Conéctate a nuestras redes

Discos

EL VY – Return To The Moon

Publicado

en

Cuando se plantean fusiones musicales entre un frontman de una banda y otro, automáticamente el fan promedio de una u otra banda va a tener subjetivas ganas que el producto resultante se acerque al sonido que más le acomoda. Por otro lado está el especulador esperando un resultado sorprendente o al menos interesante, distinto, o que le acerque en algo al sonido de la otra banda. Ese oyente puede haber tenido resultados satisfactorios, por ejemplo, en discos como el homónimo debut de Divine Fits, conformado por Britt Daniel de Spoon y Dan Boeckner de Handsome Furs y Wolf Parade. En lo que respecta a EL VY, proyecto conformado por Matt Berninger, actualmente en The National, y Brent Knopf, ex miembro de Menomena y actualmente embarcado en su proyecto Ramona Falls, el resultado de ambas fuerzas decantó en este debut bajo el nombre de “Return To The Moon”.

EL VY 01Tal vez sea por el timbre abaritonado de Berninger, más ligado a corrientes oscuras u opresivas, es que resulta algo confusa la obertura del disco con “Return To The Moon (Political Song For Didi Bloome To Sing, With Crescendo)”, plena de guitarras alegres que rasguean y de baterías que electrifican el sonido, en detrimento de la melancolía que los neoyorkinos de The National exudan en cada disco; incluso “bailable” es el adjetivo que le cabe a esta canción. Por lo mismo, desde la partida es difícil asignarle un sonido. Lo que sí es fácil afirmar es que esto no es un disco de The National ni uno de Menomena, pero la cosa se complica a la hora de definir qué es o hacia dónde va. Esto es aún más confuso en “I’m The Man To Be”, pero acá ya es posible notar cierta fusión de sonidos, donde la disonancia de Knopf se suaviza, mientras que el timbre de Berninger se sirve del pop y se alimenta de él para lucir como nunca antes.

En “Paul Is Alive”, aparte del guiño popular al clásico mito de la supuesta muerte de Paul McCartney, se nota aún más el trenzado de sonidos: parte como un The National audaz y más ganchero, para terminar en un Ramona Falls más propositivo y arriesgado; hasta ahora, ganancia pura por donde se le mire. “Need A Friend” toma todo lo que ya se ha expuesto y lo cuaja en uno de los imprescindibles de este disco. Tal vez no es la canción más ganchera ni la más emocionante, pero sirve muy bien como depósito de lo que ya se está construyendo. “Silent Ivy Hotel” parte como si estuviera manejada por los dirigidos por Berninger, pero pareciera que Knopf y su lo-fi le robaran el volante hacia la mitad, y de ahí en adelante. “No Time To Crank The Sun” suena como la continuación de “England” del maravilloso “High Violet” (2010) de los neoyorkinos, pero dispuesto a arriesgar más y de mejor forma.

EL VY 02Da la sensación que cada canción que compusieron sirvió para compenetrarles, y que cada una de ellas fue progresivamente dándose, porque “It’s A Game” compagina y ordena lo mejor de los dos mundos; la simpleza semi-acústica de Berninger se entrega al pop experimental de Knopf para desembocar en una canción que se queda en la cabeza por mucho rato. A ese mismo juego apuesta “Sleeping Light”; los casi inexistentes teclados en los álbumes de la banda madre de Berninger casi por asociación ya casi resultan naturales en el universo de Knopf, mucho más rico en texturas más alegres. “Sad Case” sigue la tendencia, aunque le otorga matices más progresivos, y el hecho que no usen métricas estándar a esta altura del disco, donde se suele optar por el relleno, le hace muy bien a la percepción general.

Hay que agradecer que no hayan terminado el disco con una canción lánguida y que el resultado de esta elección sea “Careless”, una balada que, continuando con la tónica del disco, agarra la voz de Berninger y la somete a la forma más natural que Knopf tiene para ofrecer. “Return To The Moon”, si bien es levemente chocante debido a que la voz está muy asignada a un estilo, a la segunda vuelta es menester darle el beneficio de la duda, porque durante los once tracks está claro que la dupla se entendió bien.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Deftones – “Ohms”

Publicado

en

Ohms

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado nü metal, que vio nacer y morir a variados proyectos, quedó atrás y es nada más que un rótulo para una banda que rápidamente expandió sus horizontes. Así ha sido el recorrido de Deftones que, con nueve discos, se sacudió del estereotipo para desembocar en álbumes como “Ohms”.

Y es que su último trabajo va más allá de lo etéreo y las atmósferas. O, al menos, desde otra perspectiva. Pese a ser una banda que transita por intensas sensaciones, nunca había estado tan clara la línea entre aquellos elementos. Gracias al reencuentro con Terry Date, un viejo conocido en la producción (“Adrenaline”, “Around The Fur”, “White Pony”, “Deftones”), la banda plantea un interesante equilibrio: los arreglos conviven –y se escuchan– sin quitarse protagonismo. No sobran, no son caprichosos, no son antojadizos.

“Genesis” y “Ceremony” representan un poco aquella relación. La primera, como single, elevó las expectativas y cumplió. Por su parte, el segundo track, mucho más melódico y limpio, permite apreciar mejor los matices que estarán presentes a lo largo del álbum. Es difícil exigirles siempre un poco más a bandas como Deftones, ya que a estas alturas el conjunto no necesita demostrar más que calidad; su sonido se encuentra tan arraigado, que toda sorpresa es un detalle más de una meticulosa producción.

Resulta curioso que aquellos detalles esta vez no quedaron a cargo de las cuerdas y un par de efectos, sino que pasaron a ser administrados con mayor protagonismo por Frank Delgado en los sintetizadores y máquinas. Así, todo dialoga orgánicamente a la par de un inspirado Stephen Carpenter, que se atreve a jugar con los compases, como en “Urantia”, y se desata con estridencia en los ensordecedores pasajes de “Error” y la bella “Pompeji”, quizá la canción más completa del disco. Toda esa potencia y densidad puede responder a muchas variantes y posibilidades. ¿Cómo hacer contrapeso y acompañar a Carpenter? ¿Es más que una decisión estética que en cada disco sume más cuerdas a la guitarra principal?

La seguridad que entrega Sergio Vega en el bajo ha sido un aporte de frescura y actitud, como queda demostrado en “Radiant City”. Si bien, su participación en la banda ya cumple cuatro álbumes, hoy más que nunca se trata de su disco, y “Ohms” debería ser revisado bajo su prisma. Su presencia es aglutinante, está sumamente marcada y funciona en complicidad. Según entrevistas, Vega aportó activamente en la composición y con los riffs más potentes, asumiendo ese rol de compañía y contraparte. Su estilo no pasa inadvertido y ha potenciado varias virtudes del grupo. Por un lado, las guitarras más graves de Carpenter y, por otro, las baterías de un Cunningham menos atrevido, pero manteniéndose igual de intenso.

Con “Ohms”, más allá del cliché que puede significar volver a los orígenes, Deftones ha sabido administrar un concepto más que robusto, que no descansa tan sólo en un desfile de distorsiones para riffs profundos y veloces. Su complejidad radica en las posibilidades que exploran con el pasar del tiempo, dotando a sus canciones de una sensibilidad e intimidad que dialoga con una experiencia oscura y agresiva.


Artista: Deftones

Disco: Ohms

Duración: 46:17

Año: 2020

Sello: Reprise


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ohms Ohms
DiscosHace 2 días

Deftones – “Ohms”

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado...

Ultra Mono Ultra Mono
DiscosHace 2 días

IDLES – “Ultra Mono”

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer...

Down In The Weeds Where The World Once Was Down In The Weeds Where The World Once Was
DiscosHace 5 días

Bright Eyes – “Down In The Weeds, Where The World Once Was”

Tras un receso de nueve años y con una serie de proyectos bajo el brazo, Conor Oberst ha reunido a...

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 6 días

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 1 semana

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 1 semana

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 3 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 3 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 3 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 4 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

Publicidad
Publicidad

Más vistas