Conéctate a nuestras redes

Discos

Foo Fighters – Sonic Highways

Publicado

en

El octavo disco de Foo Fighters fue grabado en ocho estudios, en ocho ciudades, en ocho semanas, para una serie de HBO que muestra ese proceso, en ocho capítulos, con ocho invitados, uno en cada canción, retratando la identidad sonora de Estados Unidos, generando las “carreteras sónicas” a las que referencia el título de la placa. Pero “Sonic Highways” tiene tantos pies forzados, tantas condiciones que cumplir, que la tarea emprendida por Dave Grohl y los suyos parecía titánica. También esta sería una empresa tremenda para Butch Vig, quien volvía a la producción de un disco de los Foo tras el gran “Wasting Light” (2011), que tuvo una calidad innegable, y fue de los mejores álbumes de ese año. Y lo cierto es que ni siquiera Vig es capaz de conseguir que esta empresa llegue a buen término, porque ante cada genialidad que puede aparecer, le sucede un gran “pero” que no permite que el acto de disfrutar de este disco sea pleno.

FOO FIGHTERS 01Tal vez el mejor momento de este disco sea “In The Clear”, canción que fue grabada en New Orleans con The Preservation Hall Jazz Band, donde la calidez de los vientos permite que el aire épico que rodea a la canción, muy en la onda del arena-rock de U2 o Arcade Fire, sea logrado por completo. Pero ni siquiera este track se escapa del gran problema que existe con el álbum en su totalidad: la falta de nexos emocionales posibles entre el hablante en las canciones y los oyentes. No hay forma de involucrarse con las historias ni los sentimientos que se plasman en las composiciones de Foo Fighters. El ejercicio de Dave Grohl de escribir basándose en las transcripciones de las entrevistas hechas para la serie de HBO se queda en eso, en un ejercicio, pero el esfuerzo grande que se pone Grohl a sí mismo no hace más que generar presión en líricas que no logran que el auditor se involucre. No se ve posible que alguien dedique o se autodedique “Something From Nothing” o “Congregation”, así como sí ocurría con “My Hero” o “Walk”, sólo por nombrar temas que sí tenían al componente emocional como algo relevante.

Los problemas no se detienen ahí. El sonido es excesivo. Las fanfarrias de “What Did I Do? / God As My Witness”, grabada en Austin, y con Gary Clark Jr., son sosas, innecesarias, y eso le pasa a muchos elementos del disco, que para tener un sonido potente se olvidan que parte importante de lo deslumbrante que puede tener un registro es el control de las partes, y el manejo narrativo de lo sonoro. O sea, si tienes todo lo que tienes a disposición, sonando al mismo tiempo, y crees que por eso suenas mejor y más fuerte, te equivocas, porque será una de dos cosas: o un caos difícil de leer, o un sonido intrascendente. Esto pasa especialmente con la tercera y cuarta capa de las guitarras, que suenan a veces muy plásticas, y otras muy de relleno. Y es una pena pensando en colaboradores como el propio Clark o el gran Rick Nielsen de Cheap Trick. De todas formas, también hay malas FOO FIGHTERS 02colaboraciones como la cansina “Subterranean”, donde ni siquiera se respira el espíritu de Seattle, y donde Ben Gibbard (The Postal Service, Death Cab For Cutie) no logra generar nada conmovedor, pese a que estructuralmente sea esta la canción donde podría haber existido un matiz relevante. Imposible no pensar en que hay tantas ideas buenas, y que la mezcla de estas no pudo ser bien llevado a cabo, y en lo acongojante que resulta esto.

Es interesante y también descorazonador ver la evolución de Foo Fighters, desde un primer disco donde Dave Grohl dejó su carne, sangre y alma en un disco propio, haciendo todo solo, y que le sirvió como escape de sus emociones, con un gran resultado, hacia esta odisea moderna que lleva de forma obsesiva y excesiva a la ahora banda a un experimento fallido, que con tantos pies forzados intenta llegar a un resultado unitario que no es más que un pegoteo de partes haciendo de melodías interesantes, canciones poco relevantes. Y eso para una banda como Foo Fighters es grave.

Publicidad
6 Comentarios

6 Comments

  1. Marianors

    04-Dic-2014 en 7:29 pm

    Parece que el comentarista lo escucho uno sola vez. tipico!

    al escuchar varias veces el disco y ver la serie te vas dando cuenta de lo conmovedor de las letras y con cada una de las partes que encajan por track, si! claro, son 8 historias con 8 formas distitas y 8 historias separadas, pero le dan el tocque al album.

    según yo I am the river es la máxima canción del disco. y al parecer , sin haber visto el capitulo de está, debería ser igual de interesante.

    cumple con lo que trataron de hacer, contar la historia de esas 8 ciudades y plasmarlo en un disco, tal vez no sea el sonido que representa a la ciudad, pero es la inspiración!.

    en fin, para mi el disco está de patada voladora! y ya me imagino lo que será en Enero, aunque apuesto que con un nacional a 3/4 de capacidad .

  2. matiasvafi

    04-Dic-2014 en 11:12 pm

    En el primer o segundo capítulo de los documentales queda claro el sonido del disco. Son solo pequeñas influencias los distintos tipos de música según la ciudad donde grabaron, no se dejaron llevar demasiado ya que eso los convertería en otra cosa, algo que no es Foo Fighters.

    Las historias además son clarísimas, uno escucha el disco, ve los capítulos, vuelve a escuchar el disco y vincula todo, le da otro sentido al disco y a las letras inmediatamente.
    No es un disco mejor que el Wasting Light, pero es un buen trabajo que en vivo será muy interesante de escuchar.

    Bien mala leche la crítica.

  3. Pancho Báez

    04-Dic-2014 en 11:38 pm

    Con este disco tengo sentimientos encontrados:

    Por una parte, se valora la intención y el “eje conector” que intentó plasmar grohl en cada una de las canciones. Por otra parte, se valora el hecho que por fin se están escuchando mejor las líneas de bajo y mejores fraseos en las guitarras secundarias, sobre el riff incesante, poco pulcro y avasallador del ex nirvana. Me aventuraría a decir en este sentido que por fin creo que Pat Smear pasó a ser algo más que la “2° rítmica” de la banda.

    Por otra parte, el trabajo refleja el incesante esfuerzo de Dave Grohl de posicionar a su banda en un pedestal mayor (esfuerzo que a mi parecer ni siquiera necesita). He aquí uno de los grandes pecados de las bandas, intentar “más por más” … Wasting light es un disco completo, muy pegajoso que da gusto escuchar de inicio a fin. Grohl debió haber dejado pasar un par de años antes de reemplazarlo.

    En resumidas cuentas. Foo Fighters necesita más aire, menos esfuerzo mediático … tal vez volver un poco a sus inicios underground, a la humildad del comienzo.

  4. Juan José

    06-Dic-2014 en 2:05 pm

    Leí solo una vez este review, al igual que su creador, sólo escucho una vez el disco.

    SH es un disco de varias escuchas para digerirlo y eso se nota en la primera escuchada, lastima que el creador del review no lo logró captar.

  5. corso

    08-Dic-2014 en 10:49 am

    un disco que intenta romperte la cabeza pero no tiene mas que cliches sonoros pensando en la gira, Grohl debiera concentrase en descansar mejor la ideas , salirse del medio un rato y hacer letras y musica menos tontas pero su ego no se lo permite. El sonido es tan limpio que molesta, y lo peor, los invitados no lucen, dan la sensaciónde que pudieron no estar, y eso viniendo de tipos tan “quitados de bulla y protagonismo” como son, por ejemplo, Nielsen y Walsh, es un error de los grandes …grohl, toma vacaciones !

  6. Pingback: Show completo de Foo Fighters en BBC Radio 1’s Big Weekend » HumoNegro.com

Responder

Discos

Ulthar – “Providence”

Publicado

en

Providence

Algo muy valioso dentro de la música extrema es la diversificación del sonido y su amplitud de opciones, exigiendo a los artistas a pulir sus habilidades para no limitarse a crear una mera entrega de blast beats, riff filosos y guturales por doquier, sin sustancia alguna. Mezclar dos de los subgéneros más extremos dentro del metal no es tarea sencilla, debido a su complejidad en ejecución y el manejo de características particulares que posee cada uno. Los músicos que integran la banda Ulthar tienen una vasta experiencia en sonidos extremos, y después del monstruoso “Cosmovore” (2018), el trío de California libera “Providence”, larga duración que los lleva a otro nivel de bestialidad.

Canalizar la atención a los detalles de “Providence” es una prueba. Desde el arranque, “Churn” es puro salvajismo heredado del death metal de antaño, y por más primitivo que resulte, la claridad de la instrumentación es abrumadora. Las variaciones que ejecuta Justin Ennis en la batería son un asalto sonoro sin misericordia para el breve inicio, que conduce a la intrigante atmósfera del siguiente track. Guitarras acústicas empiezan a armar la turbulencia de “Undying Spear”, con una esencia indudable del black metal más tradicional, el que Ulthar aborda con destreza. En lugar de mostrarse sólo como una banda de un género con ciertos arreglos de otra variante, la escucha de “Providence” va mutando con naturalidad entre la oscuridad y densidad, sobrecogedoras en toda su extensión.

El apartado vocal es compartido entre el bajista Steve Peacock y el guitarrista Shelby Lermo, este último también detrás de samplers que son inquietantes al adentrarse en “Through Downward Dynasties” y “Cudgel”, canciones vertiginosas con una muralla vocal portentosa. Aspereza, desesperación y viscerales guturales, engrandecen la estructura más técnica de estos tracks, que no escatiman en brutalidad. Bajando un poco la intensidad, “Furnace Hibernation” es una cruda progresión donde Ennis castiga a la batería con una arrolladora interpretación, dando espacios a disonantes acordes y un trémolo espeluznante.

Al revisar los créditos de Ulthar, se puede dilucidar que el sonido extremo concebido dentro del underground es lo que nutre a la banda. Esta propuesta, inspirada estéticamente en Howard Phillips Lovecraft, consigue en “Humanoid Knot” un notable cierre, alejándose totalmente de lo ceremonioso y optando por una canción sin riendas, sin reglas y con lacerantes quiebres en las cuerdas de Lermo. La voracidad vocal del último tramo es inclemente, al igual que la rítmica que no cesa su hosquedad.

Para superarse a sí mismos, limitarse a crear un trabajo mucho más pesado que el anterior podía ser una alternativa, pero Ulthar no sólo consigue esto. “Providence” desborda calidad y ferocidad, pero, sobre todo, irrumpe con alguna suposición sonora asociada a géneros musicales más letales. Con su nuevo opus, Ulthar desencadena una experiencia extrema garantizada, pero a medida que cada track llega, será difícil vaticinar el impacto de la embestida.


Artista: Ulthar

Disco: Providence

Duración: 36:33

Año: 2020

Sello: 20 Buck Spin


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Providence Providence
DiscosHace 1 día

Ulthar – “Providence”

Algo muy valioso dentro de la música extrema es la diversificación del sonido y su amplitud de opciones, exigiendo a...

Mordechai Mordechai
DiscosHace 2 días

Khruangbin – “Mordechai”

En un presente tan automatizado como el actual, Khruangbin ha logrado con éxito captar la atención de la audiencia con...

Hum Hum
DiscosHace 5 días

Alain Johannes – “Hum”

La carrera de Alain Johannes habla por sí sola. Como “hombre en las sombras” ha sido el responsable de un...

Savage Peace Savage Peace
DiscosHace 1 semana

Partisan – “Savage Peace”

Actualmente, una frase como “paz salvaje” resulta tan paradójica como acertada. La brusquedad de los cambios en los ritmos de...

Women In Music Pt. III Women In Music Pt. III
DiscosHace 1 semana

HAIM – “Women In Music Pt. III”

Desde el lanzamiento de “Summer Girl” el año pasado, era claro que el tercer álbum de HAIM, “Women In Music...

Hell Will Come For Us All Hell Will Come For Us All
DiscosHace 2 semanas

Aversions Crown – “Hell Will Come For Us All”

Australia no sólo es el país originario de bandas importantes de rock como AC/DC, y otras que nacieron durante la...

Amends Amends
DiscosHace 2 semanas

Grey Daze – “Amends”

Para quienes crecieron con los himnos de Linkin Park sonando fuerte en la radio y en la televisión, la muerte...

Consummation Consummation
DiscosHace 2 semanas

Katie Von Schleicher – “Consummation”

Las limitaciones jamás han sido un impedimento para Katie Von Schleicher, por el contrario, se convirtieron en su sello. Para...

Lamb Of God Lamb Of God
DiscosHace 2 semanas

Lamb Of God – “Lamb Of God”

Con un poco más de dos décadas de historia, incluyendo sus inicios bajo el nombre Burn The Priest, la carrera...

Punisher Punisher
DiscosHace 3 semanas

Phoebe Bridgers – “Punisher”

En tiempos de pandemia se idealiza la experiencia de la música en vivo, y se extraña, por supuesto, como la...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: