough And Rowdy Ways”

Publicado

en

Rough And Rowdy Ways

Es la voz cansada y áspera que abre “I Contain Multitudes” un chispazo del largo aliento que hay tomar para abordar el trigésimo noveno, y primer álbum original desde 2012, de Bob Dylan. De emociones vacilantes, los múltiples narradores de “Rough And Rowdy Ways” transitan entre un extraño optimismo hasta una mirada contemplativa de la muerte, de figura tan oscura como curiosa.

Moviéndose entre sonidos, la novedad no asoma con “False Prophet”, un agresivo blues que ya suena clásico en el autor, quien a ratos toma un poco de jazz, añade steel guitars y da vida a “My Own Version Of You”, que sí destaca por su macabro relato. Plagado de referencias, el narrador se pasea por el cementerio recolectando diferentes partes humanas. De todo ello bebe este álbum para trazar un camino que se moverá fácilmente entre temas con el denominador común de la ya recurrente muerte.

A propósito de la partida de una de sus máximas influencias, Little Richard, en una reciente entrevista Dylan señalaba que el gospel era la música de las buenas noticias, sin embargo, hoy en día no hay ni una sola. Si existiera la melancolía después de más de medio siglo de carrera y esa banda sonora estuviera a cargo de alguien, ¿sería “Rough And Rowdy Ways” la respuesta? Y es que, pese a renunciar hace años a su histórica figura de portavoz, Bob sí es capaz de proyectar una mirada absolutamente influyente, descansando en pequeños guiños históricos y autobiográficos bajo una mirada reflexiva y serena. Si hasta toma la armónica en “Goodbye Jimmy Reed” para rendir tributo a otro de sus referentes del blues y dar un paseo lleno de anhelos hasta la balada “Mother Of Muses”.

Desde cierto punto a la fecha, Dylan se refugia en clave crooner para dar vida a canciones como “I’ve Made Up My Mind To Give Myself To You” hasta la oscura “Black Rider”, de sobrios y lentos arreglos. La ejecución toma tiempo para revelar minuciosamente cada aspecto del álbum, lo que podría dejar fuera el factor sorpresa, pese a que no haya nada que demostrar. Una lista de colaboradores incluyó, entre otros, el nombre de Fiona Apple al piano en el último track, y también en voces. Pese a que aún no se determina para qué canción Apple prestó su voz, la sobria “Key West (Philosopher Pirate)” se funde entre arreglos de acordeón y coros que bien podrían pertenecer a la neoyorquina.

Hacia el final, “Rough And Rowdy Days” es un álbum de reposado y lento avance; un trago espeso de nueve canciones que superan desde los 4 a los 9 minutos hasta la maciza “Murder Most Foul” –una serie de anotaciones en torno al asesinato de John F. Kennedy–, que roza los 17 minutos recitados. Es en su extensión una pieza que por sí sola refleja el estado actual de un todo como una pintura, según sus propias palabras. Resulta que, más allá de lo suntuoso e imperturbable que pueda parecer, sin laureles ni introducciones, lo que queda de este álbum es su atemporal revisión reflexiva de cómo mirar el pasado y el propio presente. Un recordatorio de una mente vivaz en completa conexión con su historia y rol.


Artista: Bob Dylan

Disco: Rough And Rowdy Ways

Duración: 70:33

Año: 2020

Sello: Columbia


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Rough And Rowdy Ways Rough And Rowdy Ways
DiscosHace 1 día

Bob Dylan – “Rough And Rowdy Ways”

Es la voz cansada y áspera que abre “I Contain Multitudes” un chispazo del largo aliento que hay tomar para...

The Ghost Inside The Ghost Inside
DiscosHace 6 días

The Ghost Inside – “The Ghost Inside”

Uno de los aspectos fundamentales de la vida es su fragilidad, el nulo poder que tenemos para impedir que un...

To Love Is To Live To Love Is To Live
DiscosHace 7 días

Jehnny Beth – “To Love Is To Live”

Cuando David Bowie murió, su legado fue ampliamente discutido y considerado, en especial desde la coincidencia de “Blackstar” (2016) y...

Splinters From An Ever-Changing Face Splinters From An Ever-Changing Face
DiscosHace 1 semana

END – “Splinters From An Ever-Changing Face”

El término “supergrupo” suele aplicarse a un nuevo proyecto conformado por miembros de otras bandas activas, o que cesaron su...

The Prettiest Curse The Prettiest Curse
DiscosHace 2 semanas

Hinds – “The Prettiest Curse”

Llevar las influencias musicales en la manga puede resultar en molestas comparaciones. En el caso de Hinds, la sombra de...

Shadow Of Life Shadow Of Life
DiscosHace 2 semanas

Umbra Vitae – “Shadow Of Life”

La vida es un camino de luces y sombras, donde aquellos pasajes más lúgubres suelen verse desde una óptica negativa...

Muzz Muzz
DiscosHace 2 semanas

Muzz – “Muzz”

Proyecto paralelo y superbanda fueron las credenciales para mostrar al mundo a Muzz. El trío liderado por Paul Banks, y...

Stare Into Death And Be Still Stare Into Death And Be Still
DiscosHace 3 semanas

Ulcerate – “Stare Into Death And Be Still”

Desde su concepción, el death metal como subgénero ha sido llevado a experimentación, con muchas agrupaciones que han acoplado este...

Italian Ice Italian Ice
DiscosHace 3 semanas

Nicole Atkins – “Italian Ice”

Los efectos del Covid-19 en la industria musical se han presentado en múltiples formas: cancelaciones de festivales, conciertos o álbumes...

RTJ4 RTJ4
DiscosHace 3 semanas

Run The Jewels – “RTJ4”

Cuando Killer Mike habla de un hombre negro que está siendo asfixiado en “walking in the snow”, no se sabe...

Publicidad
Publicidad

Más vistas