Conéctate a nuestras redes

Discos

El Álbum Esencial: “Mellon Collie And The Infinite Sadness” de The Smashing Pumpkins

Publicado

en

Existen muchos discos excelentes, pero son pocos los que nos acompañan durante toda nuestra vida. Pocas cosas que se sienten similares a escuchar un álbum que se vuelve parte de nuestra biografía, y probablemente las más cercanas de aquellas sean dos: el sentimiento de enamorarse y el sentimiento de la pérdida de un ser querido. Esos dos hechos vitales caben en un principio que Sigmund Freud denominó el Eros y el Tánatos; el amor y la muerte, que envuelven las instancias más significativas de nuestra existencia e impregnan eso que como humanos llamamos “el sentido de la vida”. Escuchar un disco que se vuelve parte de nuestra vida significa justamente eso: vivir a partir de él como quien comparte sus alegrías con sus seres amados, o extraviarse en él como quien se pierde en la más profunda tristeza, cuando uno se siente morir en vida.

El álbum “Mellon Collie And The Infinite Sadness” de The Smashing Pumpkins para muchos se ha vuelto una pieza fundamental de nuestra biografía, porque es como la vida misma: un inevitable ir y venir de alegrías y sufrimientos. En su momento, Billy Corgan pensó un álbum de dos discos que pretendió ser el “The Wall” (1979) de quienes vivieron su adolescencia durante los noventa, la llamada “Generación X”. Y, a pesar de que el frontman de la banda afirmó que no se trataba de un álbum estrictamente conceptual y que tenía un carácter más “vago y suelto” que sus discos anteriores, este se basaba en “la condición humana del sufrimiento mortal”. No obstante, ha sido el tiempo el que se encargó de crear una mística en torno a la obra, otorgándole su propio carácter conceptual.

“Dawn to Dusk” y “Twilight to Starlight” (“Del amanecer al anochecer” y “Del ocaso a la luz de las estrellas”) es la división que separa los dos discos del álbum. Todo un día, de luz y oscuridad. Tal vez el carácter conceptual del disco no haya sido tan importante para Billy Corgan, D’arcy Wretzky, James Iha y Jimmy Chamberlin, pero qué importa, la vida misma se habría de encargar de darle una unidad al disco, a su arte y a la variabilidad del mismo, porque sencillamente en cada claro de la existencia se crean penumbras y porque en una primera instancia es bien difícil poner en una misma línea temas descarnados, como “Fuck You (An Ode To No One)” o “Zero”, junto a la ternura de canciones como “Farewell And Goodnight” o la tranquila “Lily (My One And Only)”.

El imaginario lunar del arte del disco, que combinó una estética victoriana etérea con las ideas ornamentales tras la película de Georges Méliès, “Le Voyage Dans La Lune” (“Viaje A La Luna”, 1902), ayudan a llenar el disco de un aura propia que está entre lo onírico y lo anacrónico, donde pareciera que siempre queda algo por oír. El disco adquiere tintes nuevos cada vez que se lo escucha, ya sea en el deleite del adolescente errático, algo sensible y extraviado, o en el primer cuarto de vida, ese adulto-joven medio tristón. Probablemente, en diez años más vayamos a admirar esta pieza desde otra vereda, cuando adquiera otros tintes e ilumine otras áreas de nuestra existencia que en este momento no podemos ni imaginar.

“Mellon Collie And The Infinite Sadness” nos inserta en la antiquísima contraposición de la luz y la oscuridad, y nos pone en sintonía con esas dos pulsiones que gobiernan gran parte de nuestra existencia: el amor y la muerte. Ya sea en el extravío de la adolescencia o en la inercia de la vida adulta, este disco evoca un estado particular de confortabilidad, un sentimiento de protección que es propio de un bello sueño. Haber crecido junto a este álbum lo convierte en parte de la vida misma; vibrar con él cada vez que se lo escucha es sentirse en casa.


Artista: The Smashing Pumpkins

Disco: Mellon Collie And The Infinite Sadness

Duración: 121:39

Año: 1995

Sello: Virgin


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

The Avalanches – “We Will Always Love You”

Publicado

en

We Will Always Love You

Aunque la irresponsabilidad de quienes creen que la pandemia no ha terminado haga creer lo contrario, 2020 fue el año de los puentes cortados, de las relaciones a distancia, de la pérdida de habilidades comunicativas y/o emocionales que viene desde la conciencia extrema de lo dañino que es un contacto humano sin cuidado. Es una derrota muy profunda para la espontaneidad y sensaciones accesorias, como la euforia o la fluidez, y mucho tiene que ver la erradicación de las pistas de baile o los puntos de encuentro. Pero la música se encargó de, al menos, entregar cuotas sonoras que no dejen en el olvido que la humanidad se conecta desde lo consciente, y también desde lo inconsciente.

The Avalanches, casi en el cierre del año más duro para las sociedades contemporáneas en décadas, no sólo nos hace recordar las emociones de la compañía, sino que exalta el amor por esta mera posibilidad. En el tercer disco del ahora dúo australiano, “We Will Always Love You”, hay una exaltación de la vida y del acto de tener memoria desde, justamente, la creación de recuerdos. En la onda del pegoteo del samples, que los hizo mundialmente reconocidos con el precioso “Since I Left You” (2000), este trabajo fluye con maestría por los oscuros y psicodélicos pasillos que llevan de un ambiente al otro. Pero una novedad es que, para dotar de otra profundidad a sus canciones, muchísimos elementos que antes hubieran sido sampleados, ahora son interpretados específicamente para el disco, y así se da un listado ecléctico y brillante de colaboraciones, desde Rivers Cuomo hasta Pink Siifu, pasando por Perry Farrell, Blood Orange, MGMT, Johnny Marr, Karen O, Neneh Cherry o Leon Bridges.

En un año de muerte y vacío por doquier, no es extraño que el concepto que aterriza “We Will Always Love You” sea la muerte y el vacío que se puede sentir en el espacio exterior, pero en este caso con la esperanza contenida y eterna de un deseo cuya grabación lo hizo esperanza eterna. Ann Druyan, directora creativa del Voyager Golden Record, es quien aparece en la portada (imagen pasada por un espectrógrafo para volverla sonido, y luego volver a convertirla en una foto), e inspiró a la banda cuando supieron que los latidos grabados para esos vinilos dorados del Voyager fueron de ella, el día después de que Carl Sagan le propusiera matrimonio. Es ese anhelo de capturar un momento el que impulsa la luz que nunca deja de brillar en este disco.

No es el álbum más sencillo de escuchar, con la variedad que lo lleva desde lo abrasivo en “Until Daylight Comes” con Tricky, y luego, de inmediato, a la fiesta más carnal en “Wherever You Go”, donde hasta se mezcla “Magalenha” de Carlinhos Brown como si las fiestas de hace 20 años se materializaran en este espacio exterior. También existen secciones de transición y tracks que ayudan más a la narrativa del disco que a la canción en sí, como “Gold Sky” o “Born To Lose”, antes del gran final con “Music Is The Light”. Sin embargo, si hay algo que no tiene “We Will Always Love You” es la sensación de que hay rellenos innecesarios. Incluso los momentos débiles se ponen como parte de un disfrute colectivo, casi generando patrimonio desde el presente para su rescate en un futuro desconocido.

“Weightless” y el inquietante código binario que contiene ADN humano y de especies terrestres es la representación final de ese anhelo de trascendencia que tiene el disco o, mejor dicho, las emociones que busca resaltar. Si Ann Druyan buscaba rescatar los sonidos del planeta, The Avalanches quiere exaltar la vida y sus emociones en forma de canción, por si alguna vez se nos olvida en medio de tanta barbarie, tanto bárbaro, y tanta inhumanidad. En medio de momentos difíciles, el rescate de lo bello que es ser humano parece un esfuerzo de otra era, y calza muy bien que el resultado sea un disco que parece, en cada escucha, como el manifiesto de lo que puede ser un nuevo mundo.


Artista: The Avalanches

Disco: We Will Always Love You

Duración: 71:29

Año: 2020

Sello: Modular


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

We Will Always Love You We Will Always Love You
DiscosHace 3 días

The Avalanches – “We Will Always Love You”

Aunque la irresponsabilidad de quienes creen que la pandemia no ha terminado haga creer lo contrario, 2020 fue el año...

EVEN IN EXILE EVEN IN EXILE
DiscosHace 2 meses

James Dean Bradfield – “EVEN IN EXILE”

A veces pareciera que la figura de Víctor Jara irrumpe mucho más potentemente en el extranjero que en nuestro país,...

POWER UP POWER UP
DiscosHace 2 meses

AC/DC – “POWER UP”

El 19 de febrero de 1980 falleció Bon Scott, segundo vocalista de la banda de hard rock AC/DC. En la...

CYR CYR
DiscosHace 2 meses

The Smashing Pumpkins – “CYR”

Retomando un formato doble, que no le veíamos desde el reconocido “Mellon Collie And The Infinite Sadness” (1995), The Smashing...

Letter To You Letter To You
DiscosHace 2 meses

Bruce Springsteen – “Letter To You”

A través de su carrera, Bruce Springsteen ha musicalizado la juventud de múltiples generaciones. Los clásicos solos de saxo, su...

Canciones Para El Siglo XXI Canciones Para El Siglo XXI
DiscosHace 2 meses

Poder Fantasma – “Canciones Para El Siglo XXI”

Tierra fértil para el pop ha sido nuestro país. Con una rica tradición y un variado catálogo a punta de...

Atlas Vending Atlas Vending
DiscosHace 2 meses

METZ – “Atlas Vending”

Luego de haber publicado el compilatorio “Automat” en 2019, el trío canadiense METZ tenía a todos muy atentos por un...

Endless Twilight Of Codependent Love Endless Twilight Of Codependent Love
DiscosHace 2 meses

Sólstafir – “Endless Twilight Of Codependent Love”

Últimamente, la casa discográfica francesa Season Of Mist ha estado pendiente de lo que ocurre en Islandia en términos musicales....

Post Human: Survival Horror Post Human: Survival Horror
DiscosHace 2 meses

Bring Me The Horizon – “Post Human: Survival Horror”

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha sido uno de los sucesos que más ha afectado al ambiente artístico. Lo...

Song Machine, Season One: Strange Timez Song Machine, Season One: Strange Timez
DiscosHace 2 meses

Gorillaz – “Song Machine, Season One: Strange Timez”

Lo de Gorillaz siempre ha tenido que ver con dar vida a un espacio donde las cosas pueden ser llevadas...

Publicidad
Publicidad

Más vistas