Conéctate a nuestras redes

Discos

Filipina Bitch – “Animales Del Espanto”

Publicado

en

La escena del underground en nuestro país es un terreno fértil, en donde experimentación y calidad sonora crecen ocultas en las sombras, en la mayoría de los casos, ajenas a las presiones de la industria. Provenientes de estos oscuros parajes, Felipe Ruz y Marcos Muñoz en guitarras, junto a Matías Cena en bajo –siendo estos tres quienes se reparten el trabajo de voces– y Jorge Quelempán en batería y coros, dan vida a Filipina Bitch. La agrupación, de la mano del legendario sello independiente Algorecords de los hermanos Alejandro y Álvaro Gómez de Perrosky, vuelan cabezas con su primer larga duración “Animales Del Espanto”, lanzamiento cargado a la estridencia y agonía.

El trance comienza con los fraseos de una guitarra tímida, que nos atrae hacia los recovecos y pasadizos oscuros de “Mugre”, en donde atmósferas distorsionadas que van y vienen configuran una sofisticada muestra de noise rock. Por su parte, “Ahora, Queriendo Avanzar” en un comienzo nos recuerda el sonido del rock alternativo de los noventa, para girar drásticamente a un stoner demoledor, demostrando la versatilidad del grupo santiaguino. En una línea similar, el canto enérgicamente desanimado de “Funerales Universales” nos muestra la fuerte influencia del grunge en los cuatro músicos nacionales. Destaca en este tema el intenso pasaje instrumental que deriva en fraseos verbales introspectivos, todo en un clima de compleja brutalidad, sellado con la sentencia “común es morir cada vez”.

El tema que da nombre al disco, “Animales Del Espanto”, es una oda a la desilusión y a las pesadillas que ella genera, con una guitarra de agónica calma que genera ambientes conmovedores, pero a la vez desoladores. Las revoluciones suben a tope mientras se tienta al destino en los versos de “Buey”, canción que explicita una influencia del garage rock en los ex Philipina Bitch. Siguiendo con la energética propuesta, el proto-punk de sonido crudo de “Subirás Hasta El Cielo” nos interpela de forma violenta y coqueta con un drástico “porque lo que sube tiene que caer”.

El momento de destreza instrumental llega con “Tundra Luna”. Acá es el bajo la columna vertebral que, en su propuesta minimalista, matiza en potencia e intensidad el trabajo de las guitarras y batería, haciendo guiños a un  post-rock positivamente saturado. Posteriormente, melodías tétricas y versos oníricos son alojados en nuestros oídos y mente gracias a “Seres De Otra Era”, abriendo el paso a redobles que van guiando un pulso que asciende hasta estallar en un armónico caos sónico. En una línea más punk, nos sumergimos en las aguas de “Asco”, cuyo coro indescifrable es un llamado a la rabia y a la protesta. En el epílogo, aún más potente que su antecesora, bordeando los límites del hardcore, “Egoísta” cierra en erráticos acoples un disco redondo de principio a fin.

“Un disco-libreta de apuntes y, como tal, contiene fragmentos de historias y textos libres con ideas sobre el pasar humano, la histeria, la naturaleza y el tiempo”. Así es como sus propios autores definen “Animales Del Espanto”, descripción acertada para aquel fluir de la conciencia que se materializa sonoramente en una comunión entre acordes estridentes y fraseos fragmentados. Es así el reflejado de la idea pura llevada a la praxis creativa. Por otro lado, queda claro que en el trabajo de los Filipina Bitch no hay nada claro; el más mínimo esfuerzo por tratar de entregarle una etiqueta al contenido del disco está destinado al fracaso, pues su gracia está justamente en comprender lo inclasificable de la propuesta de la banda, que con este material sin duda alguna se presenta dentro de lo más interesante de la escena nacional dentro de lo que va de año.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

The Weather Station – “Ignorance”

Publicado

en

Ignorance

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el radar hasta ahora. Y es que, a pesar de una carrera de más de 10 años, “Ignorance” promete ser la placa que la finalmente logre posicionarla como una de las figuras esenciales de la nueva ola del art pop. Anteriormente, el proyecto de Tamara Lindeman se centraba en darle espacio a las letras más que a la melodía y su voz, debido a que su pluma ha sido el gran punto fuerte a lo largo de su discografía. Sin embargo, en “Ignorance” una banda completa la ayuda a llegar a nuevos niveles para crear las perfectas atmósferas.

Desde las dramáticas cuerdas de “Robber”, el tema de entrada, se puede ver la influencia del resurgimiento pop baroco en su nueva placa. Pero sus composiciones hacen que este dramatismo no sea sólo algo estético, sino que parte de todo un relato que es posible de imaginar gracias a sus letras. “Nunca creíste en el ladrón, creíste que un ladrón debía odiarte para robarte, pero el ladrón no te odia”. Lindeman hace una clara alusión al imaginario capitalista, pero utilizando los elementos del género para una narración gótica. Poderosos violines, sintetizadores, percusión y hasta cuerdas eléctricas son algunos de los elementos que se introducen con esta nueva banda. Sin embargo, la artista jamás pierde su calma ni se deja remecer por la potencia del instrumental. Esta es la perfecta representación de la temática principal del disco, un testigo impotente ante las catástrofes que percibe del mundo.

En “Atlantic”, la poderosa melodía representa el peso de la crisis climática ante manos que no mucho pueden hacer. Su voz se muestra resignada, pero la ansiedad está presente en la rítmica percusión. Además, los detalles de flautas a lo largo del tema le agregan un sentido de aventura ante la calamidad, en una mirada fantasiosa del temor al fin del mundo. Si bien, su voz podría parecer monótona frente a temas tan preocupantes, logra precisamente retratar un cansancio generacional. Y es que, de muchas maneras, “Ignorance” es un álbum de desamor frente al mismo planeta en el que se vive, donde se lucha para encontrar razones por la que seguir amándolo. Así, el disco batalla entre oscuros momentos, aunque con pequeños destellos de luz. Tal como en “Loss”, donde se lamenta la pérdida, pero también se reconoce la necesidad de enfrentarla, en una de las melodías más brillantes de la placa.

En temas como “Parking Lot” se aprecian aquellos momentos que alejan de la negativa mirada humana: “Vi a un pájaro volando y aterrizando en el tejado. Después regresó al cielo, desapareciendo de la vista”. La simpleza de estos momentos la distrae por un segundo de su negatividad en una de las melodías más dulces, donde su búsqueda por momentos de paz se representa entre el juego de cuerdas y batería. La balada a piano “Trust” representa la perspectiva de Lindeman como cantautora; una clara habilidad de crear atmósferas íntimas y atrapantes, pero que también logra transportar con el dramatismo de sus melodías. Asimismo, refleja sus cuestionamientos ante lo volátil de la sociedad y su predisposición al caos. Poco a poco, la melodía se va construyendo con más y más capas detalladas que se presentan mientras relata su historia. El corte final, “Subdivisions”, es quizás una de sus composiciones más clásicas, donde la melodía sería difícil de ser despreciada. De esta forma, su mensaje puede llegar masivamente sin perder su identidad como relatora. Sin despedidas sutiles cierra el disco en un punto alto, en una canción que no hace más que crecer y crecer, con uno de los coros más impecables de toda la placa.

Sería sencillo descartar “Ignorance” como un disco negativo del presente del mundo, sin embargo, el trabajo de The Weather Station está lejos de ser sólo una crítica fría. Existe una clara sensibilidad y un sentido de búsqueda que no deja de avanzar, y cada composición amenaza con volverse estacionaria, pero la adición de su banda la lleva a nuevos lugares de aventura que antes no había logrado alcanzar. Si bien, observa al mundo, jamás lo hace desde un punto estacionario. Tamara Lindeman continúa emprendiendo el viaje para poder entender más sobre el entorno que le deprime, pero que también le emociona.


Artista: The Weather Station

Disco: Ignorance

Duración: 40:42

Año: 2021

Sello: Fat Possum


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ignorance Ignorance
DiscosHace 6 días

The Weather Station – “Ignorance”

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el...

As The Love Continues As The Love Continues
DiscosHace 6 días

Mogwai – “As The Love Continues”

“As The Love Continues” llega cuando Mogwai conmemora 25 años de carrera (o desde el lanzamiento de su primer single)...

IMPERIAL IMPERIAL
DiscosHace 2 semanas

Soen – “IMPERIAL”

Dentro de la escena del metal progresivo existen varios actos que han tratado de mantener viva la llama del género,...

Sound Ancestors Sound Ancestors
DiscosHace 2 semanas

Madlib – “Sound Ancestors”

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr....

Medicine At Midnight Medicine At Midnight
DiscosHace 2 semanas

Foo Fighters – “Medicine At Midnight”

Dave Grohl sabe de trucos. Comerciales, por cierto. Todas las movidas orquestadas que ha presentado arriba de los escenarios han...

Drunk Tank Pink Drunk Tank Pink
DiscosHace 3 semanas

Shame – “Drunk Tank Pink”

Adscritos dentro de la eterna obsesión por encontrar el relevo generacional del rock, Shame es una banda que despertó interés...

OK Human OK Human
DiscosHace 3 semanas

Weezer – “OK Human”

De sorpresas, desencanto, odio y, sin duda, grandes momentos. Así ha sido el camino que hemos recorrido con Weezer en...

THE FUTURE BITES THE FUTURE BITES
DiscosHace 3 semanas

Steven Wilson – “THE FUTURE BITES”

Revisar el progreso y su definición a lo largo de la historia entrega caminos con ripios, sangre derramada y paradigmas...

Kvitravn Kvitravn
DiscosHace 3 semanas

Wardruna – “Kvitravn”

De la creciente ola musical basada en los sonidos étnicos y ambientes paganos, Wardruna se posiciona como uno de los...

Bob's Son Bob's Son
DiscosHace 4 semanas

R.A.P. Ferreira – “Bob’s Son: R.A.P. Ferreira In The Garden Level Cafe Of The Scallops Hotel”

Cuando Rory Allen Phillip Ferreira abandonó Milo, su antiguo nombre artístico, para adoptar la identidad de R.A.P. Ferreira, también coincidió...

Publicidad
Publicidad

Más vistas