Conéctate a nuestras redes
A World Lit Only By Fire A World Lit Only By Fire

Discos

Godflesh – A World Lit Only By Fire

Publicado

en

Hoy, en el mundo del metal, figura una cantidad inconmensurable de diversas propuestas que enriquecen tal catálogo, al punto de que resulta casi imposible encontrar otro estilo con tantas ramificaciones. Es así que la batalla por diferenciarse y lograr una posición de importancia dentro de este espectro es más que ardua, ya que el nivel del trabajo y la producción para lograr tal cometido se supera cada día más, llevando a las bandas a desarrollar cada vez mejor su concepción artística. Este fenómeno ha crecido exponencialmente desde los comienzos de los años noventa hasta la fecha, donde las tendencias imperantes han variado a medida que pasa el tiempo. El punto es que, dentro de todo el abanico de posibilidades, nos encontramos con una agrupación arisca a la taxonomía, como lo son los británicos de Godflesh, quienes con su híbrido entre guitarras y máquinas percusionistas, más que ganarse un espacio dentro del rubro, crearon y propiciaron su propio universo, donde el minimalismo es la manera y la consigna.

GODFLESH 01Ha pasado un cuarto de siglo desde aquel impresionante “Streetcleaner” (1989), su primer larga duración, que ayudó a configurar el metal industrial y que, a su vez, cimentó las bases de un género enigmático e incipiente en aquel entonces como lo es el post metal, constantemente citado como influencia en la esfera menos masiva de la música extrema, pero que en la actualidad goza de tantos simpatizantes como exponentes, posicionándose como una de las corrientes más interesantes y cautivadoras del panorama. Luego de editar seis discos entre los años 1989 y 2001, Justin Broadrick y G.C. Green (principalmente) decidieron poner fin a la banda, para luego reformarse en 2009 y diseñar este, su nuevo álbum de estudio, el cual, desde la primera canción, “New Dark Ages”, nos envuelve en un manto denso y luego nos enseña el sendero para marchar a un ritmo lento por un camino subterráneo, a través de su nuevo material. En “Deadend” nos encontramos con un guiño al death metal y un aura espesa que se extiende a lo largo de todo el trabajo, en gran medida gracias a la inclusión de ocho cuerdas en guitarra, lo que se traduce como un elemento trascendente y favorable en la suma final del análisis. “Shut Me Down” continúa con la dinámica mostrada en el tema anterior y refresca esta nueva apuesta, con un riff pegadizo que invita al trance y que recuerda porqué exitosas bandas contemporáneas, a los ingleses y otras más recientes como Ministry, Fear Factory, Isis o Converge, los consideran una gran influencia para su arte.

La cuarta y quinta pieza, “Life Giver Life Taker” y “Obeyed”, respectivamente, se alejan un poco del sonido industrial característico para dar paso a algo más orgánico, más humano, conformando así una de las secciones más interesantes de este larga duración. El siguiente corte, “Curse Us All”, nuevamente basa su poderío en la fuerza de las máquinas, logrando un tema aplastante y potente, al igual que “Carrion”, donde si bien hay menos revoluciones por minuto, abunda la oscuridad matizada con una voz casi robótica de Broadrick. De andar parsimonioso y final apocalíptico, destaca como uno de los puntos más altos de la obra y se alza como una conjugación perfecta de todo lo que han desarrollado durante estos años.

GODFLESH 02La comunión perfecta entre bajo y guitarra se propaga a través de toda la placa, y queda aún más en evidencia en “Imperator”, donde se turnan el protagonismo y cada uno aporta la contundencia necesaria  para concretar otro de los momentos sobresalientes de este registro, en el que además apreciamos el aporte vocal de una manera más clara, al incursionar con voces limpias. “Towers Of Emptiness” es una pieza atrapante que hipnotiza en cierta medida al oyente, con una estructura simple pero asfixiante, que busca envolvernos con todas las capas sonoras que posee, para así prepararnos ante el inminente final del disco: una tétrica “Forgive Our Fathers”, tan densa como las anteriores y que funciona a cabalidad para mostrarnos la salida y despedirnos de este viaje a lo profundo, siguiendo a una de las agrupaciones más influyentes en el mundo del metal moderno y de postura más alternativa, cuya intención es sumergirnos tranquilamente en un océano gélido y oscuro, donde reina y habita la propuesta de Godflesh.

Sin duda un gran álbum, de lo mejor del año, que los consolida como un regreso necesario y vital para la escena global. “A World Lit Only By Fire” además cuenta con una cuota importante de frescura en esta nueva entrega (la primera en 13 años), que es lograda sin necesidad de reinventarse como conjunto, ni innovar a tal punto que pierdan la identidad que los caracteriza y define como un elemento seminal en la historia reciente del metal. Acá la consigna es rescatar esa esencia de los primeros días y mezclarla con la perspectiva actual de los integrantes, creando un trabajo poco ambicioso en términos de sobre producción del sonido que busque ponerse a la par de los exponentes que hoy, donde hay varios que abusan de este recurso, ya que, por el contrario, el uso del minimalismo como filtro resulta mucho más atractivo y efectivo en este caso, generando un aura muy difícil de encontrar, que roza el misticismo y que los vuelve a posicionar como un referente relevante en el contexto mundial.


A World Lit Only By FireArtista: Godflesh

Disco: A World Lit Only By Fire

Duración: 53:57

Año: 2014

Sello: Avalanche


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Fontaines D.C. – “Skinty Fia”

Publicado

en

Skinty Fia

Usualmente, cuando se habla de tradición cultural de un país, y en especial cuando se habla de música, se suele recurrir a los arquetipos folclóricos y, más específicamente, al folk en su estricto sentido, ya que los instrumentos de cuerda eran la arquitectura de la lingua franca musical de los pueblos europeos antiguos, sin embargo, Irlanda parece vivir en un mundo paralelo entre esta dinámica y las nuevas tendencias. Son un pueblo con historia, muchas veces no muy agradable ni muy alegre, pero historia, al fin y al cabo. Décadas de artistas –que no viene realmente al caso enumerar– tienen una nueva escala histórica en Fontaines D.C., el novel quinteto de Dublin, quienes con sólo dos álbumes de estudio enamoraron al mainstream con sus melodías abrasivas y oscuras. El tercero de ellos se llama “Skinty Fia” y apareció este 2022.

Ahora bien, ¿por qué viene al caso citar a Irlanda al mismo tiempo que a Fontaines D.C., aparte de lo obvio? Porque la raigambre de Fontaines D.C. en su cultura es mucho más fuerte que el que otras bandas contemporáneas tienen con la suya. Y esto no necesariamente quiere decir que ahora hagan folk celta ni nada por el estilo, el hilo del que tiraron para este disco no va muy lejos de la madeja del que vino “A Hero’s Death” (2020), pero las referencias a su legado cultural parten por el título del álbum, que es una expresión irlandesa que podría traducirse como “la maldición del ciervo” o “la condenación del ciervo”, y la canción que abre el álbum, “In Ár gCroíthe Go Deo” (en nuestros corazones por siempre), la que tiene como inspiración la historia de Bernadette Martin y la lucha de su familia luego de su muerte para que esta inscripción quedara en su tumba, justo debajo de una cruz celta, para disgusto de la iglesia de Inglaterra.

Uno de los aspectos más destacables de “Skinty Fia”, en contraposición a sus anteriores LPs, se nota a poco andar: hay una vocación melódica en lo vocal muchísimo más notoria, que tiene como botón de muestra a “Big Shot”, que, a pesar de su ambiente cavernoso, la voz resulta ceremoniosa y armoniosa por partes iguales, mientras que el llamativo lick de guitarra la adorna en las partes precisas. Más allegado a sus anteriores trabajos está “How Cold Love Is”, con un Grian Chatten retomando sus labores de crooner desgarbado y post-punketa. El apesadumbrado y agobiante viaje que resulta el componente instrumental (en especial las guitarras de Carlos O’Connell y Conor Curley, pese a los “sha la la’s” de fondo) de “Jackie Down The Line”, se ve compensado con la voz de Chatten. Curiosamente, y pese a tirar con fuerza del downtempo en “Bloomsday”, no se siente tan pesada como “Jackie Down The Line”, quizás porque el trasfondo en parte es algo más alegre: el Bloomsday es la celebración que se hace cada año cada 16 de junio “conmemorando” la reunión que tuvieron los personajes de “Ulises”, la obra ilustre del más célebre escritor irlandés James Joyce, otro gancho a su herencia.

La envidiable aptitud melódica que despliegan en uno de los singles de “Skinty Fia” y, al mismo tiempo, uno de los puntos altos del mismo que es “Roman Holiday”, bien podría funcionar como un mundo aparte en el álbum y servir como material para futuros lanzamientos. Y en esa misma senda camina la canción que le da nombre al título, aunque, si hay que ponerlas en orden de melodicidad, la primera se lleva la corona. Por otro lado, la melodía de acordeón a manera de trova gaélica sobre la que reposa “The Couple Across The Way” no necesita más que lo que tiene para clavar otra estaca en el camino diverso que a estas alturas es “Skinty Fia”.

Con “I Love You” y “Nabokov” como broche de oro se termina por fraguar el mejor álbum en lo que va de la corta carrera de los de Fontaines D.C., donde, sin renunciar a su naturaleza agreste, optaron por hacer más con aquello que se han traído entre manos durante todos estos años, mezclando guitarras furiosas con bloques de cadencia, tanto en lo vocal como lo instrumental, y llevando al oyente a ver las cosas como ellos e introducirlos en su mundo. ¿La tercera es la vencida? Más bien, la tercera es la primera de la que se esperan muchos más y demostraron que hay pasta para construirla.


Skinty FiaArtista: Fontaines D.C.

Disco: Skinty Fia

Duración: 44:52

Año: 2022

Sello: Partisan / Rough Trade


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Skinty Fia Skinty Fia
DiscosHace 5 días

Fontaines D.C. – “Skinty Fia”

Usualmente, cuando se habla de tradición cultural de un país, y en especial cuando se habla de música, se suele...

Dance Fever Dance Fever
DiscosHace 6 días

Florence + The Machine – “Dance Fever”

“Dance Fever”, el nuevo disco de Florence + The Machine, funciona al menos en dos niveles: por una parte, y...

Immutable Immutable
DiscosHace 2 semanas

Meshuggah – “Immutable”

Seis años pasaron desde “The Violent Sleep Of Reason” (2016) para que Meshuggah volviera a publicar un nuevo disco, y...

WE WE
DiscosHace 2 semanas

Arcade Fire – “WE”

Desde “The Suburbs” (2010), Arcade Fire no había sido capaz de despachar un disco de contenido más personal y emotivo...

Emotional Eternal Emotional Eternal
DiscosHace 3 semanas

Melody’s Echo Chamber – “Emotional Eternal”

La década de existencia que lleva Melody’s Echo Chamber, el proyecto de la cantante y compositora francesa Melody Prochet, ha...

Alpha Games Alpha Games
DiscosHace 3 semanas

Bloc Party – “Alpha Games”

Después seis años de silencio discográfico, luego del tan duramente criticado “Hymns” (2016), Bloc Party vuelve con “Alpha Games”, un...

SHUNKA RYOUGEN SHUNKA RYOUGEN
DiscosHace 4 semanas

Haru Nemuri – “SHUNKA RYOUGEN”

Ya sea en festivales o listados de medios especializados, el nombre de Haru Nemuri ha resonado fuerte desde su irrupción...

A Light For Attracting Attention A Light For Attracting Attention
DiscosHace 4 semanas

The Smile – “A Light For Attracting Attention”

Todas las inquietudes musicales de Thom Yorke y Jonny Greenwood, incentivadas por el cerebro de Nigel Godrich, se vuelven a...

Everything Was Beautiful Everything Was Beautiful
DiscosHace 1 mes

Spiritualized – “Everything Was Beautiful”

Grabado casi en simultáneo con “And Nothing Hurt” (2018), pero trabajado durante toda la pandemia, con Jason Pierce a cargo...

Mr. Morale & The Big Steppers Mr. Morale & The Big Steppers
DiscosHace 1 mes

Kendrick Lamar – “Mr. Morale & The Big Steppers”

Cinco años de espera tuvieron que pasar lentamente para que Kendrick Lamar entregara la obra que, de alguna u otra...

Publicidad
Publicidad

Más vistas