Conéctate a nuestras redes

Discos

Garbage – “Strange Little Birds”

Publicado

en

Sometimes I’d rather take a beating” (“A veces preferiría recibir una paliza”) es parte de las primeras líneas de “Sometimes”, el oscuro y breve track que abre “Strange Little Birds”, el verdadero regreso de Garbage, una banda que llevaba años en el limbo entre la nostalgia y la calidad mostrándose a cuentagotas, y que recién en 2016 fue capaz de alzarse por sobre el pasado para generar algo que trascienda, nuevamente. Y no están recibiendo la paliza, la están dando.

GARBAGE 01Garbage es una banda de productores, y eso se nota en cada lanzamiento, con un sonido que se acerca a la perfección siempre, en especial en las inflexiones que sólo se escuchan con mucha atención. “Strange Little Birds” sigue con esta orgullosa tradición y reafirma el gusto para agregar elementos extraños a las mezclas, como sonidos diferentes, formas distintas, samplers de fondo, ecos, todo para entregar algo más intrincado que, sin embargo, no se traba en ningún momento. A diferencia del irregular “Not Your Kind Of People” (2012), en “Strange Little Birds” existe un objetivo claro: liberarse de las trampas en que cayeron en 2012 o incluso en “Bleed Like Me” en 2005. La presión hacia ellos mismos se notaba mucho, y pareciera que ahora escapan de esos amarres, con tracks tan fluidos como “Night Drive Loneliness” o la propia “Sometimes”.

Shirley Manson ha estructurado mucho más su voz que antaño, cuando era pura catarsis y sensualidad, para dar pie a un rango mayor de sensaciones, desde el desamparo hasta un empoderamiento que ahora es más transparente que nunca. “Trae tu luz, yo traeré la pena / Trae tu alegría, yo traeré mi vergüenza”, canta en “Magnetized”, pieza central del disco junto a la inquietante y siempre creciente “Even Though Our Love Is Doomed”, ambos los extremos entre que se mueve el disco. Por cada sonido industrial que aparece, tenemos a Shirley o algún instrumento haciendo las veces de cable a tierra, humanizando todo. O, más que humanizando, animalizando, con sensaciones más salvajes, aspecto que también genera algo un tanto bipolar que evita la autocomplacencia, y en vez de eso devela emociones reales.

Lo idílico es manifestado en “So We Can Stay Alive” y la inseguridad se disfraza de delicadeza con “If I Lost You”, pero en ningún momento asistimos a un despliegue cliché. A veces preferiría recibir una paliza. El acercamiento que ofrecen las letras y su entrelazamiento con la interpretación de Shirley es profundo, sin llegar a ser lejano. Sí, la escocesa en general expele un aura de superioridad, pero no se GARBAGE 02ahoga en eso, y logra cercanías por la manera en la que entrega mensajes que, en manos de otros, serían un desperdicio. El final del disco pide un acuerdo (“Amends”) en pos de vivir mejor, y en ese, el tercer track de más de seis minutos en el álbum, se advierte cómo Garbage ha hecho crecer su forma de componer, pasando desde la canción más pegajosa, hasta una estructura cuya progresión sin duda genera una tensión que involucra al oyente cada vez más y más.

El mejor track del disco viene después del single “Empty”, canción muy armada para lograr canalizar el sonido más “noventero”, y es “Blackout”. El tema más largo a la fecha de Garbage es también en el que se notan con mayor fuerza las dotes de productores de los músicos en la banda. Butch Vig logra matices en la distorsión, Steve Marker espera los momentos justos para hacer brillar los riffs, en tanto que Duke Erikson genera el equilibrio en las cadencias y bajos, cada cual haciendo crecer una canción enorme. Sí, Garbage apela a un sonido familiar, pero es en los detalles donde resalta el crecimiento y la experiencia que permite que, sin reinventarse, logren sonar diferentes y editen su mejor disco desde el debut en 1995. A veces preferirían recibir una paliza, pero en este caso ellos la dan.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Deftones – “Ohms”

Publicado

en

Ohms

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado nü metal, que vio nacer y morir a variados proyectos, quedó atrás y es nada más que un rótulo para una banda que rápidamente expandió sus horizontes. Así ha sido el recorrido de Deftones que, con nueve discos, se sacudió del estereotipo para desembocar en álbumes como “Ohms”.

Y es que su último trabajo va más allá de lo etéreo y las atmósferas. O, al menos, desde otra perspectiva. Pese a ser una banda que transita por intensas sensaciones, nunca había estado tan clara la línea entre aquellos elementos. Gracias al reencuentro con Terry Date, un viejo conocido en la producción (“Adrenaline”, “Around The Fur”, “White Pony”, “Deftones”), la banda plantea un interesante equilibrio: los arreglos conviven –y se escuchan– sin quitarse protagonismo. No sobran, no son caprichosos, no son antojadizos.

“Genesis” y “Ceremony” representan un poco aquella relación. La primera, como single, elevó las expectativas y cumplió. Por su parte, el segundo track, mucho más melódico y limpio, permite apreciar mejor los matices que estarán presentes a lo largo del álbum. Es difícil exigirles siempre un poco más a bandas como Deftones, ya que a estas alturas el conjunto no necesita demostrar más que calidad; su sonido se encuentra tan arraigado, que toda sorpresa es un detalle más de una meticulosa producción.

Resulta curioso que aquellos detalles esta vez no quedaron a cargo de las cuerdas y un par de efectos, sino que pasaron a ser administrados con mayor protagonismo por Frank Delgado en los sintetizadores y máquinas. Así, todo dialoga orgánicamente a la par de un inspirado Stephen Carpenter, que se atreve a jugar con los compases, como en “Urantia”, y se desata con estridencia en los ensordecedores pasajes de “Error” y la bella “Pompeji”, quizá la canción más completa del disco. Toda esa potencia y densidad puede responder a muchas variantes y posibilidades. ¿Cómo hacer contrapeso y acompañar a Carpenter? ¿Es más que una decisión estética que en cada disco sume más cuerdas a la guitarra principal?

La seguridad que entrega Sergio Vega en el bajo ha sido un aporte de frescura y actitud, como queda demostrado en “Radiant City”. Si bien, su participación en la banda ya cumple cuatro álbumes, hoy más que nunca se trata de su disco, y “Ohms” debería ser revisado bajo su prisma. Su presencia es aglutinante, está sumamente marcada y funciona en complicidad. Según entrevistas, Vega aportó activamente en la composición y con los riffs más potentes, asumiendo ese rol de compañía y contraparte. Su estilo no pasa inadvertido y ha potenciado varias virtudes del grupo. Por un lado, las guitarras más graves de Carpenter y, por otro, las baterías de un Cunningham menos atrevido, pero manteniéndose igual de intenso.

Con “Ohms”, más allá del cliché que puede significar volver a los orígenes, Deftones ha sabido administrar un concepto más que robusto, que no descansa tan sólo en un desfile de distorsiones para riffs profundos y veloces. Su complejidad radica en las posibilidades que exploran con el pasar del tiempo, dotando a sus canciones de una sensibilidad e intimidad que dialoga con una experiencia oscura y agresiva.


Artista: Deftones

Disco: Ohms

Duración: 46:17

Año: 2020

Sello: Reprise


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ohms Ohms
DiscosHace 2 días

Deftones – “Ohms”

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado...

Ultra Mono Ultra Mono
DiscosHace 2 días

IDLES – “Ultra Mono”

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer...

Down In The Weeds Where The World Once Was Down In The Weeds Where The World Once Was
DiscosHace 5 días

Bright Eyes – “Down In The Weeds, Where The World Once Was”

Tras un receso de nueve años y con una serie de proyectos bajo el brazo, Conor Oberst ha reunido a...

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 6 días

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 1 semana

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 1 semana

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 3 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 3 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 3 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 4 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

Publicidad
Publicidad

Más vistas