Conéctate a nuestras redes
Luciferian Towers Luciferian Towers

Discos

Godspeed You! Black Emperor – “Luciferian Towers”

Publicado

en

Godspeed You! Black Emperor es de esas bandas que ha logrado construir una identidad reconocida. Cuando suenan, se sabe que el apocalipsis viene, siendo esa distopía sónica el sello que los ha caracterizado a lo largo de su carrera y de la que es tan difícil pensar que salgan. Por lo anterior es que “Luciferian Towers” es tan buen disco: nos muestra a una agrupación que salió de lo que se espera de ellos, entregando un collage de sonidos que se mueven más dentro de lo melódico y, por qué no, optimista. Claro está, respetando ciertos márgenes que hacen recordar que se está escuchando a un conjunto bastante radical, políticamente hablando, y que proyecta eso en sus paisajes sonoros.

Muestra de lo anterior, es la descripción que la banda hizo –antes de lanzar este trabajo– de los tópicos que habían inspirado el proceso de creación de los temas que lo componen y que, finalmente, tomaron forma de demandas: el final de las invasiones externas, la abolición de las fronteras, la caída de los sistemas carcelarios, el reconocimiento de la salud, vivienda, alimento y agua como derechos humanos de primera línea y que, con todo eso, los especialistas que se han “fumado” este mundo caigan de una vez por todas. Ya con esto se puede intuir que “Luciferian Towers” es un disco políticamente explícito, pero aun así carece de la furia que se espera de GY!BE.

El sexto trabajo de los canadienses no es extenso, pero eso no le resta mérito ni potencia. Abre con un viaje a las tierras altas que se materializa con “Undoing A Luciferian Towers”. Vientos en secuencia, acompañados por la solemnidad de lo que parece ser una gaita y un rebote de batería desenvolviéndose en una cadencia casi marcial. Ruidos agudos que suben y bajan de intensidad, dando un tono sci-fi que se quiebra con un saxo irrumpiendo en el minuto quinto, mientras más reverberancias se adicionan a esta marcha que no pierde el rumbo y absorbe al oyente. En ciertos pasajes de sonidos improvisados, este tema recuerda a The Residents, y lo mismo pasa con el dramatismo que se desteje al avanzar en los casi ocho minutos que dura. Ya dicho esto, se puede concluir que “Undoing A Luciferian Towers” es la entrada que nos recuerda la identidad sonora de GY!BE. Si hubiera que musicalizar el “Jardín de las Delicias” de El Bosco, este tema sería un fuerte candidato.

El viaje continúa con las tres partes de “Bosses Hang”: la primera con un aura más esperanzadora; raro, sobre todo considerando la salida estridente del tema que la precede y el sonido que la banda acostumbra cultivar. Una trompeta que dulcifica la atmósfera, mientras los metales de la batería aportan cierta dureza y, por qué no, estructura. La segunda parte entra en un terreno un poco más hipnótico, con una secuencia que da la impresión de circular para comenzar a imprimir un poco más de velocidad. Y la tercera sigue en esta dinámica para rematar con una vuelta al comienzo, cerrando la tripleta de manera redonda.

Los cellos que abren “Fam/Famine” son claros y definidos, concediendo al tema una atmósfera grave que se funde en segundo plano con los platillos de la batería y distorsiones más bien ásperas. Sonidos siderales dan el aspecto de infinitud caótica, en la que todo tiene vida propia, pero siguiendo una línea melódica armónica, que más tarde vuelve al primer tema del disco. Sin duda, el intermedio perfecto entre las canciones más extensas de “Luciferian Towers”.

El punto final llega con “Anthem For No State”, también presentada en tripleta. La parte uno recupera la calma luego del acantilado sonoro de “Fam/Famine”. Más reposado, pero sin perder el filo por el que siempre camina el humor de GY!BE; guitarras tímidas que se pierden en el ruidismo y luces sonoras que pasan como estrellas fugaces. Esa calma se sigue respirando en la segunda patita del tema, claro, destacando cuerdas más definidas, acompañadas por una sutil línea de batería. En la tercera parte vuelven las gaitas en el fondo y una distorsión que va casi en loop, acelerando el rebote de la batería; todo se nubla y sobreviene el caos, encarnado en acordes que trasladan a una película de horror en el Lejano Oeste. Podríamos decir que, a pesar de la coherencia, hay al menos tres entidades distintas en este tema, haciéndolo atractivo como para cerrar de buena manera el disco.

Sin duda, Godspeed You! Black Emperor suscita un interés con cada lanzamiento. A pesar de que “Luciferian Towers” no es un disco excelente, sí es bueno en lo que pretende ser: un trabajo que orquesta el ambiente desbalanceado en el que el mundo está girando, uno que sigue necesitando consignas que se materialicen de cualquier manera, como, por ejemplo, en un viaje sonoro al que invitan a entrar bajo propio riesgo.


Artista: Godspeed You! Black EmperorLuciferian Towers

Disco: Luciferian Towers

Duración: 44:00

Año: 2017

Sello: Constellation


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Orville Peck – “Bronco”

Publicado

en

Bronco

Desde su aparición con “Pony” (2019), la misteriosa imagen de Orville Peck colmó las miradas de medios y fanáticos, y no precisamente por su sonido. Era su misteriosa imagen, la de vaquero incógnito, un llanero solitario tatuado y de flecos, lo que más llamó la atención, volcando ese interés hacia el contenido de su debut a través de Sub Pop. De voz grave y profunda, Orville Peck trazó nuevas líneas para el country y, lejos de la experimentación, hacia el lado más alternativo, se apropió de códigos propios del estilo y se insertó como uno más en el panorama.

Pareciera ser que la carrera de Orville Peck llevara años y una vasta trayectoria, pero su estantería no acumula más de dos lanzamientos. Tras una serie de singles y EP’s, el músico con base en Canadá regresa ahora en un sello grande: “Bronco”. El álbum, mucho más completo y maduro que su antecesor, muestra temáticas propias del country con un claro énfasis en la fragilidad y los sentimientos, además, es riquísima la textura de su voz de crooner y los arreglos de slide en guitarras, banjos y otros. Sin embargo, el primer track, “Daytona Sand”, dice lo contrario con su galopante inicio y arreglos, más propios de bandas de rock con trazos de country. Seguramente el espíritu alternativo de Peck se hizo realidad en lo que sería su primer lanzamiento a través de Columbia.

¿Qué más ofrece Peck a lo largo de “Bronco”? Posiblemente una mejor versión de su trabajo vocal, más rango y, sobre todo, más profundidad. El álbum, en ese sentido, es muy dinámico y completo y también más accesible y oreja, donde abundan canciones de marcada tendencia pop, como “Lafayette”, y también baladas como “The Curse Of The Blackened Eye” o “Iris Rose”, alcanzando todos los niveles que el género puede probar. “Bronco” es un disco extenso, de 15 canciones y una gran variedad de sonidos, y el denominador común es la experiencia de la voz de Peck que se cuela con pasión entre percusiones, arreglos de cuerda (“Let Me Drown”) y letras que reflejan la fragilidad de la soledad, beber y más.

No sirve ni viene al caso teorizar, buscar o desvelar la identidad de Orville Peck ni su pasado musical, su imagen y propuesta sólo gana manteniendo su figura incógnita y, además, apropiándose del imaginario sureño de los cowboys. Todo esto, que además tuvo un renacer de la mano de artistas como Lil Nas X y su hit “Old Town Road” junto a Billy Ray Cyrus, o la propia imagen de Diplo, quien llevó precisamente a Orville Peck a la ceremonia de los Grammy donde los vaqueros se robaron la película y los flashs, reafirma la idea de retomar y torcer los heteronormativos códigos de la imagen dura de los vaqueros, y Peck, en ese sentido, se convirtió en una figura más que atractiva gracias a su estilo. Si hasta hizo un dueto con Shania Twain.

Seguramente, para muchos “Bronco” sea el primer acercamiento hacia Orville Peck y es una decisión acertada: el álbum es más que accesible, complejo dentro de su rango y muy agradable. Más allá de su alter ego y el cuidado trabajo visual sobre su no-identidad, Peck asoma como más que una construcción, más que un simple personaje y podrá posicionarse como un artista de country fresco y ruidoso.


BroncoArtista: Orville Peck

Disco: Bronco

Duración: 53:40

Año: 2022

Sello: Columbia / Sub Pop


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Bronco Bronco
DiscosHace 4 días

Orville Peck – “Bronco”

Desde su aparición con “Pony” (2019), la misteriosa imagen de Orville Peck colmó las miradas de medios y fanáticos, y...

Chloë And The Next 20th Century Chloë And The Next 20th Century
DiscosHace 5 días

Father John Misty – “Chloë And The Next 20th Century”

El juego de las expectativas es cruel porque pone la carga de la espera y del tiempo en miras a...

Jodeki Jodeki
DiscosHace 2 semanas

tricot – “Jodeki”

Como pocos lugares en el mundo, Japón cuenta con la capacidad de sostenerse sobre su propia industria cultural. Es esta...

Where Myth Becomes Memory Where Myth Becomes Memory
DiscosHace 2 semanas

Rolo Tomassi – “Where Myth Becomes Memory”

La capacidad para habitar terrenos sonoros dispares es una de las primeras características que relucen en “Where Myth Becomes Memory”...

Together Together
DiscosHace 3 semanas

Duster – “Together”

Los herméticos exponentes del slowcore regresan con “Together”, un sorpresivo nuevo disco a sólo tres años después de su regreso...

Fear Of The Dawn Fear Of The Dawn
DiscosHace 3 semanas

Jack White – “Fear Of The Dawn”

Cuando se terminó The White Stripes, fue por una razón en específico: preservar lo bello y especial de la banda,...

Messa Close Messa Close
DiscosHace 4 semanas

Messa – “Close”

¿Cómo romper la monotonía dentro de subgéneros musicales que se caracterizan justamente por ese atributo? Si, por ejemplo, hablamos de...

LABYRINTHITIS LABYRINTHITIS
DiscosHace 4 semanas

Destroyer – “LABYRINTHITIS”

Abordar la carrera de Dan Bejar, al menos en lo que respecta a Destroyer, se hace complicado por varias razones....

Unlimited Love Unlimited Love
DiscosHace 1 mes

Red Hot Chili Peppers – “Unlimited Love”

Tratándose de una banda de masividad e impacto incuestionable, lo habitual es que cada nueva entrega de Red Hot Chili...

Never Let Me Go Never Let Me Go
DiscosHace 1 mes

Placebo – “Never Let Me Go”

Cuando en su último disco hasta hace unas semanas, “Loud Like Love” (2013), Placebo cantaba: “Tengo demasiados amigos / demasiada...

Publicidad
Publicidad

Más vistas