Conéctate a nuestras redes

Discos

FFS – FFS

Publicado

en

La idea más común que se tiene de un “supergrupo”, es una unión de selectos miembros de bandas que gozan de cierto reconocimiento en la música al momento de la dicha alianza, y los ejemplos abundan en todos los estilos, desde The Travelling Wilburys a fines de los ochenta, pasando por Fantômas, Avantasia o The Good, The Bad And The Queen. Por lo mismo, resulta más que interesante que dos grupos con todos sus integrantes puedan embarcarse en un proyecto nuevo. Eso es básicamente FFS, un supergrupo conformado por un lado por el multifacético dúo estadounidense Sparks, y por otro lado el grupo escocés de garage revival Franz Ferdinand. Después de más de una década de espera (la primera vez que los escoceses sacaron a colación la idea de colaborar juntos fue por el año 2004 cuando su álbum debut despuntó en todo el mundo), este año se decidieron a verter sus influencias en un álbum llamado simplemente “FFS”.

FFS 01Una unidad musical en su totalidad se encuentra con otra que, a decir verdad, no dista mucho más allá de la diferencia de décadas. Los hermanos Ron y Russell Mael propusieron un rock pop barroco a mitad de los setentas que los escoceses están abrazando últimamente: su más reciente trabajo, “Right Thoughts, Right Words, Right Action” (2014) pretende abarcar –y de muy buena forma- todo lo que ya logró Sparks anteriormente. Entonces, la pregunta que cae de cajón es ¿qué podría ofrecerle Franz Ferdinand a una banda con esas credenciales? “Johnny Delusional” aparece como track inicial y respuesta perfecta; el tono de voz del menor de los Mael puede descansar perfectamente en el de Alex Kapranos sin afectar la continuidad de la canción, de pulsión potente gracias a sus arreglos electrónicos.

Pese a las buenas intenciones anteriores, hace diez años una colaboración entre el dance rock en el que Franz Ferdinand le ripeaba el sonido a XTC o Gang Of Four, y las estructuras más complejas de Sparks, hubiera sonado algo forzada, pero hoy en día “Call Girl” o “Police Encounters” parecen un paso obvio y en la misma dirección para ambas bandas, un paso definitivamente adelante. El característico teclado de Ron Mael le da inicio a “Dictator’s Son”, sin embargo, la mancomunión con las guitarras de Nick McCarthy y el mismo Kapranos, dan a luz a un ente novedoso y frenético, con ganancia pura para ambos. Curiosamente, lo que suele pasar con muchos discos y les quita empuje, es lo que hace a “Little Guy From The Suburbs” una gran balada, en donde entran las guitarras acústicas y las voces de Mael y Kapranos octavadas, complementándose perfectamente.

FFS 02“Save Me From Myself” le sube las revoluciones al disco, con una canción que en la forma bebe de los escoceses: frenética y fulgurante, pero en el fondo las melodías están muy enraizadas en el imaginario musical de los californianos, y en la misma línea está puesta “So Desu Ne”, un imprescindible de este álbum que engloba su espíritu general de cohesión y armonía. “The Man Without A Tan” es pulcro indie pop que contiene todo lo que una canción radial debiese tener, mientras que ”Things I  Won’t Get”, o incluso “The Power Couple” (por obvio que pudiera sonar el título), son tal vez las canciones que más albergan la premisa “antigüedad manda”, todo en ellas exuda el extenso catálogo de Sparks, con cuatro hombres duchos en la industria musical al servicio de un par de sexagenarios a los que le deben mucho. No por nada Kapranos siempre ha sido un ferviente fan de la banda. “Collaborations Don’t Work” es casi una ironía. Parte con el sonido típico de Franz Ferdinand, como si fuera una nueva “Jacqueline”, para desembocar en un remolino en el que ambos se notan, ambos aportan y ambos se dejan sentir, así que sí, las colaboraciones efectivamente funcionan, de la misma forma que “Piss Off”, un grand finale para el álbum.

“FFS” es, en definitiva, una operación matemática en la que no hay nada que restar ni dividir, sino sumar e incluso multiplicar (ellos mismos han mencionado que existen planes a futuro) y, parafraseando e incluso contradiciendo a una canción de Sparks, en este pueblo si hay espacio para los dos.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Russian Circles – “Gnosis”

Publicado

en

Gnosis

Con ocho discos a su haber, Russian Circles sigue proponiendo argumentos cada vez más densos en su tejido sonoro. Si bien, su cercanía al sludge y al post metal los posiciona de antemano en esa línea, la banda instrumental ha sabido agregar de a poco una serie de detalles que compactan esa idea sin transar en su formato trío. Así, e ininterrumpidamente desde “Guidance” (2016), el conjunto vuelve a trabajar con Kurt Ballou (Converge) para desarrollar esa matriz. ¿El resultado? “Gnosis”, un trabajo breve pero intenso, que avanza sin sobresaltos evidenciando un giro en la idea original del grupo fabricando más capas de contenido.

El término gnosis proviene del griego Γνωσις, que significa “conocimiento” en su interpretación más absoluta. El concepto juega con la idea de la búsqueda de la verdad o del conocimiento con un propósito divino. Más allá de la interpretación literal, pareciera ser que esa búsqueda es difícil de alcanzar con una tonelada de distorsión y overdrive de fondo. “Gnosis” introduce capas de contenido saturado de manera más orgánica y, a diferencia de sus trabajos anteriores, la idea de usar loops de guitarra ha quedado atrás para cultivar un aspecto vivo más rústico y crudo.

Sin rodeos, Brian Cook toma el protagonismo desde el inicio con un penetrante y metálico bajo en “Tupilak”, un corte que no da tregua en la idea del grupo de cumplir con las expectativas tras los intensos singles “Conduit” y “Betrayal”. El trabajo en la batería es otro punto a destacar, contribuyendo a generar una atmósfera más melódica gracias a su correcto registro, que no es para nada opacado por los bajos y guitarras. Así, “Gnosis” avanza hacia un terreno más conocido con el track que da nombre al álbum, una canción llena de texturas, cuyo relato es simple y reflexivo hasta el quiebre del riff final.

A estas alturas, Russian Circles abraza mucho más el metal que en otros trabajos y lo adhiere a este capítulo del álbum, sincerando así sus más profundas influencias. Prueba de ello, es la antecesora “Vlastimil” y su intro que se acerca al heavy, la antesala perfecta para “Betrayal”. En sus más de cinco minutos, Mike Sullivan y compañía tocan la oreja del black metal con los recursos clásicos del género, en lo que es su canción más pesada hasta el momento. Si bien, la banda ha jugado históricamente con los recursos tradicionales del post metal, corre el cerco haciendo de su sonido una masa difícil de digerir, mas no incómoda. La carencia de atmósferas monótonas, salvo un interludio para aflojar (“Ó Braonáin”), hace que la producción directa y descarnada de Ballou se aprecie a merced. Al igual que en “Blood Year” (2019), el protagonismo de las baterías y el bajo se mantiene, agregando esta vez unas guitarras menos texturales y de riffs más pegajosos.

“Gnosis” aparece como uno de los trabajos más pesados Russian Circles, donde el recurso metalero es a ratos sorpresivo y en otros esperable. La banda no transa en aligerar su propuesta, sino más bien la intensifica y, en vez de buscar puntos de encuentro, se atrinchera con éxito en sus referentes. No obstante, “Bloom” al cierre, pareciera sacada de sus primeros discos, manteniendo la forma donde se aprecian delays y una composición mucho más relajada, demostrando un particular rango que se funde con la etiqueta de post rock que se les colgó en sus inicios. Russian Circles regresa con actitud y solidez, gracias a una búsqueda que da sus frutos y, sobre todo, con identidad. Todo eso los mantiene en alza y como una de las bandas más interesantes del catálogo de Sargent House, el ejemplar sello de Los Ángeles liderado por Cathy Pellow.


GnosisArtista: Russian Circles

Disco: Gnosis

Duración: 39:33

Año: 2022

Sello: Sargent House


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Gnosis Gnosis
DiscosHace 13 horas

Russian Circles – “Gnosis”

Con ocho discos a su haber, Russian Circles sigue proponiendo argumentos cada vez más densos en su tejido sonoro. Si...

The Mars Volta The Mars Volta
DiscosHace 7 días

The Mars Volta – “The Mars Volta”

Difícilmente exista banda que lo haya inventado o interpretado todo, pero es complejo poder renovarse cuando prácticamente se ha abarcado...

Will Of The People Will Of The People
DiscosHace 3 semanas

Muse – “Will Of The People”

Muse es una banda extrema, y no por el acercamiento caótico y áspero a la música que suele englobar este...

You Belong There You Belong There
DiscosHace 3 semanas

Daniel Rossen – “You Belong There”

Las separaciones o entradas en híato de las bandas son un momento incómodo para todos los involucrados, partiendo por los...

The Alchemist’s Euphoria The Alchemist’s Euphoria
DiscosHace 4 semanas

Kasabian – “The Alchemist’s Euphoria”

Kasabian vuelve después de cinco años con su séptimo álbum, y luego de que durante 2020 su ex frontman, Tom...

Baby Baby
DiscosHace 1 mes

Petrol Girls – “Baby”

Política, contingencia y un discurso absolutamente incendiario. Tres aspectos que nos permiten trazar el terreno artístico en el que se...

Sometimes Forever Sometimes Forever
DiscosHace 1 mes

Soccer Mommy – “Sometimes, Forever”

Soccer Mommy trae a la mesa el sonido de los 90 con una mirada joven y actual, mezclando a su...

Radiate Like This Radiate Like This
DiscosHace 1 mes

Warpaint – “Radiate Like This”

Seis años pasaron desde que Warpaint presentara su disco “Heads Up” (2016) y, a pesar de que todas sus integrantes...

Life Is Yours Life Is Yours
DiscosHace 1 mes

Foals – “Life Is Yours”

Partieron siendo cinco y ahora quedan tres; después de que en el documental “Rip Up The Road” (2019) pudimos ver...

Entering Heaven Alive Entering Heaven Alive
DiscosHace 2 meses

Jack White – “Entering Heaven Alive”

Como si el estreno de “Fear Of The Dawn” no fuera suficiente, Jack White hizo lo impensable al publicar dos...

Publicidad
Publicidad

Más vistas