Contáctanos

Discos

Garbage – Not Your Kind Of People

Publicado

en

Los regresos de grupos trascendentes están llenos de expectativas. El romanticismo de nuestra relación con esos recuerdos, llega a idealizar profundamente a propuestas que más que por su calidad, destacaban por lo que eran capaces de desencadenar en nosotros. Por eso, tantos regresos han pasado sin pena ni gloria, y los discos “nuevos” llegan a ser mediocres esfuerzos de grandes bandas. Y la expectativa mata la añoranza. ¿Pero qué pasa cuando pareciera que el tiempo se detuvo y nada cambió tanto como creíamos? Fácil: la esencia perdura por sobre las dudas y el quinto álbum de Garbage, “Not Your Kind Of People”, es más de lo mismo, pero bien hecho, con actitud y sencillez.

No es el mejor álbum de la banda, ni tampoco se ve que pueda tener el potencial comercial que tuvieron éxitos como “I Think I’m Paranoid” o “Only Happy When It Rains”. Tampoco van a cambiar o revitalizar el rumbo de la música, como fue en el tiempo de aparición a mediados de los 90s, justo cuando el mundo buscaba cómo “subir el ánimo” que no legó el grunge.

“Not Your Kind Of People” exuda ese espíritu desprejuiciado y dual que bien encarna la escocesa Shirley Manson, siempre entre la rudeza y la fragilidad, además de mostrar algunas directrices del modelo 2012 de la banda de Wisconsin.

Uno se podría dejar engañar por el mediocre inicio con el pop con visos de punk y electrónica “punchi-punchi” de “Automatic Systematic Habit”, canción que logra ser pegajosa, pero que no logra ir más allá, siendo superficial y carente de coherencia con el resto del registro. Un buen single sin oportunidades de trascender más allá de un gancho.

Pareciera que el disco partiera en serio con “Big Bright World”, definible como un track que delimita la esencia de la banda, corriendo las fronteras del pop a los rincones más oscuros posibles, y ahí jugar con la agilidad de la propuesta musical, junto a una letra romántica y atractiva, tendencia que se da también en “Blood For Poppies” o en “Felt”.

Más maduras suenan “Control” o “Sugar”, que desde sonidos sutiles logran crear atmósferas llenas de sangre, dolor y ternura, al revés de la superficialidad del track inicial, “I Hate Love” o de “Man On A Wire”, esta última, por lo menos tiene buena melodía y potencia genuina.

Sonidos más reflexivos se muestran con el track final, “Beloved Freak”, declaración de principios de los desechados, de los incomprendidos a los que la banda habló desde sus comienzos, casi como la continuación de una historia que lleva casi 20 años. Si incluso se atreven a incluir un cameo de la clásica canción góspel, “This Little Light Of Mine” de gran forma.

Pero los dos mejores tracks del álbum son los más extremos. “Battle In Me” es el estilo Garbage en su más pura expresión, utilizando sonidos electrónicos, intensos y coherentes, junto con guitarras afiladas y en su punto justo, con una Shirley Manson en uso de sus cualidades. Una joya de single, en clave Garbage, donde la capacidad de Butch Vig como productor denota arrojo y calidad.

El otro desliz es el track que le da nombre al disco, una composición compleja, sin obviedades, lejos de lo que la banda hace usualmente y que a muchos críticos les ha parecido una pérdida de tiempo, y a otros les parece una canción de cuna. Ni lo uno ni lo otro, simplemente hay un groove diferente, cercano a la balada y al dream-pop, lo que puede ser una buena noticia para algunos, y pésima para otros que ven en Garbage nada más que los precursores del pop-rock alternativo o del post-grunge.

La propia Shirley Manson suena diferente, más clara, directa y sin recurrir a forzosos recursos vocales para lograr transmitir emociones. Un acierto de Vig.

“Not Your Kind Of People” no es ni más ni menos que el quinto álbum de Garbage, con todo lo que ello conlleva. Es un retorno después de un hiato prolongado, lo que se nota en la empatía incompleta de “Blood For Poppies” o la olvidable “I Hate Love”, y esto no lo hace ser mejor o peor.

En el track que le da el nombre al LP, Manson canta “somos personas extraordinarias”, y en un mundo donde la reinvención desastrosa llega a niveles extremos, la mantención de las raíces de la propia identidad ya es algo extraordinario, y si bien no es de lo más granado, este lanzamiento logra configurarse como un imperdible del primer semestre de este año.

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Discos

Noel Gallagher’s High Flying Birds – “Who Built The Moon?”

Publicado

en

Who Built The Moon?

Luego de haber recorrido todo el mundo presentando su “Chasing Yesterday” (2015), Noel Gallagher comenzó a cuajar el tercer larga duración de su proyecto High Flying Birds, gestado prácticamente a la par con la gira en que el ex integrante de Oasis se desempeñó como invitado de U2. Con “Who Built The Moon?” el mayor de los Gallagher solidifica su estatus como compositor, entregando un trabajo que, pese a no profundizar en mayores novedades musicales, establece un precedente en la forma que Noel le está dando a sus composiciones.

Desde ese precedente “Fort Knox” arranca el álbum a modo de introducción, con un ligero sentimiento más psicodélico en su progresión, incorporando su instrumentación de manera inmediata con “Holy Mountain”, canción que refleja un sonido más ligado al pop, pero sin perder esa sensación callejera y rockera que desde Oasis ya se podía apreciar. En ese sentido, quizás la sobre saturación del sonido en el álbum podría ser un factor en contra, pero al final termina pasando a segundo plano gracias a la efectividad de sus canciones. Ese factor, precisamente, le da al álbum una coherencia muy bien explayada, gracias a la variedad de elementos que se van presentando canción a canción, desde la sección de trompetas en “Keep On Reaching” hasta los refrescantes y bailables acordes de “She Taught Me How To Fly”, la que pareciera estar sacada directamente desde el catálogo de New Order.

Las cosas siguen su curso con el travieso bajo de “Be Careful What You Wish For”, otro giro de tuerca más en este engranaje de sonidos a ratos inentendible. Con canciones que van cambiando de clave a cada rato, muchos criticaron lo que cuesta seguir el relato, acusando al músico de sacar un álbum por la mera urgencia de no ser eclipsado por su hermano Liam y “As You Were” (2017), su debut discográfico en materia solista. Lo cierto es que eso está lejos de ser así, ya que es evidente cómo Noel se preocupa más de expandir su espectro musical, dejando atrás un legado que pareciera retomar en “The Man Who Built The Moon”, la composición más similar a la música que realizaba junto a Oasis.

Aquí hay un disco, una obra a secas, con introducción, interludios y cierre. Una estructura apropiada y necesaria para la creación más consistente y madura de Gallagher. El medio siglo de vida se nota, se percibe en cada acorde y, sobre todo, en las ideas, que por muy dispersas que sean, son materializadas con una soltura y seguridad propias de la experiencia en los escenarios. Discos con tantas ideas diferentes se ven semana a semana, pero ese ejercicio de explorar una variedad de estilos más amplías dentro de un mismo espacio no es algo que le funcione a cualquiera.

La gracia que hace de esta una obra tan destacable es el hecho de no encasillarse en una sola arista. Muy por el contrario, Noel busca y explora sonidos que antes no habría ni pensado en abordar, estableciendo a su tercer LP como el hallazgo de su nicho, un sitial que comenzó a buscar con “Chasing Yesterday” y sus composiciones un poco menos puristas que de costumbre. Finalmente, “Who Built The Moon?” logra su cometido: ser la prueba de fuego para Noel, donde demuestra que lo suyo puede ir más allá de lo que todos creen, alejándose del rock cliché de guitarras y expandiendo su sonido hacia distancias insospechadas.


Artista: Noel Gallagher’s High Flying Birds

Disco: Who Built The Moon?

Duración: 43:25

Año: 2017

Sello: Sour Mash


Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Who Built The Moon? Who Built The Moon?
DiscosHace 20 horas

Noel Gallagher’s High Flying Birds – “Who Built The Moon?”

Luego de haber recorrido todo el mundo presentando su “Chasing Yesterday” (2015), Noel Gallagher comenzó a cuajar el tercer larga...

Ununiform Ununiform
DiscosHace 4 días

Tricky – “Ununiform”

Inglaterra ha sido tierra fértil para las reinvenciones musicales, las nuevas escenas e incluso nuevos estilos. Tal es el caso...

Pacific Daydream Pacific Daydream
DiscosHace 6 días

Weezer – “Pacific Daydream”

Musicalmente los años noventa se presentaron como una década estruendosa, agitada, combativa y cambiante. De aquellos años, en la mayoría...

The Dusk In Us The Dusk In Us
DiscosHace 7 días

Converge – “The Dusk In Us”

Este ha sido un año grandioso para los fanáticos de Converge. En marzo sorprendieron con “Jane Live”, registro en vivo...

Ex La Humanidad Ex La Humanidad
DiscosHace 1 semana

Electrodomésticos – “Ex La Humanidad”

El pavimento quema las retinas y el reflejo de un sol inclemente se potencia por el efecto de las fachadas...

Unknown Pleasures Unknown Pleasures
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Unknown Pleasures” de Joy Division

Hacia finales de la década del 70, el mundo del rock parecía transformarse con mayor premura de lo que lo...

Luciferian Towers Luciferian Towers
DiscosHace 2 semanas

Godspeed You! Black Emperor – “Luciferian Towers”

Godspeed You! Black Emperor es de esas bandas que ha logrado construir una identidad reconocida. Cuando suenan, se sabe que...

Give More Love Give More Love
DiscosHace 2 semanas

Ringo Starr – “Give More Love”

Si hay algo en lo que siempre podemos confiar, es en el extraordinario poder de Ringo Starr para facturar discos...

MASSEDUCTION MASSEDUCTION
DiscosHace 2 semanas

St. Vincent – “MASSEDUCTION”

Con el lanzamiento del homónimo “St. Vincent” (2014), la guitarrista Annie Clark optó por dar un vuelco en su música,...

Different Days Different Days
DiscosHace 2 semanas

The Charlatans – “Different Days”

Para ser una banda que ha enfrentado el fallecimiento de dos integrantes, primero el tecladista Rob Collins en 1996 y...

Publicidad

Más vistas