Conéctate a nuestras redes

Discos

Green Day – ¡Uno!

Publicado

en

En la última década, los destinos de las bandas de los noventa han sido muy disímiles. Mientras varios se separaron y formaron otros proyectos, otros se separaron y se volvieron a juntar. Pocos pueden decir que se han mantenido contra viento y marea, y aún más, sólo un puñado ha tenido un creciente éxito y al mismo tiempo han expandido los horizontes de su propuesta.

Green Day no es una banda que desde lo under haya tenido un explosivo reconocimiento. El éxito de “Dookie” en 1994 cimentó su camino donde han tenido más altos que bajos, principalmente porque, pese a siempre instalarse en la vereda del punk rock más adolescente, no se quedaron pegados en un estilo. El salto al rock de estadios lo dieron con el indiscutible “American Idiot” (2004), pero en su siguiente álbum, “21st Century Breakdown” (2009), la grandeza simplemente se les escapó de las manos, resultando en un material descartable más allá de un par de singles promedio.

Ahora, el siguiente paso es ambicioso y nostálgico en varios planos. En un periodo de 5 meses van a lanzar tres álbumes, como una trilogía, de la que “¡Uno!” es el primer vistazo, y las conclusiones son ambivalentes. Si bien pareciera ser un disco incompleto y de una sola tecla —que se explica en que sea parte de una trilogía—, también presenta una vuelta a lo básico con un set de doce canciones, donde todas tienen el potencial de ser exitosos singles, tal como se hacía en los ‘60 o ‘70.

El punto de partida con “Nuclear Family” es explosivo, lleno de vibra glam y con la banda a tope. Hay que recordar que hace rato Green Day dejó de ser un trío en vivo y eso se nota en las capas sonoras que van más allá de la fórmula del power trío común, pese a que destaque especialmente a ratos el bajo de Mike Dirnt. Eso sí, muchos se olvidarán de eso porque las canciones de “¡Uno!” no tienen como objetivo denotar la mayor complejidad que ha alcanzado el poder popular de Green Day, sino que recordar las épocas del trío que no necesitaba esos back-ups.

“Stay The Night” tiene guitarras más brillantes que afiladas, pero funciona bien en el registro como una urgente llamada de atención romántica, al igual que “Oh Love”, que cierra el álbum con una canción extensa, pero que mantiene la urgencia y el impulso del resto del disco. En “Let Yourself Go” o en “Angel Blue” se vuelve hacia la estética de los singles de “Dookie” o “Nimrod” (1997), sin sonar añejas.

Tampoco es que todo siga un patrón monótono, sino que hay cierta flexibilidad como en “Troublemaker”, que suena mucho más Hives, o en “Kill The DJ”, donde hay ciertas cuotas del beat al estilo Franz Ferdinand. Esas son influencias interesantes que quizás abran la puerta a lo que suene en el resto de la trilogía. Y ahí está el punto clave. “¡Uno!” parece más una colección de singles que un álbum en sí, pero decir que efectivamente no hay línea de coherencia, no sería justo hasta tener la trilogía completa.

Además, “¡Uno!” es un saludable retorno a la raíz de Green Day, esa donde Billie Joe, Mike y Tré se lucen con pocos elementos y su poder los hace florecer. En su noveno disco, el tridente californiano muestra urgencia y fuerza, como hace rato no lo hacían, y aunque no sea un gran álbum en sí, por lo menos es un poderoso llamado de atención, y eso ya es bastante interesante.

Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

  1. Marcelo.Mancilla

    05-Oct-2012 en 1:07 pm

    En mi opinión este disco es una pisca de lo que green day era antes, en donde se deja el sonido del piano para resaltar el antiguo trío que hacia canciones simples pero que son bastante interesantes, ya que tienen un sonido pegajoso que queda dando vueltas en la cabeza.

  2. jano

    05-Oct-2012 en 6:52 pm

    Encuentran bueno este posavasos y le tiraron mierda a la nueva joya de Muse… tan claritos en humo negro.

Responder

Discos

The Killers – “Imploding The Mirage”

Publicado

en

Imploding The Mirage

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a creer; que nos levanten del sillón y nos hagan recordar los buenos momentos. En esa categoría entra el lanzamiento de “Imploding The Mirage”, trabajo que vuelve a poner a The Killers al tope de su capacidad creativa. Un disco lleno de canciones pegajosas y que sigue puliendo la fórmula de la banda de Las Vegas: hacer música para llenar estadios y corazones.

El inicio es inmediatamente una inyección de energía, los sintetizadores se roban la película y la atmósfera de “himno” está por todos lados. “My Own Soul’s Warning” es una canción que no sólo demuestra el camino que optó seguir la banda para este lanzamiento, sino que también muestra que aún tienen mucho por dar, algo que, tras dos discos flojos como “Wonderful Wonderful” (2017) y “Battle Born” (2012), había dejado de ser una obviedad.

Este nuevo acierto discográfico llega en un momento clave de la banda, y es que, además de tener que responder a las expectativas habituales de un lanzamiento, los creadores de “Somebody Told Me” tuvieron que asumir la marcha definitiva de Dave Keuning. Sin el guitarrista, quien comenzó su distanciamiento en 2017 para pasar más tiempo con su familia, Flowers y compañía decidieron arroparse de un plantel de primera para grabar su sexto disco. Comandados por Shawn Everett y Jonathan Rado (Foxygen), la banda sumó a figuras como Weyes Blood, Adam Granduciel y Lindsey Buckingham de Fleetwood Mac. En la colorida “Blowback” aparecen los teclados del líder de The War On Drugs, en “Caution” Buckingham se apodera de las guitarras, y en “Lightning Fields” Brandon Flowers se deja acompañar por la grandiosa Kathryn Dawn Lang. Llevándolo a un terreno deportivo, pareciera que The Killers entendió no podría suplir a Keuning con otro guitarrista, por lo que prefirió cambiar la forma de trabajo. Jugada que, tras escuchar este disco, parece más que acertada.

Otra cosa que asoma al escuchar “Imploding The Mirage” es la ya asentada propuesta de The Killers. La banda, pese a probar cosas distintas de vez en cuando, siempre ha tenido una columna vertebral en sus creaciones. Mientras muchas bandas de los 2000 han probado suerte en otros géneros, los chicos de “Spaceman” han mantenido una postura muy ligada al synth pop y al rock de estadios. Esa capacidad de mezclar los sintetizadores con los himnos de arenas recuerda inmediatamente a ciertas etapas de U2 y al lado más popero de los ya mencionados The War On Drugs. De esa etiqueta nacen canciones como “Fire In Bone”, “Running Towards A Place” y el track homónimo, piezas que muestran el lado más ochentero de Brandon Flowers, Mark Stoermer y Ronnie Vannucci Jr.

En un año de grandes regresos, los oriundos de Nevada firman un disco excepcional, retomando el paso perdido en sus trabajos anteriores, y demostrando también que no es necesario vivir en constante cambio para sacar un buen disco, sino que basta con sonar bien. Ahora sólo habrá que esperar que “Imploding The Mirage” pueda ser escuchando en vivo, donde sus canciones sin duda crecerán aún más, porque si este disco ya suena bien en pandemia, con la banda girando llegará a otro nivel.


Artista: The Killers

Disco: Imploding The Mirage

Duración: 41:59

Año: 2020

Sello: Island Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 22 horas

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 2 días

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 3 días

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 2 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 2 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 2 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 3 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

A Hero’s Death A Hero’s Death
DiscosHace 3 semanas

Fontaines D.C. – “A Hero’s Death”

Para muchas bandas el segundo disco es un gran desafío, ya que en un período de tiempo acotado deben volver...

Microphones In 2020 Microphones In 2020
DiscosHace 3 semanas

The Microphones – “Microphones In 2020”

“Las bandas que se separan y se reúnen por dinero pueden hacer lo que quieran. Pero me pone feliz ser...

Forever Blue Forever Blue
DiscosHace 4 semanas

A.A. Williams – “Forever Blue”

En el arte, el azul es un color asociado a climas fríos, atmósferas intimistas cargadas de nostalgia y tristeza. Es...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: