Conéctate a nuestras redes
Song Machine, Season One: Strange Timez Song Machine, Season One: Strange Timez

Discos

Gorillaz – “Song Machine, Season One: Strange Timez”

Publicado

en

Lo de Gorillaz siempre ha tenido que ver con dar vida a un espacio donde las cosas pueden ser llevadas un poco más allá de lo convencional. Inicialmente centrado en la idea de la banda de personajes animados, el “colectivo” se ha ido transformado en una suerte de ente colaborativo inquieto y desafiante, donde el hilo conductor que amalgama cada uno de los ingredientes que dan vida a la oferta por momentos puede ser equívoco y difícil de atrapar. En esta oportunidad, el conjunto se cuelga de la jerga televisiva para dar vida a su séptimo larga duración y nos golpea con un concepto donde ya no hay singles ni discos, sino que episodios y temporadas, en un giro que pareciera ser trivial (o cosmético, si se quiere), pero que al final del día termina siendo fundamental para entender la suerte de compilado que tenemos con nosotros.

Sin ir más lejos, la idea original del conjunto nunca fue lanzar un álbum, “Song Machine” estuvo pensado como un programa (en el estilo de los capítulos de “Later… With Jools Holland”), donde un anfitrión (Gorillaz) recibe a un artista invitado y, además de entrevistarlo, se aventura a crear algo en conjunto. El espíritu del proyecto, de hecho, quedaba muy bien definido por Russel Hobbs, baterista de la banda, quien luego del anuncio del primer episodio declaraba: “‘Song Machine’ es una forma completamente nueva de hacer lo que hacemos. Gorillaz está rompiendo el molde, básicamente porque el molde es muy viejo. De hecho, ni siquiera sabemos quién va a ser el próximo invitado al estudio. ‘Song Machine’ se alimenta y moviliza con el caos y lo desconocido”.

Entendido de esa forma, el álbum que tenemos al frente es prácticamente perfecto, básicamente porque no persigue ser más que una suerte de resumen, y en esa dinámica se gradúa con honores porque que el nivel que alcanza cada uno de sus episodios es excepcionalmente brillante. Desde los primeros segundos, marcados por el inconfundible sello vocal de Robert Smith, “Song Machine, Season One: Strange Timez” nos introduce en un universo paralelo, donde, por alguna razón misteriosa, cada uno de los invitados a la fiesta termina brillando con una intensidad que a varios de ellos no le habíamos visto en años. Sin ir más lejos, y a pesar de tener carreras activas y exitosas, el frontman de The Cure y Beck se anotan una dupla gigantesca para abrir el álbum, golpeándonos con dos cortes de base disco funk y un groove abiertamente adictivo.

En términos de tempo, el respiro viene de la mano de cortes como “The Lost Chord” que, por atmósfera, rememora lo más nuevo de Arctic Monkeys, mientras que “Pac-Man” y “Friday 13th” nos trasladan musicalmente a estaciones pasadas del catálogo del grupo liderado por 2-D, con la primera de ellas reviviendo las claves de los primeros discos del conjunto, mientras que la segunda echa mano al efectivo R&B de Octavian, resucitando la esencia etérea del insuperable “Plastic Beach” (2010). Y es en esta línea más pausada donde, con la balada “The Pink Phantom”, aparece uno de los pocos momentos “conflictivos” del registro. En teoría, intentar fusionar la exuberante identidad de Elton John con el hip-hop (inundado de autotune) de 6LACK pareciera ser un error, sin embargo, lo cierto es que en este universo no sólo termina por funcionar, sino que además agrega una capa de complejidad adicional al larga duración.

Menos conflictiva resulta ser la participación de Fatoumata Diawara, quien nos regala uno de los puntos más altos del registro con el hipnótico R&B orquestado de “Désolé”. Lo mismo pasa en el área de los “duetos”, donde el álbum termina anotándose dos joyas que, si bien ya conocíamos hace un tiempo, no dejan de ser espectaculares. La primera de ellas es “Aries”, encargada de abrir el “lado B” de la edición estándar, con un Peter Hook robándose el track por completo, con una increíblemente cándida línea de bajo que grita New Order por cada rincón, pero que, a su vez, logra fluir con identidad propia gracias al trabajo de Georgia en la base rítmica. Y por último “Momentary Bliss”, encargada de cerrar del disco y trasladarnos de vuelta al Gorillaz más lúdico (ese que por fortuna parece nunca acabarse) para cerrar la fiesta, en clave ska punk, lo más arriba posible.

Si uno tuviera que resumir lo que tenemos al frente, quizás lo primero sería decir que “Song Machine, Season One: Strange Timez” es algo así como un retorno a la forma del conjunto. En esta oportunidad Gorillaz justamente triunfa donde sus discos previos habían fracasado, sobre todo al momento de lograr cohesionar las distintas personalidades que desfilan por el larga duración, haciendo de estas más que simples cameos para la galería, sino que creando espacios de creación, donde cada artista se fusiona con el siguiente de una manera precisa y calculada. Es en este terreno donde Albarn (asumiendo un rol fundamentalmente detrás de las cámaras) termina anotándose su mayor éxito, transformándose él mismo en el eje conductor de la propuesta. A dos décadas de su creación, Gorillaz sigue siendo un proyecto tremendamente ecléctico, a veces errático, pero, sobre todo, aún lleno de vida y provocador.


Artista: Gorillaz

Disco: Song Machine, Season One: Strange Timez

Duración: 42:53

Año: 2020

Sello: Gorillaz Productions / Parlophone / Warner


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Gojira – “Fortitude”

Publicado

en

Fortitude

Si hay algo que caracteriza a Gojira, es su preocupación por transmitir un mensaje tan potente como su música. Desde sus jóvenes inicios en 2001 con “Terra Incognita”, los franceses han trabajado en torno a tópicos como el extractivismo, la depredación humana o el peligro medioambiental inminente. Un discurso que, a diferencia de los diversos elementos sonoros que han quitado o agregado durante su carrera discográfica, parece inamovible. Así lo demuestra “Fortitude”, un trabajo que se enmarca en una época de crisis, donde encontrar un punto de equilibrio con el planeta toma un carácter urgente.

Partiendo por la carátula, que ilustra un guerrero amazónico portando una vistosa armadura, el concepto del séptimo disco de Gojira es claro, posicionando a los pueblos ancestrales como los principales y más importantes protectores de lo natural. Canciones como “The Chant”, inspirada en la resistencia tibetana a la ocupación china, o “Amazonia”, en denuncia de la alarmante deforestación de la selva, sostienen estos cuestionamientos, que se han hecho constantes y cada vez más sólidos con el paso del tiempo, colaborando recientemente con la organización Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) como una forma de pasar de la palabra a la acción.

Junto con el enfoque activista de sus líricas, los franceses desarrollan otras reflexiones, como la perspectiva de la muerte como un proceso más de la vida, el ocaso de la humanidad, la desobediencia civil o el encuentro con experiencias que conllevan a nuevos propósitos personales. En relación a este último planteamiento, hay otro elemento que se hace evidente en este séptimo trabajo. Hace ya algunos años que la técnica vocal de Joe Duplantier ha mutado de un acérrimo tono death metal hacia un registro abierto a más posibilidades. Un aspecto que, irónicamente, le ha costado varios cuestionamientos por parte de sus fanáticos, y que acá continúa evolucionando de forma paulatina al trabajo con voces limpias. Lejos de se ser una debilidad, más bien es el signo de una banda que apunta a componer canciones adaptables a presentaciones con amplias convocatorias.

En términos musicales, “Fortitude” ofrece un panorama variado y menos orientado a un sonido extremo permanente. Una decisión que, al igual que la evolución del vocalista, puede provocar opiniones divididas, pero que en ningún caso resta de matices sonoros al presente de la banda. Desde aquellos momentos donde se aprecian sus guiños característicos, en canciones como “Sphinx”, “Grind”, “Another World” o “Born For One Thing”, hasta pasajes que apelan tanto a los brasileños de Sepultura (“Amazonia”) como también a melodías étnicas, como el caso de “Hold On” o “Fortitude”. El resultado completo da cuenta de un álbum que explora a través de intensidades y mantiene la apuesta de definir un sello que sigue sumando elementos.

“Fortitude” manifiesta el ímpetu de Gojira por mantenerse firme en la senda de una evolución constante y que los distinga dentro del panorama extremo, pero que también vaya separando etapas en comparación con sus trabajos anteriores. Atípicos como suelen ser, este disco conserva la convicción que, para una banda de metal, sonar más fuerte no es el único camino por el cual avanzar, sin miedo a sonar diferentes y, más importante aún, sin miedo a tratar los temas que realmente les preocupan.


Artista: Gojira

Disco: Fortitude

Duración: 51:58

Año: 2021

Sello: Roadrunner


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Fortitude Fortitude
DiscosHace 6 días

Gojira – “Fortitude”

Si hay algo que caracteriza a Gojira, es su preocupación por transmitir un mensaje tan potente como su música. Desde...

Itaca Itaca
DiscosHace 2 semanas

Txakur – “Itaca”

Como su carta de presentación, Txakur apareció en 2018 con “La Era De La Información”, un EP donde dibujó paisajes...

ULTRAPOP ULTRAPOP
DiscosHace 2 semanas

The Armed – “ULTRAPOP”

El adjetivo que mejor podría aplicársele a The Armed es “impenetrable”, y aún así puede ser motivo de discusión porque,...

The Battle At Garden’s Gate The Battle At Garden’s Gate
DiscosHace 3 semanas

Greta Van Fleet – “The Battle At Garden’s Gate”

Todo lo que rodeó la elaboración, grabación y lanzamiento del segundo disco de Greta Van Fleet, es digno de atesorarse...

Sweep It Into Space Sweep It Into Space
DiscosHace 3 semanas

Dinosaur Jr. – “Sweep It Into Space”

Con más de 30 años de trayectoria y una disfuncional, tensionada e intermitente relación creativa, Dinosaur Jr. ha tomado la...

Dream Weapon Dream Weapon
DiscosHace 4 semanas

Genghis Tron – “Dream Weapon”

Pasar de un sonido arrollador e irrefrenable hacia una propuesta etérea y mucho más sobria, es un movimiento que causa...

Is 4 Lovers Is 4 Lovers
DiscosHace 4 semanas

Death From Above 1979 – “Is 4 Lovers”

Conceptualmente hablando, ir a contrapelo de la estructura guitarra-bajo-batería en el rock es audaz por lo bajo, porque los resultados...

Tonic Immobility Tonic Immobility
DiscosHace 1 mes

Tomahawk – “Tonic Immobility”

Ocho años tuvieron que pasar para que Mike Patton, Duane Denison, John Stanier y Trevor Dunn volvieran a estar juntos...

Chemtrails Over The Country Club Chemtrails Over The Country Club
DiscosHace 2 meses

Lana Del Rey – “Chemtrails Over The Country Club”

Para ser una artista con un sonido tan distintivo, Lana Del Rey es uno de los nombres más impredecibles de...

When You See Yourself When You See Yourself
DiscosHace 2 meses

Kings Of Leon – “When You See Yourself”

Explorando un nuevo y contemporáneo formato, y luego de cinco años desde su último larga duración, Kings Of Leon lanza...

Publicidad
Publicidad

Más vistas