Conéctate a nuestras redes
Shore Shore

Discos

Fleet Foxes – “Shore”

Publicado

en

En 2020 parece ser difícil encontrar momentos positivos, donde incluso la música ha sido enfrentada de cara con la realidad. Conciertos cancelados, lanzamientos aplazados y músicos independientes batallando, ejemplifican un complejo escenario. Por lo que “Shore”, el cuarto álbum de Fleet Foxes, es una inesperada dosis de energía; un disco directo en su composición y mensaje, que ve más allá de los momentos oscuros y responde con una sonrisa. En “Crack-Up” (2017) Robin Pecknold ofrecía su material más complejo, una mirada progresiva del folk con épicas composiciones que retrataban un ambiente ansioso, sin embargo, “Shore” parece brillar de forma sutil. Presentado como una celebración de la vida ante la muerte, es una mirada más tradicional del género en un ejercicio fundamental.

“Wading In Waist-High Water” es una gentil pieza acústica de entrada. Retrata la soledad con frágiles cuerdas, pero, a medida que esta se transforma en unidad, el sonido ruge. Usar la melodiosa voz de Uwade Akhere es significativo, ya que Pecknold se ha caracterizado por retratar su propia soledad, pero esta liberación colaborativa habla del nuevo lugar en que se encuentra. “Sunblind” es un homenaje a los músicos que lo inspiran y se han ido demasiado pronto: “Para Richard Swift. Para John (Prine) y Bill (Withers). Para cada don elevado antes de su voluntad”. Una canción con un tópico tan devastador logra sonar reconfortante, una lamentación de aquellos perdidos, pero un aprecio eterno por su trabajo. Similar ejercicio hace en “Jara”, homenaje a Víctor Jara que elige no centrarse en su asesinato, sino que celebrar su lucha y espíritu: “Nunca tuviste miedo de pelear, culpas a un dios enojado. Y cuando ves el primer signo de violencia, lo soportas con todas tus fuerzas”.

Con la luminosa música, es difícil descifrar que la muerte sea la temática que mueve al disco, pues Pecknold la enfrenta con inesperada positividad. No es una negación de lo inevitable, sino que elegir centrarse en las partes positivas. “Pero soy fuerte y vivo, cantándote toda la noche” expresa en “Sunblind”. “Can I Believe You” presenta el momento más enérgico del disco, con un coro a cargo de sus propios fanáticos para representar el espíritu de unidad ante la adversidad. “Podría preocuparme cada noche, encontrar algo único que decir. Podría pasar por erudito, pero es un juego de jóvenes”, confiesa en “Young Man’s Game”, donde expresa las intenciones del disco.

“Shore” puede parecer un retroceso musical, puesto que las composiciones son mucho más directas y queda poco a la experimentación, sin embargo, Pecknold privilegia las evocaciones nostálgicas de las cuerdas antes de la innovación. Sus sentimientos están lejos de ser sencillos, pero parecen desenredarse gracias a la sutileza de las melodías. Como un trabajo clásico del folclor, deja al relator de lado y se centra en los personajes, sus historias atemporales y la identificación de la audiencia. “Featherweight” y “I’m Not My Season” son algunas de sus composiciones más tradicionales, pero sus emblemáticas melodías mantienen vivo el espíritu de la agrupación.

No obstante, en “Shore” hay momentos donde el sonido es renovado. Tal como el equinoccio en el que fue lanzado, se lleva el espíritu de transformación y cambios. La sutileza de los cortes acústicos es contrastada por canciones como “Cradling Mother, Cradling Woman”, que presenta grandes orquestaciones similares a contemporáneos, como Sufjan Stevens, y elementos electrónicos e instrumentos de viento entran y salen de las melodías, vitalizando la paleta. Todo esto convive en la pieza final homónima, donde los elementos de ambient presentan al músico flotando en un mundo de dudas. “Recuerdo tener la esperanza de no recordar nada. Ahora sólo espero estar aferrado a algo”, relata a la deriva.

Como lo menciona su nombre, este álbum ve a Robin Pecknold observando al mundo desde la costa, parándose ante un intimidante océano que le recuerda su mortalidad y pequeñez, pero, lejos de ahogarse en esta negatividad, observa la luz más allá de este. “Shore” está lleno de tópicos que cuestionan el presente y lo venidero, pero las cuerdas brillan y su melodiosa voz no se deja apagar. Es un regreso a lo más tradicional de la composición artesanal, donde con su guitarra busca llevar un poco de positividad ante un mundo que lo necesita. Pareciera casi impertinente que Pecknold eligiera este año para expresar esta celebración de la vida, pero su mirada del mundo es más que oportuna.


Artista: Fleet Foxes

Disco: Shore

Duración: 54:22

Año: 2020

Sello: Anti-


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Bruce Springsteen – “Letter To You”

Publicado

en

Letter To You

A través de su carrera, Bruce Springsteen ha musicalizado la juventud de múltiples generaciones. Los clásicos solos de saxo, su guitarra emblema de la americana y su expresiva voz han sido las imágenes de décadas idealizadas, sin embargo, con 71 años, su voz narra otro tipo de historias. En “Letter To You”, El Jefe realiza un nuevo viaje al pasado, pero esta vez para enfrentar aquellos fantasmas que le recuerdan su propia mortalidad. “One Minute You’re Here” es quizás la canción menos Springsteen para abrir un disco. No existe una enorme banda de acompañamiento que da paso a un instrumental ídem, capaz de llenar los más grandes estadios, sino que esta carta de entrada es sutil, delicada y madura. Quien ha animado a generaciones por décadas, finalmente reconoce su soledad; una leyenda que ha visto a sus pares caer uno a uno y que se sienta junto a su guitarra acústica en lo que parece un desértico confesionario: “Pensé que sabía quién era y qué hacía, pero estaba equivocado”, reconoce con valentía a su edad.

Sin embargo, la pieza anterior parece ser transicional, ya que “Letter To You” recibe con los brazos abiertos a The E Street Band, con quien no grababa desde 2014. Tras la vulnerable confesión, su legendaria banda de apoyo viene a darle un nuevo aire de energía a Springsteen en el verdadero inicio del disco. Casi como si intentara replicar cada elemento asociado a su figura, el músico mezcla aquellos sonidos tan propios de su persona. Las guitarras suenan fuertes y vigorosas, su voz ha cambiado con los años, pero sigue siendo la fuerza motivadora de la melodía, y su principal objetivo es demostrar la enorme conexión aun presente en esta banda: luego de años sin grabar juntos, el disco se completó en tan solo cinco días y, como amigos de toda la vida, el tiempo no ha hecho más que fortalecer su conexión. En 2020, esta es la forma en la que una banda de rock se luce ante las nuevas generaciones, siendo capaz de crear una crónica generacional en cosa de días.

“Burnin Train” es particularmente potente, un apasionado tema que bien pudo ser parte del Springsteen setentero y, en un álbum que cuestiona su mortalidad, cortes como estos dejan clara su vitalidad. Un par de estas canciones fueron escritas durante los 70, cuando el músico estaba en el peak de su representación de juventud, como “Janey Needs A Shooter”, escrita en 1972, que ahora toma un nuevo significado. Su atracción y pasión ya no viene de su vigorosidad, sino que de todo lo aprendido y vivido, de la madurez alcanzada. En canciones como “If I Was The Priest” y “Song For Orphans” es palpable su escritura juvenil, pero su voz logra dotar estas historias de nuevas experiencias. En la primera, luego de una vida alejado de la religión, el músico se reconcilia con su propia forma de ver la fe, algo que ha ido necesitando con el paso de los años.

“Last Man Standing” y “Ghosts” son las dos canciones que envuelven la nostalgia de “Letter To You”, escritas tras la muerte de George Theiss, último miembro sobreviviente de su primera banda, cargan con el peso emocional de la placa, con el músico enfrentando directamente a estos fantasmas, donde la culpa del tiempo perdido viene a pasarle la cuenta. Ahora, debe quedarse con la carga de ser el único en llevar estas memorias: “Soy el último hombre en pie, se recuerda con imágenes que nadie más puede compartir, pero, en vez de sucumbirse en tristeza, se asegura de transportar estos recuerdos y hacerlos perdurar. “Estoy vivo y estoy aquí por mi cuenta, estoy vivo y estoy regresando a casa”, canta con vigor en “Ghosts”, con un coro que le asegura la compañía de miles de seguidores. Un sonido tan clásico como el de su guitarra no debería sonar así de moderno, pero una vez más logra representar a su generación.

El corte final, “I’ll See You In My Dreams”, cierra el disco en un lugar similar a la tranquila apertura, sin embargo, ya no se siente la soledad. “Te veré en mis sueños, volveremos a vivir y reír”, relata esperanzado. “La muerte no es el final” es la lección aprendida y su guitarra está lejos de ser colgada. Ahora, su música no carga solo sus memorias, sino que todas las de los amigos caídos. “Letter To You” está lejos de innovar en el género, pero un músico como Springsteen tiene poco que probarle a nadie. Tras tantas pérdidas, la música conocida es el amigo que le queda, y la conexión que tiene con sus cuerdas son su verdadero legado.


Artista: Bruce Springsteen

Disco: Letter To You

Duración: 58:17

Año: 2020

Sello: Columbia


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Letter To You Letter To You
DiscosHace 2 días

Bruce Springsteen – “Letter To You”

A través de su carrera, Bruce Springsteen ha musicalizado la juventud de múltiples generaciones. Los clásicos solos de saxo, su...

Canciones Para El Siglo XXI Canciones Para El Siglo XXI
DiscosHace 4 días

Poder Fantasma – “Canciones Para El Siglo XXI”

Tierra fértil para el pop ha sido nuestro país. Con una rica tradición y un variado catálogo a punta de...

Atlas Vending Atlas Vending
DiscosHace 5 días

METZ – “Atlas Vending”

Luego de haber publicado el compilatorio “Automat” en 2019, el trío canadiense METZ tenía a todos muy atentos por un...

Endless Twilight Of Codependent Love Endless Twilight Of Codependent Love
DiscosHace 1 semana

Sólstafir – “Endless Twilight Of Codependent Love”

Últimamente, la casa discográfica francesa Season Of Mist ha estado pendiente de lo que ocurre en Islandia en términos musicales....

Post Human: Survival Horror Post Human: Survival Horror
DiscosHace 2 semanas

Bring Me The Horizon – “Post Human: Survival Horror”

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha sido uno de los sucesos que más ha afectado al ambiente artístico. Lo...

Song Machine, Season One: Strange Timez Song Machine, Season One: Strange Timez
DiscosHace 2 semanas

Gorillaz – “Song Machine, Season One: Strange Timez”

Lo de Gorillaz siempre ha tenido que ver con dar vida a un espacio donde las cosas pueden ser llevadas...

Vökudraumsins Fangi Vökudraumsins Fangi
DiscosHace 2 semanas

Auðn – “Vökudraumsins Fangi”

Islandia es tierra mágica en cuanto a creación artística. Con una población que bordea los 400 mil habitantes y paisajes...

Lament Lament
DiscosHace 3 semanas

Touché Amoré – “Lament”

Después de su emocionalmente devastador cuarto larga duración, “Stage Four” (2016), Touché Amoré vuelve a remover fibras profundas con “Lament”,...

MMXX MMXX
DiscosHace 3 semanas

Cómo Asesinar A Felipes – “MMXX”

A estas alturas, es un hecho que Cómo Asesinar A Felipes va más allá de la idea tradicional de banda....

Fake It Flowers Fake It Flowers
DiscosHace 3 semanas

Beabadoobee –”Fake It Flowers”

Cada vez es más aparente el estado cíclico de la música. Las generaciones nuevas ven como novedoso cosas que las...

Publicidad
Publicidad

Más vistas