Conéctate a nuestras redes

Discos

FFS – FFS

Publicado

en

La idea más común que se tiene de un “supergrupo”, es una unión de selectos miembros de bandas que gozan de cierto reconocimiento en la música al momento de la dicha alianza, y los ejemplos abundan en todos los estilos, desde The Travelling Wilburys a fines de los ochenta, pasando por Fantômas, Avantasia o The Good, The Bad And The Queen. Por lo mismo, resulta más que interesante que dos grupos con todos sus integrantes puedan embarcarse en un proyecto nuevo. Eso es básicamente FFS, un supergrupo conformado por un lado por el multifacético dúo estadounidense Sparks, y por otro lado el grupo escocés de garage revival Franz Ferdinand. Después de más de una década de espera (la primera vez que los escoceses sacaron a colación la idea de colaborar juntos fue por el año 2004 cuando su álbum debut despuntó en todo el mundo), este año se decidieron a verter sus influencias en un álbum llamado simplemente “FFS”.

FFS 01Una unidad musical en su totalidad se encuentra con otra que, a decir verdad, no dista mucho más allá de la diferencia de décadas. Los hermanos Ron y Russell Mael propusieron un rock pop barroco a mitad de los setentas que los escoceses están abrazando últimamente: su más reciente trabajo, “Right Thoughts, Right Words, Right Action” (2014) pretende abarcar –y de muy buena forma- todo lo que ya logró Sparks anteriormente. Entonces, la pregunta que cae de cajón es ¿qué podría ofrecerle Franz Ferdinand a una banda con esas credenciales? “Johnny Delusional” aparece como track inicial y respuesta perfecta; el tono de voz del menor de los Mael puede descansar perfectamente en el de Alex Kapranos sin afectar la continuidad de la canción, de pulsión potente gracias a sus arreglos electrónicos.

Pese a las buenas intenciones anteriores, hace diez años una colaboración entre el dance rock en el que Franz Ferdinand le ripeaba el sonido a XTC o Gang Of Four, y las estructuras más complejas de Sparks, hubiera sonado algo forzada, pero hoy en día “Call Girl” o “Police Encounters” parecen un paso obvio y en la misma dirección para ambas bandas, un paso definitivamente adelante. El característico teclado de Ron Mael le da inicio a “Dictator’s Son”, sin embargo, la mancomunión con las guitarras de Nick McCarthy y el mismo Kapranos, dan a luz a un ente novedoso y frenético, con ganancia pura para ambos. Curiosamente, lo que suele pasar con muchos discos y les quita empuje, es lo que hace a “Little Guy From The Suburbs” una gran balada, en donde entran las guitarras acústicas y las voces de Mael y Kapranos octavadas, complementándose perfectamente.

FFS 02“Save Me From Myself” le sube las revoluciones al disco, con una canción que en la forma bebe de los escoceses: frenética y fulgurante, pero en el fondo las melodías están muy enraizadas en el imaginario musical de los californianos, y en la misma línea está puesta “So Desu Ne”, un imprescindible de este álbum que engloba su espíritu general de cohesión y armonía. “The Man Without A Tan” es pulcro indie pop que contiene todo lo que una canción radial debiese tener, mientras que ”Things I  Won’t Get”, o incluso “The Power Couple” (por obvio que pudiera sonar el título), son tal vez las canciones que más albergan la premisa “antigüedad manda”, todo en ellas exuda el extenso catálogo de Sparks, con cuatro hombres duchos en la industria musical al servicio de un par de sexagenarios a los que le deben mucho. No por nada Kapranos siempre ha sido un ferviente fan de la banda. “Collaborations Don’t Work” es casi una ironía. Parte con el sonido típico de Franz Ferdinand, como si fuera una nueva “Jacqueline”, para desembocar en un remolino en el que ambos se notan, ambos aportan y ambos se dejan sentir, así que sí, las colaboraciones efectivamente funcionan, de la misma forma que “Piss Off”, un grand finale para el álbum.

“FFS” es, en definitiva, una operación matemática en la que no hay nada que restar ni dividir, sino sumar e incluso multiplicar (ellos mismos han mencionado que existen planes a futuro) y, parafraseando e incluso contradiciendo a una canción de Sparks, en este pueblo si hay espacio para los dos.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Deftones – “Ohms”

Publicado

en

Ohms

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado nü metal, que vio nacer y morir a variados proyectos, quedó atrás y es nada más que un rótulo para una banda que rápidamente expandió sus horizontes. Así ha sido el recorrido de Deftones que, con nueve discos, se sacudió del estereotipo para desembocar en álbumes como “Ohms”.

Y es que su último trabajo va más allá de lo etéreo y las atmósferas. O, al menos, desde otra perspectiva. Pese a ser una banda que transita por intensas sensaciones, nunca había estado tan clara la línea entre aquellos elementos. Gracias al reencuentro con Terry Date, un viejo conocido en la producción (“Adrenaline”, “Around The Fur”, “White Pony”, “Deftones”), la banda plantea un interesante equilibrio: los arreglos conviven –y se escuchan– sin quitarse protagonismo. No sobran, no son caprichosos, no son antojadizos.

“Genesis” y “Ceremony” representan un poco aquella relación. La primera, como single, elevó las expectativas y cumplió. Por su parte, el segundo track, mucho más melódico y limpio, permite apreciar mejor los matices que estarán presentes a lo largo del álbum. Es difícil exigirles siempre un poco más a bandas como Deftones, ya que a estas alturas el conjunto no necesita demostrar más que calidad; su sonido se encuentra tan arraigado, que toda sorpresa es un detalle más de una meticulosa producción.

Resulta curioso que aquellos detalles esta vez no quedaron a cargo de las cuerdas y un par de efectos, sino que pasaron a ser administrados con mayor protagonismo por Frank Delgado en los sintetizadores y máquinas. Así, todo dialoga orgánicamente a la par de un inspirado Stephen Carpenter, que se atreve a jugar con los compases, como en “Urantia”, y se desata con estridencia en los ensordecedores pasajes de “Error” y la bella “Pompeji”, quizá la canción más completa del disco. Toda esa potencia y densidad puede responder a muchas variantes y posibilidades. ¿Cómo hacer contrapeso y acompañar a Carpenter? ¿Es más que una decisión estética que en cada disco sume más cuerdas a la guitarra principal?

La seguridad que entrega Sergio Vega en el bajo ha sido un aporte de frescura y actitud, como queda demostrado en “Radiant City”. Si bien, su participación en la banda ya cumple cuatro álbumes, hoy más que nunca se trata de su disco, y “Ohms” debería ser revisado bajo su prisma. Su presencia es aglutinante, está sumamente marcada y funciona en complicidad. Según entrevistas, Vega aportó activamente en la composición y con los riffs más potentes, asumiendo ese rol de compañía y contraparte. Su estilo no pasa inadvertido y ha potenciado varias virtudes del grupo. Por un lado, las guitarras más graves de Carpenter y, por otro, las baterías de un Cunningham menos atrevido, pero manteniéndose igual de intenso.

Con “Ohms”, más allá del cliché que puede significar volver a los orígenes, Deftones ha sabido administrar un concepto más que robusto, que no descansa tan sólo en un desfile de distorsiones para riffs profundos y veloces. Su complejidad radica en las posibilidades que exploran con el pasar del tiempo, dotando a sus canciones de una sensibilidad e intimidad que dialoga con una experiencia oscura y agresiva.


Artista: Deftones

Disco: Ohms

Duración: 46:17

Año: 2020

Sello: Reprise


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ohms Ohms
DiscosHace 3 días

Deftones – “Ohms”

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado...

Ultra Mono Ultra Mono
DiscosHace 3 días

IDLES – “Ultra Mono”

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer...

Down In The Weeds Where The World Once Was Down In The Weeds Where The World Once Was
DiscosHace 6 días

Bright Eyes – “Down In The Weeds, Where The World Once Was”

Tras un receso de nueve años y con una serie de proyectos bajo el brazo, Conor Oberst ha reunido a...

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 7 días

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 1 semana

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 1 semana

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 3 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 3 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 3 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 4 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

Publicidad
Publicidad

Más vistas