Conéctate a nuestras redes

Discos

Föllakzoid – III

Publicado

en

Fines de los 60, y muchas bandas en Europa comienzan a tomar los vestigios dejados por la psicodelia para llevar al rock hacia un lugar mucho más cercano al arte. Nace el rock progresivo. A través de él, se desarrollan distintas expresiones que funcionaron casi en plan de cofradía: en Inglaterra se forma la “Escena de Canterbury”, sostenida en la visión de bandas como Soft Machine o Caravan; en Francia se ubica la combinación más extrema de estilos gracias al zehul (subgénero creado por Magma, quienes tomaron el free jazz legado por John Coltrane para dar con el perfil de su proyecto); y en Alemania nace el krautrock, quizás la respuesta más definida que contiene el rock progresivo como un concepto global.

Considerando que todas aquellas manifestaciones tienen su mayor valía en la condición de movimientos contraculturales dentro de sus respectivas culturas geográficas, trascendiendo al ejercicio puramente musical, ¿es ajustado decir que Föllakzoid, en su propuesta, hace krautrock? La FÖLLAKZOID 01banda nacional se formaba en 2007 editando su primer trabajo con el sello local Blow Your Mind, para después de un exitoso paso por el circuito underground chileno, radicarse definitivamente en el exterior. Con la venia y consideración de colosos críticos de música como son NME o Pitchfork y, respaldados por una de las casas discográficas independientes más importantes de Norteamérica, Sacred Bones Records, sacan su segundo larga duración en 2013, y ahora también su tercer álbum, titulado simplemente como “III”.

Reverberación, tanto en la técnica instrumental como en la sucesión de sus discos, es la palabra ideal para definir la constante en el sonido de Föllakzoid; el eco se hace presente en el ancho de su discografía para llegar a establecerse, sin agotarse, en el último de sus ofrecimientos. “III” es una placa que disminuye la cantidad de sus tracks en relación a sus antecesores –“I” (2009) tiene seis; “II” tiene cinco, y “III” tiene cuatro- para confirmar que el quiebre de su sonido no se encuentra en la irrupción de cada corte, sino que en el paso del mismo se van incluyendo nuevas cadencias que lo orientan por un camino u otro, con independencia de que la base sea la misma y la estructura de la canción esté diseñada con sostén del mismo beat, tendencia llamada motorik que, a su vez, fue impulsada por Neu!, banda que precisamente se mueve en los márgenes del krautrock.

Así, el primer corte de la placa, “Electric”, se desvanece para hacer espacio a “Earth”, que se dedica al vaivén de los distintos tiempos con los que trabaja cada instrumento, sin caer en la disonancia y aplicándose en una característica muy propia del math rock. Es en este pasaje donde se establece la principal innovación de la banda en términos técnicos, explotando todas las posibilidades de la percusión para entregarle más notoriedad sobre un tema que, aleonado por aquello, recuerda inmediatamente al “A Saucerful Of Secrets” de Pink Floyd en su “Live At Pompeii” (1972).

FÖLLAKZOID 02Por la otra vertiente, en “III” la incidencia de las voces se aplaca todavía más, considerando la ausencia del recurso en el ejercicio histórico de la banda, de esta manera, la misma se matiza como otro instrumento tangible. El tercer y cuarto tema del álbum, “Piure” y “Feuerzeug”, respectivamente, transitan por la simplicidad, por el minimalismo de tres músicos que intentan, por medio de un groove sostenido en cada extenso track, incorporar un caudal de sonidos mixtos, logrando crear una atmósfera que invita a la quietud, amén de un resultado simple y muy limpio, que no necesariamente tiene que ver con la poca dificultad en la ejecución instrumental de la banda.

Probablemente Föllakzoid nunca haya buscado hacer krautrock y simplemente coincidió en la estética con este, acercándose al género no más que otra banda chilena, Congelador, cuando la misma compartiera escenario en 2009 con Damo Suzuki, antiguo miembro de Can, colectivo pionero del movimiento musical progresivo teutón. Lo que se encuentra al alcance de una placa como “III”, de una muy agradable digestión, pasa por música que puede ser replicable en  los círculos bohemios de la capital orientados hacia la vanguardia, música que sirve para ir mirando la inmensidad del paisaje cuando se baja por la ladera pavimentada después de haber acampado una semana en el Valle de Elqui, o música para envolverte en un rincón de tu hogar con lo misceláneo de sus elementos, quizás en una nube de humo. Finalmente, lo que hace Föllakzoid es, sencillamente, música.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Black Country, New Road – “For The First Time”

Publicado

en

For The First Time

¿Qué es hablar de creatividad en el rock contemporáneo? Una pregunta siempre presente en un mundo musical que vive en un loop, donde se alternan la ortodoxia y revolución como principios de guía estéticos. Cada cierto tiempo, aparecen álbumes que dan luces de una posible respuesta a dicha interrogante, y es en ese horizonte donde encontramos la propuesta orquestal y poética de Black Country, New Road, banda londinense compuesta por Isaac Wood (voz y guitarra), Tyler Hyde (bajo), Lewis Evans (saxofón), Georgia Ellery (violín), May Kershaw (teclados), Charlie Wayne (batería) y Luke Mark (guitarra). Resulta necesario enlistar y enfatizar en que son un septeto, pues, más que pasar desapercibidos, todos son piezas fundamentales en la construcción del laberinto sonoro que significa su primer larga duración, “For The First Time”.

El camino lo comenzamos a recorrer con “Instrumental”, donde una veloz rítmica de jazz y teclado frenético son la base para una orquesta que aumenta la tensión paulatinamente, hasta chocar de golpe con un brusco silencio, convirtiéndose en una pieza que, desde la apertura del LP, nos permite apreciar la variada influencia de la agrupación. Con “Athens, France” transitamos pasajes más afables, que nos llevan hacia momentos de un rock alternativo con tintes de intensidad noventera, y que son matizados por solemnes momentos orquestales que sirven de telón de fondo para la temerosa pero expresiva voz de Wood.

Un cambio un tanto drástico se experimenta con la caótica “Science Fair”, una turbulenta tormenta de bronces, guitarras estridentes y sintetizadores intimidantes, cuyos sucios quiebres jazz y perturbadoras estructuras sonoras nos regalan una experiencia de corte cinematográfico. Cabe destacar que en la letra se hace una referencia explícita a los emblemáticos Slint, alusión que se palpa vívida como influencia estética en “Sunglasses”. Con su comienzo de atmosférica guitarra fuzz, nos encontramos con una base post rock noventera, caracterizada por su incorporación progresiva de capas sonoras y que, tras una descompensación rítmica, cambia drásticamente a una propuesta más potente.

En el último tercio, inspirada en el trabajo de Arthur Russell, “Track X” retoma transitoriamente la calma perdida. Acá toman mayor protagonismo los tímidos, pero curiosos, arreglos de violín. También podemos apreciar la importancia de la propuesta lírica, que destaca por su capacidad de transmitir emociones como desazón, hastío o frenesí con letras sinceras sobre la cotidianeidad. Así llegamos al cierre de “For The First Time”, donde nos encontramos con la monumental “Opus”, una pieza de rítmica acelerada, con cierto color post punk, pero que se entrecruza con juegos de intensidad y explosiones sónicas, generando una apocalíptica atmósfera orquestal cargada de misterio, derivando en calma después de la tormenta.

Tras el recorrido, nos damos cuenta de que lo realizado por estos siete jóvenes ingleses cobra mérito al darnos atisbos de respuesta a la pregunta planteada líneas atrás. En una época en que se supone que ya todo está hecho, la creatividad de una propuesta musical no necesariamente se basa en la capacidad de inventar algo nuevo, sino que también por la inteligencia de utilizar lo ya disponible para generar algo atractivo. En su honestidad, que no tiene tapujos en confesarnos sus influencias, Black Country, New Road con “For The First Time” nos brinda un constructo sónico poseedor de un espíritu propio y abre un camino que nos permite ver que no todo es monotonía allá afuera.


Artista: Black Country, New Road

Disco: For The First Time

Duración: 40:44

Año: 2021

Sello: Ninja Tune


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

For The First Time For The First Time
DiscosHace 1 día

Black Country, New Road – “For The First Time”

¿Qué es hablar de creatividad en el rock contemporáneo? Una pregunta siempre presente en un mundo musical que vive en...

Ignorance Ignorance
DiscosHace 1 semana

The Weather Station – “Ignorance”

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el...

As The Love Continues As The Love Continues
DiscosHace 1 semana

Mogwai – “As The Love Continues”

“As The Love Continues” llega cuando Mogwai conmemora 25 años de carrera (o desde el lanzamiento de su primer single)...

IMPERIAL IMPERIAL
DiscosHace 2 semanas

Soen – “IMPERIAL”

Dentro de la escena del metal progresivo existen varios actos que han tratado de mantener viva la llama del género,...

Sound Ancestors Sound Ancestors
DiscosHace 2 semanas

Madlib – “Sound Ancestors”

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr....

Medicine At Midnight Medicine At Midnight
DiscosHace 2 semanas

Foo Fighters – “Medicine At Midnight”

Dave Grohl sabe de trucos. Comerciales, por cierto. Todas las movidas orquestadas que ha presentado arriba de los escenarios han...

Drunk Tank Pink Drunk Tank Pink
DiscosHace 3 semanas

Shame – “Drunk Tank Pink”

Adscritos dentro de la eterna obsesión por encontrar el relevo generacional del rock, Shame es una banda que despertó interés...

OK Human OK Human
DiscosHace 3 semanas

Weezer – “OK Human”

De sorpresas, desencanto, odio y, sin duda, grandes momentos. Así ha sido el camino que hemos recorrido con Weezer en...

THE FUTURE BITES THE FUTURE BITES
DiscosHace 3 semanas

Steven Wilson – “THE FUTURE BITES”

Revisar el progreso y su definición a lo largo de la historia entrega caminos con ripios, sangre derramada y paradigmas...

Kvitravn Kvitravn
DiscosHace 4 semanas

Wardruna – “Kvitravn”

De la creciente ola musical basada en los sonidos étnicos y ambientes paganos, Wardruna se posiciona como uno de los...

Publicidad
Publicidad

Más vistas