Conéctate a nuestras redes
Humanz Humanz

Discos

Gorillaz – “Humanz”

Publicado

en

Fue una noticia esperada por muchos, sobre todo por quienes ya lamentaban a Gorillaz como algo del pasado. Luego de un silencioso receso, el proyecto virtual conformado por Damon Albarn y la ayuda de Jamie Hewlett en el diseño de personajes, regresa con un nuevo trabajo de estudio titulado “Humanz”, el que se suma al amplio catálogo con que ya contaba la banda. Con un gran número de colaboradores, Albarn desarrolla un álbum donde la premisa principal es la contingencia de estos tiempos y el incierto futuro que nos espera, albergándose bajo distintos estilos y sonidos para conseguir una obra llena de variantes. La música de Gorillaz cambia constantemente, por lo que sería normal sentir que este disco podía ser algo no tan parecido a lo hecho anteriormente. Aun así, Albarn y su detallada selección de colaboradores logra transformar y modernizar distintos elementos musicales para adaptarlos al sello Gorillaz que, además de su novedad, mantiene una actitud de rebeldía con un sonido callejero que pareciera provenir directamente desde los extremos más contestarios de la industria.

Desde el comienzo se puede evidenciar el sello un poco más pop y callejero que posee Gorillaz; “Ascension”, con la ayuda de Vince Staples, cumple con una partida en la misma senda que lo visto en “Plastic Beach” (2010), repasando el hip hop en una canción de carácter radial. Es desde ese primer momento en que podemos notar la esencia que el disco pretende implementar, puesto que la diferencia sonora que entrega “Strobelite” gracias a su consistente funk, da cuenta de un álbum con pinta de mixtape, donde cada canción se siente diferente a la anterior y no busca más que capturar buenas composiciones desde diferentes veredas, alzándose por sobre la idea de un concepto sonoro o derechamente una simetría entre sus composiciones. En ese sentido, se entiende cómo Damon Albarn recurrió a los colaboradores de siempre para concretar este regreso discográfico de la banda virtual, tal como De La Soul, que se hace presente en “Momentz”, transformación perfecta del hip hop, traspasado a un concepto más radial y pop que en su génesis original.

Dentro de los tantos interludios que posee el LP, el segundo llama particularmente la atención. En “Interlude: The Non-Conformist Oath” escuchamos cómo la banda cita al comediante Steve Martin, recitando la frase: “¡Prometo ser diferente! ¡Prometo ser único! ¡Prometo no repetir las cosas que la otra gente dice!”, un verdadero manifiesto de lo que es Gorillaz, sin duda alguna. La voz femenina de Kelela se une a Danny Brown en “Submission”, una composición con tintes de electro pop moderno, refrescante y jovial, dando paso a una sección del álbum que se vuelve un poco más futurista, con canciones como “Charger”, “Andromeda” o la bien ejecutada “Carnival”, que cuenta con la voz en clave soul de Anthony Hamilton como un gran valor agregado. A pesar de todos los cambios de estilo y sonido que la banda ha experimentado con los años, el hip hop sigue siendo una premisa general en su música, tal como lo demuestra “Let Me Out”, donde Pusha T y Mavis Staples generan una cohesión narrativa cercana al oyente, un momento que hace sentir de verdad la música, generando un punto alto dentro de la obra, el que si bien decae por algunos tracks, termina volviendo a flote gracias a Kali Uchis en “She’s My Collar”, uno de los últimos números del disco.

Según lo que muchos colaboradores comentaron en entrevistas, una de las peticiones de Albarn a la hora de grabar o componer las canciones de “Humanz” era el imaginar un futuro donde el peor de los escenarios haya ocurrido. Si bien el disco no lo especifica claramente, existen notorias evidencias de que ese catastrófico escenario fue producido por la victoria de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos. Bajo ese contexto, “Hallelujah Money” demuestra muy bien esa desolación, generando una angustia y pesar difícil de expresar con palabras, algo logrado en parte por la vocalización de Benjamin Clementine, cuyo registro afianza muy bien las raíces del gospel y la música negra. Sin duda, una de las canciones más comentadas es “We Got The Power”, que además de contar con la ayuda de Jehnny Beth de Savages en la voz, es la primera vez que Damon Albarn y Noel Gallagher -eternos rivales en los 90- trabajan juntos en un estudio, generando un broche de oro para lo que es el regreso en gloria y majestad de Gorillaz. Con coros pegajosos, una estructura simple y radial, y la participación estelar de Beth, este track funciona correctamente como clímax para “Humanz” como obra integra, omitiendo la inclusión de bonus tracks en las distintas versiones con que cuenta el álbum.

En algo hay que estar claros: no es el mejor trabajo de este proyecto, pero sí un disco con canciones que funcionan muy bien en el catálogo de la banda. Pese a dejar de lado un concepto principal (al menos de manera explícita), “Humanz” gráfica correctamente lo que siempre se puede esperar de Gorillaz: un álbum lleno de matices, colores, estilos y variedades. La gracia es cambiar disco a disco, al menos eso es lo que Albarn busca y que ha encontrado de muy buena manera, y cuando no se le teme a la experimentación y al cambio, se consiguen resultados como este, donde prevalece más la diversidad por sobre el pie forzado que implica establecerse dentro de un estilo determinado. Es por eso que Gorillaz fue concebido de esta manera, a pesar de llevar toda una parafernalia de por medio gracias a sus integrantes virtuales. La música no logra quedar de lado por su calidad, sino más bien consigue establecer un carácter de colectivo artístico pocas veces visto, donde lo más selecto de las distintas escenas musicales consigue encontrar un punto de unión para desarrollarse en plena libertad.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Japanese Breakfast – “Jubilee”

Publicado

en

Jubilee

Michelle Zauner lleva un tiempo esperando una oportunidad como esta, un momento en el que la atención esté completamente sobre ella para entregar su placa definitiva, donde se consolide lírica y sónicamente. “Jubilee”, su tercer disco bajo el nombre de Japanese Breakfast, aparece como un punto cúlmine en su carrera, como un testamento de una nueva fuerza del indie a considerar. Todo comienza con “Paprika”, una patada a la puerta tras casi cuatro años de silencio desde el lanzamiento de su último álbum, “Soft Sound From Another Planet”, y es también un adelanto de los nuevos sonidos y temáticas que explorará en el álbum, con trompetas que guían una llegada mucho más alegre de lo que se le recuerda.

A diferencia de sus materiales anteriores, “Jubilee” busca alejarse de la pérdida y tristeza. Rítmicas guitarras eléctricas, synths ochenteros, cuerdas y trompetas reflejan un disco más relajado, pero no por eso menos complejo. “Be Sweet” es el himno definitivo del álbum, su tema más cercano al pop clásico, el que creó en colaboración con Jack Tatum de Wild Nothing. Existe un sentido de exploración casi adolescente en este tema, donde sólo pide la amabilidad y honestidad de la otra persona: “Se dulce conmigo, quiero creer en ti, quiero creer en algo”, expresa en el pegajoso coro. La sensación juvenil se replica en “Kokomo, IN”, un tema más confesionario donde utiliza elementos del folk para contar un imaginario adolescente. Aquí Zauner luce sus talentos líricos, creando una carta a una versión más joven de sí misma y convirtiéndose en la compañía que hubiera deseado tener en esa época.

“Posing In Bondage” cierra la primera mitad del disco y lo hace de manera espectacular. A diferencia las anteriores, esta canción se acerca más al art pop en una constante composición que sorprende a cada segundo por los detalles de su producción. Las cuerdas la convierten en un tema ideal para una noche solitaria, que fácilmente podría aparecer en un capítulo de “Twin Peaks”. La soledad y el deseo por una conexión significativa se pueden percibir en los espacios en vacío de la canción, dando lugar a la construcción de más tensión en un atmosférico final y cerrando bien el primer tramo de “Jubilee”, bloque donde se encuentran los tracks que apuntan a convertirse en éxitos.

El resto de las canciones exploran una mayor diversidad sonora e instrumentales más oscuros, como en la atrapante “Sit”, que comienza con distorsiones cercanas al noise, pero que pronto dispersa el ruido para un angelical trance. La segunda parte también presenta mejor su punto de vista como mujer en la industria. “Savage Good Boy”, en colaboración con Alex G, cuestiona el poder de los billonarios y se posiciona desde el lugar de un hombre poderoso, sin embargo, sus personajes son complejos, donde, lejos del dinero, quieren regresar a casa con su ser amado.

“Jubilee” tiene un ambiente más positivo, pero hay puntos que recuerdan a la música anterior de Japanese Breakfast. En “In Hell” maldice su propia suerte y lamenta la pérdida de su perro y, pese a lanzarlo ahora, el tema se escribió en sus eras anteriores, lo que explica la disonancia temática con el resto de las canciones. A pesar de esto, pasa desapercibido con un instrumental lleno de trompetas y synths que lo homogenizan con el resto del material. También existe un momento barroco en “Tactics”, donde se acerca más a contemporáneas como Angel Olsen, en la que es quizás la única balada como tal del disco.

Lejos de ser un cierre temático como tal, “Posing For Cars” es un tema para lucir sus dotes como músico, con un brillante solo de guitarra, finalizando el álbum en uno de sus puntos más altos. “Sólo soy una mujer con soledad. Sólo soy una mujer con necesidades”, expresa en su carta de amor, donde las palabras no logran expresar todo lo que se siente y es su instrumento el que refleja toda la complejidad de sus sentimientos. De esta forma, “Jubilee” puede parecer menos complejo que otras placas de Japanese Breakfast, sin embargo, es quizás el material donde mejor refleja su punto de vista como artista, reconectándose con una adolescencia perdida y reexaminándola con la experiencia del presente. En su tercer acto, Zauner se va a lo grande y aprovecha cada oportunidad de explorar sus límites como compositora, narradora y músico.


Artista: Japanese Breakfast

Disco: Jubilee

Duración: 36:59

Año: 2021

Sello: Dead Oceans


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Jubilee Jubilee
DiscosHace 2 días

Japanese Breakfast – “Jubilee”

Michelle Zauner lleva un tiempo esperando una oportunidad como esta, un momento en el que la atención esté completamente sobre...

Ancient Dreams In A Modern Land Ancient Dreams In A Modern Land
DiscosHace 4 días

MARINA – “Ancient Dreams In A Modern Land”

Dentro de la variada gama del pop alternativo que surgió en la década pasada, la carrera de Marina Diamandis es...

Van Weezer Van Weezer
DiscosHace 2 semanas

Weezer – “Van Weezer”

Weezer ha lanzado una gran cantidad de discos de manera ininterrumpida durante los últimos años. Ni siquiera la pandemia de...

WINK WINK
DiscosHace 2 semanas

CHAI – “WINK”

Como pocas veces en la industria, una ola internacional de música golpeó con fuerza en los últimos años. La era...

Cavalcade Cavalcade
DiscosHace 3 semanas

Black Midi – “Cavalcade”

Durante la última década, muchos prometedores nombres han pasado por la escena musical. Con un hype a veces indescriptible de...

Dry Cleaning Dry Cleaning
DiscosHace 3 semanas

Dry Cleaning – “New Long Leg”

Usualmente, al ver lo mal que lo pasa la mayoría de los habitantes del mundo, es difícil buscar una referencia...

Daddy’s Home Daddy’s Home
DiscosHace 3 semanas

St. Vincent – “Daddy’s Home”

Desde su debut en 2007 con “Marry Me”, St. Vincent ha adoptado una multiplicidad de personas para contar sus historias,...

Hella Love Hella Love
DiscosHace 1 mes

Marinero – “Hella Love”

Marinero es el seudónimo de Jess Sylvester, músico de ascendencia mexicana que para este álbum abandona la bahía de San...

Seek Shelter Seek Shelter
DiscosHace 1 mes

Iceage – “Seek Shelter”

Cuando lanzaron “New Brigade” y “You’re Nothing” en 2011 y 2013, respectivamente, los daneses de Iceage estaban en la cima...

G_d’s Pee AT STATE’S END G_d’s Pee AT STATE’S END
DiscosHace 1 mes

Godspeed You! Black Emperor – “G_d’s Pee AT STATE’S END!”

Durante 2019, previo a que el mundo entrara en su letargo y una pandemia no fuese más que un argumento...

Publicidad
Publicidad

Más vistas