Conéctate a nuestras redes

Discos

Gojira – “Magma”

Publicado

en

El arte trascedente es aquel que no sólo cumple los estándares técnicos de su labor –con simpleza o complejidad–, sino que también es un vívido retrato de la época en que se realiza, siendo un testimonio de los sucesos temporales en los cuales se creó. Las obras relevantes nos permiten ver tiempos pretéritos, evocar vivencias pasadas o elucubrar sobre las características del pasado y sus principales definiciones. En esto nada ni nadie queda ajeno. Todos los artistas son en alguna medida protagonistas de su tiempo, pero la diferencia entre unos y otros –aquello que comúnmente llamamos “originalidad”–, estriba en la capacidad de reverberar en el futuro la experiencia de aquel pasado.

GOJIRA 01Así las cosas, en el metal, cuando hablamos de los setenta viene a la mente el oscurantismo de Black Sabbath, los ochenta el thrash de Metallica, y en los noventa –última época en que se creó algo original a juicio de este redactor– la rebeldía filosa de Pantera. Estas bandas supieron encapsular su circunstancia y, de aquella nada, crear algo totalmente nuevo, sin perjuicio de las evidentes inspiraciones. Los años dos mil estaban deprimidos, mucha búsqueda en el éter u ortodoxia pasada a naftalina de los ochenta con mejor producción, lo que llevó a decir a grandes como Glenn Simmons que el rock (o, en este caso, el metal) estaba muerto. Algo de eso existía, hasta hoy, en donde Gojira edita el álbum que quizás sea el retrato de toda una generación: “Magma”.

Y es que a lo largo de sus casi 44 minutos de duración, la banda de los hermanos Joe y Mario Duplantier, Christian Andreu y Jean-Michel Labadie, a través de la música forja una pintura de lo que es nuestro tiempo. Volátil como “Shooting Star”, complejo y efectivo como “The Cell”, psicodélico como “Low Lands”, directos como “Strander” o “Silvera”, rutilantes como “Only Pain”. Lo cierto es que somos hijos de una época atrapada entre un pasado de grandes definiciones y traumas, y un futuro que aparecerá dominado por la técnica y la constante deshumanización. “Magma” atrapa ese sentir y lo fija para la posteridad, así como en su oportunidad el thrash condensó la apatía y la violencia de un ciclo que moría y se resistía a hacerlo.

GOJIRA 02Hoy las fronteras entre la verdad y la mentira han desaparecido. Lo seguro es tan equívoco como lo inseguro, y la bondad es tan espuria como el peor de los males. En el plano musical, “Magma” es metal y su antítesis. Centrado en los cánones convencionales de la música pesada con sus grandes distorsiones y tan ajena como una letanía gregoriana. Gojira ha provocado un testimonio de estos años porque se ha liberado de los conceptos que los catalogaban como “metal progresivo”, “heavy metal”, “death metal”, entre otras etiquetas. Eso no importa ya. Así como tampoco importarán aquellos decepcionados de no tener un “L’Enfant Sauvage, parte 2”. El artista se debe a sí mismo y a eso responden los franceses. La prueba de esto es cómo termina el disco con “Liberation”, un tema que en cualquier otro LP de cualquier otra banda, sería un interludio, una antesala a los riffs pesados, o bien, un breve descanso para seguir con el machaque del doble bombo. Pero acá no. Cuando el oyente esperaba un remate de esa naturaleza luego de la experiencia espiritual de “Low Hands”, los bayoneses se desamarran de lo esperado, de la normalidad.

Este disco es un ejercicio de dialéctica musical. No es experimentación en el sentido concreto de la palabra, pues acá no se está aplicando un nuevo método a la música de Gojira, sino que es algo realmente nuevo, que no existía. Por eso, es arte trascendental y como tal; para todos aquellos que la música es algo importante y no la moda, o lo que suena mientras va a trabajar, marcará algo. En tal sentido, y como la gente quiere certezas, “Magma” será incomprendido por muchos, incluso vilipendiado, pero aquello es natural y sin importancia, pues ya cumplió su cometido: ser un testimonio del metal para la posteridad de esta época minimalista, tal y como sus diez temas.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Mario Gonzalez Rojas

    22-Jul-2016 en 9:54 am

    Tremendo disco Gojira

Responder

Discos

Pedropiedra – “Aló!”

Publicado

en

Aló!

Hay artistas que no tienen miedo cuando se trata de hacer música que no responde a las expectativas ni al catálogo. En ese selecto grupo está Pedropiedra, quien en cada álbum ha ido llenando de nuevos colores y sonidos su discografía, siendo “Aló!” la prueba más explícita de esto. Nueve canciones que vienen a reformular a un artista que en este disco abraza géneros tan diversos cómo el rap y el reggaetón, logrando sonar tremendamente fresco y novedoso.

El comienzo del LP es una declaración de principios, donde queda claro que las guitarras pasaron a segundo plano, cediéndole ese espacio a loops, beats y sonidos urbanos. Mucho de esto se debe al excelente trabajo de Cristían Heyne en la producción, quien le dio al creador de “Cripta y Vida” (2011) el empujón necesario para olvidarse de sus sonidos pasados y sumergirse en nuevos ritmos. “Amar En Silencio” es un muy buen ejemplo para entender a este nuevo Pedropiedra, quien se siente cómodo rapeando y con el auto-tune. No importa cómo suene, sino que suene bien, y en este primer track esa sensación es continua.

El disco sigue con “Quinta Costa”, un voladero de luces dentro del álbum, ya que es la canción más similar al sonido de sus primeros trabajos. Ritmos que lo posicionaron como uno de los artistas nacionales más famosos de la última década, pero que desaparecen rápidamente en “Perdido En Viña Del Mar” e “Hipnotizada”, dos canciones que siguen la línea de este nuevo estilo y que muestran una de sus grandes cualidades: hacer música y letras entretenidas. En la primera incursiona en un reggaetón para reírse de los zorrones, y en la segunda se acompaña de Álvaro Henríquez para dar con una pieza bailable que por momentos recuerda a la que pudo haber sido su primera búsqueda de nuevos sonidos, “Rayito/Olita” del disco “Ocho” (2016).

Si bien Pedropiedra no es un músico contestatario, siempre ha dado espacio en sus trabajos para hacer radiografías sociales y mostrar el mundo en el que vivimos. Si hace once años cantaba en “Obrero Mundial” que presidente rimaba con cerdo, hoy vuelve a colgarse de ese animal para criticar a nuestra clase política en la canción “Aló!”. Detalles como este transforman al disco en un collage de sensaciones porque, del que es el tema más contingente del álbum, pasa a “Abuela Come On”, una canción de imágenes con letras sin mucho sentido y donde colabora nuevamente con Gepe, siendo la segunda canción del artista que cuenta con la participación del oriundo de San Miguel (la primera fue “Granos de Arena” del disco “Emanuel” de 2013).

La búsqueda por sonar actual llevó a Pedropiedra a trabajar con Xander (productor que ha colaborado con Pablo Chill-E y Gianluca) en la pista “Sueños Por Cumplir”, donde habla de la vejez y el pasado, irónicamente con una de las melodías más urbanas y modernas del disco. Sensaciones que se repiten en “Noche En Vela”, donde teclados, sintetizadores y bajo se roban la película en una pieza que, según el mismo artista, está inspirada en “Say No More” de Charly García.

El final se da con “En Llamas”, el track más emotivo de “Aló!” y donde vuelve a reflexionar sobre nuestra sociedad, abordando la crisis medioambiental y el movimiento “Fridays For Future”. Una pieza que cierra de manera perfecta el disco, con potencia, actualidad y sentimiento. Este quinto disco demuestra la versatilidad que tiene Pedropiedra al momento de componer, logrando darle cada vez más amplitud a su obra, sin dejar de sonar a sí mismo. Un disco honesto y entretenido, que da en el clavo siempre que se lo propone, ya sea para hacernos reflexionar o bailar.


Artista: Pedropiedra

Disco: Aló!

Duración: 32:11

Año: 2020

Sello: Quemasucabeza


Seguir Leyendo

Podcast HN Cine

Publicidad

Podcast HN Música

Facebook

Discos

Aló! Aló!
DiscosHace 1 día

Pedropiedra – “Aló!”

Hay artistas que no tienen miedo cuando se trata de hacer música que no responde a las expectativas ni al...

Ordinary Man Ordinary Man
DiscosHace 3 días

Ozzy Osbourne – “Ordinary Man”

Una de las fórmulas históricamente exitosas en el mundo del rock es intentar romper algún paradigma. Golpear desde la apuesta...

F8 F8
DiscosHace 1 semana

Five Finger Death Punch – “F8”

Es curioso lo que ocurre con Five Finger Death Punch: en Estados Unidos y en Europa son, acaso, la banda...

Miss Anthropocene Miss Anthropocene
DiscosHace 1 semana

Grimes – “Miss Anthropocene”

No hay dudas de que Grimes se compromete totalmente con los conceptos que su mente imagina. Con sorpresa recibieron muchos...

Cuauhtémoc Cuauhtémoc
DiscosHace 1 semana

Niños Del Cerro – “Cuauhtémoc”

Latinoamérica es un continente de elementos comunes. No sólo compartimos un idioma o un espacio geográfico, sino que nuestras historias...

Splid Splid
DiscosHace 2 semanas

Kvelertak – “Splid”

Se dice que para los gustos no hay nada escrito. Llevado al aspecto musical, recorrer un camino de experimentación a...

color theory color theory
DiscosHace 2 semanas

Soccer Mommy – “color theory”

Dos años después del álbum que la puso al frente de la nueva generación de cantautoras del indie, “Clean” (2018),...

The Fallen Crimson The Fallen Crimson
DiscosHace 2 semanas

Envy – “The Fallen Crimson”

¿Puede una banda tener un espacio trascendental, aun cuando se mantiene en el underground? ¿Incluso cuando la ausencia se explaya?...

Perdida Perdida
DiscosHace 3 semanas

Stone Temple Pilots – “Perdida”

Han transcurrido tres décadas desde que Stone Temple Pilots fuera parte de los grandes del grunge, tiempo esplendoroso que, años...

The Slow Rush The Slow Rush
DiscosHace 3 semanas

Tame Impala – “The Slow Rush”

El tiempo ha sido siempre un enigma en sí mismo para el ser humano. A veces, pareciera que pasa de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: