Contáctanos

Discos

Franz Ferdinand – Right Thoughts, Right Words, Right Action

Publicado

en

Es fácil entusiasmarse cuando vuelven los viejos amigos. En general, las ausencias de gente querida crean expectativas amplias al momento de su regreso, e incluso los recuerdos se distorsionan a veces. Pero también es mejor cuando vuelven y son mucho más parecidos de lo que creías a la forma en la que los recordabas. Eso pasa con Franz Ferdinand, esa banda escocesa que, primero, era la llamada a revolucionar el rock con su revisionismo propositivo, con menos de homenaje y mucho más de sentir que esa era la música del futuro, y luego, ese grupo que le hacía más honor que ningún otro al concepto de “rock bailable”.

En parte, Alex Kapranos, Paul Thompson, Nick McCarthy y Bob Hardy ganaron. El rock hecho más para disfrutarlo en una pista de baile que en cuartos oscuros y solitarios, se tomó al mundo, pero mientras ese fenómeno ocurrió, los propios Franz Ferdinand se iban de ese carril con el errático y arriesgado “Tonight: Franz Ferdinand” de 2009. Por eso, el retorno de estos amigos era más que esperado: era necesario. En un mundo dominado por los banjos insoportables y la electrónica más monótona, Franz Ferdinand tenía que intentar salvar al mundo, y apropiadamente su cuarto disco se titula “Right Thoughts, Right Words, Right Action”, o sea, pensar, decir y hacer de forma correcta, como todo héroe de historietas sueña con ser. Pero FF no se mete en ninguna pelea, y ni siquiera aplica su factoría de singles a trabajar, sino que se encarga de hacer el disco que debían hacer, que opera como la resurrección de una banda que estuvo a punto de separarse y donde los amigos cada vez tenían relaciones más forzadas.

FRANZ FERDINAND 02Más que la vocación de un sencillo, como el omnipresente “Take Me Out” o la recordada “Do You Want To”, lo que hay es el rescate de un sonido propio, un revisionismo a los elementos que hicieron de FF el fenómeno que fueron, pero sin la urgencia de buscar “la” canción, sino que con la necesidad de supervivencia de usar un álbum para revivir. Así, no es extraño que el corte que abre el disco y cuyo coro incluye el nombre del mismo, haya tenido un video hecho por el director de “Take Me Out”, y que además usa una estética que recuerda a la gráfica alemana, igual que la de ese video. Pero “Right Action” no es “Take Me Out”, su estructura es demasiado sencilla, quizás siendo la canción más directa hecha por la banda, más sencilla de digerir, pero al mismo tiempo con bastantes menos puntos de atractivo que otros singles de los escoceses. El otro sencillo, “Love Illumination”, tiene una dinámica y un momentum que operan haciendo de esta una de las mejores composiciones del combo británico, pero cuya fluidez no genera un mayor magnetismo con la audiencia, quizás por su estética –al igual que la mayoría del disco- antigua y oscura. Incluso el video de “Love Illumination” brilla por su irónico y sombrío tono, como una película de terror de mofa.

Otras canciones también brillan, como la riesgosa “The Universe Expanded” o el brit reggae de “Brief Encounters”, pero nunca en la forma que necesita FF. Estos tracks sí denotan que la primera opinión ante “RTRWRA”, que indicaría que acá estamos ante una mera vuelta a las raíces, es falsa, y que las apuestas con cierto nivel de riesgo están. Un punto fuerte del disco, pese a su aparente carencia de profundidad, son las letras de Kapranos, cuya interpretación también hace creer que él es el depositario de la tradición más granada del britpop, y esto gana notoriedad con el trabajo en las segundas voces y coros que está bastante bien, y no por nada el órgano en “Treason! Animals” recuerda a los sonidos de “Freaks”, disco de Pulp de inicios de los 90’s. Pero es complicado que FF consiga un éxito grande con este disco, ni tampoco estará en los listados de “Lo Mejor del Año” a finales de 2013, pero sí puede devolverle el cariño y el respeto de sus parroquianos, y también sumar nuevos devotos al santuario que crean en la pista de baile. Incluso Todd Terje se alió con ellos y lanzó dos remixes, uno para “Evil Eye” y otro para “Stand On The Horizon”, y además metió sus narices en la producción del álbum, al igual que algunos miembros de Hot Chip.

FRANZ FERDINAND 01Todo eso se nota. La producción del disco es el verdadero avance de FF, no sus canciones o las melodías, que son elementos constantes en la vida de la banda. Pero ni siquiera este maquillaje le da un carácter más allá de la corrección a este álbum. Y ese es el problema: la corrección se sobrepone a la espontaneidad que una propuesta como la de Kapranos y los suyos necesita como compañera. No se trata de que improvisen todo, pero este segundo aire requiere no sólo de riesgos, sino también de esa fluidez que tiene “Love Illumination” o la excelente construcción de “Fresh Strawberries”, donde las figuras de guitarra tienen una preponderancia magnífica. Pero esto contrasta con la ya mencionada simpleza simplona (la redundancia es necesaria) de “Right Action”, o la Fallen-esca “Bullet!”, que también cae en esa categoría y que, pese a su potencial de single y al gusto que generará de seguro en los fans, caerán para el resto en la intrascendencia. Eso sí, pese a la irregularidad del álbum, funciona bien como un todo, y su tono recuerda más a los buenos tiempos que a los problemas del presente o del pasado más cercano con la ambición de “Tonight…” y los 35 minutos de duración de “RTRWRA” también ayudan a la digestión de este material, pero sí es verdad que requiere de cierto esfuerzo para escucharlo.

Hace alrededor de una década, Franz Ferdinand era la banda de moda, la punta de lanza del rock británico y también los portadores de la batuta del sonido del futuro. Hoy son una banda más, el rock británico con medios como NME le ha dado espacio a Arctic Monkeys, Mumford & Sons o Palma Violets, pero siguen teniendo el sonido del futuro, y aunque FF no salvará al mundo, por lo menos tiene ese triunfo, y en su correcto renacer podemos regocijarnos con el hecho de que este grupo volvió a ser un conjunto de amigos tocando música, y desde ahí pueden reconstruir su historia. La esperanza sigue viva mientras piensen, digan y hagan las cosas correctas.

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Discos

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

Publicado

en

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto y así esclarecer las ideas para dar el siguiente paso. Bajo ese escenario, Lee Ranaldo optó por alejarse de todo lo que ya había hecho, intentando encontrar un sonido más acústico y dándole un pequeño giro a su proyecto Lee Ranaldo And The Dust. Así fue como el músico lanzó “Acoustic Dust” (2014), donde versionó de un modo más desnudo las canciones de “Last Night On Earth” (2013), único LP de este proyecto. Ese último período supuso un tiempo en España, donde el ex guitarrista de Sonic Youth comenzó a trabajar con el productor Raúl Fernández para trazar las líneas de su siguiente trabajo de estudio, “Electric Trim”, que refleja todo lo aprendido durante este viaje musical.

El sentido introspectivo y personal se siente de inmediato: canciones como “Moroccan Mountains”, “Uncle Skeleton” o “Let’s Start Again” demuestran la melancolía característica en la música del cano guitarrista, quien se apoyó en muchos de sus amigos y colaboradores recurrentes para concebir este trabajo de estudio. Una de esas colaboradoras es la cantante Sharon Van Etten, quien acompaña a Lee en la canción “Last Looks”, con una armonía natural que fluye muy bien, recordando mucho el intercambio que Lou Reed y Nico realizaban en The Velvet Underground. Esto último no es al azar, el propio Ranaldo ha establecido al autor de “Perfect Day” como una de sus inspiraciones más grandes a nivel musical y artístico.

Pese a muchos significados, el título del álbum se puede traducir como “ajuste eléctrico”, algo que refleja muy bien lo que realiza Lee mediante estas composiciones. “Circular (Right As Rain)”, “Electric Trim” y “Purloined” se entreven como un ajuste de la furiosa y estridente composición que el músico deja caer regularmente dentro de sus canciones. Ranaldo siempre fue la parte más “limpia” de Sonic Youth, más melódico y calmo que su compañero Thurston Moore, pero cuando se trataba de meter ruido, lo hacía sin mayores problemas, y lo siguió haciendo también en “Between The Times And The Tides” (2012), el que es, técnicamente, el trabajo que antecede a “Electric Trim” dentro de su carrera solista.

Con un cierre a la altura, “Thrown Over The Wall” se presenta como una canción tranquila y bien estructurada, que va progresando hasta un estado más psicodélico y místico, dando el paso perfecto a la más convencional “New Thing”, donde cada integrante luce perfectamente en lo suyo, con cierto toque de emotividad por su bajo ejecutado por el fallecido Tim Lüntzel, compañero de Ranaldo tanto en The Dust como en su faceta solista. Esta “nueva cosa” puede tener muchos significados, pero lo cierto es que lo referente a internet y los nuevos tiempos en que vivimos es el mensaje principal de una composición que se adorna hermosamente de la voz de Sharon Van Etten, el toque más delicado y dulce dentro de toda esta tempestad tecnológica.

El viaje para auto encontrarse de Ranaldo logra llegar a buen puerto finalmente, ya que se nota claro, seguro y muy conciso en el relato que desarrolla durante el álbum. La madurez musical es evidente y, a pesar de que su trayectoria ya acumula varias décadas, es bueno notar cómo todavía es capaz de hacer fluir su creatividad mediante sus composiciones. Quizás este sea el inicio de un período más melódico y elaborado del músico, dejando un poco atrás el ruido y distorsión de las guitarras afiladas que suele interpretar. No obstante, el resultado es consistente y muy bien estructurado, tanto así, que Ranaldo demostró poder salir de su zona de confort explorando nuevas vías y reglas para entregar su música.

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 13 horas

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 7 días

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

DiscosHace 1 semana

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 2 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 2 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

DiscosHace 3 semanas

Mogwai – “Every Country’s Sun”

Mogwai sin duda alguna es uno de los principales referentes a la hora de hablar de post rock. Aunque en...

Publicidad

Más vistas