Conéctate a nuestras redes
A World Lit Only By Fire A World Lit Only By Fire

Discos

Godflesh – A World Lit Only By Fire

Publicado

en

Hoy, en el mundo del metal, figura una cantidad inconmensurable de diversas propuestas que enriquecen tal catálogo, al punto de que resulta casi imposible encontrar otro estilo con tantas ramificaciones. Es así que la batalla por diferenciarse y lograr una posición de importancia dentro de este espectro es más que ardua, ya que el nivel del trabajo y la producción para lograr tal cometido se supera cada día más, llevando a las bandas a desarrollar cada vez mejor su concepción artística. Este fenómeno ha crecido exponencialmente desde los comienzos de los años noventa hasta la fecha, donde las tendencias imperantes han variado a medida que pasa el tiempo. El punto es que, dentro de todo el abanico de posibilidades, nos encontramos con una agrupación arisca a la taxonomía, como lo son los británicos de Godflesh, quienes con su híbrido entre guitarras y máquinas percusionistas, más que ganarse un espacio dentro del rubro, crearon y propiciaron su propio universo, donde el minimalismo es la manera y la consigna.

GODFLESH 01Ha pasado un cuarto de siglo desde aquel impresionante “Streetcleaner” (1989), su primer larga duración, que ayudó a configurar el metal industrial y que, a su vez, cimentó las bases de un género enigmático e incipiente en aquel entonces como lo es el post metal, constantemente citado como influencia en la esfera menos masiva de la música extrema, pero que en la actualidad goza de tantos simpatizantes como exponentes, posicionándose como una de las corrientes más interesantes y cautivadoras del panorama. Luego de editar seis discos entre los años 1989 y 2001, Justin Broadrick y G.C. Green (principalmente) decidieron poner fin a la banda, para luego reformarse en 2009 y diseñar este, su nuevo álbum de estudio, el cual, desde la primera canción, “New Dark Ages”, nos envuelve en un manto denso y luego nos enseña el sendero para marchar a un ritmo lento por un camino subterráneo, a través de su nuevo material. En “Deadend” nos encontramos con un guiño al death metal y un aura espesa que se extiende a lo largo de todo el trabajo, en gran medida gracias a la inclusión de ocho cuerdas en guitarra, lo que se traduce como un elemento trascendente y favorable en la suma final del análisis. “Shut Me Down” continúa con la dinámica mostrada en el tema anterior y refresca esta nueva apuesta, con un riff pegadizo que invita al trance y que recuerda porqué exitosas bandas contemporáneas, a los ingleses y otras más recientes como Ministry, Fear Factory, Isis o Converge, los consideran una gran influencia para su arte.

La cuarta y quinta pieza, “Life Giver Life Taker” y “Obeyed”, respectivamente, se alejan un poco del sonido industrial característico para dar paso a algo más orgánico, más humano, conformando así una de las secciones más interesantes de este larga duración. El siguiente corte, “Curse Us All”, nuevamente basa su poderío en la fuerza de las máquinas, logrando un tema aplastante y potente, al igual que “Carrion”, donde si bien hay menos revoluciones por minuto, abunda la oscuridad matizada con una voz casi robótica de Broadrick. De andar parsimonioso y final apocalíptico, destaca como uno de los puntos más altos de la obra y se alza como una conjugación perfecta de todo lo que han desarrollado durante estos años.

GODFLESH 02La comunión perfecta entre bajo y guitarra se propaga a través de toda la placa, y queda aún más en evidencia en “Imperator”, donde se turnan el protagonismo y cada uno aporta la contundencia necesaria  para concretar otro de los momentos sobresalientes de este registro, en el que además apreciamos el aporte vocal de una manera más clara, al incursionar con voces limpias. “Towers Of Emptiness” es una pieza atrapante que hipnotiza en cierta medida al oyente, con una estructura simple pero asfixiante, que busca envolvernos con todas las capas sonoras que posee, para así prepararnos ante el inminente final del disco: una tétrica “Forgive Our Fathers”, tan densa como las anteriores y que funciona a cabalidad para mostrarnos la salida y despedirnos de este viaje a lo profundo, siguiendo a una de las agrupaciones más influyentes en el mundo del metal moderno y de postura más alternativa, cuya intención es sumergirnos tranquilamente en un océano gélido y oscuro, donde reina y habita la propuesta de Godflesh.

Sin duda un gran álbum, de lo mejor del año, que los consolida como un regreso necesario y vital para la escena global. “A World Lit Only By Fire” además cuenta con una cuota importante de frescura en esta nueva entrega (la primera en 13 años), que es lograda sin necesidad de reinventarse como conjunto, ni innovar a tal punto que pierdan la identidad que los caracteriza y define como un elemento seminal en la historia reciente del metal. Acá la consigna es rescatar esa esencia de los primeros días y mezclarla con la perspectiva actual de los integrantes, creando un trabajo poco ambicioso en términos de sobre producción del sonido que busque ponerse a la par de los exponentes que hoy, donde hay varios que abusan de este recurso, ya que, por el contrario, el uso del minimalismo como filtro resulta mucho más atractivo y efectivo en este caso, generando un aura muy difícil de encontrar, que roza el misticismo y que los vuelve a posicionar como un referente relevante en el contexto mundial.


A World Lit Only By FireArtista: Godflesh

Disco: A World Lit Only By Fire

Duración: 53:57

Año: 2014

Sello: Avalanche


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Deftones – “Ohms”

Publicado

en

Ohms

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado nü metal, que vio nacer y morir a variados proyectos, quedó atrás y es nada más que un rótulo para una banda que rápidamente expandió sus horizontes. Así ha sido el recorrido de Deftones que, con nueve discos, se sacudió del estereotipo para desembocar en álbumes como “Ohms”.

Y es que su último trabajo va más allá de lo etéreo y las atmósferas. O, al menos, desde otra perspectiva. Pese a ser una banda que transita por intensas sensaciones, nunca había estado tan clara la línea entre aquellos elementos. Gracias al reencuentro con Terry Date, un viejo conocido en la producción (“Adrenaline”, “Around The Fur”, “White Pony”, “Deftones”), la banda plantea un interesante equilibrio: los arreglos conviven –y se escuchan– sin quitarse protagonismo. No sobran, no son caprichosos, no son antojadizos.

“Genesis” y “Ceremony” representan un poco aquella relación. La primera, como single, elevó las expectativas y cumplió. Por su parte, el segundo track, mucho más melódico y limpio, permite apreciar mejor los matices que estarán presentes a lo largo del álbum. Es difícil exigirles siempre un poco más a bandas como Deftones, ya que a estas alturas el conjunto no necesita demostrar más que calidad; su sonido se encuentra tan arraigado, que toda sorpresa es un detalle más de una meticulosa producción.

Resulta curioso que aquellos detalles esta vez no quedaron a cargo de las cuerdas y un par de efectos, sino que pasaron a ser administrados con mayor protagonismo por Frank Delgado en los sintetizadores y máquinas. Así, todo dialoga orgánicamente a la par de un inspirado Stephen Carpenter, que se atreve a jugar con los compases, como en “Urantia”, y se desata con estridencia en los ensordecedores pasajes de “Error” y la bella “Pompeji”, quizá la canción más completa del disco. Toda esa potencia y densidad puede responder a muchas variantes y posibilidades. ¿Cómo hacer contrapeso y acompañar a Carpenter? ¿Es más que una decisión estética que en cada disco sume más cuerdas a la guitarra principal?

La seguridad que entrega Sergio Vega en el bajo ha sido un aporte de frescura y actitud, como queda demostrado en “Radiant City”. Si bien, su participación en la banda ya cumple cuatro álbumes, hoy más que nunca se trata de su disco, y “Ohms” debería ser revisado bajo su prisma. Su presencia es aglutinante, está sumamente marcada y funciona en complicidad. Según entrevistas, Vega aportó activamente en la composición y con los riffs más potentes, asumiendo ese rol de compañía y contraparte. Su estilo no pasa inadvertido y ha potenciado varias virtudes del grupo. Por un lado, las guitarras más graves de Carpenter y, por otro, las baterías de un Cunningham menos atrevido, pero manteniéndose igual de intenso.

Con “Ohms”, más allá del cliché que puede significar volver a los orígenes, Deftones ha sabido administrar un concepto más que robusto, que no descansa tan sólo en un desfile de distorsiones para riffs profundos y veloces. Su complejidad radica en las posibilidades que exploran con el pasar del tiempo, dotando a sus canciones de una sensibilidad e intimidad que dialoga con una experiencia oscura y agresiva.


Artista: Deftones

Disco: Ohms

Duración: 46:17

Año: 2020

Sello: Reprise


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ohms Ohms
DiscosHace 3 días

Deftones – “Ohms”

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado...

Ultra Mono Ultra Mono
DiscosHace 3 días

IDLES – “Ultra Mono”

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer...

Down In The Weeds Where The World Once Was Down In The Weeds Where The World Once Was
DiscosHace 6 días

Bright Eyes – “Down In The Weeds, Where The World Once Was”

Tras un receso de nueve años y con una serie de proyectos bajo el brazo, Conor Oberst ha reunido a...

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 7 días

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 1 semana

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 1 semana

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 3 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 3 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 3 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 4 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

Publicidad
Publicidad

Más vistas