Conéctate a nuestras redes
Grace Grace

Discos

El Álbum Esencial: “Grace” de Jeff Buckley

Publicado

en

Es difícil tratar de describir un álbum cuya existencia es la única en la trayectoria discográfica del artista, ya sea por retiro o, en algunos casos lamentables, la muerte. Expectativas, historia, proyección artística, todo confluye, pero cuando la música habla por sí sola, desde lo críptico y a la vez hermoso, lírico y musical, aparecen álbumes como “Grace” de Jeff Buckley, placa debut y oficialmente única en su carrera promisoria truncada por una muerte muy prematura.

Buckley, hijo del cantautor de folk rock setentero Tim Buckley, de carrera corta pero exitosa, debutó como cantante en un concierto tributo a su padre, donde dejó maravillados a los asistentes por su manejo vocal (Jeff tenía cuatro octavas y media, y su padre tres y media). Así comenzó un periplo por bares neoyorkinos que le dieron la confianza para atrever apuntarse con lo que fue su ópera magna que abre los fuegos con “Mojo Pin”, una composición conjunta con Gary Lucas, su fiel amigo guitarrista de gira. El álbum tuvo lenta aceptación comercial, pero aclamada aceptación entre sus pares como Bob Dylan, Jimmy Page, Paul McCartney y Thom Yorke; de este último se sabe que asistió a un concierto de Buckley e, impactado por la potencia emocional del show, volvió al estudio donde Radiohead estaba grabando “The Bends” (1995) y regrabó las guitarras y partes vocales de “Fake Plastic Trees” en solamente tres tomas.

“Grace” fue y sigue siendo una amalgama sobrecogedora de folk, rock, jazz y blues de alta carga emocional, pero también Buckley supo darse gustos y rearmar furiosas versiones en vivo, como la guitarrera “Eternal Life”. El track que le da nombre al álbum es también una composición conjunta entre Buckley y Lucas, mientras que “Last Goodbye” es una pieza poderosa de rock alternativo sazonada con bellos arreglos de cuerdas, siendo su single de mayor éxito comercial.

El primero de los dos celebrados covers que habitan este álbum son “Lilac Wine”, originalmente del actor y cantante cincuentero James Shelton y popularizado por Nina Simone. El segundo, y lejos el más aclamado, es “Hallelujah”, citada por muchos como la versión definitiva de la canción compuesta por Leonard Cohen, en la cual desarrolló y mostró totalmente su montaña rusa de registros vocales.

Hay un tercer cover de un villancico tradicional, presumiblemente del siglo XVI, llamado “Corpus Christi Carol”, que es en realidad una variación de la versión de la soprano Janet Baker. En su conjunto parecería que la temática es de corte religioso, pero desde una perspectiva muchísimo más oscura dadas sus letras, a las que le otorgó un contenido críptico, varias de ellas hablando de la muerte, como “Eternal Life”: “Eternal life is now on my trail / Got my red glitter coffin, man, just need one last nail” (“La vida eterna está ahora frente a mí / Tengo mi ataúd rojo brillante preparado y sólo necesito un último clavo”), escalofriantemente premonitorio por lo demás. Otra alegoría se incluye en “Dream Brother”, la que se presume dedicada a su padre: “Don’t be like the one who make me so old / don’t be like the one who left behind his name” (“No seas como el que me hizo tan viejo / no seas como aquel que me abandonó tras su nombre”).

Como ya fue mencionado antes, es difícil trazar un relato sobre un disco debut, pero Buckley tenía un trasfondo, una historia, un talento heredado, aunque distante, que hizo de “Grace” una especie de misa maldita en la que Buckley fue gestor, compositor de sublimes y oscuros réquiems, y de incluso su propia elegía, testigo y ejecutor. Si hay un dios, como dicen, sólo él sabe cuál habría sido el destino final del sonido de “Sketches For My Sweethart The Drunk”, una compilación póstuma con el avance de lo que fue el inconcluso segundo álbum, que se vio interrumpido por su muerte mientras se adentraba en las aguas de aquel río Wolf cantando a todo pulmón “Whole Lotta Love” de Led Zeppelin para no volver jamás con vida. De todos modos, si “Grace” terminó siendo su único legado, es más que suficiente para entrar en los anales de la música contemporánea con honor y respeto casi religioso.


Artista: Jeff BuckleyGrace

Disco: Grace

Duración: 51:43

Año: 1994

Sello: Columbia


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Mr. Bungle – “The Raging Wrath Of The Easter Bunny Demo”

Publicado

en

The Raging Wrath Of The Easter Bunny Demo

Hacer algo nuevo, resignarse a los hits, dar en el gusto. Existen muchas razones para desempolvar un proyecto desde el baúl de los recuerdos, pero probablemente ninguna sea tan rebuscada como la que Mike Patton, Trey Spruance y Trevor Dunn hicieron con Mr. Bungle, ya que la reunión que el conjunto anunciaba entusiasmó a su fanaticada, pero sólo hasta el punto en que supieron de qué se trataría. Contra cualquier pronóstico, el conjunto reclutó a Dave Lombardo y Scott Ian para interpretar íntegramente “The Raging Wrath Of The Easter Bunny”, su primer demo grabado en 1986 y cuyo único registro era una grabación extraída de un cassette en mala calidad, donde había que adivinar lo que está tocando cada instrumento. Eso sí, hay un detalle no menor: este demo está muy lejos del sonido por el que la agrupación se hizo conocida en sus años de actividad, ya que la única locura presente no estaba en la estructura de sus canciones, sino que más bien en su sonido, con un thrash metal ochentero, que sería algo así como Mr. Bungle antes de Mr. Bungle. Prometedor, pero peligroso.

Y es que los cuestionamientos frente a “otro Dead Cross” era lo que más se repetía con cada adelanto que la banda entregaba, pero el resultado final desde la intro con “Grizzly Adams” está muy lejos de ser un refrito. Casi como si aquel polvoriento y ruidoso demo no existiera, la banda interpreta magistralmente cada una de las canciones que regrabaron en esta ocasión. A modo general, la decisión de retomar este período es exactamente por un fin noble, el de querer darle el valor que merece a un material que nunca fue tratado como se debía y que, con la madurez y experiencia que entregan los años, ahora puede lograrse de una manera mucho más enfocada que la que intentaron esos jóvenes que, por allá en 1986, sólo querían interpretar su música lo más rápido y fuerte que les fuera posible. De igual forma, elementos más contemporáneos se sienten de inmediato en “Anarchy Up Your Anus”, que dan a entender de que esos espasmos de modernidad son inevitables al revisitar un material un tanto fuera de tiempo, en una época en la ya todo está inventado.

“Raping Your Mind”, por ejemplo, no suena a nada diferente, ni novedoso, pero esa es precisamente su gracia: una banda que no espera sorprender ni consentir los deseos de los que miran a Mr. Bungle como lo más complejo, musicalmente hablando. Patton y sus secuaces sólo quieren tocar, pasarlo bien, hacerle justicia a un material que no se quedaba atrás en buenas ideas, pero que la falta de recursos propia de unos principiantes lo dejó en el olvido. De ahí en adelante, la obra se adentra en una extensa e imparable catedra de thrash metal, donde la complicidad de Patton, Spruance y Dunn se mezclan de manera impecable con dos de los exponentes más importantes del género, como lo son sus invitados especiales.

El dinamismo presente en canciones como “Bungle Grind”, “Methematics”, o la inédita “Eracist” (que fue compuesta en esos años, pero nunca grabada), demuestran esos indicios del Mr. Bungle más aventurado, pero sin dejar de lado el homenaje a toda máquina para esos referentes del thrash como lo hacen con el cover de Stormtroopers Of Death (“Habla Español O Muere”), o la estrepitosa versión de “Loss For Words”, clásico indiscutido de Corrosion Of Conformity. Lo que pareciera un disco cualquiera de metal no se queda ahí y sigue mostrando momentos excepcionales, como la decidida “Spreading The Thighs Of Death” o el implacable final de “Sudden Death”, que en siete minutos y medio despacha cada uno de los elementos de este supergrupo con una soltura y agresividad de unos jóvenes principiantes, y la meticulosidad y desplante de un grupo de artistas que lleva décadas entregando su música.

Más disco nuevo que “regrabación”, “The Raging Wrath Of The Easter Bunny Demo” logra indescriptiblemente no caer en ningún cliché del género, ya que su chapa de pasado de moda dura solamente hasta que podemos adentrarnos en la intención del álbum. Sacando lo anterior, notamos cómo el trabajo está empapado por una honestidad de ofrecer una obra entretenida y que cumple perfectamente con todas las expectativas, donde nada es forzado y todo suena en su lugar y con una simpleza que llega a ser intimidante. No es un thrash plástico, no es un thrash maquillado, es verdadera vieja escuela traída a la actualidad en la mejor de sus formas, no como un intento por regresar a algo que se tuvo en otro tiempo, sino que como el ejercicio de desarrollar esa idea que siempre estuvo inquietamente pendiente, y que finalmente pudo concretarse como debió ser en su momento.


The Raging Wrath Of The Easter Bunny DemoArtista: Mr. Bungle

Disco: The Raging Wrath Of The Easter Bunny Demo

Duración: 56:27

Año: 2020

Sello: Ipecac


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

The Raging Wrath Of The Easter Bunny Demo The Raging Wrath Of The Easter Bunny Demo
DiscosHace 8 horas

Mr. Bungle – “The Raging Wrath Of The Easter Bunny Demo”

Hacer algo nuevo, resignarse a los hits, dar en el gusto. Existen muchas razones para desempolvar un proyecto desde el...

The Ascension The Ascension
DiscosHace 4 días

Sufjan Stevens – “The Ascension”

Con cada disco, Sufjan Stevens pareciera ser un nuevo artista. Desde las complejas orquestaciones de “Illinois” (2005), el experimental y...

CMFT CMFT
DiscosHace 5 días

Corey Taylor – “CMFT”

Corey Taylor es uno de los músicos más trabajólicos del mundo del rock y el metal. Con una buena serie...

Detroit 2 Detroit 2
DiscosHace 6 días

Big Sean – “Detroit 2”

Como continuación directa de su mixtape “Detroit” (2012), el rapero Big Sean vuelve inteligentemente a sus raíces durante sus honestos...

Flowers Of Evil Flowers Of Evil
DiscosHace 2 semanas

Ulver – “Flowers Of Evil”

Como parte del desarrollo personal, es importante considerar la integración de las distintas dimensiones que tenemos, y no reprimir lo...

Hannah Hannah
DiscosHace 2 semanas

Lomelda – “Hannah”

Hasta ahora, Lomelda ha dicho mucho con poco. A través de minimalistas composiciones y directas prosas, el proyecto de Hannah...

Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism
DiscosHace 2 semanas

Napalm Death – “Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism”

Leyendas vivientes. Un título que para los “padres del grindcore” no es algo exagerado. Y es que esta legendaria formación...

Zeros Zeros
DiscosHace 3 semanas

Declan McKenna – “Zeros”

La edad de Declan McKenna parece ser un tópico difícil de ignorar al discutir sobre el cantautor británico. Y es...

Alphaville Alphaville
DiscosHace 3 semanas

Imperial Triumphant – “Alphaville”

De la ciencia ficción y ambientado en una localidad distópica, “Alphaville, Une Étrange Aventure de Lemmy Caution” es el título...

ENERGY ENERGY
DiscosHace 3 semanas

Disclosure – “ENERGY”

La fórmula de los ingleses Disclosure, a través de su relativamente breve, pero intensa historia, supone consensos: un producto en...

Publicidad
Publicidad

Más vistas